martes, 4 de mayo de 2010

Crítica: Plaguers

Nunca olvidaré la primera vez que vi "Galaxy of Terror", aquella película de los 80 dirigida por Bruce D. Clark y producida por Roger Corman donde un grupo de astronautas llegaban a un planeta desconocido y eran atacas por todo tipo de criaturas sacadas de sus miedos mas profundos, con aquella mítica escena del gusano gigante violando a la rubia de turno y que además, tenía en su reparto a gente como Robert Englund o Sid Haig, que con el tiempo terminarían siendo auténticos iconos de esto. Años después, muchas han sido las películas que han conjugado terror con ciencia ficción, "Alien", "Horizonte Final", "Fantasmas de Marte" (con la que demostré que el hombre también puede ser multiorgásmico) o la inminente y prometedora "Pandorum" por poner algunos ejemplos.

"Plaguers", la nueva película de Brad Sykes, quien se ha especializado en filmar productos de serie B de bajo coste y dudosa calidad, mama directamente de todos los títulos anteriormente citados, poniéndonos en la piel de la tripulación de una nave de carga que transporta una desconocida fuente de energía encontrada en un planeta alienígena y que terminará desatando un terrible mal que pondrá en peligro a toda la gente de abordo, en lo que yo definiría como una "explosiva" mezcla entre "Babylon 5" (mas que nada por la semejanza de los FX) y "Demons" de Lamberto Bava y añadiendo una pizca de las "Mama Chicho", aquel grupito de chicas resultonas que amenizaban con sus sinuosos movimientos de cadera los primeros días de esa casposidad de canal televisivo llamado Tele5.


Pues "Plaguers" es exactamente una película de serie B de bajo coste y dudosa calidad, en este sentido hay que aplaudir la honestidad de este tipo (Sykes) a la hora de filmar, aquí no hay trampa ni cartón ni ninguna posibilidad de desengaño que valga, y la extrema cutrez de la cinta se cala desde los créditos iniciales y se confirma tanto por el diseño del interior de la nave (a su lado "Plutón Verbenero" parece una súper producción), donde por cierto, la iluminación brilla por su ausencia, supongo que para disimular un poco lo "elaborado" del entorno, como por las secuencias de exteriores, que como ya he comentado se asemejan bastante a lo visto en la gloriosa serie para televisión "Babylon 5". Tampoco tienen desperdicio alguno los modelitos que lucen las supuestas piratas del espacio, que supongo que habrán cogido prestados del atrezzo del "Star Trek" de Kirk y Spock de allá por los años 60 y que por supuesto a día de hoy, resultan de lo mas ridículos.

A estas alturas mi acompañanta ya hacía rato que resoplaba e incluso había soltado el clásico y a la vez temido "esta peli es una mierda", y lo que me dolió es que realmente no le faltaba razón, ¿como decirle entonces que yo la estaba disfrutando?, por las tías pensareis, lo cual me ofende pues a estas alturas ya deberíais saber que para mí, ese tipo de menesteres no tienen ninguna importancia (aunque me decepcionó un poco que no saliese ni una sola teta en toda la película), lo que de verdad me gustó de "Plaguers" es ese sabor añejo, inluso un poco mohoso si queréis, a serie B ochentera que tantas pollas pone duras por aquí.., quiero decir, penes erectos, que luego me riñen.

Si la película es cutre de cojones y el argumento es un refrito mil veces visto antes, ¿donde reside la gracia real de la misma si dejamos de lado el royo sentimental? pues sin duda alguna en las excelentes caracterizaciones de las criaturas, por eso hice referencia antes a la clásica "Demons", pues por ahí andan los tiros, y resulta de lo mas agradable a día de hoy, donde lo artesanal ha quedado en un segundo plano en pos de lo digital, poder disfrutar de este tipo de FX, por no decir que también vamos a encontrar buenas dosis de sangre y vísceras que sin duda gustará al público más intelectual.

El reparto tampoco desentona en absoluto con el aspecto general del film, pues el trabajo de los actores y generalizando, es mas bien malo. Solo me atrevería a destacar y tirando nuevamente de nostalgia, al actor Steve Railsback, quien pusiera rostro al Coronel Tom Carlsen en aquella obra maestra de Tobe Hooper llamada "Lifeforce", y que aquí rinde su particular homenaje a otro personaje emblemático como es el "Bishop" de Lance Henriksen en "Alien".

Conclusión, "Plaguers" es una película mala se mire por donde se mire, con una historia que carece tanto de personalidad como de originalidad y que tiene un aspecto visual cutre a mas no poder, previsible, carente de tensión, con unos personajes totalmente vacíos así como faltos de carisma y todo ello aderezado con un desarrollo torpe y monótono, donde los mutantes, zombies, demonios o lo que quiera que sean (después de ver "REC 2" no me atrevo a poner etiquetas), están muy desaprovechados y se limitan en muchas ocasiones a hacer pucheros, posturitas en plan Black Metal y muecas varias para intentar atemorizarnos, lo que duele especialmente teniendo en cuenta el gran trabajo que se ha hecho con ellos a nivel de caracterizaciones, que junto con alguna que otra secuencia gore conforman lo mejor de un fime que solo puedo recomendar a nostálgicos o dementes. Me pregunto en cual de los dos perfiles encajo yo...



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.