lunes, 22 de junio de 2009

Crítica: Johnny Sunshine

Cuando hace ya unos cuantos años me hablaron de este proyecto, me pareció de lo más prometedor, teniendo en cuenta que el género zombie ya ha sido y seguirá siendo explotado hasta la saciedad, la idea de mezclar este fenómeno con el mundo del "Snuff" o la pornografía sonaba de la más sugerente, después del visionado, las sensaciones han sido muy diferentes.

El primerizo Matt Yeager ha sido el encargado de dirigir la película, si es que este término puede servir de calificativo para la ocasión, porque esto es uno de los trabajos más cutres y con peor gusto que he tenido la desgracia de presenciar.


El argumento es de lo más lamentable, contándonos la historia de Johnny Sunshine, una especie de estrella del "snuff" que se dedica a capturar a gente para posteriormente grabar las correspondientes torturas y vender las cintas, y entre escena y escena, la condenada se da unos paseos por las calles de la ciudad eliminando a todo zombie que se cruce en su camino, porque claro, después del royo que nos sueltan al principio con el tema de la infección, había que meterlos por algún sitio, aunque fuera con calzador, aunque si nos ceñimos a lo visto, serían mas bien unos tipos mal disfrazados con ojeras y comportándose como neardentales, y que sin duda alguna deben haber estudiado en la misma escuela de arte que el señor Yeager.

Esta es toda la trama de la película, donde por supuesto la señorita Sunshine, esta especie de "femme fatale" del tres al cuarto, nos mostrará todo su catálogo de ropa gótica, latex negro, medias de rejilla, botas de cuero, etc....Al son de la terrible música metálico/industrial que combinado con la intentona de estética de videoclip y la cutre puesta en escena, produce un resultado de lo más ridículo.

Los decorados son de risa, de hecho me jugaría el huevo izquierdo a que todos los interiores están rodados en el mismo piso, utilizando cada una de las habitaciones como un emplazamiento distinto, sino pegarle un ojo al local donde nuestra "heroína" se va de marcha todas las noches, no tiene desperdicio. Y en cuanto a los exteriores, pues que decir, todo filmado en un par de callejones a las 2 de la madrugada.

En esta misma línea están los efectos visuales, tremendamente "lights" para el concepto que propone el filme y que producen poco más que indiferencia. Eso si, el vestuario de la muchacha esta muy cuidado, lleva hasta el último accesorio, se nota que se han dejado todo el presupuesto en alguna tienda de complementos góticos.

De las actuaciones mejor no comentaré nada, el nivel de los actores roza el ridículo en cada secuencia, he visto mejores interpretaciones en películas porno, así que en este aspecto mejor pasamos página.

Conclusión,, una horrible película que nadie debería sufrir en sus carnes, con un inexistente hilo argumental, unas actuaciones deplorables y un mal gusto generalizado que tira para atrás, donde ni tan siquiera el limitado presupuesto con el que cuenta puede servir de excusa ante semejante oda a la cutréz.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...