martes, 4 de mayo de 2010

Crítica: Red Mist

Interesante propuesta la que a priori nos presenta Paddy Breathnach, quien dirigiera aquella horrible "Fungus Mortalitas", con un planteamiento inicial que activó en mi cerebro, la neurona (una de las pocas que tengo, porque como decía aquel genio del humor llamado Pepe Rubianes, "tengo cuatro y todas me beben") donde guardaba mis recuerdos de aquella gloriosa película de 1982 llamada "Furia Silenciosa", donde el por aquellos tiempos fantástico Chuck Norris tenía que enfrentarse a un asesino inmortal debido a la experimentación con un nuevo fármaco, pues la idea principal es muy parecida en ambos filmes, si bien es cierto que el asesino que ahora nos ocupa, es un poco más sutil ( y desde luego no tiene su innegable atractivo) que el de aquella ocasión.

Que esto no engañe a nadie, porque "Red Mist", (título por el que es conocida en UK, su país de origen y por el cual he optado, aunque en USA haya sido rebautizada como "Freakdog") en el fondo no deja de ser la estereotipada película de psicópata asesino que caza jóvenes fiesteros que tanto se lleva, especialmente en el cine de terror independiente, donde los ajustados presupuestos no suelen dar para muchas florituras y suele recurrir a menudo a este tipo de argumentos, por lo tanto, aunque con tintes sobrenaturales, el desarrollo se limita a una sucesión de muertes y tópicos que nos acercan al más que previsible final, lo que desgraciadamente es más habitual de lo que me gustaría, y que hace que uno se plantee cual nefasto tiene que ser el sistema educativo estadounidense por el que pasan ciertos individuos que luego se dedican a esto del cine, esos peculiares seres a veces incomprendidos (y no me refiero a los árbitros de futbol) llamados guionistas, para que exista semejante nivel en el gremio, y mas sorprendente es viniendo de un país que en estos últimos años se está caracterizando por la calidad de su cine, nada que ver por ejemplo, con los USA, que como todo el mundo sabe, se caracteriza por el gran nivel cultural de sus ciudadanos...y pensar que con mis cuatro neuronas borrachas, se me ocurren muchísimas ideas mucho más interesantes mientras realizo actividades tan estimulantes como hacer cola en el supermercado o quitarme la pelusa que se me acumula en el ombligo (lo que, ahora que lo pienso, podría dar perfectamente para una nueva película, asiática seguramente... incluso para una o dos secuelas...).


Bueno, retomando con "Freakdog"... quiero decir, con "Red Mist", pues bien, decir que a pesar de las pestes de su desarrollo, el nivel técnico de la cinta, tiene el mínimo de calidad para que aguantemos la película entera sin demasiados problemas, no tiene un ritmo excesivamente lento (si bien es cierto que le cuesta un poco arrancar), el nivel interpretativo del reparto es bastante bueno, superior a la media de ese tipo de films de bajo presupuesto, desde luego, lo que ya es algo a destacar y donde brilla con luz propia la figura de Arielle Kebbel, emergente actriz norte americana a la que hemos podido ver en la reciente "The Uninvited", y que aquí nos ofrece lo mejor de su repertorio y destaca sobremanera respecto al resto de actores, que como ya he dicho, están correctos.

Conclusión, "Red Mist" es un intento de innovar un poco dentro del cansino subgénero del thriller de terror con asesino a la cabeza, pero por desgracia sólo lo consigue a medias, con un buen planteamiento inicial que va decayendo rápidamente en los mismos tópicos de siempre, con escasas situaciones angustiosas y la justita dosis de sangre, y que pese a todo, se deja ver, resultando mínimamente interesante siempre que no tengas nada más interesante a mano, claro.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.