lunes, 9 de abril de 2012

Crítica: The Hunter

Al acabar de ver “The Hunter” me quedo quieta como una estatua ante los créditos finales, de pronto comienzo a ver borroso, son las lágrimas que no he podido contener y que caen de mis ojos…

Nunca pensé que comenzaría ha escribir sobre una película por el final, pero creo que era necesario para que fuerais conscientes de que “The Hunter” es una película realmente conmovedora, y lo que su visionado puede llegar a produciros. Hay algunas películas que además de ser buenas, te aportan algo nuevo o te dan un punto de vista distinto de algunas cosas. Esta es una de ellas. Te hace reflexionar. Te hace emocionarte, y de qué manera.

Basada en la novela homónima de la escritora australiana Julia Leigh, la cinta cuenta la historia de “M” (Willem Dafoe), un mercenario que debe viajar desde Paris a Tasmania para capturar al último tigre de aquella isla, ya que la empresa de biotecnología que lo ha contratado quiere conseguir muestras de este legendario animal que se creía extinguido desde hacía varias décadas. Una vez allí y en contra de sus deseos, se ve obligado a compartir casa con una mujer y sus dos hijos, cuyo padre, un zoólogo, está desaparecido. “M” se presenta ante ellos bajo el nombre falso de Martin David y dice ser naturalista e investigador universitario. Mientras pasan los días, Martin se adentrará en la naturaleza para localizar a su presa, el último tigre de Tasmania.

Soy consciente que este argumento a muchos les sonará la mar de aburrido, pero hacedme caso si os digo que la cinta es totalmente disfrutable en cada minuto, y esto, sobretodo, se lo debemos a la actuación de Willem Dafoe (“Antichrist”, "4:44 Last Day On The Earth"), el gran pilar de la película. Tal vez yo no sea la más indicada para hacer una reflexión de una cinta protagonizada por este hombre, ya que es uno de mis actores favoritos, es un tipo que siempre me ha impresionado gratamente en todos y cada uno de sus papeles, cada vez que lo veo siento que se come la pantalla con su expresivo rostro, y por esto siento cierta debilidad por él. Así que no se me ocurre una elección mejor que la que tuvo Daniel Nettheim, el director de la cinta, un tipo que tras pasarse años dirigiendo series para la televisión australiana, debuta en el largometraje con “The Hunter”.

Willem Dafoe da vida al despiadado cazador, un ermitaño, un lobo solitario, que parece no tener miedo a nada ni a nadie, y que a diario se adentra en la naturaleza salvaje tratando de hallar a su presa, la última de una especie animal que se cree extinto desde 1936. Aquí tenemos la lucha del hombre contra la naturaleza. Mientras que en su refugio, se adentrará en el corazón de un cálido hogar, en donde tratará de luchar contra los sentimientos que le produce la familia que lo cobija en su casa. Y he aquí la lucha del hombre contra su propia naturaleza.

Pero yo sabía que éste alguien que disfruta escuchando música clásica, escondía un gran corazón, y poco a poco veremos como su personaje establecerá un lazo afectivo con los habitantes de la casa, que no son otros que, una hermosa mujer, a la que da vida la actriz Frances O'Connor (“AI Inteligencia Artificial”) y sus dos hijos pequeños, unos niños que brindan unas actuaciones impecables y que, aunque parezca increíble, se les acaba cogiendo bastante cariño. Para completar el reparto, tenemos a Sam Neill (“Parque Jurásico”, “Daybreakers”), quien dará vida a un hombre de dudosas intenciones que vive en el pueblo.

Con paisajes increíblemente hermosos, pocos diálogos y filmada mayoritariamente en exteriores, “The Hunter” nos ofrece un viaje a lo más profundo de la naturaleza y a lo más profundo de la mente, la mente de un hombre introvertido y serio, que llegará a cuestionarse su misión en la vida. Una cinta que mezcla suspense, aventuras, thriller y drama, para obtener como resultado una reflexión sobre el fin y los principios, una carta de amor a la naturaleza en donde se demuestra que el término “humano”, no es solo lo que nos define por naturaleza, sino que también es un adjetivo calificativo.

Básicamente, mis conocimientos sobre cine australiano se quedan en “Mad Max”, “Cocodrilo Dundee”, “Las Ruinas” y “Las aventuras de Priscilla, reina del desierto”, pero siempre quedará hueco en mi memoria, y en mi corazón, para “The Hunter”.

Lo mejor: El siempre espléndido Willem Dafoe. Las imágenes de archivo del tigre y los paisajes de Tasmania. Las actuaciones de los niños. Su poético final y su conmovedor mensaje.

Lo peor: Que se te acabe corriendo el rimel como me pasó a mi.

6 comentarios:

El Rector dijo...

Lo de Dafoe es de órdago. Esta película, con otro protagonista, no se yo... pero con el amigo Willem comiéndose la pantalla en cada plano, en cada secuencia, es motivo más que suficiente para recomendarla a tutti pleni.

Una película muy pausada, pero tremendamente emotiva y bella. Sinceramente, me sorprendió mucho.

Ash dijo...

A mi no se me corrió el rimel,porque esa época la pasé.Pero no dejé de ver borroso.Emocionante y poética.Con un final de esos que quedan grabados para siempre en la memoria.

Darkotica dijo...

Ash, ya sabes tú que cuando caen las lágrimas no hay waterproof que valga! ;). Lo que pasa es que no se puede ser tan sensible...desde luego que ese final queda grabado en la retina.

Rector, tienes razón. No me imagino esta película con otro protagonista que no fuera Dafoe, ese papel sólo lo podía hacer él. Creo que todos los que nos pusimos a verla, nos esperábamos una peli un poco rollo, pero finalmente a todos nos puso el corazón en un puño, uff!...¿donde he puesto los kleenex?.

Anónimo dijo...

Lo siento, pero por favor, corrija la "h" de ; "Nunca pensé que comenzaría a escribir..."
Porque no he podido seguir leyendo...
Gracias.

El Rector dijo...

Anónimo, es una lástima (para usted), que no haya podido seguir leyendo la crítica, porque la verdad, es realmente buena.

De todas formas, me disculpo en nombre de Nido de Cuervos por si semejante ofensa ortográfica (válgame Dios), le ha podido ocasionar, daños morales o materiales. Tenga por seguro, que si ésta colaboradora, aun se encontrase entre nosotros, le fustigaría con saña (y créame que lo disfrutaría) sus blancas nalgas, hasta sangrar.

Atentamente, un avergonzadísimo, Rector.

Saludos.

Sprezzatura dijo...

Un drama bastante bueno, sin duda The Hunter es una película que representa la nueva ola del cine australiano, excelente fotografía y el guión se destaca por el contenido tan interesante que va llevando al público a la catarsis cinefila.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.