jueves, 31 de mayo de 2012

Crítica: Asylum Blackout

En 1982 recibimos una película de miedo bastante cool llamada “Alone in the Dark”. Donde gozábamos de actores como Jack Palance, Donald Pleasance y Martin Landau, y esta película se basaba en un desafortunado psiquiatra que tenía que defender su hogar de unos lunáticos que se habían escapado. Es una peli chula aunque pasada para estos días, pero ya en su momento cuando la vi, que no era 1982 porque no había nacido; pensé que era muy entretenida pero que la idea en si era bastante estúpida. ¿Por qué dejas que todo el sistema de seguridad de un asilo vaya por electricidad? Estás ahí como esperando que una tormenta se lo cargue todo y la masacre y tu manicomio sean uno. Parece ser que 30 años después, aquí estamos de nuevo con esta idea. Con la nueva producción franco-belga-americana, “Asylum Blackout”, damos buena cuenta de ello.

En algunos festivales se la conoció simplemente como “The incident” y luego le cambiaron el nombre, y bueno… el argumento se prevé bien: una tormenta, un apagón, una huída en masa y una masacre gore. Pero aunque en “Alone in the dark” se permitía a estos locos de atar quedar libres del manicomio y recorrer las calles con sus instintos maníacos, los creadores de “Asylum Blackout” son algo más creativos: una tormenta eléctrica permite que docenas de lunáticos salgan de sus celdas pero sigan, de una manera más ‘segura’; encerrados en el asilo, dentro del edificio. Desgraciadamente habrá un grupo de guardias, unos pocos doctores y nuestros cocineros encerrados en esa parte del manicomio también.

!Y con esto ya nos podríamos ir! Que no hay mucha más teca. Un grupo de rockeros que pagan su música y su grupo con este trabajillo de cocineros en el manicomio, uno de ellos es un tío súper majo; se quedan atrapados en una noche desafortunada con estos pacientes. Eso sí, no te pienses que estos son ese tipo de pacientes que van sedados. No, no va de eso. La película está llena de suspense y de algunos asesinatos grotescos. Pero no puedo rascar mucho más de la superficie, ya que debajo no queda mucha cosa. Es una cinta sencilla y sin pretensiones, tiene algún que otro desarrollo de personajes, pero el director, Alexandre Courtes; se estrena focalizando más en la desesperación, en los alaridos y en las desapariciones que en el desarrollo emocional de los personajes. Algo que tampoco es que yo esté pidiendo.

En si, “Asylum Blackout” nos ofrece unas cuantas secuencias ‘slam-bang’ (ruidosas, violentas, bien estructuradas), una vez nos hemos adentrado y adaptado a la locura de la huída. En ese momento, el decorado, el escenario, toman lugar, toman consciencia; para ayudar con lo que Courtes quiere enseñar. Sangre, gritos, masacre. Se complementa con un guión acertado para la calidad general de la cinta, que no es ni mucho ni poco. Podría ser peor, pero desde luego que podría ser mejor. Hay mucha oportunidad perdida ahí.

Los rockeros-cocineros son George (Rupert Evans), Max (Kenny Doughty) y Ricky (Joseph Kennedy) y el guardia es J.B. (Dave Legeno). ¿A nadie le sorprende que un manicomio con locos peligrosos tenga este sistema de seguridad tan pobre? ¡Pocos guardias y peores condiciones! Todos sabemos que siempre que se juega con la idea de un hospital para enfermos mentales/penitenciario se habla de condiciones miserables, de trabajadores que abusan del poder y que venderían los riñones de los enfermos por media peseta si pudieran, pero estas condiciones precarias son absurdas. Bueno, pues este grupo de cuatro más otro cocinero, William (Marcus Garvey); son los cinco elegidos para pasar esta agradable tormenta eléctrica con los maníacos homicidas del lugar. Y pronto descubren, una vez la insurrección surge; que los enfermos están peor de lo que sospechaban y que su situación pasa a ser la de supervivencia total.

Así tenemos que, la cinta comienza como un drama, pasa a convertirse en un thriller de suspense y termina siendo un show del horror. Un punto fuerte sería la música de la misma, y teniendo en cuenta que aunque este es su debut en el cine; Alexandre Courtes ya ha trabajado haciendo videos musicales para U2, The White Stripes y Jane’s Addiction, vemos como ha mejorado un poco el promedio. Mezclando esto con ese regusto indie que tiene la película, un poco a lo French horror que tan de moda está ahora; no escatima en brutalidad en las escenas.

Podríamos decir que sus puntos flojos (guión, desarrollo de personajes, historia poco argumentada) se contraponen con sus puntos fuertes (música, efectos visuales, escenografía) y termina entregando una cinta bastante aceptable. Hora y media de auténtica sinrazón de sangre. Y a esos locos, ¡qué nadie los deje salir más, por favor!

14 comentarios:

El Rector dijo...

Pues me atrae profundamente, suelo disfrutar mucho con las películas ubicadas en manicomios (si, incluso con The Ward). Tiene pinta de mezclar cosas como Perkins 14 e Insanitarium, dos títulos que me gustaron bastante.

Ya te comentaré cuando la vea (no estará con subtítulos en catalán, no?)

Por cierto, me encanta Alone in the Dark, grandioso el tándem Pleasance & Palance.

Saludos.

El Sepulturero Torero dijo...

Tiene muy buena pinta, ese rollo de humor negro combinado con survival y fiesta gore puede estar divertido para acompañar de palomitas con ketchup (un asquillo al que me he aficionado últimamente)
Lo del tema increible de depositar la seguridad en manos de los electrones se podría mitigar, TWG, con un generador de emergencia que también se fuera a tomar viento. Espero que el director tuviera la prudencia necesaria de referirse a él. Por el tema de la credibilidad, digo. Pero vamos, yo después de conocer el sistema de seguridad de mi amigo Enrique...

Darkotica dijo...

Pues aquí otra que tiene ganas de ver la película, el tema de los psiquiátricos siempre me ha tirado mucho (abstenerse de hacer bromas), allí dentro se suelen cocer buenas películas. En mi opinión, los escenarios de los manicomios y las cárceles son los más agradecidos y los que dan más juego.

Aunque Rector, debo decirte que a mi The Ward me defraudó bastante, creo que si no fuera de tu adorado John Carpenter ni te acordarías de ella. :/

En el tema de la seguridad y la energía, bueno...en la vida real se han visto cagadas aun más gordas. ¿Palomitas con ketchup? Eso suena a antojo y de los guarros, jaja!

Missterror dijo...

Hora y media de auténtica sinrazón de sangre!!! Ya me has ganado Wrong girl, ya me has ganado. Sigo con unas ganas locas de ver "Asylum blackout", bueno, después de leer tu crítica (aun manifestando los fallitos que hay), aún más.

Rockeros-cocineros en un psiquiátrico en lucha por la supervivencia...ahhhhhhhhhhhh, este es el aire que necesitaba en un día taaaan caluroso!!!!

El Sepulturero Torero dijo...

No es un antojo. Las tengo en mi súper. Como nadie las quiere, el señor PPP se hace cargo. Risi las tiene en tres sabores: las de toda la vida, las de ketchup y las de chocolate, que son mis favoritas. Deberías probarlas, para volverse loco. XD

The Wrong Girl dijo...

Chocolate? Ketchup?
Oh boy!!!
^^

Blanch dijo...

Sabeis si hay subtítulos por ahí?

El Rector dijo...

Pues a mi lo que me ha gustado precisamente, es el guión y el desarrollo de personajes, jeje. La primera mitad de película, con ese trasfondo dramático y melancólico que comentas, me parece grandiosa. El personaje de Evans me encanta, yo me he sentido muy identificado con él en muchos momentos. Me ha llegado mucho ese tío.

Luego cuando comienza el despelote, mola, pero en mi opinión, no termina de cubrir las expectativas generadas en el tramo anterior pese a sus altas dosis de sangre y violencia.

Y el final, para ser sinceros, no me ha terminado de quedar claro del todo...

Película muy recomendable y muy buen análisis TWG.

Blanch, si hay subtítulos.

Saludos.

Blanch dijo...

Coño Rec, coincido contigo en todo. Pero ¿alguien me puede explicar el final? No he entendido ni papa. Y mira que la película me ha gustado mucho, el prota genial, pero caray ese final...

Excelente TWG, yo le hubiera dado menos puntuación por ese final, pero simplemente porque no lo he ententido y me ha frustrado toda la película que iba de maravilla.

Venga necesito que alguien me la cuenta antes que se desvanezca en la oscuridad de mi cabeza...

El Rector dijo...

Blanch, a mi me encantaría hacerlo, pero ya te digo que yo tampoco entendí absolutamente NADA.

Saludos cortitos.

Blanch dijo...

Vaya Rec, pues así cualquiera hace una peli. Te ponen la "mermelada" en la boca y luego te la quitan de una ostia.

Vaya...

thewronggirl dijo...

SPOILER: Yo creo que al final dejan el rollo este de si el tío lo estaba soñando o no.

Blanch dijo...

Pues que recurso más novedoso por dios!!

Anónimo dijo...

Pues yo la acabo de ver y francamente tampoco entendí el final...si alguien lo entendió, que me lo explique por favor (y la peli iba bien muy a pesar de todos los puntos flojos de la trama, como la poca seguridad, la dependencia de la electricidad, la demora en la respuesta policiva, en fin).

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.