martes, 31 de julio de 2012

Crítica: Abierto Hasta el Amanecer 2

El universo está plagado de enigmas, de misterios que escapan al entendimiento y razocinio del ser humano, fenómenos tan insólitos, que ante ellos, uno tan solo puede encomendarse al silencio del “no sabe, no contesta” y asentir con la cabeza poniendo cara de imbécil. La cuestión que a continuación planteo, es uno de estos paradigmas de la creación. Venga va, culitos apretados: ¿Como es posible que una película que en su país natal pasó directamente al mercado doméstico se estrenase en las salas de cine españolas? Para ser más concretos, ¿Como es posible que “Abierto Hasta el Amanecer 2: Texas Blood Money”, posiblemente una de las peores secuelas que nunca han sido concebidas (vale, exagero, pero era para darle más épica al asunto), no solo se estrenase por estas tierras sino que además lo hiciese a bombo y platillo? Bueno... en realidad, no es un misterio tan grande, de hecho, creo que si nos fijamos en la coletilla del título, podemos encontrar la tan ansiada respuesta. Os daré una pista (que se que algunos/as sois casi tan cortitos/as como yo): No tiene que ver ni con “Blood” ni con “Texas”. Ahí lo dejo y que como siempre, cada uno saque sus propias conclusiones.

No nos engañemos, ir al cine SOLO, es triste. El otro día, me deleitaba con una muy interesante conversación contenida en “El Exorcista” entre el Teniente Kinderman y el padre Karras, seguro que todos la tenéis mas o menos presente. Bien, en esta, el primero, en un atípico interrogatorio oficioso, invita al bueno de Damian al cine, pues le confiesa que odia ir solo, que lo grande de ir al cine es comentar la película con tu acompañante después de su visionado. Cuanta razón tenía el cabrón... bueno, esto viene a que al igual que ocurrió con la primera parte, esta secuela también fui a verla al cine, solo que esta vez, lo hice solo, época harto compleja y oscura de mi vida que queda perfectamente retratada con un acto en apariencia tan cotidiano como es ir a ver una película a una sala cinematográfica. Aunque, viendo lo visto, casi que fue mejor no tener a nadie al lado para comentar lo que dio de si la esperada secuela de la cinta de Robert Rodriguez.

En esta ocasión, Scott Spiegel fue el encargado de intentar llevar a buen puerto este navío... bueno, más bien esta barcaza, pues en realidad, si algo tenemos que tener claro antes de comenzar a torturar a la película (si amigos, esto va a ser un jodido torture-porn, a pesar de no contener ni gota de sangre), es la naturaleza de la misma, que no es otra que la de un producto diseñado por y para el mercado doméstico, es decir, un filme escaso en presupuesto y sobretodo, en talento.

Con esto sabido, pues que queréis que os diga, igual el impacto emocional sobre el espectador puede no resultar tan agresivo, porque quien mas o quien menos, ya tiene bastante claro a estas alturas de la vida, lo que se puede encontrar en un producto de este tipo. El problema es cuando uno, paga su entrada y toma asiento en su respectiva butaca con un principio de erección y la esperanza de ver una continuación DIGNA de la primera entrega, porque señores, con la ilusión (y erección) de la gente, no se puede jugar. Por eso, hay que entender que esta crítica nace de la absoluta frustración que supuso su visionado en una sala de cine y no de sus posteriores visionados en el sofá de mi casa con una cerveza en una mano y una pechuga en la otra.

La historia gira entorno a un grupo de delincuentes que son reclutados para robar un banco en la frontera de México y que tienen que reunirse con su contratista en un motel de carretera. El problema (para ellos), es que éste ha sido convertido en vampiro.

Venga, lo mejor de “AHEA2” para el principio. El prólogo. Vaaaaaaale, no estamos hablando de algo a la altura de la mítica secuencia del tendero y los hermanos Gecko. Peeeeeeero, no puedo negar que este inicio de función también tiene su morbete, no tanto por la pieza interpretada, sino por los interpretes: el único, el inigualable, el genuino Bruce Campbell y la sexy, sexy, sexy (y mito sexual adolescente), Tiffani Thiessen. Lo siento, los dos mueren al instante. Lo cual, plantea una nueva cuestión al espectador y es la siguiente: ¿Como pollas se entiende que pudiendo contar con la presencia de un icono del género que sin duda alguna, le habría dado una nueva dimensión a tu película, por mala que esta fuese, te lo cargas a los tres minutos de metraje? Pues si, se lo cargan. Y la pasta que debieron pagarle a él, van y se la pagan al bueno de Robert Patrick, que si, que como T1000 lo hizo bien, ahora, carisma, lo que se dice carisma, no tiene.

E aquí uno de los males endémicos del filme, la falta de carisma de todos los personajes, comenzando por su protagonista (el susodicho Patrick) y pasando por todos y cada uno de los secundarios que se van sumando a esta obra de barrio, incluido el pobre Danny Trejo quien de seguro, no tenía ni puta idea de donde se estaba metiendo y que igual, se lo habría pensado dos veces antes de aceptar el papel si hubiese asomado las narices por el nuevo look de La Teta Enroscada, que lejos del glamour de infierno paradisíaco para moteros de la primera película, aquí más bien luce como un local de alterne de las afueras de Madrid. Por no hablar, del hecho, sin importancia, de que supuestamente, la acción se desarrolla después de las aventuras de los Gecko y, que yo recuerde, al personaje de Trejo, se lo cargan. Pero vamos, trivialidades.

No es el único, por supuesto. Porque lo del guión es de traca (co-escrito por el propio Spiegel y Duane Whitaker -quien también actúa en la película dando vida al cabecilla de los ladrones-). Y es que el libreto es la antítesis de lo que fue la seña de identidad de la primera película. En esta secuela, tan solo hay UNA frase para el recuerdo, el resto, no vale para nada, esta es unas película que podría verse en versión original doblada al mandarín con subtítulos en noruego y no pasaría nada, no nos perderíamos nada. Lo cual, es, además, un inconveniente añadido si los responsables del guión, no tienen digamos, el talento de los señores Rodriguez y Tarantino precisamente, y se empeñan en intentar emularlos a cada secuencia, con supuestas (para ellos) genialidades que en realidad, no son otra cosa que auténticas chorradas de vergüenza ajena. Doble varapalo para el director, que hace gala de una pedantería ridícula detrás de la cámara a la hora de rodar (y abusar de) ciertos planos en una obsesión enfermiza por meter su puñetero aparato en el interior de todo aquello que se le pone por delante y he conocido a muchos de estos tipos, seguro que vosotras, lectoras, también.

Sin Campbell, sin personajes a los que adorar y sin guión. Queda muy poquito a lo que agarrarse para intentar disfrutar la cinta. Si acaso, sus aceptables dosis de gore y la gracia de algunos FX, en especial, algunas caracterizaciones vampíricas y el diseño de los chupasangres en su forma de murciélago, que son la mar de graciosos además de un perfecto ejemplo de la modesta naturaleza de una producción, que este apartado si lo resuelve con simpatía. ¿Es esto suficiente para mantener operativa la erección con la que uno comenzó el visionado? Pese a que cosas más grandes se han visto caer (no se, el cometa Halley, el Titanic, las torres gemelas...), por supuesto que no. Porque toda la genialidad de “AHEA2”, termina donde comienza su coletilla. Una película sosa y falta de gancho que además, se vio muy perjudicada por el hecho de ser estrenada en cines y vendida como algo que no era y que en realidad, jamás pretendió ser. ¿Recomendable? Yo, desde luego, no me atrevería a hacerlo.

Segundas partes nunca fueron buenas: El prólogo, algunos efectos especiales, la inquietante cuestión que plantea uno de los personajes, en la vorágine de un debate existencialista sobre cine porno y que no sale Juliette Lewis.

Segundas partes nunca fueron buenas si además, tienes que pagar la entrada del cine: Como secuela, su sola existencia es un insulto a la película de Rodriguez y a todos sus seguidores.

16 comentarios:

Blanch dijo...

Una secuela muy mala. Tanto como que digas que no salga Juliette Lewis. Y que manía le tienes carajo!!!!

The Wrong Girl dijo...

Yo no soporto a Juliette Lewis, que tiene cara de yonki en todas sus películas. Pírate ya, Juliette and the licks.
Por otra parte, tengo otra duda. Es mi día de las dudas. SPOILER: Tiffani muere en un ascensor o algo así? Porque recuerdo haber ido al cine con un amigo mío a ver una segunda parte de algo relacionado con murciélagos/vampiros donde salía Kelly Kapowski y moría en un ascensor (o algo así) y era una peli mala de cojones. Tan mala que quise olvidarlo todo sobre ella.
Podría ser esta, amigos... podría ser esta. Podría ser que yo, joven como era; fuera al cine creyendo que vería una buena secuela y me encontré esto y decidí aplicar lobotomía parcia.

Blanch dijo...

Por favor, no hay ningún otro defensor de la Lewis por aquí??? Mal gusto tenéis cojones.

Darkotica dijo...

Mala, pero mala de cojones...Rector has sido muy bueno dándole un 4, se nota que adoras la primera y que te duele darle lo que se merece a esta ¿secuela? bueno, no me atrevería ni a llamarlo así.

La historia es de lo menos elaborado que he visto en mi vida, las actuaciones me abochornaron, los efectos...pues, creo recordar que predominaban los cutres a los buenos y...¿cómo demonios liaron a Tarantino y a Rodriguez para se los productores ejecutivos de esto?Que manera de tongarles jajaja!, pero lo peor de tooodo esto, lo que se me hizo insoportable, fue la banda sonora /efectos de sonido, joooder! si parecían los mismos que utilizaron para "Creepshow 3" no digo más...

El chiste del porno...umm...me pareció un poco sobado. En el resto te doy la razón, que manía el director con hacer planos imposibles y meter la cámara por orificios extraños...jaja!

No sabía ese dato de que en USA fue directa al formato doméstico, mientras aquí la estrenaron en los cines, normalmente sucede al revés, pero si vuelve a darse el caso...ya puedes comenzar a sospechar, que los americanos siempre nos la quieren dar con queso XD

TWG, siiii!!! jaja! es esa película! Hiciste bien en aplicarte la lobotomía parcial, yo tendré que hacer lo mismo.

Por cierto, pues yo prefiero a la Juliette Lewis antes que a la Tiffani Thiessen...pero mil veces vamos!

El Rector dijo...

De acuerdo, es mala, MUY mala. Esta vez no me siento capacitado para llevaros la contraria, aunque alguna cosita tiene, como los FX Darkotica, ahí hay que reconocer que no está nada mal y solo por ver a Ash, aunque tan solo sea durante dos minutos, ya gana alguna que otra estrellita.

Y más caña para Darko y un petonet para TGW: Comparar a Kelly Kapowsky con Juliette "eterna adolescente yonki" Lewis, es una broma de muy mal gusto. No digo que ahora me entusiasme Tiffany (si en mi adolescencia), pero vestida de oficinista y con sus gafitas... uuummmhhhh, en cambio a la otra pieza, ni que fuera la última mujer del planeta, puaj!

Ni bromuro ni tonterías, Juliette Lewis :)

Saludos.

The Wrong Girl dijo...

A mi es que Juliette me da palísimo, lo siento mucho. ¿Sabéis qué? Es que yo pensaba que mi lobotomía se debía a Bats 2. Última duda del día (lo prometo!): Es posible que recibiera ese nombre en algún otro país o soy monguer?
Gracias de antebrazo!

El Rector dijo...

TWG, si Tiffany muere en un ascensor a dientes de murciélagos, esa es Texas Blood Money (oficial tittle for all the world) sin duda. Es la secuencia más reconocible de la película.

La morenita además, no salía en Bats 2.

Saludos.

Darkotica dijo...

Tal vez el maquillaje protésico era correcto, pero creo recordar que algún que otro FX digital era para echarse a temblar, sin contar algún que otro murciélago que colgaba de un hilo "transparente", ademas...no he visto a unas bailarinas más poco sensuales y con menos arte que las señoritas que bailaban aquí, eso de "La teta enroscada" no tenía ni los lavabos, yo creo que eso era otro garito, tal vez "La teta caída".

Mira que me mola el Bruce Campbell, pero aquí ni eso, además si sale aun menos que la petarda de la Tiffani, así que eso es una tomadura de pelo...

Últimamente estoy recibiendo mucha caña, comienzo a tener complejo de "caga tió", en fin...que no me compares a la Tifanni con la Lewis, además ¿que demonios ha hecho la petarda de la Tifanni???Sensación de Vivir? Salvados por la campana? jejeje, por lo menos la Lewis puede presumir de películas :P. La Tifanni es una actriz muuuy cutre, y claro que con gafitas y traje de oficinista te ponía! si parecía que se dirigía a rodar una peli porno! jaja!. Yo la veo como el equivalente en tía a Rob Lowe, que todo lo que toca lo convierte en...joder, ahora me ha venido a la cabeza la canción del caga tió. Rector, vale...para ti la "morenita" de la Tiffani vestida de oficinista...yo prefiero a la rockera de la Lewis cantando "Hardly Wait" en "Strange Days" jajaja! y eso que no me parece ninguna belleza (lo siento, Blanch...) pero reconozco que la tia le sabe sacar partido a sus armas...sabe actuar, sabe moverse, sabe cantar, sabe ser morbosa, y sabe que tiene un buen cuerpo (o al menos a mi me lo parece) y sabe como lucirlo, y eso es lo que la hace atractiva...no la compares con ese pegote telefilmero jaja! ;P

Blanch dijo...

Eso es definir a la Lweis, Dark. Tifanni?? Bah!!

Missterror dijo...

Ni me acuerdo de que esta se estrenara en cine, no te digo más!!!!
Poco puedo decir de Abierto hasta el amanecer 2, puesto que no la he visto...pero vamos, que creo que aunque la hubiera visto, poco tendría que decir también.

Pero para no perder la costumbre, diré donde está esta vez el desencuentro entre tú y yo, y es en el hecho de ver películas solos (en cine y fuera de él), yo adoro estar sola y ver una película que me haya gustado, me encanta esa sensación de mirar a mi lado y no tener a nadie al que demostrar mi entusiasmo, porque me lo guardo para mi, con una sonrisilla diabólica y en ese momento esa peli es solo mía...luego ya, a escribir (si toca) y compartir con el mundo, que compartir es vivir, jajaja

ahhhhhhhhhhhh, yo también prefiero a la Tiffany (con todas las limitaciones que tiene esta chica) que a Lewis, con su pose de eterna rockera que no se cree ni ella (bueno, ella sí, que se ha creído que es la réplica femenina de Iggy pop, JA!!!). Es que nunca he podido con ella, NUNCA!!!

saludos

david abraham basualdo silva dijo...

No he visto la primera ni menos esta, no me llaman la atención y tuve unas cuantas oportunidades para verla pero jamas me dieron ganas. Ademas que aparecían George y la insoportable de Lewis en la uno(si soy otro que no traga a esta pesada)y muchas otras cosas.

Saludos ;)

El Rector dijo...

Missterror, supongo que es un tema de costumbres. A mi en una época determinada también me encantaba ver películas solo. Ahora, estoy acostumbrado a verlas acompañado y todo lo que ello conlleva. Echo la vista atrás y me veo solo en un cine y no se, me produce una sensación extraña, (y lo curioso es que rara vez hablo de la película una vez esta termina).

Pero vamos, que el comentario venía porque me hizo mucha gracia el paralelismo que hay entre el visionado de las tres partes de Abierto con tres etapas muy distintas de mi vida.

David, que me digas que no has visto Abierto Hasta el Amanecer, uno de los clásicos más grandes que ha dado el género, es como que me digas que no has visto La Matanza de Texas o El Exorcista... me cuesta mucho de asimilar.

Pero bueno, tus razones tendrás.

Yo solo puedo decirte que la primera parte, es de 11 sobre 10 (a pesar de Lewis). Única e irrepetible.

Saludos.

david abraham basualdo silva dijo...

Rector tal como nombre "George Y Lewis" pero si tu me dices que es uno de los clásicos mas grandes que ha dado el genero, entonces ya me has dejado con ganas terribles de verla, jamas pensé que era para tanto (Te dejo tranquilo y te digo que por supuesto he visto La matanza de Texas y El Exorcista, esta ultima un cinta de culto).

Esas son mi razones Rector, pero como me ha picado el bichito de la duda, no espero mas y listo, ya diré que tal (pero ni loco voy a ver esta segunda parte, eso si que no!)

Saludos :)

El Rector dijo...

David, sabía decisión la de aplastar al bichito... la verdad, es que te envidio. Poder descubrir por primera vez algo como Abierto hasta el Amanecer a estas alturas, tiene que ser muy grande.

Ya verás, incluso te va a sorprender Clooney :)

Y no, a la secuela ni te acerques.

Un saludo.

PD: Dale recuerdos a Satanico Pandemonium de mi parte.

El Sepulturero Torero dijo...

¿Que Basualdo no ha visto AHEA? Esto es casi como un caso de virginidad en una casa putas XD Pues nada, tira padentro, chaval. Y si Salma Hayek te pone una teta en la cara, enroscada o no, tú déjala hacer, David. Que sólo se vive una vez, y esa chavala tiene muy malos humos si se le lleva la contraria :)

david abraham basualdo silva dijo...

Sepu me has sacado unas carcajadas con tu comentario, jaja! Es de no creer pero no he visto AHEA pero me la estoy consiguiendo para poder echarle un vistazo.

Tirare para dentro como dices, tengo la oportunidad de verla sin saber nada y espero que sea una experiencia inolvidable y disfrutarla de una, porque solo la viviré una vez como mencionas jaja!.

Salma Hayek me ponga un teta en la cara? tanto así será?.. entonces me voy corriendo a verla, mira que eso no sucede a menudo, y créeme que no le levare la contraria, si me da ese regalo.. jaja.

Saludos ;)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.