miércoles, 5 de diciembre de 2012

Crítica: Iron Man 2

Revelada la identidad secreta del multimillonario Tony Stark, ahora el superhéroe de armadura de acero es sometido a presiones por parte de su gobierno y la prensa para que comparta su tecnología con el ejército de los Estados Unidos. Stark es reacio por temor a que esa información pueda caer en manos indeseables y también porqué es su propiedad privada y no le da la gana entregarla. Pero ese no es el único problema al que se enfrenta este playboy, showman y genio de la tecnología. El núcleo de su corazón le está matando. El material con el que está hecho, el paladio, es altamente tóxico para su sangre, entre otras complicaciones. Y para empeorar las cosas el renacido Mickey Rourke o mejor dicho su personaje, Ivan Vanko/Whiplash (Latigazo), mezcla de dos personajes de la viñetas (Whiplash y Dinamo Carmesí), construye su propia armadura para enfrentarse a Iron Man a partir de la tecnología desarrollada por Industrias Stark, a la que ha añadido un par de letales látigos. Serias amenazas se ciernen sobre Tony desde dentro y desde fuera.

Sin embargo, esta vez no estará solo, le acompaña Natasha Romanoff, más conocida como Viuda Negra (Scarlett Johansson) tan letal en el cuerpo a cuerpo como hermosa. Y su amigo el coronel James Rhodes, alias Máquina de Guerra, interpretado en esta entrega por Don Cheadle en sustitución de Terrence Howard, apartado del proyecto por sus exigencias económicas. Samuel L. Jackson repite como Nick Fury y, por supuesto, Gwyneth Paltrow interpreta de nuevo a la leal y querida Pepper Potts, el pilar moral de la historia y la conciencia de Stark.

Esta secuela lo tiene todo. Más acción, más personajes, más tensión sexual, más humor (protagonizado en su mayoría por Stark) y un enemigo de dos cabezas: Latigazo y Justin Hammer. Este último interpretado por Sam Rockwell, aunque inicialmente el papel era para Al Pacino, porque en los cómics Hammer es un hombre de negocios, contratista armamentístico, ya veterano. No obstante, inteligentemente los productores decidieron rebajar la edad del personaje para igualarlo a Stark.

Repiten Jon Favreau (uno de los novios de Monica de la popular serie “Friends”) como director, Kevin Feige como productor y Robert Downey Jr. ¿Sabían que Tom Cruise estaba interesado en el papel de Tony Stark para “Iron Man”? ¿Se imaginan a otro que no sea Downey Jr.? Favreau y Downey Jr. se han convertido en los máximos responsables de la secuela y de la franquicia en general, escogiendo como guionista a Justin Theroux para esta nueva entrega. Cubierto ya el origen del personaje, en “Iron Man 2” (2010) Theroux y Favreau crearon un entramado argumental más complejo y matizado, en donde el personaje de Downey Jr. tiene grandes momentos de cinismo (atención a la secuencia de la fiesta de Stark borracho y con su armadura). Sin embargo, los verdaderos protagonistas son los efectos especiales desarrollados por Industrial Light & Magic que consiguen su mayor atención en la batalla final. Tanto “Iron Man” (2008) como su secuela son dos películas bastante conformistas, muy pensadas al milímetro para conseguir contentar a los espectadores y a los fans del superhérore así como contentar a la propia Marvel. En la actualidad es uno de los personajes de Marvel más rentables llegando a recaudar a nivel mundial más de 622 millones. De hecho, en “Los Vengadores” Stark le roba el liderazgo al Capitán América y la acción se desenvuelve en parte al rededor de él como comprobamos en las distintas secuencias del film que discurren en el edificio Stark, en Nueva York. Una de las subtramas de “Iron Man 2” pasa por Nick Furia y su equipo. Atentos al momento en el que uno de sus agentes dice que debe ir a Nuevo México -donde se encuentra el martillo de Thor- o en la intención de Furia, ya desde la primera parte de Iron Man, de fichar al superhéroe para la Iniciativa Vengadores.

LA ESCENA: Stark con el traje y sin el casco comiéndose unas rosquillas encima de un donut gigante en el restaurante.

LA SECUENCIA: Iron Man y Máquina de Guerra luchando mano a mano. También destaca el combate entre Latigazo y Iron Man. El villano lo deja en muy mala posición y aunque lo detienen le dice “Has perdido” mientras escupe sangre. Y tiene razón. Si puedes hacer sangrar a Dios, la gente dejará de creer en él. Este suceso es la parte más importante que mueve los siguientes acontecimientos de la historia.

LO MEJOR: Entretiene y fascina. En la batalla contra los robots, en medio de la Expo Stark, podemos apreciar las influencias de los anime “Appleseed” y “Ghost in the Shell”. Downey Jr. nos da lo mejor sin llegar al nivel de la primera parte. Rourke también ofrece una buena función y su personaje está muy gracioso con lo de “quiero mi pájaro”. Los efectos especiales se llevan la palma de un blockbuster de entretenimiento puro con certificado de calidad.

LO MENOS BUENO: La primera parte dejó el listón muy alto. “Iron Man 2” no defrauda. Aunque sus múltiples subtramas, distintos villanos y las expectativas tan elevadas hacia la secuela (especialmente en sus secuencias de acción) puedan pesar en su contra, todo el ruido que genera Downey Jr. nos atrapa en una historia germinada para cumplir de forma mecánica.

  

6 comentarios:

Spupydo dijo...

Yo soy uno de los defensores de esta segunda que dejó conformes a pocos.No es mejor que la primera(diria que primera es la mejor de todas las de Marvel,mejor que The Avengers inclusive),eso es evidente,pero es un muy digna y espectacular continuación sin dudas.
Y no,no imagino a otro en el papel de Tony.Downey Junior,coincidencias del personaje con su vida privada al margen,nació para ser Tony Stark.
Ahora a esperar la mas oscura y dramática(a juzgar por el trailer)tercera parte.

TED BUNDY dijo...

Creo que Downey Jr. es la mejor encarnación que se ha hecho de un personaje de cómic hasta el momento.

Blanch dijo...

Pues lo siento Ted, no tuve narices de terminar de verla. Me pareció muy mala. Aunque últimamente las pelis de superheroes me decepcionan bastante la verdad...

Un saludo.

Max Cady dijo...

Iron Man 2 es un espectáculo pirotécnico estupendo, un correcto espectáculo de masas (una buena mascletá), pero ya está. A nivel de historia decepciona (y mucho) respeto a la primera entrega del personaje, ya que en mi opinión quiso abarcar más de lo que podía.

La elección de Robert Downey Jr., para el papel es inmejorable. Tienes la sensación que no actúa, que es realmente Stark.

En cuanto a la tercera parte… Miedo, mucho miedo es lo que tengo. (Ojalá me equivoque) Creo que Shane Black no es el capitán adecuado para llevar a buen puerto la nave.

Blanch dijo...

Creo que ahora pensándolo mejor, aunque la peli sea pura pirotécnica, supongo que lo que no puedo es con el personaje en sí, en Iron Man. Después de lo que hizo de la Civil War no lo tragué... y donde quiera que salga me irrita...

El Rector dijo...

Pues a mi, esta secuela me parece bastante superior a la primera entrega, para mi gusto, desorbitadamente sobrevalorada. Y no digo que Iron man 2 sea para tirar cohetes, pero cumple. Básicamente porque con un personaje protagonista como es el Stark del amigo Jr., muy mal tienes que hacerlo para no ofrecer un producto, como poco, entretenido.

Mucho FX, mucho humor, una historia algo más elaborada que en su predecesora y sobretodo, más Stark, que a fin de cuentas, es de lo que se trata.

Después de ver Los vengadores y de sentir una admiración casi sexual, por el amigo Jr. y su personaje, reconozco que le tengo muchas ganas a la tercera parte.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.