miércoles, 12 de diciembre de 2012

Crítica: La Máscara del Demonio

Dirigida por Mario Bava, La máscara del demonio (1960) no es tan sólo un clásico de terror, es uno de los grandes títulos del género de todos los tiempos. También conocida como La máscara de Satán (el título italiano original es La maschera del demonio), la película atrae y seduce a los espectadores en su red antes de saltar sobre ellos. En vez de crear un ejercicio único de terror, Bava nos muestra todas las delicadezas visuales de un Josef von Sternberg de la mano de los aspectos más extremos de las típicas cintas Hammer de finales de los 60, como por ejemplo Dracula – Prince of Darkness (1966). No es que lo diga yo, es que la peli tiene fans por todas partes, Martin Scorsese, Clive Barker, Joe Dante y Tim Burton rinden pleitesía a la obra siempre que pueden. De hecho, Timmy le dijo a Urban Cinefile que “la máscara del demonio de Brava fue una de las primeras películas que le hizo entender el poder del cine en el sentido de las imágenes como parte de la historia.”

La mascara del demonio empieza con un grupo de inquisidores vestidos de negro que están a punto de quemar a una mujer sospechosa de ser bruja. Si esto no fuera malo ya de por si, la bruja es sometida a llevar una máscara de bronce que tiene púas que se clavan en la cara. Su querida ayudante sufrirá el mismo castigo. Ouch! Ole tu! La película entonces pega un salto en el tiempo, unos doscientos años al futuro hasta el siglo XIX donde dos viajeros están haciendo camino en un paisaje húmedo y frío plagado de niebla. Nunca llegarán a su destino, sin embargo, ya que son asaltados por contra por una preciosa princesa, una capilla con un ataúd, ciudadanos sospechosos y peores complicaciones.

El argumento de La mascara del demonio está vagamente basado en la historia de Nikolai Gogol, “The Vij”, que de una manera un tanto gótica y extraña inspiró también otro clásico de la época, la película rusa Vij, en 1967. De todas formas, todos aquellos que vean las dos cintas y no sepan este detalle, se las verían muy negras para unirlas. Quizá esto se deba a que los cuatro guionistas que trabajaron para la peli que aquí nos atañe nunca le dieron a nadie un guión completo, si no que Barbara Steele (la protagonista) comentaba que iba recibiendo páginas de un día para otro. Steele, que no era mucho de callarse la boca, respecto a Bava también explicó en una entrevista con Tim Lucas para Video Watchdog que “era muy callado, casi íntimo, muy bajo tono, de tu a tu. Que no era un tipo cargado como el resto de directores italianos – muy enfermizo. Que era cálido y delicado con el reparto… que era su primera película y trataba de hacer de director y director de fotografía a la vez. Durante todo el rodaje, estuvo muy enfermo, como casi todo el mundo. ¡Hacía un frío del carajo! Era diciembre y no tenían calefactores. El sonido se añadió después porque todo el mundo estaba afónico o tenía anginas.” Para mi gusto personal, esto es lo que hace que la película se sienta tan intensa. Que todo el mundo se estaba muriendo mientras se rodaba.

La verdad sea dicha, Steele tiene una presencia tan sensual y evocadora en la pantalla, que no me extraña que se considere como una actriz de culto en el género. Su papel en La máscara del demonio le llegó de casualidad. Se fue de Estados Unidos tras abandonar el set de Flaming Star (1960) de Elvis Presley y viajó a Europa para hacer unas audiciones en otras películas. Bava la vio mientras estaba en el casting de otra cinta y se dio cuenta de que era perfecta para el papel. De ahí se hizo famosa y salió como en cincuenta films más, 8 ½ de Fellini, Shivers de Cronenberg y Piranha de Joe Dante, vaya, que no le fue mal.

Con todo esto decir que la película está muy cuidada a nivel de fotografía, los actores están genial y a mi algunas escenas me dieron un canguelo que no se si estoy flojita o es que la peli ha sobrevivido 50 años con mucho estilo.
 
 

11 comentarios:

Max Cady dijo...

Me has puesto los dientes largos gracias a tu estupenda reseña, ya tengo película para ver esta noche o mañana. Muchísimas gracias.

Lo cierto es que Mario Bava es uno de los directores a los que debo darles una nueva oportunidad (esta no la he visto nunca), ya que algunas de sus películas, Bahía de Sangre por ejemplo, aunque han influido notablemente en el desarrollo de género del terror (slasher), merito que no le quito, a mí siempre me ha resultado muy lamentable (por momentos casi amateur).

El Rector dijo...

Tampoco he seguido en exceso la filmografía de Bava, pero La Mascara del Demonio me flipa, la vi de muy pequeñajo, justamente un domingo por la tarde mientras hacía los deberes del cole, lo recuerdo porque me marcó (acojonó) muchísimo, y desde entonces, que le tengo gran cariño a la película.

Igual ya toca darle un revisionado.

Estupenda crítica TWG.

Saludos.

thewronggirl dijo...

Max y Rector, primer-visionado y revisionado os llaman. Ya estáis tardando!

Blanch dijo...

Increible película. No hace mucho que la revisioné y me encantó igual que la primera vez. Tampoco soy muy fan de Bava (no me suele caer, ¿pilláis el chiste malo?) pero esta es una enorme película.

Muy bien TWG.

Kontroverse dijo...

Pues tiradme a los leones... pero no la conocía. Me la apunto.

TWG, genial crítica!

Un saludo!

PD: En la primera foto la actriz no os parece que se da un aire al difunto Michael Jackson?

TED BUNDY dijo...

Me sorprende mucho que hayas hecho una crítica de esta película. Te lo agradezco.

Missterror dijo...

Estoy como Kontroverse...yo tampoco la conocía, pero vamos, con tu reseña y los comentarios suscitados, sí que estoy tardando en verla, sí...podré remedio pronto :)

saludos

cami dijo...

Hola
Me llamo Camila y tengo una web de películas. Me ha encantado tu site!, por ello me gustaría intercambiar enlaces para así poder beneficiarnos, que te parece la idea?
Quedo a la espera de tu respuesta.

mi email es: camitorres20@gmail.com
Cami

Visitanos también en Facebook peliculas online

thewronggirl dijo...

Blanch y Ted, thank you! Es una peli genial.
Yas y Missy, tenéis que verla, es pura magia!!!

Max Cady dijo...

Acabo de ver La Máscara del Demonio y debo reconocer que el señor Bava sigue decepcionándome. Es posible que en su día acojonara y no dudo que ha sido una influencia notable para posteriores cineastas, pero vista hoy es una muy regulera película que ha envejecido fatal. El prólogo (debe destacarse) es soberbio y la fotografía en maravilloso blanco y negro saca un gran partido a una ambientación sensacional, pero el guión a partir del minuto 30 empieza a decaer y no hay quien lo salve, ni la estupenda Barbara Steele (con diferencia lo mejor de la película). Una verdadera lástima (aunque resulta interesante su visionado).

Kontroverse dijo...

Remedio ejecutado, ya la he visto. Decir que el principio de la película me ha parecido brutal, pero la sensación a medida que avanzaba ha ido en decrescendo. La fotografía genial, pero siento decirte TWG que sí que estabas flojita cuando la viste xD Coincido también en lo del sonido. Al principio me he rayado leyendo los labios y pensaba que estaba desincronizado, luego he recordado lo que comentaste en la crítica jaja
A pesar de esto, a grandes rasgos sí que me ha gustado y hay que verla al menos una vez en la vida. He dicho.

Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...