viernes, 14 de diciembre de 2012

Crítica: Lady Halcón

Siempre juntos, eternamente separados. Tener aquello que más amas al alcance de tu mano y no poder tocarlo, esa es la maldición que relata con todo lujo de detalles, “Lady Halcón” con H, (“Ladyhawke también con H, 1985), película dirigida en dicho año por el que fuera uno de los directores más prolíferos en calidad, de los 80 y 90, Richard Donner, padre entre otras, de joyas de la época como “Superman”, “Los Goonies” o la saga de “Arma Letal”. Donner nos sumerge en uno de los relatos más románticos y emotivos que haya dado jamás el cine fantástico, un espada y brujería diabólicamente ideado para desgarrar el alma de todos aquellos que osasen encarar su visionado lejos, por muy distintas circunstancias, de la persona que amaban.

“Lady Halcón” con H, fábula familiar para algunos, torture-porn para otros, nos sumerge en un medievo indefinido, en una época oscura donde como suele ser habitual, la iglesia maneja los hilos y los destinos de las personas. En el reino de Aquila, una trágica historia de amor y desamor a tres bandas. El obispo, un hombre avaricioso y caprichoso, se obsesionó de una bella joven, Isabeau d´Anjou. A su vez, está se enamoró del que en aquel momento era capitán de la guardia de Aquila, Etienne Navarre. Entre los dos, surgió un amor como nunca antes había existido, ellos habían inventado un nuevo sentimiento tan fuerte y puro, que estaba por encima de todo lo demás, incluso del propio destino. El obispo, al enterarse de la noticia, dominado por la ira y víctima del despecho, juró que si Isabeau no podía ser para él, no sería para ningún otro hombre y pactó con las fuerzas del mal, recayendo sobre los enamorados una terrible maldición. Él, se convertiría en lobo al salir la luna y ella, en halcón al salir el sol, olvidando su vida humana día tras día, noche tras noche, de esta manera, jamás podrían estar juntos.

“Lady Halcón” con H, es una de esas películas que pertenecen al selecto club del buen vino, es decir, que mejoran con los años. La recordaba de mis tiempos mozos como una historia excesivamente edulcorada y falta de la épica de otros cuentos de su misma generación como pudieran ser “Willow” o incluso “La Princesa Prometida”, la cual si bien, también abordaba el tema del amor, lo hacía desde un enfoque de corte mucho más aventurero. Bien, pues ayer tuve oportunidad de revisionar la obra de Donner y puedo decir, que la disfruté mucho más de lo que lo hiciera en su día, ahora se que en aquel momento de mi vida, no estaba preparado para entender lo que este buen hombre quería transmitir con semejante historia, porque por aquel entonces, un servidor, no estaba enamorado, requisito fundamental para dejarse violar por la obra con alevosía y de forma indiscriminada. Es con un título como “Lady Halcón” con H, que uno descubre que incluso el más duro de los mercenarios, es esclavo de su corazoncito cuando se trata de querer a alguien de verdad, de hacerlo con toda su alma.

Si, lo reconozco, he llorado como una adolescente de ascendencia crepuscular. He llorado tanto que me he quedado seco y eso tiene mérito, pues muy poquitas personas han sido testigo de semejante extraño fenómeno. Donner ha sido una de ellas. Sentado a mis pies el muy hijo puta regozijándose con cada lágrima, con cada puchero, con cada hilo de viscosa mocosidad desprendiéndose de mis fosas nasales... maldito seas Donner..., maldito seas para siempre. Pero también he de reconocer que esta contradictoria sesión de sadomasoquismo me ha proporcionado tanto dolor como placer, a veces dolor y placer son indivisibles, esta es una de esas veces. Cada secuencia, cada frase, cada silencio, todos se convierten en profundos cortes obsequiados por un afilado acero, pero también en una húmeda y dulce lengua que acaricia nuestros secos y áridos labios para reconfortarlos. Cuando uno ha experimentado la más absoluta felicidad, cuando ha mirado a los ojos de otra persona y ha comprendido que todo lo que ha hecho en su vida hasta ese momento, no tenía otro objetivo, otra razón, que encontrarse con la dueña o dueño de dichos ojos y compartir el resto de su vida con él o ella, que te priven de eso, es como si te arrancaran el corazón y se lo tirasen a comer a una jauría de perros salvajes... ojalá ninguno de vosotros experimente nunca semejante sensación. “Lady Halcón” con H, nos ahoga una y otra vez en este sentimiento de pérdida y lo hace además, con suma maestría, tirando del hilo adecuado en cada momento para conseguir emocionarnos.

Imposible mientras haya noche y día, pero dentro de tres días en Aquila, habrá un día sin su noche y una noche sin su día. Siempre hay esperanza, incluso cuando caemos en lo más profundo del abismo, uno puede ver una tenue luz en el horizonte, allí donde la vista agoniza y es esa luz, el anhelo de alcanzarla, lo que nos da fuerzas para seguir adelante, para seguir luchando. “Lady Halcón” con H, también es un canto alrededor del fuego a la esperanza, una ventana abierta no solo al sueño de estar con la persona que amas, sino un viaje hacia la propia redención. Y es que la película no da puntada sin hilo, todos los personajes están donde tienen que estar porque tienen que estar, pequeños (o grandes) engranajes utilizados por Donner para poner en funcionamiento la maquinaria de las emociones. Esto lo vemos no solo en la pareja protagonista, también en el tercero en discordia (si bien esta vez, el número tres es sinónimo de algo bueno) e incluso en los secundarios.

Rutger Hauer (“Blade Runner”, “Hobo With a Shotgun”) encarna al capitán Etienne Navarre, figura icónica de lo honorable, un hombre recto y siempre guiado por el sentido común y los valores de lo correcto, que, víctima de la terrible maldición de verse separado de su amada, degenera en una figura triste y solitaria, en un atormentado que ha perdido la esperanza y a quien lo único que le queda, es la venganza. Hauer es uno de los grandes de esto, y aquí, deja para el recuerdo y graba en nuestra retina otro de los grandes personajes de su carrera. Frío en apariencia, Navarre personifica el ideal del bien, pues lejos de entrar en los juegos del destino y ceder al lado oscuro, demuestra que lo correcto, que obrar bien incluso en las circunstancias más adversas, debe estar por encima de todo. Porque al final, a la única persona que debemos rendir cuenta por nuestros actos, es a nosotros mismos.

La chica de la historia, la mujer más bella que jamás hayan visto mis ojos... A su lado, decir que Michelle Pfeiffer (“Sombras Tenebrosas”), la protagonista de la película, tampoco está nada mal. Ella interpreta a la otra mitad de Navarre, la joven Isabeau d´Anjou, rostro celestial que encarna lo puro sobre todo lo demás. Y el sujeta velas, en este caso, bien recibido de la historia, el jovenzuelo Phillipe Gaston, un ladronzuelo egoísta que tan solo piensa en si mismo y que al lado de la pareja, encontrará tanto el honor, como el sentido de la amistad que hasta ese momento en su vida, le había sido esquivo. No importa cuan mediocres hayamos sido, siempre estamos a tiempo de enmendar nuestro camino, tan solo necesitamos que alguien nos tienda una mano. Mencionar también el peso en la trama de otro personaje, el de Imperius, un anciano monje culpable en su momento de que al obispo le llegasen las nuevas sobre la relación entre Navarre e Isabeau, quien ahora lucha por su propia redención en lo que es un guiño descarado a las segundas oportunidades. Como curiosidad, comentar el pequeño papel de Alfred Molina (“Spiderman 2”) como Cezar, un cazador enviado por el obispo de Aquila para dar caza al lobo.

Dentro de un desarrollo dinámico, de alto voltaje emocional y no exento de buenas dosis tanto de aventuras, como de sentido del humor (ahí Matthew Broderick y su “ratón”, son las jodidas reinas del baile), la única pega que he conseguido encontrarle a este apasionante cuento en sus casi dos horas de duración, es la nefasta banda sonora compuesta por Alan Parsons, quien no se si embriagado también por otro tipo de emociones, de substancias, o simplemente, en un claro ejercicio de mal gusto, no entendió en ningún momento que una película como “Lady halcón” con H, merecía algo más en su score, que una amalgama de ritmos discotequeros perpetrados de forma infame con un teclado Casio, por muy de moda que estos estuviesen en la época. Además, el tío no tiene medida y enchufa la orquesta cada dos por tres en un ejemplo encarnizado de lo que denominaríamos “anticlimax”.

Conclusión, una película que no debería perderse ningún aficionado al cine fantástico y de aventuras, y visionado obligado para todos aquellos a quienes se les ha metido en alguna ocasión, algo en el ojo provocando la consiguiente irritación y por ende, la incontrolable lagrimilla.

Lo mejor: Su emotividad extrema y su buen envejecer.

Lo peor: La banda sonora.

Para terminar, quiero dedicar esta crítica a una persona muy especial para mi, a alguien que ha significado esa diminuta luz en medio de la densa oscuridad en que se había convertido mi vida en estos últimos años, quiero dedicársela a la persona que más he querido, que más quiero, y que jamás querré nunca, la persona que le da sentido a todo y a la que adoro por encima de cualquier cosa, sencillamente, la persona más especial de este mundo y de cualquier otro. Alicia Missterror, esto es para ti, eres mi vida, eres todo lo que siempre he soñado y estoy locamente enamorado de ti, ahora y SIEMPRE.

TE QUIERO SOCIA.
 
 

18 comentarios:

thewronggirl dijo...

Vaya dedicatoria... me hallo si palabras!
Bueno, pues ante tamaña recomendación, tendré que verla porque debe ser uno de esos clásicos 80/90s que no he visto. Yo soy fiel fan de La princesa prometida y Willow, así que seguro que disfruto con esta también!

Kontroverse dijo...

GENIAL crítica, película y dedicatoria ;)

Es tan bonita esta peli, tan true love. Respecto la BSO, bueno sí, necesita mejorar. Alan Parsons no estuvo muy acertado por no decir nada. Pero el rollito midi épico tampoco le queda mal, que sería de Lady Halcon sin el casio! Jajaja

Saludos!

TED BUNDY dijo...

Coñoooo. Que revelación.

Buena crítica Rector.

Blanch dijo...

Menuda carta de amor Rec. A mi no me harás una?

La recuerdo con mucho cariño, así que me daba miedo volver a verla. Pero lo de que si la miras con los ojos enamorados cambia totalmente tendremos que volver a visionarla. Además sale Hauer que esto ya es todo un esplendor ante cualquier ojo.

Gran crítica.

Blanch dijo...

Por cierto porque tanta énfasis con H?

Anónimo dijo...

De momento, la tal Alicia "no sabe, no contesta"
jejeje...

El Rector dijo...

TWG, te hallas sin palabras?? Bueno, las dedicatorias siempre son bien, no? :)

A ti que te gusta tanto La Princesa Prometida, esta te va a encantar, estoy seguro de ello. No te la pierdas.

Kontroverse, muchas gracias. Cierto, true love del bueno, casi como la vida misma... sobre Parsons, joder, es que es terrible lo que hizoeste hombre, cierto que algunos pasajes así en plan épicos tienen su aquel, pero en general, destroza todo lo que musica, comenzando con esa secuencia de créditos para mear y no echar gota... mejor no te digo por donde se podía haber metido el jodido midi.

Ted, gracias tío. Sorprendido? lo dudo ;)

Blanch, claro que te haré una, aunque eso depende mucho de cierta mermelada... míratela sin miedo, esta película se conserva muy bien y luce mucho más cuando uno es un poquito más "adulto", por no decir que dosfrutar de Rutger, es siempre un placer. Ya me contarás.

Lo de la H... bueno, por si hay alguien cortito por ahí que no tiene claro que "halcón" va con H.

Anónimo, paciencia hombre, lo bueno se hace esperar.

Saludos románticos a todos.

Lyssa dijo...

Gran clásico de los 80, no existe aventura romántica mejor que esta. Para mí es la mejor película de Richard Donner después de La Profecía. Y sin lugar a dudas es para ver con una caja de pañuelos descartables al lado, aunque en su momento no existían y había que sonarse la nariz y secarse los ojos con el mismo pañuelo húmedo toda la película.

Muy buena crítica y muy sentida. Enamora realmente este film, y al día de hoy no conozco a nadie que la vea y no se termine enamorando de la belleza indescriptible de Michelle Pfeiffer y del abnegado caballero que le entregó su corazón. Es la mejor película de Rutger Hauer.

Missterror dijo...

Rector- Ni te imaginas lo que he llorado yo con Lady Halcón con H, y te avanzo que no ha sido la película la que me ha hecho saltar las lágrimas.

Sabes???? Me has dicho mil cosas, lo has hecho en este mundo y en el otro (Sunshine lo devora todo), pero creo que nunca en mi vida me había emocionado tanto como cuando he leído esta crítica, y lo he hecho porque yo, que te conozco BASTANTE bien, sé que te ha salido de lo más profundo del corazón, y eso significa mi felicidad.

Respecto a la peli (que "casualmente" yo también vi hace poco), pues suscribo todo lo que has dicho. "Lady Halcon" es el verdadero amor, es el romanticismo hecho imágenes, es como, qué se yo, tomar café por la tarde en Barcelona, dormir en París, y desayunar en Venecia...es una montaña rusa de sensaciones,y todas ellas bellas y crueles a la vez, porque no hay nada mas dulce que amar como lo hacen los protagonistas, y nada mas amargo que no poder estar siempre con la persona amada.

Yo también odié el casio con todas mis fuerzas, lo odié para siempre!!!!!

No quiero darte las gracias por la dedicatoria, eso no tiene sentido, solo puedo decirte que TE QUIERO SOCIO.

¿eternamente separados? JA!!

El Rector dijo...

Lyssa, muchas gracias. Donner es uno de los grandes, su filmografía habla por si sola, es difícil destacar un título. ¿Que decir de un clásico del terror como La Profecia? De todas formas, yo, de elegir un solo tñitulo, me quedo con Los Goonies y eso, que soy mega fan de la saga de Arma Letal.

Mismo decir de Hauer, aunque estando por ahí Blade Runner...

Saludos y un fuerte abrazo para la gente de The Hellbound Heart.

El Rector dijo...

Missterror, tu felicidad es mi felicidad, no hay más.

Y no te preocupes por la amargura, a veces, las películas, tienen un final feliz, tan solo hay que ser un poco paciente y esperar a que llegue el eclipse, al fin y al cabo, las maldiciones están para romperlas.

Un beso socia.

Max Cady dijo...

Estupenda crítica Rector (y la dedicatoria…. No tengo palabras), pero creo que alguien debe hacer de abogado del diablo (y si he de ser sincero, me suele gustar).

Hace unos 5 años que la volvía a ver (más o menos), ya entrado en la treintena, y he de reconocer que a pesar de ser una película entretenida, con ritmo, interesante y hasta admirable en su fondo, las formas dejan mucho que desear. La producción denota que es una serie B por la que pasa y mucho el tiempo, las interpretaciones simplemente correctas (aunque al señor Broderick habría que fusilarlo), la música es un verdadero horror y la realización (sin lugar a dudas lo mejor del film) es bastante buena a pesar de lo ÑOÑO de la historia.

Para mí, inferior a otras cintas de espada y brujería de la década de los ochenta como Tigra, Hielo y Fuego o la estupenda Willow (por no mencionar la maravillosa, La Princesa Prometida).

Creo que le daré una oportunidad cuando mi corazón palpite intensamente.

P.D. El halcón con H, era en realidad un águila con A (en concreto, un águila ratonera de cola roja). XDD

newzombie dijo...

una pelicula con una trama romantica inolvidable, en contra de lo que as puesto la bso me encanta y lo peor es el insoportable
Matthew Broderick

El Rector dijo...

Max, muchas gracias.

Hombre, hay que tener en cuenta que Lady halcón juega en una liga muy distinta de Willow o incluso La Princesa Prometida, se nota que Donner hizo una película con cuatro duros para aprovechar el tirón de Hauer (quien ese mismo año también protagonizó otro clásico, Los Señores del Acero), solo hay que pegarle un vistazo a las NO transformaciones de los dos protas o a ese montaje 100% amateur de la secuencia de créditos iniciales. De todas formas, a mi me parece que precisamente esa precariedad de medios o "minimalismo" visual, le dan ese toque atemporal que a mi, si me parece que tiene. Aun y así, a mi visualmente me parece muy agradable, casi todo rodado en bonitos exteriores y tal...

Si la visionas enamorado, le subes tres estrellas fijo.

Interesante dato el del águila con A :)

Newzombie, lo que hizo Donner con la banda sonora, debería haber sido penado con cárcel.

Y esas hostias duales a Broderick?? A mi no es que sea un actor que me haya entusiasmado a lo largo de su carrera, pero aquí me pareció bastante acertada su aportación.

Saludos.

Anónimo dijo...

Me quito el sombrero ante la descripción que haces de esta pelicula, me quito el sombreo ante Michelle Pfeiffer (nunca estuvo más guapa que cuando fue Isabeau), me quito el sombrero ante Rutger Hauer (muy bueno en esta cinta), ante Richard Donner y ante Alan Parsons (para mi la banda sonora es lo más, la llevo en el coche y a todo volumen es flipante), vamos que no le puedo poner pegas a este clásico de los 80. Para mi una de las mejores (si no la mejor) película de aventuras romantica...me encanta LADY HALCÓN

El Rector dijo...

Anónimo, muchas gracias por tus palabras, se agradecen.

Coincido en casi todo contigo, porque yo en presencia del señor Parsons, en esta ocasión, me dejaré el sombrero puesto... aunque si alguna vez pasa por mi lado un coche, y escucho esa banda sonora a todo volumen, sin duda se me va a dibujar una gran sonrisa en la cara.

Saludos.

Anónimo dijo...

jo gran critica, y mejor dedicatoria, lady halcón es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, Michelle pfeiffer me enamoro, genial este foro todos dando su opinión sin salir de tono y respetando los comentarios de los demás, y bueno tengo que reconocer que la banda sonora me gusto, jeje, lo dicho gran critica y mejor dedicatoria señor rector, un saludo.

El Rector dijo...

Anónimo, muchísimas gracias por tus palabras, se nota que eres un/una romántico/a empedernido/a. Sin duda, uno de los clásicos ochenteros por excelencia y, entre nosotros, te confesaré dos cosas: la primera, que pese a todo, servidor tiene la banda sonora en vinilo (ya ves, caprichos del destino y gentileza de gente pintoresca), la segunda, que la dedicatoria dejó loquita a su destinataria :)

No hay maldición que dure para siempre.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.