viernes, 15 de febrero de 2013

Crítica: Grotesque

Siempre, o en la mayoría de los casos, que se recibe lo que se espera, independientemente del valor que tenga ese oscuro objeto del deseo, lo abundante o escaso que sea o el tiempo que nos ha llevado conseguirlo, se obtiene satisfacción, por lo que esta producción nipona dejará satisfechos a todos aquellos que esperen una torture porn grotesca (entiéndase aquí por grotesca: grosera, de mal gusto y extravagante).

La historia es muy simple (aunque tampoco se necesita mucho más en este tipo de género): un tipo, probablemente un “mad doctor” desequilibrado debido a traumas infantiles o algún tipo de defecto, secuestra a una pareja después de que estos disfruten de su primera cita y los encierra en un cuarto donde les realizará todas las “perrerías” inimaginables (humillaciones, violaciones, torturas, amputaciones, etc.). Sencillo, directo, brutal y sin concesiones (deleite para unos pocos que sólo busquen emociones fuertes sin más, tortura insoportable para el resto).

Se ha comparado Grotesque (cuyo título original es Gurotesuku) con producciones como Hostel o Saw, pero hay que dejar bien claro que salvo el gusto por lo malsano, la sangre y la violencia (más o menos explícita), poco o nada tiene que ver con las mencionadas producciones estadounidenses. Yo, personalmente, la emparentaría con las películas gore japoneses de los ochenta conocidas como Guinea Pig, despojada de todo artificio (salvo en un momento puntual) y centrada básicamente en lo explícito de la violencia y con cierto aire o toque del Gran Guiñol (sobre todo en su fase final).

La película está dirigida por Koji Shiraishi, el cual no escatima en mostrar de forma casi pornográfica todas las vejaciones que dicho “mad doctor” le infringe a unos inocentes jóvenes, poniendo a prueba los límites de aguante ante semejante cúmulo de salvajadas a los espectadores del film (a muchos, sus 75 minutos de duración se les harán insoportables, sin duda es un espectáculo para onanistas de la violencia extrema). A pesar de lo mencionado, tampoco muestra nada que no se haya visto (y algunos, disfrutado) ya en una película. Con toda seguridad es una cinta que suscitará, como muchas otras ya lo han hecho (Saló, A Serbian Film, Holocausto Caníbal, Aftermath, Nekromantik, etc.), el eterno debate del límite entre lo artístico y lo execrable o enfermizo.
 
Aunque Grotesque es una producción de bajo presupuesto, la fotografía y los efectos visuales y de maquillaje son soberbios y la planificación de las escenas es superior a lo que tiene acostumbrado a deparar el género, lo que contribuye a generar malestar en el espectador por la sensación de realidad malsana que transmite, encontrándose todo esto en el lado destacable. En el lado opuesto del espejo, la parte negativa de la función es que la película resulta en algún instante fría, distante y sin la intensidad que precisa.

Tampoco ayuda un escueto guión que intenta en ocasiones sorprendernos con giros grotescos (algunos agradecerán esos momentos y otros los consideraran innecesarios y gratuitos) y las reacciones de los protagonistas (tal vez esto sea algo cultural y los occidentales no estemos acostumbrados a ciertas reacciones que en oriente se aceptan de mejor grado). Por lo que respecta a las actuaciones, los tres protagonistas cumplen su cometido sin más.

A mí la película me ha dejado a medio camino entre el cielo y el infierno. Cumple sobradamente con la muestra de crueldad y violencia excesiva (que algunos disfrutamos en la pantalla y rechazamos y denostamos en la vida real) y además intenta hacerlo con cierta plasticidad visual, pero echo en falta el desarrollo de una idea (no pido una historia) que sea capaz de conectar todos y cada uno de los brutales instantes de forma (medianamente) coherente.

Al menos, nadie que vea esta película podrá decir que el título de la misma no resume perfectamente lo que ésta ofrece, por lo que aquellos que decidan verla que se preparen para contemplar algo verdaderamente enfermizo y GROTESCO.

Advertencia: realizad el visionado de la película en soledad y si os gusta no lo pregonéis muy alto, no sea que vuestra maltrecha reputación (como es mi caso) aún se vea más deteriorada.
 
 

21 comentarios:

thewronggirl dijo...

Madre mía, la verdad es que me apetece verla pero no sé si será muy dura. :S
Me la apunto!

Max Cady dijo...

TWG, contiene escenas muy explícitas y duras, aunque estoy seguro que las soportarás. También te digo que si no eres muy aficionada a las torture porn, esta te puede poner de los nervios.

Saludos (anímate a echarle un ojo).

El Rector dijo...

Pues tampoco sería el torture porn, santo de mi devoción precisamente. De hecho, este tipo de películas me aburren de forma soberana por muy bien realizadas que estén algunas de ellas (véase Martyrs). De las pocas cosas que he disfrutado de este subgénero, ha sido la secuela de Hostel, y más dado por el momento de su visionado, que por el mismo en si.

Teniendo en cuenta que el cine asiático tampoco me entusiasma, pues casi que voy a pasar de la propuesta. Eso si, tiene una pinta de burra, que asusta.

Max, haces bien en dejar clara la diferencia entre realidad y ficción a la hora de disfrutar de lo extremo, pues algunos fuimos tratados de degenerados para arriba, por disfrutar como cerdos con A Serbian Film.

Saludos.

Kontroverse dijo...

Degenerados!! Jajaja

Pues a mí se me ha revuelto el estómago sólo con ver el trailer y eso ya es conseguir mucho. Por lo tanto a pendientes la mando directamente, ya os diré qué tal (o no).

Saludos!

Max Cady dijo...

Rector, si no te gusta el torture porn, no pierdas el tiempo (a mí más que gustarme este género cinematográfico me provoca cierto sentimiento ambivalente que me agrada y repele a partes iguales, me resulta muy interesante). Y sí, es burra de narices.

Kontroverse, ¿te sorprende que seamos unos degenerados? ¿Quien en su sano juicio no lo es? Ya contarás que te parece esta grotesca y bestial película.

Saludos.

P.D. A mí A Serbian Film, Saló o en menor medida Anticristo me han ocasionado alguna discusión sobre mi salud mental y sobre los límites de lo tolerable y artístico. A mi juicio el problema no estriba tanto en lo que se cuenta, como qué interpreta el que lo recibe y qué consigue con ello.

Kontroverse dijo...

Para nada Max! Era por seguir el comentario del Rector en cuanto a lo de degenerados y la caza de brujas que hubo en su momento con A Serbian Film. Yo creo que por definición de degenerado en su amplio abanico me llevo la mayor puntuación del blog.

Ya te contaré. Saludos!

Kontroverse dijo...

Vista.

Yo no la hubiese aprobado, y no por lo explícita que es, si no porque no he logrado empatizar con ninguno de los personajes y por lo tanto al acabar de verla sentí indiferencia total. Me dejó peor cuerpo el trailer en sí que los 75 minutos de metraje.
Si al menos hubiera una pequeña historia, una razón más o menos coherente... Y el final ya me parece de traca. Eso sí, los efectos muy logrados. *SPOILER* Cuando le mete el dedo del collar en la nariz, lo que me pude reír. *FIN SPOILER*

Y bueno, la banda sonora me parece lo puto peor, sobre todo el tema de los títulos de crédito.

Un saludo!

Max Cady dijo...

Kontroverse, debo reconocer que dudé la calificación y hasta el último momento no me decidí a darle un aprobado justito. Los motivos los has expuestos perfectamente, es fría y carente de historia (como apuntaba yo en la reseña) pero la factura técnica es impecable, consiguió que quisiera que acabará semejante carnicería en varios momentos (lo cual a este tipo de género salvaje se lo agradezco) y además como bien dices el final es lo suficientemente GROTESTO (desmadrado) como para dejarte aturdido momentáneamente.

Un saludo (si le hubiera encasquetado un 4,5 tampoco habría pasado nada).

thewronggirl dijo...

No me puedo creer que ya la hayas visto (Yas = chochi). No me esperas para nada, no hay derecho!
Y te ha gustado -3, no?
MIERDACA

Kontroverse dijo...

Max, es que es eso, este tipo de películas las ves (o al menos yo) sabiendo que te van a dejar mal cuerpo, si no lo consigue... mal asunto.

Reb, yo que sabía! Jaja
Y no, no me ha gustado, un -3 tampoco, pero un...3 sí.

Saludos!!

Missterror dijo...

Pues a mi me gustó y mucho, de hecho me dejó echa mierda durante mas de una semana (debo ser muy nenaza...), y mas que por lo que había visto,lo hizo por haberlo disfrutado, porque aquí entra el tener que justificar que uno pueda "disfrutar" (y aquí es sinónimo de pasarlo mal) de este tipo de propuestas, y más aún cuando a la primera que te intentas justificar esta atracción, que desde luego no entra dentro de los cánones de normalidad, es a ti misma.
Una vez superado esto, es innegable que "Grotesque" es canela fina dentro del torture, porque para mi sí que hay una historia subyacente, porque para mi el giro a mitad de la película es desgarrador y cruel al extremo, porque para mi, las vejaciones sexuales fueron mas duras que ver que todas las mutilaciones juntas, porque como bien dices, la factura técnica es impecable, y porque consiguió lo que Guinea Pig no pudo, que es ser una de las propuestas mas extremas que yo he visto y poder recordarla con cariño (que mira que decir esto junto es difícil...)

Desde luego yo "Grotesque" no es una película que haya recomendado absolutamente a nadie, pero no es porque la considere mala, ni mucho menos, you know what I mean...

Gran crítica Cady,aunque te diré que yo le regalaba al menos 3 estrellitas más (dentro de su género, para mi se lo merece con creces)

saludos!!!

Max Cady dijo...

Missterror, coincido en mucho de lo que dices (sobre todo en “disfrutar” viendo semejantes salvajadas). Una de las cosas que más me gustan de los géneros más extremos (películas, música, novelas, pintura, etc.) es la sensación ambivalente que suelen generarme. Sensaciones de amor-odio difíciles de expresar, pero agradables al fin y al cabo.

Como muy bien apuntas la factura técnica de la cinta es asombrosa y desde luego consigue lo que pretende, pero a la hora de valorar una obra tiendo a centrarme en tres cuestiones (para intentar en la medida de lo posible ser lo más objetivo que pueda): Forma, fondo y sensaciones experimentadas. Grotesque aprueba y holgadamente en cuestión de sensaciones y forma, pero el fondo (en mi opinión) es completamente nulo (la vacuidad más absoluta) y lastra considerablemente el conjunto, de ahí mi aprobado raspado (aunque entiendo perfectamente que alguien que vea un fondo, que yo no veo, pueda puntuarla mucho más alto).

Y por último decirte que te entiendo, demasiadas son las películas que me fascinan y que no puedo recomendárselas a ciertas personas de mi entorno porque me incluirían en alguna “lista negra” (si es que no lo han hecho ya). ¿Cómo puede recomendarse A Serbian Film, The Human Centipede o Saló y que no piensen que estas mal de la cabeza?

Un saludo muy fuerte.

Missterror dijo...

Max- cómo entiendo eso que comentas, sobre todo en el cine y en la literatura...pero para mi esa sensación ambivalente de la que hablas, va un poco más allá, a mi no es que me agrade, es que me tienes enganchada como droga dura desde hace muuuuucho. Para mi la búsqueda de esa sensación en estas dos disciplinas artísticas es una constante en mi vida.

Suerte Max, que tú eres capaz de atender a una objetividad a la hora de valorar, yo me veo todavía muy por detrás en ese aspecto, pues soy la persona mas subjetiva del universo en todo, para mi, priman las sensaciones ante todo lo demás, luego ya forma y fondo...por eso muchas veces encuentro sentido en propuestas que probablemente no lo tengan, porque me gusta ser yo quien se las dé, porque así les doy las mías, que para mi son las correctas, jejejeje

Para mi, más allá de ser incluida en una "lista negra",cosa que no me preocupa en absoluto,porque la gente me conoce muy bien y sabe que mis gustos son mis gusto y mi personalidad otra cosa, el problema de no aconsejar ver esas películas de las que hablas atiende mas a un tema personal, aquello de la autojustificación, porque yo soy mi peor crítica en todos los aspectos.

Por cierto, usted y yo tenemos que hablar largo y tendido de literatura...mire su correo amigo Cady.

saludos aún mas fuertes!!!

alotabo dijo...

Cero patatero. Puedo soportar una historia con momentos violentos pero mostrar violencia porque sí me parece terrible. Es como si la gente realmente disfrutara al ver a alguien ser torturado. Sin embargo, es solo mi opinión y respeto la del autor de la reseña. Para los que no la hayan visto solo se puede definir de una forma: Hace que la saga Saw parezca un paseo por el parque.

Damien Thorn dijo...

Fabulosa controversia abierta, amigo Max, con uno de mis torture porn preferidos y que considero mucho más profundo que lo que en apariencia ofrece. Como bien dices, la comparación con Saw y Hostel (saga esta última que adoro) es inevitable y a la vez equívoca. Y la referencia a clásicos como Guinea Pig, que a mí, la mayoría me aburrieron, es mucho más acertada.
Grotesque es una cinta difícil, dura, salvaje, pero lo de menos es el gore.
La ruptura del pudor, la perversión de la inocencia, el desarraigo de algo tan íntimo como una primera relación sexual, son en mi opinión mucho más dolorosos que esos dedos amputados o esas escenas exageradas cual hipérbaton con las que el director a la vez que escandalizar nos quiere hacer reflexionar.
Mis sensaciones respecto al género las describes con las tuyas perfectamente. No soy un tío morboso que vea un accidente y corra calle arriba a recrearme con su visionado. Al revés, huyo de todo tipo de violencia real en mi vida personal. Y por descontado estoy en contra de todo abuso o tortura no pactada y convenida previamente. Pero en el cine la cosa cambia. Veo estas pelis y me recreo en la maldad ajena, como buscanso una explicación que sé que no voy a hallar y francamente las escenas violentas en pantalla no me suben lo más mínimo las pulsaciones, cuando soy capaz de llorar simplemente por encontrarme en mi ventana un pájaro caído del nido.
Esto es porque extrapolo y dimensiono lo que es real y lo que no lo es. Y dentro de lo que no es real, el gore, el torture porn y la violencia extrema me sirven como experiencia ambivalente y distinta.
En respuesta a alotabo, yo podría resumirla de forma bien distinta: Hace que Saw parezca lo que realmente es...
Felicidades por tu crítica, Max, en serio, estupenda.
Saludetes.
Damien Thorn

Damien Thorn dijo...

Perdón por haber tenido que comentar con url... Mi tablet se vuelve loca de vez en cuando....
Lo dicho, felicidades Max por la controversia y la crítica,fabulosa!

Max Cady dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras Damien Thorn. Coincido plenamente con lo que mencionas acerca de valorar en su justa medida estas producciones, que como bien mencionas, son como una válvula de escape y una forma de llevar nuestra imaginación a territorios crueles y terroríficos que en la realidad jamás realizaríamos (al menos así lo veo yo).

Saludos!!!!!!!!

P.D. Debo reconocer mi admiración por la primera entrega de Saw, pero después la serie va decayendo de forma exponencial, convirtiéndose casi en una decadente hipérbola de sí misma.

Rul T. dijo...

Buenas... Acabo de ver la peli y la verdad, dejando al margen controversias morales sobre el disfrute o no de la cinta (miles de personas normales cuelgan en su FB violencia real que a mí me pondrían los pelos de punta), he de reconocer que aparte de que es dura y desagradable, me hubiese gustado algo más de profundidad. No entiendo cómo la chica logra saber la historia del doctor loco... le quita credibilidad a la historia.
A mí The Human Centipode me pareció una locura hasta cierto punto simpática, Martyrs me parece la mejor peli de torture porn por su motivación (aunque reconozco que es personal) y A Serbian Film aún no la he visto.
Ésta me deja un poco en el medio, indiferente porque no me ha calado la historia (hubiese preferido que estuviera como un cencerro y ya) y me ha gustado la segunda mitad, en la que he llegado a reirme un par o tres de veces.

Max Cady dijo...

Rul T., efectivamente si la cinta hubiera albergado un guión desarrollado habría ganado muchos enteros, pues aquí lo único que hay es tortura, salvajismo, humillación, casquería y momentos delirantes. Es posible que muchos encuentren suficiente esto para disfrutar enormemente de la cinta. Reconozco que está muy bien realizada, poniendo un nudo en la garganta con las bestialidades mostradas, pero al igual que tú, necesito algo más.

De los tres films que mencionas me quedo con la dupla (por el momento, ansioso estoy por ver la tercera entrega) del director Tom Six, The Human Centipede. Una de las bizarradas gamberras más desagradables y disfrutables de los últimos años.

Martyrs, a pesar de gustarme, creo que es tan autoconsciente de su profundidad y grandeza que no terminan de rematar la faena con un tramo final mucho más visceral, sangriento y doloroso. Al final el dolor es más espiritual y psicológico que físico, lo cual me decepcionó.

A Serbian Film, es una película brutal y enfermiza que no da tregua. La pega que le pongo, pues la realización y los actores están fantásticos, es que el guionista y director, Srdjan Spasojevic, sea ambiguo en el trasfondo y sólo se quede en el impacto visual. Hubiera deseado un mensaje mucho más claro y contundente, ya que las posibles interpretaciones que el film puede presentar le restan fuerza. No obstante, échale un vistazo cuando puedas, la vas a (sufrir) disfrutar.

Saludos!!!!!!!!!!

Rul T. dijo...

Después de reflexionar un poco sobre el cómo la chica descubre los ocultos motivos del doctor, queda claro. Pero... ese hombre no tuvo infancia? No le insultarían todos los niños sobre su problema?
No sé, sigue sin cuadrarme la explicación

Rul T. dijo...

Max, en cuanto a lo que mencionas de Martyrs, esa enfermiza espiritualidad fue lo que más me gustó, la justificación de una aparente violencia brutal sin sentido.
A Serbian Film para cuando me recupere de ésta xD

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.