martes, 19 de marzo de 2013

Crítica: Vampegeddon

Ya era hora. Hacía tiempo que no me topaba con una pelicula 100% amateur, sin ser porno, y que me lo haya pasado bien. De una duración de más o menos setenta minutos, lo justo para no sacarla e ir a dar de comer a las gallinas, Vampegeddon nos ofrece la eterna lucha de un cazador de vampiros contra... un vampiro. Ya sería la ostia que se enfrentará un cazador de vampiros contra godzilla o algo así, pero eso lo dejamos para Asylum. En esta ocasión la cinta no llega al presupuesto ínfimo de esta productora. Creo que el presupuesto de esta película de vampiros es lo que ganaba yo en un mes cuando curraba de pintor, o sea, una mierda. Disfraces comprados en los chinos, ropa prestada de los hermanos más pequeños, maquillaje profesionalmente mal hecho, un par de efectos de fuego de esos sobre expuestos, unos amiguetes que toquen algo de metal y un guión requetevisto en más de mil veces. Es que quien no hace películas es que en realidad no quiere.

Bueno empecemos, ya que es muy divertida y hay que examinarla muy cuidadosamente. Aquí o hay metáforas ni comidas de olla. Es solo lo que ofrece: chupasangres y chicos tontos. Estará lleno de Spoilers, pero no se pueden evitar y la verdad que importa un pimiento saber que va a pasar.

Todo empieza en un instituto con cuatro emos de cuarenta años: dos chicos y dos chicas. Una de ellas, cansada de vivir en ese pueblo necesita escapar. Y que mejor que hacerlo a través de la magia... No sé que pueblo vive pero ¿acaso no conoce los coches o el transporte público? En fin. Pues quiere hacer un conjuro, supongo que para convertirse en vampiro o yo que sé, tampoco se deja muy claro. Solo hace el conjuro para largarse. A sus amigos se le une otra adolescente de 30 años para consumir el aquelarre.

Pero no sale bien, y la emo llorica ya no sabe que hacer hasta que encuentra una tienda mágica con un viejete místico donde le ofrece un libro de rituales. Mentira. No es una tienda, es un garaje. Tampoco es un viejete, es un tipo gordo que utiliza el garaje para vender trastos. Pero el tipo al venderle el libro le advierte en plan misterioso que vigile entre risas de muajajajajaj muajajajaja. Una escena inolvidable ya que siempre vemos que los libros u objetos mágicos se consiguen en tiendas llenas de polvo y tal... pues NO, aquí es la realidad y el garaje es el lugar mágico. Podríamos sacar una conclusión entre la fantasía y la realidad sobre... venga que aquí la única conclusión que sacas es que solo tenían tan solo un jodido garaje para rodar tal escena, ya que la película tampoco destaca por sus extensos e innumerables decorados.

Vuelven a hacer el aquelarre, no sin antes mostrarnos los atributos de las chicas. Sí, esta vez de todas ellas y sí, esta vez el conjuro les sale bien. Pero lo que traen al mundo es un vampiro jefe que toma a la emo llorica de novia en un escena pseudo-erótica-cutre-¿a quién coño se le ocurrió semejante idea?. Pero claro donde hay el mal, también hay el bien. De la misma forma que el vampiro renace, el cazador de vampiros que años atrás lo mató toma posesión de la chica de 30 años para así poder derrocarlo.

Hay que decir que es cutre, mucho. Roza incluso la vergüenza ajena. Los actores son malísimos. Cuando los vampiros muerden no sale sangre solo hacen shhhhhhhh y un saltito aquí y otro por ahí. La escena final de lucha entre cazador y presa es... ejem de una coreografía de pacotilla. El grupo de amigos metaleros cansan, ya que no hay ni un segundo de la peli que no haya música, además que cortan las canciones por la mitad como quien corta bacalao.

Para un servidor, los responsables son unos pajeros que han tenido la oportunidad de disponer de tres mujerzuelas no tímidas, que me meten ahí escenas lésbicas light y con una frase final digna de troncharse el culo que más o menos dejad que os lo narre.

La emo chillona y la/el cazador/a ganan. La chillona se la queda mirando y dice:

- Ya que tienes el cuerpo de mujer y la psique de hombre ¿Eso te convierte en lesbiana?
- Si

Se cogen de la mano y se largan mientras del maletero sale una recién transformada haciendo shhhhhhhhh. Pero no es la única frase para el recuerdo, ahí os dejo otra:

- ¿Eres lesbiana?
- Sí. - ¡Pues entonces serás virgen!

Aun así, muy divertida.


7 comentarios:

Sandra Skull dijo...

bueno no creo que la vea pero me e reido un rato con la critica la frase de eres lesbiana.....brutal jajajajajaja gran critica señor blanch

Blanch dijo...

Gracias sra. Skull. En el mundo de los vampiros todo es posible... todo. La pidriamos definir como una vamploxtation jeje.

thewronggirl dijo...

Vamploxtation? Qué es eso?

Blanch dijo...

TWG, es como blackxplotation pero con vampiros. Saturación de un tema.

thewronggirl dijo...

Senquiu!

Missterror dijo...

Esto es caspa de la que nunca se va,de esa que llevan algunos señores en su abrigo negro que parece que vienen de la nieve, pero nooooooo, solo nieva en su cabeza

La CASPA parece adquirir una nueva dimensión con Vampeggedon...Tiemble señor H&S!!!

Aun así, querido Blanch, ¿puedes creer que me han entrado ganas de verla y todo??? ¿en qué me estoy convirtiendo???

saludos

Blanch dijo...

En qué te estás convirtiendo? En una persona sabia Missy que al final sabrá que es el buen cine!!!!!

Anda mírala.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.