domingo, 7 de abril de 2013

Crítica: Comedown

Comedown es el slasher inglés que presenta Menhaj Huda y la palabra que mejor lo describiría es previsible, con toques transparentes a matar de frustración y un final que es solucionado de una manera demasiado rápida, aunque cabe decir que la película es algo más que ver a gente estúpida morir. La dirección de Huda, un sencillo pero efectivo guión y algunas actuaciones suficientemente sólidas del casting de jóvenes convierten lo que hubiera sido un desfile agotador de torture porn y alarde de videos musicales en algo sorprendentemente un poco más memorable.

El elenco de adolescentes del sur de Londres a punto de pasar la peor noche de sus vidas es como un ovillo a punto de ser desmadejado. Jason (Adam Deacon) acaba de pasar tres meses en la cárcel, y está obsesionado con hacer lo correcto junto a su novia preñada Jemma (Sophie Stuckey). El resto del grupo no lo tiene tan claro y van a tope y hasta las cejas, con el pirómano Gal (Calm McNab) y el camello Lloyd (Jacob Anderson) muy felices por sacarle provecho al pequeño crimen, violencia y dando por culo al bueno de Col (Duane Henry) y a la fiestera Kelly (Jessica Barden). Cuando un traficante del barrio les ofrece un dinero rápido y fácil – cash y pastillas – por trepar a un edificio abandonado a instalar una antena pirata, Jason lo coge sin pensárselo. Pero poco a poco empieza a ser muy obvio que alguien más está en el edificio y que es mucho más peligroso que cualquier miembro de la banda.

Hay muy poco misterio de calidad en Comedown, los primeros minutos ya hacen un flash forward mostrándote que las cosas acaban muy mal, y la razón por la cual estos chicos son escogidos es bastante poco convincente. Evidentemente, todos aquellos que vean la película con ganas no se van a sentir defraudados y si quieres ponerte la película para disfrutar de las muertes pues hay unas cuantas que son bastante destacables. De todas formas, Huda parece intentar atraer a los espectadores con algo más que cruda violencia pero es triste ver como la historia y el ritmo hacen aguas en algunos puntos importantes.

Se podría destacar la actuación de Deacon, que pasa de ser un mero espectador a un guerrero de élite cuando las cosas se ponen feas de verdad aunque la violencia de algunos de los ataques me hizo sentir mucha pena por el final de algunos personajes. Lo que más me gustó del reparto fue que Huda evitó los clichés típicos de las películas de miedo y creó unos personajes un poco más reales, más humanos. Aun así, no tuvo reparo en cargárselos de las peores maneras posibles, sin olvidar que ha sido catalogada PG-13 o hard R. Parece ser también que el final fue retocado porque era mucho más oscuro que él que finalmente ha sido dejado en la cinta. Me gustaría saber cuál era.

Los visuales se debaten entre sombras y armas tan terribles como te puedas imaginar pero hay también, en el fondo; un toque ligeramente artístico, que incluso se hace eco del mito y la fantasía de Heartless de Philip Ridley. Aunque el psicópata está claramente poco dibujado hay un par de giros horriblemente intensos en el que Huda convierte la figura del asesino en un monstruo no humano. Y mientras Comedown no muestra mucho del skyline de Londres, la ciudad se siente genuinamente como un depredador a la caza.

Comedown no juega mucho con la fórmula del slasher para escapar de los inconvenientes del propio género en sí. No va a calar en aquellas personas que busquen algo más allá del horror salvaje y físico. Pero tiene un buen reparto y una veta por donde se cuela la emoción de ser capaz de convertir una historia sencilla en algo que puedes ver, y Menhaj Huda ofrece un trabajo de dirección sólido y lleno de arte, una dinámica por encima de la media. Previsible y en algunos puntos, incoherente tiene un esfuerzo detrás que hará que Comedown sea una buena peli en su género.


6 comentarios:

Kontroverse dijo...

Reb, necesito que seas sincera... En ésta has sido generosa con las estrellicas, verdad? Jajaja!!
Me la recomiendas o tiro de la cadena directamente?

thewronggirl dijo...

Jo, el diálogo es bueno, Yas; pero tarda un poco en arrancar. Las muertes están bien...
Yo creo que no llegarás al meollo, te aburrirás antes y Sara se duerme

Kontroverse dijo...

Pues entonces apaga y vámonos.

Missterror dijo...

Jóvenes encapuchados...no necesito más (La fuerza de "F" me acompaña donde quiera que vaya...)

Sandra Skull dijo...

pero f es brutal,vamos a ver esta.

El Rector dijo...

Comedown deja muy claro que a día de hoy, el cine de terror europeo le da unas cuantas vueltas a lo que se hace en los USA. Solo hay que dejar pasar unos cuantos minutos de este slasher inglés para ver como la cinta de Huda, está a nivel técnico, artístico y sobretodo, en lo que a personalidad se refiere, muy por encima de la media de los cientos de productos similares que nos llegan desde Estados Unidos.

Lástima que todo este potencial se pierda por la incapacidad de darle relevancia al auténtico protagonista de este tipo de películas, el slasher. Aquí la apuesta por el mismo es tímida y no se le da el protagonismo que merece hasta muy entrada la trama.

Para mi gusto, también le falta algo más de visceralidad (si bien tiene alguna secuencia maja en este sentido) y sobretodo ritmo, mucho más ritmo, pues en determinados pasajes, Comedown peca de aburrida.

De todas formas, un slasher disfrutable si bien tenía mimbres para dar muchísimo más de si.

Secundo tu 6 Wrong Girl.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.