domingo, 16 de junio de 2013

Crítica: Come Out and Play

El controvertido mundo de los remakes nos vuelve a "sorprender", esta vez, con una silenciosa revisión de aquella fantástica cinta del año 1976 llamada "¿Quién puede matar a un niño?", y dirigida por el emblemático Narciso Ibañez Serrador. Y Me refiero al remake como silencioso, porque la publicidad y distribución que ha tenido ha sido pobre, saliendo directa y discretamente al formato doméstico, del que nos declaramos consumidores compulsivos. 

La revisión, practicamente es un calco de la original, pero sin Chicho Ibañez Serrador, es decir, el contenido es potentísimo, la forma es correcta, aunque mejorable, pero la comunión fondo-forma se queda corta, y quiero explicar esto bien, porque a mi no me ha parecido un mal remake, ni mucho menos, pero los siempre benditos matices son los que, como es usual, terminan inclinando la balanza. 

De entrada nos topamos con un tipo de terror visceral, y sobre todo antinatural (como casi todos los terrores), que es el terror a los niños (quienes deberían ser los seres inspiradores de ternura extrema), o mejor dicho, el terror a las reacciones de los niños (por impredecibles), y este, es un tipo de terror muy cercano, pues ¿a quien no le ha pasado el quedarse en blanco ante una reacción totalmente inesperada de un niño? (y eso nos ocurre en mayor medida a los que no tenemos hijos) Por otra parte, nos encontramos con el terror a nuestra propia conciencia, pues lo cierto es que el título de la película original nunca fue mas acertado, pues realmente, ¿quién puede matar a un niño?... 

La trama parece simple, pero a la vez tiene un punto de enrarecimiento, que la verdad, de la manera en la que está sugerido, creo que no le beneficia para nada, pues dicho enrarecimiento, desde mi punto de vista (siempre desde mi punto de vista), debería haber discurrido por otra carretera secundaria... 

Dos turistas angloparlantes (por el acento diría que norteamericanos, aunque eso no se especifica en ningún momento), están de viaje por algún lugar de sudamérica (y esto lo vuelvo a decir por el acento y los rasgos de los lugareños, no porque en algún momento se mencione). Él, Francis, simpático y desenvuelto, es el único de la pareja que habla español, y por tanto, quien se erige en guía. Ella, Beth, es una dulce mujer en avanzado estrado de gestación. Se nos van dando pistas de que este tipo de viajes son muy del gusto del matrimonio a través de sus diálogos retrospectivos. Ellos deciden pasar unos días en una tranquila isla que debieron ver en alguna guía de viajes de las que se venden en cualquier centro comercial. Una vez en la isla, el ambiente se enrarece cuando el sol más aprieta, pues lo que allí se encuentran es una isla sin rastro de habitantes, a excepción de una gran pandilla de niños haciendo lo que mejor saben hacer los niños, que es jugar. El nerviosismo crece cuando Francis y Beth comprenden cuáles son los juegos a los que se está jugando en aquella isla. 

Primeramente, tengo que decir que "¿Quién puede matar a un niño?" me parece una obra maestra y que, en cualquier caso, el remake iba a ser difícil que se acercara a lo que supuso para mi la película del 76, pues esa película alimentó el debate que yo tengo conmigo misma desde que tengo el raciocinio suficiente como para intentar entender estas cosas que se escapan a mi explicación, que es la duda sobre si el hombre es malo por naturaleza o se hace, víctima de las circunstancias, el entorno o factores externos fuera de nuestro control. Me reservaré mi opinión al respecto, pero tengo que decir que el hecho de ver a niños pequeños disfrutando con la maldad mas absoluta, me iba dando pistas, y eso hubiera sido glorioso por sí mismo en este "Come Out and play", si no le hubieran incluido el tramposo y ambiguo elemento sobrenatural que en un momento dado, sobrevuela en el ambiente, algo que me borró la mueca de satisfacción de la cara como si me hubieran abofeteado, pues Makinov (su director)se muestra atrevido para mostrar la maldad nata personificada en las manos de un niño , y sigue siendo atrevido mostrando algo tan duro como presenciar muertes de infantes, pero en última instancia, lo deja todo a cargo de una explicación sobrenatural, que me parece, a todas luces, indignante, pues la trama no se merecía encontrarse con algo así (y tranquilos que esto no es el final, no me lapidéis...). La trama debería haber discurrido libre y sin explicación , para que fuera el espectador quien, en su lógica o su ilógica, hubiera encontrado la explicación que menos daño le hiciera, porque esto duele, duele mucho. 

Hablamos de la representación de la inocencia en representación de la crueldad , algo, cuando menos, incómodo. En "Come Out and play", esta parte incómoda está perfectamente ejecutada, pero hay un quiero y no puedo, hay una intención, pero no un objetivo definido, por tanto, en medio de toda esta eyaculación de propósitos, nos encontramos con un camino muy ancho, un camino bastante liso, sin apenas piedras, un camino que se puede recorrer sin problemas, lo que traducido a lo que estamos viendo en pantalla, significa que no sentimos la tensión que deberíamos sentir desde que Francis y Beth llegan a la isla. Todo se hace fácil de ver, y teniendo en cuenta lo incómodo de un tema tan peliagudo como la supervivencia a costa de los principios naturales de unos padres, me parece un error grave, que no presentaba la original (que secaba como el solazo que azotaba aquel pueblecito español de casas blancas). He aquí el primer fallo de esta revisión. 

El segundo fallo es la poca credibilidad que, a mi modo de ver, presentan los actores protagonistas escogidos, a la hora de defender sus papeles, pues una cosa es contención (algo que me suele gustar mucho), y otra es inexpresión, porque pase que Ebon Moss-Bachrach (Francis) tenga una dificultad añadida por hablar un idioma que no es el suyo, y en el que aún no está muy cómodo, y que vaya de una extremo a otro en segundos, pero lo de Vinessa Shaw (Beth), es ya es más escandaloso, cuando en ningún momento consigue trasmitir la ambivalente sensación que debería tener una mujer embarazada de 6 meses, con el sentimiento de maternidad tan a flor de piel, cuando la amenaza es aquello que más se ama y que aún no se tiene. 
 
Uno y dos...y si no se cuentan mas fallos a destacar, pienso que después de todo la cosa no ha salido tan mal, y que recuerdo el remake como una experiencia bastante agradable, y que desde luego se merece mas que un aprobado, porque en realidad supera con con creces las pocas expectativas creadas, y desde luego se merece mucha más atención de la que ha tenido. 

Para visionar esos días en los que el calor abrasa y no hay nada que apacigüe la sensación de arder por dentro y por fuera. En esos momentos, "Come Out and play" se hace fuego. 

Y por favor, cuidado con vuestros críos.

 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

hijodekron:muy buena diseccion me a gustado la critica habeis tardado pero os dejare vivir habeis intentado buscar quien coño es makinov q a echo aparte de esto ????solo dire q la de chicho con el paso del tiempo se a vuelto casposa muy casposa y las grandes peliculas no les pasa.

Blanch dijo...

Pues yo la quité diez minutos después de que llegaran a la isla porque me pareció un calco exagerado a la de Chicho y pa ver la misma película pues me quedo con la original.

Como bien apuntais no es mala, o sea, no son de esas que te arrancaría los ojos pero como digo, para ver una copia casi que no quiero perder el tiempo.

El Rector dijo...

Missterror, pues a trazos generales, estoy muy de acuerdo con la estupenda crítica y además, coincidimos en puntuación, si bien es cierto que hay un par de puntos en los que discrepo ligeramente.

El principal en el tema de las interpretaciones y en particular en lo que refiere a Bachrach. En mi opinión, su trabajo no solo es bueno, sino que termina siendo un factor fundamental para el funcionamiento de la película. A mi su interpretación me ha parecido de lo merjocito que he visto últimamente, de una cercanía y de una naturalidad asombrosa. Es cierto que el personaje puede resultar algo inexpresivo en determinadas situaciones, pero no creo que sea tanto por una deficiencia de su actuación sino como por una petición expresa del director, que buscaba dibujar un tipo de perfil de personalidad muy concreto. Las partes en las que este habla en español, me parecen sencillamente geniales. El tema de su partner, ya es otro cantar.

Luego el tema de la comparación y la diferencia de impacto entre la cinta de Chicho y esta. Yo diré de entrada que no he visto la película anterior. Lo que si tengo muy claro es que pretender que a día de hoy, una película (ya sea un remake o no), consiga impactar al espectador (especialmente el habitual del terror, que ya ha visto de todo), es poco menos que una utopía. Missterror, estoy seguro de que si ves la de Ibañez hoy mismo, no te impactaría ni una décima parte de lo que lo hiciera en su día.

No se si buen o mal remake, pero si una película muy entretenida, intrigante (a mi no me ha desagradado la NO explicación “sobrenatural”), cruda y con un tramo final, de aquellos para no dejar de sonreír.

Saludos.

Anónimo dijo...

pues makinov se lo a echo todo solito ademas rueda con mascara no se conoce quien coño es, makinov makinon ahy directores q no serian capaces de rodar una peli sin q les coman el nabo mientras, me parecio muy muy interesante de ahy mi exigencia .hijodekron

Max Cady dijo...

La cinta de Ibáñez Serrador (basada en un relato de Juan José Plans Martínez) sin ser ninguna obra maestra (hoy ha quedado muy desfasada y cutre en algunos aspectos) tenía un trasfondo turbador y malsano magnífico, además de un final sensacional, que la convierten por derecho propio en una de las grandes referencias del cine patrio en el género del terror.

Esta puesta al día (innecesaria, a priori) es plana, vacía y carente de interés. Una decepción absoluta. No pierdan el tiempo con esta chorrada cuando está la original.

Un saludo.

P.D. Missterror, como siempre, una delicia leerte.

Sandra Skull dijo...

COÑO max ya veo q no te molo demasiado jaaaaaaaaaaaaa a mi si y recomiendo su visionado.
P.D. saluditos de fresa.

thewronggirl dijo...

A mi ni fu ni fa, la verdad

Missterror dijo...

Hijo de Kron- Ante todo, gracias por dejarme vivir.
Siento decirte que no tengo ni idea de quién es Makinov, y que de hecho,tú has investigado más que yo. Lo que sí tengo que rebatirte es que la película de Chicho se haya vuelto casposa con el tiempo, para mi, las sensaciones que consigue siguen intactas, tal cuales las recordaba cuando la vi por primera vez (y la volví a revisionar no hace mucho)

Blanch- pues eberías haberla terminado, es cierto que para ver lo mismo uno se queda con la original, pero eso pasa con el 90% de los remakes, por tanto, cuando pones uno ya sabes a lo que juegas, y si no te estaba pareciendo mala...

Rector- este señor actor, Bachrach , no hace nada del otro mundo cuando habla español (que eso lo hacen los actores hispanoparlantes en inglés un millón de veces mejor y nadie les aplaude por ello), aunque admito que se esfuerza con el acento, pero esa cercanía de la que hablas yo no la percibí en ningún momento, mas que nada porque sólo transmite miedo, pero no rechazo a la rabia que llega a sentir desde el punto de vista de un padre que no entiende nada...
Cuando comparaba con la de Chicho, no lo hacía refiriéndome al impacto que yo "necesitaba", sino a que hay un giro que no me gustó en esta, y hay una falta grave de tensión en un metraje que lo pide a gritos, y que en la original no ocurría.

Max- aquí no estamos de acuerdo!!! Que el remake es innecesario, pues sí , la verdad, como la mayoría de los remakes, pero, para nada considero que sea carente de interés, pues su función la cumple con creces.
Obvio que el que no haya visto ninguna de las dos, debe ver la original, pero el que ya haya visto la original, no creo que salga decepcionado con esta (eso sí, teniendo en cuenta que lo que se ve es el mismo perro con distinto collar)

TWG- si a priori no te llama la atención, invierte tu tiempo en otra película, esta no logrará engancharte.

saludos a todos!!!

Anónimo dijo...

HIJOIDEKRON:as tenido suerte alicia .yo puedo matar niños menos el mio.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.