miércoles, 26 de junio de 2013

Crítica: No One Lives

La noche me susurra "todos nos equivocamos, no eres la única".
La experiencia me recuerda" has estado en el lugar equivocado, eres la persona equivocada".
Alguien me pregunta "¿por qué te gusta saltarte las reglas?"
Una vez me dijeron "eres una persona de recursos".
¿Quién insinuó que "en la exageración siempre la verdad está disfrazada de lentejuelas"?
"El rojo es tu color".
 
Y cuando ves una película por casualidad, y de repente pasas un buen rato, uno de esos ratos entretenidos y crees que has viajado atrás en el tiempo y que no estás en el 2013, porque en ese año se veía una buena película de cada 150, y recuerdas que la semana anterior ya viste una que te agradó muchísimo, y te desubicas porque no sabes ni dónde estás, y miras el teléfono móvil, ves cincuenta wassaps (¿por qué me lo haría, por qué me pondría el maldito wassap?) y ves que es cierto, que el calendario te sitúa en Junio de 2013, es cuando te dices a ti mismo, " claro que el cine es mi pasión, ¿qué otra cosa lo podía ser si no?"

Señores y señoras, con ustedes: "No one lives".

Todos nos equivocamos

La premisa de "No one lives" es el giro, el volantazo, el más difícil todavía, el "yo salto aunque no haya red, y si me mato, caballeros, fue un placer conocerles".

Tengo que deciros, cuervitos, que no tengo miedo en contaros esto desde el principio de la crítica, pues desde el inicio, Kitamura (director también de "The midnight meat train" y "Azumi"), nos enseña sus cartas, ahora, el tema es ver si sabe jugar bien, porque sí, aquí hemos venido a observar cómo juegan los demás.

Que Kitamura conoce las reglas del juego es bien sabido, que le gusta jugar a lo grande también, pues a ver si Nadie vive entonces!!!.

El argumento nos resulta cercano, ya lo conocemos, incluso nos puede hacer errar en la dirección hacia el subgénero, por ahí no van las sorpresas.

Una pareja de novios viajan hacia un lugar indefinido, y en un pueblo indeterminado, mientras cenan, se encuentran con un grupo de delincuentes (sí , los típicos paletos salvajes), que intentan robarles. En el pequeño secuestro que sufren, algo sale mal, la novia muere, el novio vive. Un mal paso, una mala decisión, una elección equivocada, y el ratón se hace inmensamente grande y se come al gato y a toda su jodida camada. En "No one lives" no es difícil descubrir cual es la realidad, el tema es ver esa realidad devorándolo todo.

El lugar erróneo, el momento menos adecuado

¿Quién no ha sentido que está en el lugar equivocado en el momento más inadecuado? Eso es precisamente lo que les pasa a nuestros rednecks de turno, que escogen como víctima a alguien que da otro sentido al psicokiller, pues este es totalmente consciente de su psicopatía y se jacta de ella. Es conocedor de su maldad y sabe que es absolutamente letal, algo que en un guión con unas carencias y licencias tremendas, no parece llamar mucho la atención, cuando precisamente la característica principal de todo psicópata es no poder controlar un instinto de muerte, que nuestro asesino parece dominar a la perfección. Y eso que podría pesar como una losa, en este slasher (porque lo es!!) no llama ni la atención (Suelta ese As Kitamura, que la partida la tienes dominada).

Los personajes están presentados a la perfección, no hay dudas con ninguno de ellos, te podrían aventurar a hacer un horóscopo de cada uno de ellos y predecir, sin equivocarte, lo que va a pasar. Y esta definición de los personajes, este poco espacio para la imaginación , es un acierto, ya que la principal baza de "No one lives" es que ofrece lo que ofrece, entretenimiento desde el principio hasta el fin, no hay mas vuelta de hoja.

Salto de las reglas

Con unos personajes y una historia definida, lo primero que se nos viene a la cabeza es una película de venganza, y en un salto de pértiga, esta venganza (que también lo es), no deja de ser un slasher , porque tiene todo lo que un slasher necesita (excepto una cosa). Contemos: tenemos a un asesino despiadado, tenemos crueldad y sangre, tenemos a ese asesino que realmente parece invencible, pues es capaz de sobrevivir a un grupo de asesinos (porque chicos, aquí no hablamos de universitarios precisamente), tenemos el escenario perfecto para el slasher, tenemos la presencia potente y fundamental de un asesino capaz de generar fans en un solo segundo. Hay tensión, hay persecución, pero no hay máscara, este asesino muestra su cara, enseña sus facciones, se deleita con su expresión, atemoriza en la misma proporción en la que llama la atención.

Y este salto en las reglas de un slasher, viene sin traumas, sin dramas, viene naturalmente, y nos lo tragamos todo, porque pese a que tiene un punto ácido, es fresquito, y señores, entra muy bien.

Carne fresca en la que el factor psicológico, tan cogido por los pelos, sobra por completo.

Persona de recursos

Y siguiendo con el asesino, que se lleva el noventa por ciento de la película (el resto de los personajes y sus historias paralelas no importan en absoluto), si algo llama la atención de su metodología, es su pericia con los elementos de los que "dispone". Es como el MacGyver de los asesinos (todo lo hace, todo lo usa), ya que no solo posee una fuerza que no parece propia de su cuerpo, una inteligencia que le hace estar de vuelta de todo, un poder de convicción más allá de la lógica, una atracción fuera de toda duda, no solo es todo eso, sino que también es el asesino que nunca deja cabos sueltos, que siempre termina el trabajo...eso sí, pese a ser frío y calculador como él solo, tiene su corazoncito, y detrás de ese adoctrinamiento con alguna de sus víctimas, se esconde el amor (Venga Kitamura, pide más cartas que esta partida te la han ganado...) y es que no es comprensible que se pueda ser empático y apático por igual, y no lo es porque en esa ruptura de normas, de reglas que este director no quiere seguir, no vale todo, y para mi, el personajes del asesino cojea en su psicología precisamente, que no termina de estar claramente definida y que va dando bandazos (cuando parecía que era uno de los puntos fuertes).

Insisto en que este componente psicológico, este lazo víctima- verdugo sobra por completo porque no es creíble de ninguna manera (de la misma forma que no lo es tampoco que este hombre pueda sentir amor por alguien, sea su novia, su perro o Enma...).

La exageración como estandarte

Y el más difícil todavía!!!! Las licencias en el guión son de nota, y olvidándonos de las lagunas (en las que se podría nadar sin parar), no se puede pasar por alto que lo de este asesino es de una imposibilidad absoluta, porque madre del amor hermoso (taparos los oídos que hay SPOILER) ¿cómo se puede meter uno dentro de un cuerpo humano sin suturar y que dos personas cojan ese cuerpo, lo metan en una bolsa y lo trasladen sin darse cuenta? FIN SPOILER, cosas incomprensibles...tanto como la duda constante durante toda la película que es el saber de dónde saca todos los artilugios que utiliza para matar...¿cómo se puede anticipar a todos los movimientos, por predecibles que estos sean, de los otros villanos?

Y con todo eso, la verdad, la realidad es que te da bastante igual, porque el propósito se consigue, porque has venido a pasarlo bien, y con la partida casi terminada, puedes decir que te está molando cómo lo está haciendo Kitamura.

El rojo

La sangre, la sangre, la sangre...claro que hay sangre, chicos por favor, que hablamos del director de "The midnight meat train", ¿cómo no iba a haber sangre?. Los efectos especiales, muy conseguidos, el salvajismo a la orden del día y la cámara recreándose en las salpicaduras de hemoglobina. Unimos esto al conjunto anteriormente explicado y tenemos una película que nunca será una obra maestra, pero claramente tampoco lo pretende. Una película que no engaña, que te da exactamente lo que te tiene que dar, pese a sus numerosos fallos, que terminas pasando totalmente por alto.

Una propuesta que no se debería dejar pasar, no porque la vayamos a recordar por los siglos de los siglos, amén, sino porque la vamos a disfrutar.

y No one lives.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

hijodekron:mi mujer aguanto asta el espoiler xq le parecio demasiado absurdo y lo es, yo flipe en colores un machote a cara descubierta reventando cabezas eso mola buena critica alice.

P.D.no sale ni una teta joder un slashher sin tetas es como un jardin sin flores.e dicho.

Blanch dijo...

El mejor slasher de la temporada y como se dice a cara descubierta. Muy buena. Lo de como se mete dentro es lo de menos, mola un montón!!! Y la frasecita esa de "vosotros sois ladrones comunes, luego están los asesinos en serie y luego estoy yo, un sociopata" bueno más o menos dice esto.

Saludos

Max Cady dijo...

Gran reseña (una vez más) y unas ganas tremendas de ver esta película (a ver si consigo centrarme y me pongo en breve).

A priori, me apetece un slasher salvaje y entretenido (en este año nefasto) aunque el señor Kitamura que me decepcionó sobremanera con The Midnight Meat Train, tal vez esperaba demasiado de la adaptación homónima de mi adorado Clive Barker, no me daba las garantías necesarias. Le echaré un vistazo y os contaré.

Saludos!!!!!!!!!!!!

thewronggirl dijo...

Pues a mi me apetece mucho verla. No he leído el espoiler, el resto si (por eso me han entrado ganas de verla).
A ver qué tal

El Rector dijo...

Pues opino muy en la línea de Missterror, esta es una de esas (pocas) veces en las que no puedo encontrar ninguna objeción a su estupendo análisis, jeje.

Entretenida película, muy al estilo de The Collection (aunque menos brutal) en cuanto a formato, a caballo entre el slasher y el survival, con bastante acción, sangre y un guión plano que esta vez, si, no resulta perjudicial para el conjunto pues sencillamente, no tiene ningún tipo de relevancia (y eso que hay cada meada fuera de tiesto que asusta...).

A mi por eso, y en referencia a Kitamura, The Midnight Meat Train me parece mucho más película.

Hijo de Kron, si hay tetas, y es algo que uno debe de tener muy claro cuando se pone a ver una película en la que aparece América Olivo.

Saludos.

Sandra Skull dijo...

coño pues se me paso a ti no por lo q veo guarrete

Spupydo dijo...

Solo decir que coincido con la critica porque la pelicula me gusto mucho.Mucha sangre,un buen y carismatico malo hicieron una cinta muy entretenida aunque no todo lo brutal que hubiera esperado.Y agrego que Kitamura tambien es director de esa locura que sola la mente de un japones pudo haber creado llamada Versus,la cual es muy recomendable si solo se quieren ver sangre,muchos tiros,muchas ostias y un argumento de lo mas disparatado y bizarro.Tambien dirigio Aragami,otra locura pero para un publico mas selecto ya que puede aburrir a mas de uno.
Y me uno a los que les encanto The Midnight Meat Train.

Paco Vázquez dijo...

Me encantó la película, fue toda una sorpresa y la he visto ya dos veces porque es realmente entretenida y disfrutable. En mi blog ochenteromoderno.blogspot.com.es podéis encontrar mi critica. Os animo a echarle 1 vistazo http://ochenteromoderno.blogspot.com.es/2013/06/no-one-lives-no-one-lives-2012.html

Missterror dijo...

Hijo de Kron- me alegro que la disfrutaras aunque te quedaras dormido en la escena de las tetas de la Olivo ( ¿en serio creías que saldría esta mujer sin enseñar tetas-culo?)

Blanch- pues así sin pensarlo mucho no recuerdo muchos más slashers esta temporada, por tanto, cumpliendo como cumple, sí parece que gane el título que le has puesto.
Esa frase está realmente bien, yo también la recuerdo, lo malo es que él sea consciente de ser un sociopata...

Max- pues tienes que verla, es salvaje, divertido y fresco.
Respecto a "The midnight meat train" debo decir que tampoco me parece la mejor adaptación de mi también adorado Baker, pero no se puede negar que es muy potente, y que aunque tenga un final para echarse a llorar, Kitamura logró darle el toque que creí que en pantalla grande no podría ver y que Barker consigue en cada palabra.
Desde luego, para mi, la mejor adaptación de los libros de Sangre de Barker es "Dread" (que me gustó muchísimo) y la más bochornoso es "Book of blood" (¿Cómo se puede hacer algo aburrido de algo escrito por el bueno de Clive?)

TWG- puede gustarte...ya nos cuentas, guapa!!!

Rector- Toda la razón del mundo!!!Esto es algo muy parecido a lo que pasó con "The Collection", diversión salvaje, pero claro, esta no pretende nada y se supone que "The Collection" debía darnos una explicación, anyway, ambas muy disfrutables

Spupydo- Feliz de que la disfrutaras.
La verdad es que yo no he visto "Versus", pero ya me ha picado la curiosidad.

Paco Vazquez- Ahora me paso por tu blog a leerte ;)

saludos

Missterror dijo...

y es la primera vez que todos estamos de acuerdo!!!!!!

Max Cady dijo...

¿Aburre? No. ¿Tiene buen ritmo? Si. ¿Es salvaje? Si. ¿Es sangrienta? Si. ¿Es Disparatada? Absolutamente sí. ¿Es una buena película de género? No creo que pueda decirse eso de un producto que alberga sólo 3 líneas de guión. No obstante en su simpleza y sinsentido (sólo pretende hacer disfrutar en modo off a los degustadores de slashers y litros de sangre) es muy superior a productos más pretenciosos (y todavía más vacíos y estúpidos) como el caso de la reciente The Purge (que es francamente mala).

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.