miércoles, 16 de octubre de 2013

Crítica: Mala

Argentina nos trae al Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges 2013 “Mala” (2013) de Adrián Caetano, un thriller un tanto fuera de lo común con muy mala leche.

Una mujer maltratada confiesa a la policía que ha contratado a un asesino a sueldo para que mate a su marido porque ya no aguanta los golpes. Agentes rodean la casa, pero nada pueden hacer por el infeliz y Rosario (Florencia Raggi), como se llama la justiciera de las mujeres desvalidas, es implacable con todos aquellos que intentan evitar su objetivo. Las paredes de la casa se pintan con sangre de policía y el maltratador es asesinado por inyección letal.
 
Rosario, cuyo secreto se esconde en un caleidoscopio del que jamás se separa, intenta huir de la policía pero acaba detenida y molida a palos. La corrupción policial la deja en libertad a manos de Patricia (Ana Celentano), una oscura mujer con poder económico que se convierte en su nuevo cliente. Rosario deberá acabar con Rodrigo (Rafael Ferro), el ex marido de ésta, y además deberá hacerle sufrir por dejar supuestamente en silla de ruedas a Patricia. Rodrigo, a punto de ser padre de su actual mujer (interpretada por Juanita Viale), aparenta ser un hombre sin amor y merecedor de la ira de Patricia.

Lo primero que vemos al iniciar la película es una introducción a otro mundo, al de “Mala”. Una frase reza: “Había una vez un mundo sin amor”. En este mundo sin amor, que sucede en Argentina como bien podría haber transcurrido en España pues la historia es universal, vive Rosario, una mujer que se dedica a matar hombres maltratadores. Hasta aquí podemos ver a una “heroína” o una justiciera contra el abuso y la violencia de género. Pero Rosario no lo hace gratis. Por cada asesinato se embolsa mucha plata (dinero), lo que la convierte en un sicario de las maltratadas. Cualquier atisbo de heroicidad en sus actos son erróneos, pues no deja de ser una mujer que se toma la justicia por su mano y además, como pide mucho dinero a cambio de sus servicios, una asesina a sueldo mas. Por eso Rosario es mala, como bien indica el título.

Para cumplir su cometido Rosario se convierte en una persona cercana a sus víctimas. En el caso de Rodrigo, se hace pasar por veterinaria y es buena representando identidades falsas pues actúa como tal. Ella cuida de los caballos que cría Rodrigo en sus tierras.

Cada vez que Rosario adquiere una identidad la encarna una actriz distinta. Rosario policía es interpretada por la colombiana Liz Solari, Rosario veterinaria es encarnada por Maria Duplaa (la mejor interprete de todas), Brenda Gandini hace de Rosario enfermera y Florencia Raggi hace de la verdadera Rosario.
 
Hasta el momento en el que Rosario llega a la casa de Rodrigo y lo tantea la película te atrapa en su suspense. Luego los personajes empiezan a caer en un espiral menos interesante de lo que promete su presentación inicial. El guión de Bruno Hernandez, Luciana Piantanida y el propio Caetano está forjado de otro material diferente al de los thrillers más convencionales y se agradece que no sea tan predecible como otras películas de su género. Esto no tiene porque ser algo del todo favorable visto el desarrollo final de la historia.

Caetano dota a Rosario de una sexualidad que va de la atracción sutil a la brutal. Para acercarse a Rodrigo, la asesina emplea la estrategia de la seducción. Hay una escena en el cobertizo llena de tensión sexual que lamentablemente no llega a ninguna parte por un giro argumental inexplicable. Por otra parte, está un elemento misterioso, el caleidoscopio, del que el espectador está pendiente, pero que termina por ser intrascendente, como un secreto que no nos interesa descubrir.

A ciertos errores de principiante, como ver en plano sombras de miembros del equipo situados detrás de cámara, se le une una exagerada utilización de la cámara en mano que llega a molestar a la vista.

De “Mala” me quedo con las interpretaciones de su reparto en donde todos los actores están al mismo nivel y su atractivo comienzo que crea en el espectador unas expectativas muy altas que lamentablemente no se llegan a cumplir.

LO MEJOR: Su sangriento comienzo.

LO PEOR: Crea misterios alrededor de su protagonista que ni se resuelven ni acaban por interesar.
 
 

11 comentarios:

thewronggirl dijo...

Pues vaya...
No acabo de compartir tu idea de que sea mala porque se toma la justicia por su mano y cobra mucho dinero. Primero, ellos se han tomado la justicia por la suya al creer que pueden golpear a sus mujeres porque sí. Y segundo, un asesino a sueldo se juega mucho en la balanza como para ir matando gratis...
Cualquier mujer maltratada debería armarse de una cacerola y asestar unas buenas ostias a sus maridos mientras duermen...
Y si tienen el dinero, que contraten un sicario; en el caso de que no tengan dinero, que se lo estudien y lo hagan ellas mismas
Tienen mi total comprensión... los maltratadores son purria

TED BUNDY dijo...

The Wrong Girl,

Comprendo lo que dices, pero no puedo compartirlo. Si el mundo fuera así, entonces todos nos tomaríamos la justicia por nuestra mano. Los fines no justifican los medios. Si un hombre maltrata a su mujer o mata o roba, que se demuestre su culpabilidad en un juicio y lo tomen preso.

Hay algo que no he dicho en la crítica y creo que es importante. CADA VEZ QUE LA PROTAGONISTA ADOPTA UNA IDENTIDAD, LA INTERPRETA OTRA ACTRIZ DISTINTA.

Saludos.

El Rector dijo...

Diantres Ted!! Creo que ese era un detalle a tener en cuenta, ahora veo la película con otros ojos :)

Saludos.

TED BUNDY dijo...

Rector,

Créeme cuando te digo que no vas ha ver la peli con otros ojos por ese detalle. Sigue siendo una película más del montón.

El Rector dijo...

Ted, la película en si no me atrae para nada. Pero por lo que cuentas, ese detalle, es de lo poquito curioso que parece tiene que aportar.

Saludos.

TED BUNDY dijo...

Rector,

Créeme cuanto te digo que no vas A ver (A ver!!!) la peli con otros ojos por ese detalle. Sigue siendo una película más del montón.

thewronggirl dijo...

Ted, no compartimos la visión de la justicia universal. Tu eres más de: ojo por ojo y el mundo se queda ciego.
Yo soy más de no te fies de la policía porque son unos mascachapas

TED BUNDY dijo...

The Wrong Girl,

Me has malinterpretado. Yo no soy de "ojo por ojo". Yo soy de que las cosas se tienen que resolver por el derecho, que es igual para todos.

Si alguien es culpable que se demuestre y luego que se le aplique la legislación vigente. Nada de tomarse la justicia por su mano como hace la prota de "Mala".

DaniWoX dijo...

Grandes Ted Bundy y The Wrong Gilr! Grandes!
(Aunque comparto más la idea de TWG.)
PD: ¿Se puede llegar a decir que la discusión filosófica entre ustedes acerca de la justicia por mano propia o no, es más entretenida que la película comentada?

thewronggirl dijo...

Ted, mi frase es una sátira... ojo por ojo y el mundo se queda ciego implica lo contrario de ojo por ojo, diente por diente. Vaya, es una frase que parodia el tomarse la justicia por la mano!

Anónimo dijo...

¿Ella era una mutante? ¿Era una X-men? Digo, porque cambiaba de forma la guacha. Tenía poderes. Por un momento creí que era ese extraño y aparentemente tan interesante caleidoscopio el que le daba los poderes. Después creí entender que sus poderes surgían de las inyecciones que se daba (bueno, es una sola, pero nunca explican para qué es). Y al final me convencí de que era una bruja, una maga o una mutante.
Otro tema. ¿Alguien entendió el final? Hasta que ella no va a matarlo a Ferro al Hospital la película es mala pero mal que bien tiene sentido y parece que va a terminar explicando todo lo inexplicable. Desde acá todo se vuelve más bizarro y pierde todo el sentido y deja más dudas que explicaciones.
A tomar en cuenta las dudas:
¿Qué tenían que ver Rosario y Ferro? si la noviecita de él era otra que había muerto en un accidente y si acaso ella hubiera sido alguien en la vida de él, por lo menos ella, hubiera reaccionado de otra forma cuando lo conoció.
¿Qué onda con la foto del caleidoscopio? O sea, se supone que era Rosario en su versión Gandini con Ferro. ¿Esto tiene algún sentido?
¿Por qué Ferro reconoce a la versión Gandini de Rosario? Vuelve el tema de la foto, pero es también algo inexplicable.
¿Cuál es el sentido de que copule con el moribundo? ¿Lujuria? ¿Procreación? ¿Problemas mentales? ¿La peli necesitaba un polvo?
¿Por qué Rosario utiliza sus superpoderes para tomar la forma de la mujer embarazada al final? No le encuentro el sentido. No me vengan con que siempre fue ella porque no podía estar en la moto y en la camioneta al mismo tiempo. A menos que tuviera más poderes de los que yo creía que tenía.
¿Qué onda con el nenito que tan ridiculamente es ahorcado al principio? Nunca se explico esto que le ocurrió a la versión Gandini. ¿Tiene algo que ver con la foto?
¿Por qué la mujer de la silla de ruedas dice que tenía diez días y que todavía le quedan dos? ¿Alguien sacó pedazos del guión y por eso no se entiende nada?
¿Por qué hago todas estas preguntas acá? No se.
Que película de mierda.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.