miércoles, 16 de octubre de 2013

Crítica: Dark Touch

“Dark Touch” (2013) arranca una fatídica noche en plena zona rural, en una casa antigua aislada donde se desata el caos: los objetos y los muebles se vuelven contra sus habitantes. Neve (Marie Missy Keating), una niña introspectiva de 11 años de edad, es la única superviviente de la sangrienta masacre, obra del mobiliario, donde sus padres y su hermanito mueren.

La policía local sospecha de una banda de asesinos vándalos e ignora el testimonio de Neve, que denuncia la rabia mortífera de los objetos. Entonces recogen a la niña de manera provisional los amigos de la familia, Nat (Marcella Plunkett) y Lucas (Padraic Delaney), que se esfuerzan por apaciguar su traumatismo rodeándola de cariño y brindándole una vida y una escolaridad normales con la ayuda de una asistente social, Tanya (Charlotte Flyvholm). Nat, que aún se recupera de la pérdida de su hija mayor, Mary, víctima del cáncer, se niega a reconocer las energías psíquicas extrañas que menciona Neve. De hecho, nadie parece querer reconocer abiertamente lo que está pasando. Al principio esto es racional, pero la historia llega a un punto en que la negación es ridícula. Por ejemplo, Tanya ve con sus propios ojos como se le abalanza una mesa en el jardín en medio del cumpleaños de Anne, una compañera de clase, cuando Neve se pone nerviosa y llora. Y Neve se pone muchas veces nerviosa y muchas veces llora. Podemos entender que está traumatizada, pero a pesar de todo el cariño que le rodea (Tanya, el matrimonio o su profesor) no encuentra sosiego, sino todo lo contrario: a su alrededor los signos del peligro siguen manifestándose y en los lugares por los que pasa permanece una violencia disimulada, que no tarda en desencadenarse de nuevo y producir nuevas matanzas y nuevas víctimas. Algo terrible ocurre alrededor de la misteriosa niña. El pasado le persigue.
 
Desde su primera escena, “Dark Touch” utiliza los símbolos del gótico puro (incluyendo elementos sobrenaturales) para dramatizar horrores humanos más allá de toda comprensión racional. Emplea un tema lamentablemente siempre de actualidad como el abuso de menores que deja en el espectador una profunda sensación de tristeza por tratar los efectos duraderos (las cicatrices) que deja, tanto física como emocionalmente. Es duro ver como Neve reacciona cuando Nat le toca para ducharla o cuando Lucas se quita el cinturón porque le aprieta. Parece que la niña ha debido pasar un calvario.

Con claras reminiscencias a “Carrie” (Brian De Palma, 1976), sin la religión, a “El pueblo de los malditos” (Wolf Rilla, 1960) y a “Los chicos del maíz” (Fritz Kiersch, 1984) , “Dark Touch” trata el abuso del poder, ya sea de un padre o de un niño. Marina de Van (“Dans ma peau”), quien escribe y dirige, nos sumerge en una película que comienza siendo madura y compleja, una mezcla de terror y drama, un perfecto ejemplo de por qué es tan importante que el cine francés siga involucrándose en este género y por qué sigue siendo interesante la perspectiva de la mujer en el cine.
 
Nunca es fácil dirigir a niños (Hitchcock ya lo advertía), pero la inexperta Marie Missy Keating (hija del famoso cantante Ronan Keating) ofrece una gran interpretación de su personaje (hace fácil lo que es complejo), una chica temerosa, sola e incapaz de distinguir entre afecto. La actriz se integra por completo en un ambiente hostil que ataca -al principio- al espectador con un nivel de terror profundo y sofocante. Su personaje es el punto crucial de la historia. El trauma pasado de la muchacha da espacio para la especulación, concediendo a su figura un toque misterioso. Pero, por desgracia, el secreto es simple y obvio, y la historia nebulizada pierde rápidamente su impacto moviéndose en la dirección equivocada, convirtiéndose en un drama sobrenatural lleno de hilos argumentales incomprensibles.

La pareja interpretada por Delaney y Plunkett, por otra parte, ofrecen también interpretaciones muy complejas (dicen más de lo que en apariencia vemos) que complementan a Neve, dándole el equilibrio que necesita y ofreciendo profundidad dramática al relato. El espectador conecta con ellos, siente por ellos e inspiran compasión.

La trama de “Dark Touch” es rica en momentos pausados y tranquilos que te atrapan en la narración hasta que éstos se rompen magistralmente con momentos de violencia gráfica. Sin embargo, gran parte del misterio de la película no está debidamente desarrollado y después de una acumulación de buenas intenciones parece que la historia va hacia abajo. El problema de “Dark Touch” reside en su segunda parte, fruto de un guión mal rematado, una vez presentados los momentos de Neve lidiando con la muerte de sus padres, sus nuevos tutores y su asentamiento en la escuela. La actuación de la trabajadora social embarazada no ayuda, tampoco la irritante actuación de los niños de la fiesta de cumpleaños, y muy posiblemente parte del público de Sitges terminará por perderse en reacciones contrarias a las pretendidas: la tutora de Neve abofetea a la niña (un desagradable momento que muestra cómo el abuso puede seguir a alguien), pero a uno le entra la risa tonta porque ya está cansado de tantos lloros y de tantos momentos prefabricados para crear malestar.
 
Otra escena ridícula e involuntariamente risible es aquella en la que Neve ve un cinturón y se sube la falda para que la azoten, y Nat la detiene. Esto es porque se aguijonea al espectador con el trauma de la joven y se remarca hasta la saciedad los efectos de los malos tratos. Por ello, Neve se convierte en un personaje ridículo y la película se decanta en aquellos que buscan emociones baratas. Y para rematar el film llega el clímax final donde De Van parece no saber que hacer abandonando la película en el desconcierto más absoluto.

LO MEJOR: El tema de los malos tratos y sus efectos.

LO PEOR: Involuntariamente risible. Un guión cargado hasta los topes de drama desesperante y ridículo.
 
 

13 comentarios:

El Rector dijo...

Ted, si continúas dándole caña el festival de esta manera, no vas a dejar ni una sola película para los demás. Avaricioso!!! ;)

A esta también le tenía ganas, pero me has dejado un poco frío con esa puntuación... de todas formas le pegaré un tiento. Me llama bastante la temática.

Saludos.

Machete dijo...

Las ganas no, pues me gusta sacar mi propia opinión, pero la ilusión me la has quitado un rato.

Machete dijo...

Rector, mejor dicho no van a quedar películas que podáis ver por primera vez.

May Dove dijo...

Ya es típico esto en muchas películas de Sitges, que la gente empieza a reírse porque están sobreactuadas totalmente y se quedan en algo surrealista y carente de sentido.
La verdad es que cine francés de terror siempre es bien pero con esta nota que le has puesto, se me quitan las ganitas

El Rector dijo...

Machete, me refería a películas sobre las que escribir ;)

Saludos.

Machete dijo...

Lo sé, pero es que a este paso, cuando llegue el festival, lo habréis escrito todo. ;)

FrancHis Neumann dijo...

Terminó y me quedé con un "qué pasó aquí?" en la mente. Pretenciosa, y más nada. Se pierde por completo, lo poco que ofrece se pierde.

Saludosss!!

TED BUNDY dijo...

Cierto, lo poco que pierde se pierde por falta de talento a la hora de escribir el guión. Una lástima porque empezaba muy bien.

El Rector dijo...

Decepción. Y especialmente sangrante en este caso porque Dark Touch tenía potencial para convertirse en una de las grandes cintas de terror del año y al final, se queda en un quiero y no puedo o en un puedo y no quiero, no lo tengo muy claro.

Yendo claramente de mas a menos, las grandes intenciones apuntadas en sus inicios, terminan quedándose en eso, en intenciones, a medida que avanza la trama y se pierde en un guión plagado de cabos sueltos donde la realizadora se queda en tierra de nadie en todos y cada uno de los frentes abiertos, priorizando en exceso la parta dramática sobre la de terror cuando en muchos momentos, la cinta pide totalmente lo contrario.

Y eso que dark Touch contiene momentos realmente incómodos (la a priori, parte de los abusos sexuales, son brutales, y digo a priori porque el tramo final deja una puerta abierta a la ambigüedad, que lamentablemente, no se desarrolla).

Una lástima.

Lo mejor la interpretación de la pequeña y la incomodidad de algunas secuencias, así como la espectacularidad de otras.

Lo peor su falta de definición y la gran cantidad de incógnitas planteadas y no resueltas.

Saludos.

Missterror dijo...

Coincido con el Rector. "Dark Touch" al final se convierte en un drama y todos esos poderes sobrenaturales se quedan en la anécdota cansina que nos repiten una otra vez...Lo importante aquí es precisamente el descubrimiento de esas cicatrices de las que hablas Ted, para mi aquello es lo salvaje (yo no creo que Neve se levante su camisoncito preparándose para que le azoten, es mas bien que se prepara para "otra cosa", que ha vivido repetidamente por parte de su padre y de su madre), esa es la sensación cruel, lo difícil de digerir, el resto sólo son imágenes que no llevan a ninguna parte, hasta que se quedan en nada, como es ese final espantoso.

Un pena porque en realidad "Dark touch" da pie para un giro en el guión que nos hubiera puesto la sonrisa en la boca, pero no, todo se queda en lo previsible.

saludos

Damien Thorn dijo...

A mi me debió pillar con las defensas bajas, porque me gustó bastante...
El tema del maltrato infantil, sutil pero más que efectivo.
Ahora bien, el súper final que me esperaba se quedó en final corrientito...
Enhorabuena por tu crítica!

ranamutantemutandoaun... dijo...

Cuando la empece a ver, no sabia que era de Marina de Van, ya en el transcurso pese que aparentemente se me mostraba como una película mas de terror sin serlo, algo en el argumento me pareció muy interesante y diferente, un dramática? quizás, pero el tema es complejo y proyectarlo con una peli de terror lo vuelve mas complejo e interesante, es un tema dramático, como esperaban que terminara? es cine de terror! que esperaban!!! en fin, sin ser una mega película para aquellos críticos del perfeccionismo a mi me parece que pese a sus imperfecciones Marina de Van tiene algo diferente y muy a su manera que comunicar,recordemos In my Skin o sea terror? drama? gore? Disculparan mi mala ortografía y redacción pero son las cuatro de la manana y no le voy a dar importancia.

Daniel Bollati dijo...

Alguien puede explicarme el final por favor!? La verdad que no lo entendi...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.