sábado, 26 de octubre de 2013

Crítica: Haunter

El director de cine canadiense Vincenzo Natali que antaño nos obsequiara con joyas como Cube y algunas no tan brillantes entregas como Splice demuestra ser un maestro a la hora de transformar historias en rompecabezas. Es, de alguna manera; otro descendiente de los relatores del horror Canuck: David Cronenberg. Como Cronenberg, Natali trata a sus personajes como conejillos de indias que poseen características o enfermedades únicas. De hecho, Natali adora las circunstancias sintomáticas que definen a sus personajes, mayoritariamente subdesarrollados; bajo el dilema Twilight Zonesco al que se enfrentan.

Esto permanece veraz en Haunter, una película sobre una casa encantada adaptada por Matthew Brian King de su propia novela. En Haunter, Lisa (Abigail Breslin, que ya ha crecido desde Little Miss Sunshine), es una adolescente angustiada que revive el mismo día una y otra vez. Haunter es como si Atrapado en el Tiempo (Groundhog Day) conociera a The Lovely Bones: mientras el Phil Connors de Bill Murray repetía el mismo día para poder apreciar mejor su vida, Lisa hace lo mismo pero es un fantasma. Y esto no es un spoiler, ya que Lisa se encarga de sacarlo a la luz rápidamente. Haunter tiene un buen comienzo, pero a medida que Natalie y King te van persuadiendo a entrar en el laberinto, se torna más difícil apreciar lo que inicialmente hacía la película un producto prometedor.

Porque es una película con forma de puzzle – King reconoce esto en una pesada línea de diálogo que compara la casa de Lisa con Pac-Man, el comecocos – la mejor parte de la cinta es el principio. Ocho minutos en la película y Lisa les cuenta a sus padres lo qué cree que está pasando: están reviviendo el día anterior a su dieciséis cumpleaños en bucle. Sus padres creen que está de guasa, evidentemente; y la ignoran. Pero pronto algunos detalles del día de Lisa empiezan a cambiar, como que su padre Bruce (Peter Outerbridge) se ponga a fumar después de cenar cuando nunca lo había hecho. Lisa intentará romper la rutina para entender qué está ocurriendo. Aunque enseguida descubrirá que están reviviendo el día anterior a ser asesinada, y su asesino (Pontypool, Stephen McHattie) va a atacar de nuevo. Y es un asesino bastante despiadado.

Antes de que King explique porqué está pasando lo que está pasando, Haunter es excepcionalmente atmosférica. El escenario juega a favor de Natali en sus dos primeros tercios haciendo que desees saber cuál es el siguiente paso. Quieres saber que hay detrás de la pequeña puerta, que hay bajo los tablones del suelo y dónde va toda esa ropa que falta. Ambas Cube y Elevated (siendo ésta un corto que ocurre por completo dentro de un ascensor) demostraron que Natali sabía cómo hacer películas de serie B. Haunter, básicamente; sigue el camino. Natali y King hacen un buen trabajo dejando miguitas de pan a los espectadores cada vez que es necesario. Es una buena señal que la mayor parte del metraje te mantenga alerta y haga que quieras saber más de lo que te cuentan.
 
Pero una vez la historia se pone bajo el foco y sus creadores te arrastran a la inevitable conclusión, sus defectos se vuelven más aparentes. Por ejemplo, Haunter va en mayor medida sobre la lucha de Lisa para entender su pasado y ser libre. Pero como la mayor parte de la trama se centra en los diversos intentos de ésta de romper la rutina, ni ella ni los otros miembros de su familia se desarrollan en algún punto de la misma. Natali y King no tienen tiempo de mostrarnos quién es Lisa. Sólo sabemos que tiene una necesidad imperiosa de saber qué está pasando, la misma que nosotros.
 
El problema es que Haunter, igual que muchas películas de terror, es esencialmente un cuento con moraleja. Lisa aprende más sobre su situación, su apuro, su aprieto; prestando más atención a su familia y a sus respectivas rutinas. Pero más allá de algunos debates entrecortados con su hermano pequeño Robbie (Peter DaCunha) y su madre Carol (Michelle Nolden), no hay mucha más chicha en ese plato.

Es bastante triste ver a una joven actriz con talento como Breslin deambular sin mucho objetivo. Breslin no es quizá lo suficientemente fuerte como para llevar todo el peso de la cinta pero el material que le han dado para trabajar tampoco se integra al final. En algún momento Lisa tiene que dejar de ser un mensaje codificado; y desgraciadamente, eso nunca pasa. Cabe destacar la labor de McHattie, que es espeluznante y aterrador cada segundo que aparece en pantalla. Como se come los minutos otorgando una terrorífica aura a las escenas en las que su sonrisa se ve involucrada. Muy a pesar, esas escenas no son suficientes para sustentar la última parte del metraje.
 
 

14 comentarios:

El Rector dijo...

Por lo que comentas, un poquito lo que me esperaba de ella. De todas formas, a mi me gusta mucho el cine de este hombre (incluida Splice) y sería antinatural no abordar su nueva película, aunque tras tu buen análisis, ya voy sobre aviso.

McHattie es muy grande, a mi me tiene conquistado desde la genial Pontypool, otro aliciente más para esta Haunter.

Te cuento.

Saludos.

Romasanta Macias dijo...

Y también la tengo presente y también contaré

Saludos

Ki___wi dijo...

Si falla el desenlace, como tantas y tantas otras, pero los dos tercios restantes son como dice la crítica, estoy seguro que voy a pasar un buen rato, pues además la premisa es bastante interesante.

Damien Thorn dijo...

Felicidades por una crítica absolutamente impecable. Estoy de acuerdo contigo que empieza mucho mejor que acaba, pero a mí al parecer me ha gustado un poco más-será que estoy muy benévolo. El envoltorio en una fotografía decididamente maravillosa, con ese estilo gótico-romántico de la casa en brumas a lo Bronte a mí, que tengo el rollo esteta metido muy dentro, me ha ganado desde los créditos con la mariposa y los tarros. Me encanta que te guste la Breslin, que ya demuestra ser mucho más que la pequeña miss regordetilla, aunque es cierto que Natali carga demasiado peso a sus aún jóvenes espaldas. Aún así, el descubrimiento de pistas no demasiado apresurado hace que el interés no llegue a decaer, y yo me he llevado un susto como la copa de un pino, de esos que te ponen los pelillos de la nuca de punta con una cosa tan tonta, fíjate, como un reflejo.
Lo dicho, me encanta tu disección de la película. Y mucho, Pero me alegro de haberla leído después de verla, que últimamente me cierro en banda!
Enhorabuena, otro criticón de 10.
Pd: A mí Splice me gustó mucho, mucho...

Missterror dijo...

La vi sin ninguna expectativa, y para varias, sin saber nada de ella (y creyendo que la trama iba por otra parte), y me he llevado una sorpresa. No es un películón, pero sí una propuesta a tener en cuenta en este estilo de cine, sobrenatural y atmosférico.
La historia logra captar tu atención, y aunque en ocasiones divague, salva bastante bien con una fotografía impecablemente gótica, como apunta Damien mas arriba, y unas actuaciones solventes (McHattie no decepciona nunca, ya solo su voz lo consigue todo).

Es cierto que al final la cosa se va un poco al lado más fantástico de lo sobrenatural, pero esta es una película de ambiente, y en eso poco que objetar tengo.

Para una tarde de domingo oscura, debajo de una manta suave, es ideal.

Tu crítica, wrong girl, una delicia.

saludos

El Rector dijo...

Yo también tengo palabras bonitas para Haunter, una interesante vuelta de tuerca al género de fantasmas, "viviendo" la historia, desde el otro lado, es decir, el de los muertos, en lugar del de los vivos. Y eso tiene un mérito añadido esta vez, pues esta revelación, se produce al principio del film y, pese a esto, en ningún momento se pierde el interés por la trama, ni siquiera una vez que se ponen todas las cartas sobre la mesa, porque Natali (quien como bien comenta The Wrong Girl, es muy aficionado a experimentar con sus personajes cual ratas de laboratorio), consigue gracias a un elaborado guión, una perfecta interactuación entre lo dos escenarios en los que se desarrolla la obra.

Atmosférica, intrigante y de preciosa factura visual de tonos góticos, Haunter consigue atraparte de principio a fin a pesar de ese "tufillo" a telefilme de sobremesa que desprende en su último tramo.

Y a mi la chica me ha gustado mucho como maestra de ceremonias, aunque mis menciones especiales son para McHattie (que se sale como siempre) y para un fabuloso Peter Outerbridge.

El premio honorífico se lo doy al bueno de David Hewlett, a quien hacía tiempo que le había perdido la pista desde Stargate: Atlantis.

Saludos.

PD: Damien, pero mucho, mucho, mucho ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector y Damien, "Splice", el horror, os gustó tanto tanto??? Yo soy de otro planeta, de Gallifrey mínimo...

May Dove dijo...

A mi Splice ni fu ni fa, no es para odiarla pero vamos... al final es un rollo muy, si no sabes torear, pa que te metes?
Pero eh, Cube está ahí pa siempre!

Gracias por vuestros comentarios alentadores sobre la crítica. La verdad es que me costó escribirla porque no sabía muy bien si me pasaba de buena o me iba de mala. Pero bueno, la película tiene un toque mágico gracias al set y decididamente el malo es muy malo!

Damien Thorn dijo...

Voy a cagarla y soy plenamente consciente, aunque vengo de tomarme unas cervecitas-mal, si empiezo justificándome-...A mí Splice no es sólo que me gustara mucho, es que me parece un bombazo. Potentísima, extravagante, loca, con Adrien Brody y Sarah Polley mejor que nunca y un guión que a mí se me hace delicioso, me gustó MUCHO MÁS que Cube, interesantísima y angustiosa pero que no es más que el desarrollo-estupendo-de una buenísima idea y punto de partida...
Ahí lo dejo... A la espera de los flechazos que me puedan caer (glup)

El Rector dijo...

Damien, flechazo de cupido en mi caso. Añadir a tus elogios compartidos hacia Splice, su morbo zoofílico-parental no apto para todos los estómagos... lo más enfermizo que haya salido de la mente del sr.Nataly. Yo entre Splice y Cube, también dudo... aunque creo que me quedo con la segunda por su originalidad. Aunque ya digo que me gusto MUCHO la del tándem Polly-Brody.

Saludos.

May Dove dijo...

Aiiiiiiiiiiiiiix
Pues a mi me aburrió al final ese rollo incestuoso entre cosa extraña-madre, cosa extraña-padre.

Staisy love dijo...

Pues la película me gusto bastante pone a una a pensar mucho en que va a Pasar luego lo único fue al final que no entendí. Pero en fin la película me gusto.

May Dove dijo...

Si, la película es entretenida, Staisy love. Para pasar el rato no está mal.

Max Cady dijo...

Buena crítica TWG y decepcionante película. El guionista tuvo la idea (tal vez brillante) de meter en la misma coctelera a Los Otros (o cualquier otro título de fantasmas) y Atrapado en el Tiempo, pero el resultado dista mucho de la excelencia de las películas mencionadas (de hecho, todo resulta artificioso y caprichoso). Si añadimos a un guión regulero una dirección de “piloto automático” del señor Natali, obtenemos un producto, a mi juicio, insulso y bastante irregular. Una verdadera lástima.

Saludos!!!!!

P.D. Sin duda, lo mejor la presencia inquietante de Stephen McHattie.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.