miércoles, 9 de octubre de 2013

Crítica: Hell Baby

La primera maratón de Sitges 2013, La noche + freak, nos trae “Hell Baby” (2013) en el que una pareja, Jack (Rob Corddry) y Vanessa (Leslie Bibb), a punto de tener su primer hijo, se muda a la casa más embrujada, llamada por los vecinos “Maison de Sang”, del barrio más ruinoso (“La gente blanca no sabe que existe el barrio”, dice uno de los personajes) de Nueva Orleans y se verá obligada a llamar a los servicios del equipo de élite de exorcismos del Vaticano para salvarlos de un bebé demoníaco. En su ayuda acudirán también el vecino de raza negra Fresnell, quien se cuela en su casa sin permiso intentando asustar y hacernos reír sin éxito, y una pareja de agentes de policía bastante tonta.

Escrita y dirigida por Thomas Lennon y Robert Ben Garant, “Hell Baby” es rica en escenas mal improvisadas y gags repetitivos que demuestran cero talento para la sátira o comedia. Aburrida y sin sabor, esta comedia de terror es perezosa tanto en el humor como en los momentos supuestamente terroríficos. Por ejemplo, Jack está preocupado por el comportamiento extraño de Vanessa. La primeriza, embarazada de gemelos, le intenta envenenar, habla con un perro enorme y tiene un apetito sexual diabólico. Jack lo achaca a la conducta de embarazada pero al final acude a un psiquiatra. En su consulta, el tipo aparece vestido de ciclista y se hace la broma tonta de que se le marca demasiado el paquete. Luego Vanessa entra en el despacho del psiquiatra e instantes después lo vemos colgado en la pared con las tripas fuera. Realmente la escena no tiene mucha gracia y tampoco nos sorprende su gore.

El film de Lennon y Garant está lejos de ser un ejemplo de la moderna parodia de terror, aproximándose a las comedias tontas de las últimas secuelas de Scary Movie y de todas aquellas películas que acaban en “Movie” (“Epic Movie, “Disaster Movie, etc.). Por ejemplo, cuando Jack se echa una siesta en su cama alguien aparece debajo de las sábanas. Jack cree que se trata de su mujer. Entonces quien narices sea le practica una felación. Jack es feliz pero descubre que no es su mujer sino una vieja asquerosa y fea. Jack la tumba golpeándola con el extintor. Al principio del film la misma vieja aparecía en uno de los ventanales del piso de arriba de la casa, como algo amenazador. Resulta que la vieja es la Sr. Nussbaum, una loca que se escapa del geriátrico desnuda, aunque parece que haya salido del cementerio.

Otro gag sonrojante que nos quiere arrancar unas risas sin éxito es aquel en el que uno de los exorcistas le explica a la pareja de policías como unas enfermeras bien dotadas succionaron con la boca las balas de su cuerpo después de un tiroteo. A modo de flashback vemos a dichas enfermeras de pechos generosos y labios carnosos chupando de manera sensual dichas balas. Una escena más propicia para unos adolescentes con las hormonas revolucionadas que para un público adulto. Venga ya, Lennon y Garant, que eso está muy visto ya.
 
También es triste ver los desnudos gratuitos de la cinta. Marjorie, la hermana de Vanessa, está en la ducha. Jack entra en el baño pensando que su mujer se encuentra tras las cortinas y se desnuda para unirse a la fiesta. Cuando corre la cortina vemos en pelotas a Marjorie, quien ni se inmuta.

Precisamente los exorcistas están interpretados por los mismos directores y guionistas, por lo que si la película es una ruina, sus actuaciones no podían ser mejores. Lo peor de su actuación: el exagerado acento italiano.
 
“Hell Baby” no rompe el ciclo de malas parodias de 2013, en el que “Scary Movie V” se llevaba la palma. No entiendo como una película así ha acabado en el Festival de Cine de Sitges. Supongo que tiene que haber de todo, pero este tipo de productos es demasiado indigno como para proyectarse en el Auditori. Tal vez “Mis peores amigos: Promedio Rojo el Regreso” y “Bad Milo!” sean lo mejor de la primera maratón del certamen.
 
LO MEJOR: Por su trama es fácil parodiar “El exorcista” y “La semilla del diablo”, pero “Hell Baby” no lo hace abiertamente. El bebe diablo está logrado, por decir algo más a favor del film.

LO PEOR: Gags repetitivos y sin gracia.

 

4 comentarios:

May Dove dijo...

Pero es una parodia, no? Está pensada como una comedia, cierto?
Tiene que haber de todo. Hacer reír no es fácil.
La ponen en el maratón porque los maratones son largos y pesados y algo fresquito, aunque no sea high quality hace que las horas se sobrelleven mejor.
Todo esto en mi más humilde opinión y sin defender la cinta o el festival.

Daniel Espinosa dijo...

Cierto es que está concebida para amenizar veladas, por lo que incluirla en dicha maratón del festival no está fuera de lugar, pero sí lo está la propia cinta, que aun conteniendo instantes de lucidez que sí dibujan una media sonrisa en el espectador no consigue para nada su propósito, y es que tratar de aprovechar situaciones ya vistas miles de veces en otras tantas producciones de semejante índole (sin ir más lejos cualquier entrega de la extensa franquicia "Scary movie") valiéndose de un humor desfasado no se antoja la mejor opción; ojo, pese a ello, las actuaciones no se alejan demasiado de la corrección exigible (puede que las más cargantes sean las de los propios directores y la "descarnada", que no descarada, anciana) y la trama, aunque aborrecible, se digiere con cierta facilidad.

TED BUNDY dijo...

"Hell Baby" es una película para Brigadoon, un espacio de libre acceso y GRATUITO.

No tiene nada de especial. Si su función es rellenar espacio en una maratón que lo haga en el cine Prado o en el Retiro, pero no en el Auditori, creo yo.

May Dove dijo...

Bueno, tiene que haber de todo, Ted!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.