domingo, 13 de octubre de 2013

Crítica: Passion

Dirigida por Brian De Palma; escrita por Mr. De Palma y Nathalie Carter, se basa en la película francesa “Crime d’Amour”. Con Rachel McAdams (Christine), Noomi Rapace (Isabelle), Karoline Herfurth (Dani), Paul Anderson (Dirk) y Rainer Bock (Inspector Bach).

“No hay puñaladas traperas aquí. Sólo son negocios”. Esta frase aparece en la peli de Brian De Palma dos veces, la primera hipócritamente, la segunda de manera sarcástica; aunque en ambas ocasiones, es la realidad pura. Que te rebanen el cuello no es lo mismo que te den una puñalada por la espalda. Y el argumento, excéntrico y retorcido gira entorno a los negocios si eres capaz de expandir la definición hasta incluir obsesión romántica, celos sexuales y juegos de mente sadomasoquistas.

¿Y por qué no? Hasta una oficina súper moderna puede convertirse en un lugar aburrido y diligente donde la competición despiadada se enmascara con el espíritu jovial de equipo. Hay algo refrescante y original en la manera en que Mr. De Palma infunde a las estériles y relucientes oficinas de Berlín de una firma de publicidad de alto standing un tono travieso. “Passion” es una espiral de colores vivos y composiciones llamativas, muchas de las cuales incluyen pintalabios rojo pasión, zapatos de tacón de vértigo, lencería picante, Champagne del caro y otras doctrinas muy honorables de La Filosofía Playboy.

Lo que no es acusar a la cinta de sexismo pasado de moda, exactamente. Su misoginia es del tipo que se puede disfrazar de un modo verosímil como feminismo, y “Passion” es precisa, de una manera muy interesante; en marcar esa distinción. Rediseñando un thriller francés de Alain Corneau (que se llamó Love Crime en Estados Unidos en 2011), Mr. De Palma imagina un paisaje corporativo – y erótico – en el qué las mujeres son dominantes o sumisas, depredadoras o presas.

Christina, una ejecutiva cuya carrera está en alza es Rachel McAdams, y alterna educación, traición, humillación e incluso le tira la caña a Isabelle (Noomi Rapace), su asustada, pasiva (o casi pasivo-agresiva) protegida. Isabelle se estremece entre el miedo y la venganza y revisita su propia versión de la guerra psicológica entre el jefe bueno y el jefe malo con su propia asistenta, Dani (Karoline Herfurth). Este triángulo pierde un poco de triángulo amoroso para ganar puntos como un juego del gato y el ratón donde los roles de las tres féminas se intercambian sin piedad. Es también un ejercicio de codificación del color, invitándonos a reflexionar sobre las ideas estereotipadas sobre las rubias, las morenas y las pelirrojas, y también a admirar las propiedades cinemáticas del pelo, como concepto.

Los hombres alrededor, aparte de sus pelos canosos y vestidos en trajes de satén; miran el juego (y ocasionalmente y sin saberlo, manipulan a los jugadores) pero básicamente son chivos expiatorios o cabezas de turco. Uno es flaco y es un barbudo seductor, Dirk (Paul Anderson), que se acuesta con Christine y con Isabelle y paga muy caro sus placeres. El otro es el Inspector Bach (Rainer Bock), un detective alemán muy serio con la infeliz tarea de solucionar un asesinato que no hace más que embrollar ese juego del gato y el ratón, la caza; del que hablaba antes. Es una locura de tamaño descomunal.

No pienso revelar la identidad de la víctima aunque el crimen no es una sorpresa ni exactamente un misterio. Permite a Brian De Palma revisitar algunas de sus preocupaciones imperecederas: los personajes que se doblan a sí mismos; con engaños y disfraces; espejos, pasillos, pelucas y escaleras. La banda sonora de Pino Donaggio, vívida, sensual, perversamente desenvuelta no hace más que enfatizar el casi exagerado artificio de la trama, que es representado por unos actores que rara vez parecen creerse lo que están diciendo.

En su exuberante ridiculez, “Passion” mejora tanto la película del Corneau como expone sus fallos. “Love Crime” (que era protagonizada por Kristin Scott Thomas y Ludivine Sagnier) pretendía – o lo intentaba – ser un lugar de trabajo sátiro y una comedia deliberada sobre el comportamiento femenino, así como una chapuza. Su último abrazo al procedurismo policial dejaba a los espectadores con un sentimiento de traición, de engaño; en una película que podría haber sido algo más. De Palma, conservando la estructura básica de la fuente original, sale en busca de lo surreal y lo absurdo, que nunca ha sido difícil de encontrar.
 
La cinta es en su mayor parte elegante y entretenida, ofreciendo excitación, suspense y algunas carcajadas sin tomarse a sí misma demasiado en serio. De Palma, tal y como hizo en Femme Fatale, revela una idea chic, brillante de Europa que está muy lejos de ser realista y que no puede estar más alejada de Midnight in Paris de Woody Allen. El casting se antoja un tanto incómodo. McAdams parece no saber aportar la correcta medida de maldad, y Rapace es reacia a mostrar la intensidad escalofriante que la llevó a través de Los hombre que no amaban a las mujeres. Pero bueno, ellas y los personajes que encarnan se pasan la película fingiendo, y disfrutando esta simulación tanto como los espectadores disfrutan haciendo ver que les interesa.
 
 

10 comentarios:

Max Cady dijo...

TWG buena crítica, aunque discrepo en algunas cuestiones. Esta nueva versión dirigida por un Brian De Palma en bajísima forma (¡qué lejos quedan los años de Scarface, Los intocables de Eliot Ness, Carlito’s Way o Misión Imposible!) del estupendo thriller de Alain Corneau, Crime d'amour, es una muestra de lo incompresible de los remakes. Esta cinta que repite el mismo esquema pero de forma teatralizada, esperpéntica y excesivamente barroca en los planos y la iluminación (poniendo de manifiesto que los 80 quedan muy lejos en el tiempo y también en lo estético, ya que Passion es sólo un disparate autocomplaciente de los films seudo-hitchcockianos que realizó el propio De Palma a principios de aquella década) no despierta el más mínimo entusiasmo y las novedades que presenta el guión con respecto al original son facilones fuegos artificiales que empobrecen el resultado final. Por si fuera poco, las actuaciones son mediocres, nada que ver con la fuerza y carácter que le imprimían a sus personajes Kristin Scott Thomas y Ludivine Sagnier.

Saludos!!!!!!!!

Missterror dijo...

TWG- Tu crítica es maravillosa, increíble, en serio. Me ha encantado, eso sí que es clase (la que tú tienes, por cierto).

Poco más se puede añadir en una película que pretende ser un homenaje al thriller sensual de los 80 (y ciertamente remake innecesario), y que se queda en un telefilme del montón, por muy Brian de Palma que la dirija.

Coincido contigo y con Max en que las actuaciones son forzadísimas, nada naturales, intentando rizar un rizo que no existe, y que la banda sonora empeora todo al mil por mil. La trama es pobre, no tiene alma, no significa nada, la verdad es que significa tan poco como esta película para este cineasta, vamos que pasará sin pena ni gloria, por mucho carmín rojo con el que se pinten los labios (un tono muy bonito, por cierto)

Poco jugo le puedo sacar a esta película, y eso que las esperanzas eran grandes...

saludos

El Rector dijo...

Grandiosa crítica para una película que para nada la merece.

Mucho me temo que al sr.De Palma se le ha pasado ya el arroz y esta cutrísima casposidad es el mejor ejemplo de ello. Queda claro que el look ochentero en este tipo de cine, no termina de funcionar en pleno siglo XXI y por favor, que alguien le diga a este señor, que la omnipresente musiquita de telefilme barato, puede funcionar en ídems venezolanos, NUNCA en una película que pretenda ser seria, y eso que en este caso, tengo mis dudas al respecto.

Después de ver Drácula 3d, pensé que no se podía caer más bajo, pero De Palma ha superado incluso al amigo Argento en lo que a niveles de caspa se refiere.

Saludos.

El Rector dijo...

¿He dicho telefilme barato? Más bien quería decir de película porno de bajo presupuesto...

Saludos.

Anónimo dijo...

Esta pelicula es un disparate total, anodina, sosa, previsible, mala como ella sola. Brian de Palma no sabe que hacer con un guion de lo mas pobre que no tiene interes alguno. Una puesta en escena muy televisiva que solo recuerda al de Palma de las grandes ocasiones en contadas ocasiones ; ni asi logra infundir vida a un thriller semi-erotico (aunque en verdad no tiene nada de nada de este elemento) que pende de un argumento insulso y pretencioso que va perdiendo fuelle desde el minuto 1. Ademas cuenta con unas actuaciones poco creibles, y si se puede decir, desganadas de sus principales protagonistas.

May Dove dijo...

Yo ayer dejé un comentario y parece que se lo ha tragado la tierra. Pues decía que coincido con todos en que un punto fuerte desmotivador es la actuación del reparto, que es completamente sobre-actuado. Las interacciones son antinaturales y aunque yo soy muy fan de las femme fatale de tacones de escándalo, creo que el triángulo cojea (nunca mejor dicho) con Dani, la asistente. Qué puede ser mona pero femme fatale tampoco nos pasemos
La fotografía si me ha entusiasmado y la considero high level

Damien Thorn dijo...

Debo ser al único que le ha convencido la peli, como generalmente me pasa con este director(me entusiasmó "La dalia negra"y le dieron una de palos...) Vale, no es el mejor De Palma ni de lejos, pero aún así no me parece nada desdeñable. Igual es que me estoy acostumbrando demasiado a la serie B y en cuanto veo algo técnicamente decente (y ahí no me diréis que flojea), me pongo medio loco...Las mozas están bastante sobreactuadillas, sí, y May, es cierto que la asistente es un error de cast tremendo.
Por lo demás, la pretendida sensualidad del film yo no la he ni atisbado, pero no sé, me ha dejado buen cuerpo...
Por cierto, ¿Noomi Rapace no es IGUAL que Berta Collado en moreno????

Damien Thorn dijo...

Se me olvidaba!!!
GENIAL crítica, como siempre!!!

May Dove dijo...

Gracias!
A mi los labios rojos siempre me parecen muy sensuales. Yo uso ese pintalabios siempre que puedo porque me da seguridad!

Anónimo dijo...

no entendi el final, alguien podria explicarmelo? muchisimas gracias

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.