jueves, 17 de octubre de 2013

Crítica: Proxy

Esther Woodhouse (Alexia Rasmussen) es una mujer aparentemente feliz porque vive uno de los momentos más importantes de una persona. Está en los últimos meses de su embarazo y espera a que nazca su primer hijo. Pero la vida le tiene deparado otro destino bien distinto: un desalmado le ataca brutalmente en la calle de camino a casa después de su última cita con el médico. Primero la deja inconsciente con un ladrillo y una vez en el suelo golpea repetidas veces con crudeza su estómago, provocando una grave hemorragia interna, para después robarle el poco dinero que lleva encima.
 
En el hospital le hacen una cesaría y Esther, medio sedada, puede ver como le sacan el cuerpo de su hijo ya muerto. Son imágenes muy impactantes. Te dejan sin aliento ya en el comienzo de la película.

La joven no llega a reconocer al asaltante que se escondía tras una capucha roja y tampoco habían testigos, por lo que la policía lo tiene muy difícil para atraparlo. Aparentemente traumatizada, Esther empieza a acudir a un grupo de apoyo en el que puede ahogar su desconsuelo; una asociación de acogida a mujeres que han padecido una dolorosa pérdida.

En dicho grupo, Esther cambiará su tristeza y soledad por amistad al conocer a la optimista Melanie Michaels (Alexa Havins), cuyo marido e hijo murieron en un accidente de coche, según asegura. Esther ve en Melanie alguien en quien apoyarse, alguien con quien compartir el dolor. Lo que empieza como una simple amistad se convierte en una relación afectiva muy fuerte. Pero el destino aún le tendrá otra sorpresa a Esther: la relación con Melanie se irá volviendo más turbia a medida que pase el tiempo. Las dos mujeres tienen sus propios secretos.

Con silencios incómodos, miradas fijas y planas de Rasmussen, y un estilo cinematográfico escarchado que recuerda a Cronenberg, Zack Parker (ganador de algún que otro galardón por sus films anteriores, “Scalene” y “Quench”), quien dirige y escribe el guión junto a Kevin Donner, ofrece al público de SITGES 2013 una mezcla de thriller psicológico y drama con ligeros toques de terror que habla sobre la autodestrucción, la frustración y la locura.

Pero hay dos temas principales en “Proxy”: el primero, como sugiere el título, es el de la sustitución. Tratamos de sustituir lo que nos sucede por otros momentos, a menudo de forma inconsciente. Por ejemplo, Esther pierde a su hijo y sustituye su dolor por la amistad con Melanie. Parker hace un correcto uso de esta idea con tantas proximidades entrecruzadas que acaban chocando.

El segundo tema del film es el de las maquinaciones y la política social de la pena. Lo vemos en la secuencia de la reunión de grupo en donde los asistentes se sientan en círculo como niños en clase y por turnos explican el quién, el qué, el dónde y el por qué de lo que les condujo a su estado de vulnerabilidad saliendo de todo ello las voluntades reforzadas.

“Proxy” (2013) empieza siendo deliberadamente extraña, pero pronto descubrimos que su rareza es sólo superficial. El film tiene un potencial al principio, dejando al espectador desorientado y convencido de que cualquier cosa puede suceder. La mayor sorpresa ocurre en poco tiempo: un altercado extremadamente sangriento cambia nuestra perspectiva de lo que hemos visto al comienzo del relato y nos obliga a preguntarnos quién es realmente Esther.

Sin embargo, la cinta tropieza con sigo misma a medida que avanza. Parker añade nueva información acerca de sus protagonistas, unos personajes melodramáticos que se van volviendo desquiciantes como la historia misma.
 
Tal vez Parker quería profundizar la necesidad de venganza del resto de personajes, pero no queda muy claro. Hay agujeros argumentales que no pueden llenar ninguna secuencia sangrienta, por muy bien rodada que esté. Por ejemplo, la escena del baño es magistral. Lo que acontece en el desarrollo de la historia se convierte en una distracción ruinosa que empaña el buen comienzo del film.

Todo acaba teniendo un falso suspense y el comportamiento y la locura de los personajes resulta desconcertante. Rasmussen, por ejemplo, está como hipnotizada, la inexpresividad es total en la actriz. El resto de actores, especialmente Havins, muestran una decepcionante interpretación de sus personajes, involuntariamente risibles en algunos momentos de la historia, en sintonia con una trama urdida para desorientar nuestras expectativas, sin sentido del entretenimiento. Kristina Klebe (“Halloween” de Rob Zombie) y Joe Swanberg (“V / H / S” , “Tú eres el siguiente”) tampoco están en estado de gracia.

Podría excusar los errores de “Proxy” diciendo que está limitada por su bajo presupuesto, pero nada más lejos de la realidad. Son en los momentos en los que Parker -quien también produce- más se gasta el dinero, las secuencias de carnicería, donde observamos su talento, gracias a los FX del maquillador James Ojala (“True Blood”, “Hellboy II”, “La joven del agua”).

LO MEJOR: La trama está marcada por explosiones impactantes y hermosas de violencia, retratadas a veces a cámara lenta.

LO PEOR: Su suspende no termina de funcionar.

 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

No habeis hecho critica de Dark Skies no?. En España se llama "los elegidos" xd. El director es el temido Scott Stewart( Legion, sicario de dios)-.La critica la ha puesto a parir pero el caso es que veo una corriente de gente que dicen que esta bien y es su mejor pelicula con diferencia.Vamso la tipica sorpresa aunque luego no sea para tanto.

May Dove dijo...

Por qué no se ven las imágenes? O sólo me pasa a mi?
A mi esta película me ha picado la curiosidad. ¿Por qué se llama Proxy? ¿Lo sabe alguien?

Gracias, Ted

El Rector dijo...

Esta si que me llama y mucho. deseando que caiga en mis manos.

Anónimo, pues siento decirte que no, al menos no de momento. Sobre Dark Skies te diré que a mi, siendo tópica, me entretuvo bastante (claro que a mi también me gusto Legion ;)).

Saludos.

Missterror dijo...

A mi me llama mucho también, pero he de reconocer que me he venido un poco abajo después de leer tu crítica Ted, pues en mi mente "Proxy" no debía tener ningún fallo, y que encima me digas que Joe Swanberg no está en estado de gracia...me remata, porque es un actor que me gusta mucho.

Igualmente, tengo muchas ganas de ver el resultado

saludos

Max Cady dijo...

Me pasa un poco como a Missterror, esta película, y Contracted, desde que vi su tráiler me dejó con unas ganazas enormes de verla. Así que tú crítica de esta me ha dejado un poco frio, no obstante las veré y ya te comentaré.

Saludos!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola chicos, hoy quiero comentar que yo ya he visto Proxy y es una pelicula tal como dice Ted, desgarradora, cruda, pero al mismo tiempo te inquieta y estimula a continuar viendola hasta el final, porque no quieres perderte en todas las imagenes y en las historias que emergen durante el transcurso de la película y es que de pronto ves tantas situaciones que no sabes muy bien quién es el bueno, quién es el malo, quién es la víctima, quién es el victimario; y es por eso que me atrevería a decir que Proxy no habla de amistad sino de empatía, no habla solo de vinculos intensos sino de situaciones provocadas, de elecciones.

Max Cady dijo...

Debo admitir que una vez vista Proxy, me ha resultado una mezcla de drama y thriller con puntuales brotes de violencia la mar de buena y atrayente. Es cierto que una pasadita por la moviola aligerando el metraje en un cuarto de hora (más o menos) daría unos resultados superiores, pero los giros inesperados de la trama que te mantienen enganchadísimo hasta su resolución final, una gran realización y un reparto realizando una labor muy aceptable dan como resultado un film muy elogiable que es una gran sorpresa. Sin dudarlo, una de las cintas destacables del año pasado.

Saludos!!!!!!!!

P.D. Al amigo Zack Parker habrá que seguirlo de cerca porque sus dos últimas películas (esta y Scalene) auguran una brillante filmografía.

Missterror dijo...

Qué sensación más agridulce me ha dejado esta película!!! Me ha gustado, pero a la vez, me ha parecido incompleta.
Creo que la idea es tremendamente potente. Creo que los personajes están al límite y eso les hace muy interesantes, creo que está bien ejecutada y que tiene ciertas escenas gloriosas, pero la sensación de estar perdida me ha durado desde el inicio de la película hasta el final. Desde mi punto de vista ha habido un exceso de intenciones (qué duro criticar esto, cuando es de lo que me suelo quejar...). Me explico, cada personaje riza el rizo del anterior, y enlaza una historia de necesidad con otra de super necesidad. El problema es que nunca se terminan de explicar las razones para unos comportamientos tan borderline, ni se justifican los giros, en ese aspecto, todo queda muy en el aire, y el espectador puede pensar de todo, cuando no debería ser una película de libre interpretación.
Para mi funciona mejor como drama que como thriller o película de terror, ya que al final, lo que permanece en la memoria es la capacidad del ser humano para transformar en dañino, aquello que debería ser la mayor razón para vivir.

Creo que el guión era muy ambicioso, y los medios para llevarlo a cabo muy justos, y por eso se ha quedado un poco en tierra de nadie.

Insisto en que me ha gustado, pero esta es de esas películas que deberían haberme encantado.

Saludos

El Rector dijo...

Yo estoy muy de acuerdo con lo expuesto en la crítica de Ted. Proxy va claramente de más a menos, con un inicio muy prometedor, el cual, abre una cantidad cuasi obscena de posibilidades argumentales, que a la postre, terminan precipitándose todas en un mismo elemento: la locura. La locura de todos y cada uno de los personajes que protagonizan esta desconcertante historia, los cuales deambulan por ella sin un propósito claro, oculto precisamente tras esa locura que sirve de excusa para hacer transcurrir los minutos sin tener que justificar demasiadas cosas, más pesados a medida que se va deshojando la margarita y donde lejos de obtener las respuestas que den sentido a todo este batiburrillo de ideas, lo absurdo sigue ganando terreno y adueñándose de la función.

Sin duda, lo mejor de Proxy, reside en el preciosista trato que se le da a la violencia y en lo malsano de alguna de sus secuencias. Poco bagaje para una cinta de la que al menos servidor, esperaba bastante.

Saludos.



Anónimo dijo...

Felicitats Rector. Ja son 3.000 seguidors. Felicidades a todo el equipo.

El Rector dijo...

Anónimo, moltes gracies!!! Un placer y un honor, escribir para los 3000 y todos los demás que nos leen habitualmente.

Te lo agradezco yo y todo el equipo.

Saludos.

PD: Ens coneixem?? :)

JR LEAL dijo...

Genial...A mi me ha encantado. Quiero proxy 2. Que dura la escena de la embarazada...eso es terror en estado puro. Las interpretaciones buenas...el título proxy pero podría haber sido perfectamente la jaula de las locas.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.