domingo, 13 de octubre de 2013

Crítica: The Wait

“The Wait” es el segundo largo del director M. Blash, licenciado en The School of Visual Arts de Nueva York, y curtido en el mundo televisivo de anuncios y videoclips, que vió cómo su ópera prima, “Lying” participaba en 2006 en la Quincena de Realizadores de Cannes ganándose el aplauso de gran parte del público. Se trataba de un drama independiente que retrataba un largo fin de semana en el que unas jóvenes se veían obligadas a convivir. El reparto lo encabezaban Jena Malone y Chloe Sevigny (además de Maya Goldsmith y Leelee Sobieski).

Pues bien, siete años después llega a Sitges con “The wait”, cinta que gira en torno a la muerte de una madre y la surrealista, enfermiza y dolorosa esperanza de que va a resucitar y regresar a la vida. En el reparto vuelve a contar con sus dos actrices, Chloe Sevigny que interpreta a la hermana mayor , Emma , y Jenna Malone que interpreta a la hermana menor , Ángela.

Ambas hermanas son, o al menos parecen ser, auténticos polos opuestos. Emma es un espíritu libre, irresponsable y poco sociable. Ángela encarna la responsabilidad y la razón. Es, o lo simula, una persona de lo más normal.

La película comienza con la muerte de la madre de ambas.

El dolor invade una casa al paso de la cámara ágil a ratos, lenta y pesada a otros. Y ese dolor es afrontado por las hermanas a través de diferentes mecanismos de adaptación y luto inmediato.
 
Una llamada telefónica después de la muerte de la madre, como un enlace psíquico con el Más allá, hace a Emma creer que su madre va a despertar, que realmente la muerte no es tal. Mientras Ángela viste el cuerpo de su madre a la espera de entregarlo a la funeraria y se dispone a comenzar la planificación normal para el funeral y entierro, Emma, que se aferra con todas sus fuerzas a la esperanza de que su madre volverá, trata de impedirlo, en lo que el espectador sólo puede entender desde el dolor que alimenta un estado de locura temporal.

Emma insiste en mantener el cadáver en casa, reposando en la cama, e incluso plantea la posibilidad de organizar una fiesta de bienvenida para cuando la madre regrese.

A pesar de que Ángela se muestra escéptica y reacia al respecto, ambas acaban entrando en una especie de limbo vital, de existencia vacía, serena y muda, a la vez que un incendio asola y quema las montañas que rodean su hogar mientras ambas observan con fascinación inmóvil.

El hermano pequeño, Ian, (Devon Gearhart), parece no participar del desequilibrio familiar y se nos presenta como un adolescente extraño, que pasa las horas con su vecino Ben (Lucas Grimes).

Pronto descubrimos que ni Ángela es la chica centrada sin problemas que aparenta ser, ni Ian es un adolescente del todo normal.
 
La película utiliza un filtro de cámara similar a los efectos que podemos usar en nuestras cámaras digitales o móviles por ejemplo con Instagram, a modo de cine independiente, de drama inclasificable o difícil de clasificar. Utiliza una combinación de imágenes pausadas, paisajes hermosos, retratos y conversaciones en un mix no del todo digerible.

Conforme los personajes se van desvistiendo de ese halo de misterio con el que “The Wait” arranca, el interés empieza a decaer y el sopor puede hacer de las suyas.

Si a eso añadimos una pretendida y explotada confusión que puede llegar a ser desesperante, y que una vez acabada la historia, sales del cine sin saber realmente claro qué es lo que ha pasado y por qué, “The wait” puede parecer un tostón de tomo y lomo. Y lo peor de todo es que llega un momento en el que no te importa realmente lo que ha pasado, porque la cinta no tiene la garra suficiente para captar nuestra atención durante todo el metraje y las protagonistas, ambas estupendas, acaban cediendo a la dejadez al igual que el espectador.

Todo el reparto está destacablemente bien, sobre todo Chloe Sevigny, en una de sus mejores interpretaciones, pero desgraciadamente la película es demasiado pretenciosa y trata de ser más artística y profunda, más de ensayo, de lo que realmente acaba siendo.

Pueden establecerse algunos paralelismos con la muy superior en todo “ColorUpstream”, pero comparten únicamente los términos de su visión artística y una trama más o menos intrigante. La razón contra la locura, la mezcla de ambas y el cambio de roles está bien definido en una película que retrata lo que puede suceder en nuestra vida cuando un suceso, esperado o no, la distorsiona hasta hacerla casi irreal poniéndola patas arriba.

La película es hermosa de forma fría y distante, con una fotografía destacable que evoca el aspecto nebuloso provocado por el humo de un incendio, pero por momentos llega a distraernos de la trama y acaba importando más la forma que el fondo.

La banda sonora, inquietante, monótona y machacona contribuye a transmitir el trastornado estado de ánimo de los personajes.

En su tramo final la cinta se agiliza, dando un cambio de tempo tremendo, muy del gusto gafapasta pero que a mí me aturde y despista mucho, mucho, mucho.

Lo mejor: El director logra transmitir el “estado de suspensión” y aislamiento que pretende y al que somete a las dos hermanas. Chloe Sevigny, fabulosa.
 
Lo peor: No puedes evitar la sensación de “quiero y no puedo” en la mayor parte del metraje. El director mezcla lo literal y lo metafórico de manera plomiza, haciendo una cinta incómoda y desagradable por momentos.

De seguro que tendrá una legión de fans, y seguramente de forma merecida, pero yo venía a este festival a disfrutar, a desmelenarme y no a sufrir.
 
 

3 comentarios:

May Dove dijo...

Hombre, yo todo lo que hace Chloe... me suele gustar mucho! La verdad es que tengo que verla si o si después de leer la crítica.
No sabía que esta cinta estaba en Sitges

Damien Thorn dijo...

No pega ni con cola, la verdad...
Pero si te gusta, aquí está fabulosa!!!
A mi esta chica me gusta a ratos, como la Ricci y la Dunst....
Pero cuando me gustan,me encantan!

May Dove dijo...

Yo odio a la dunst, cara de paleta (paleta de cateta, no de obrero de la construcción). Y la Ricci, meh. A ratos también

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.