domingo, 10 de noviembre de 2013

Crítica: Big Ass Spider

Una araña mutante consigue escaparse de un laboratorio militar. El pánico inunda las calles del centro de la ciudad de Los Angeles a medida que la araña va creciendo de tamaño cada vez que se zampa a un humano. Los militares no saben como detenerla. Es entonces cuando el gobierno decide tirar de ingenio y reúne a un grupo de científicos y a un exterminador profesional para que resuelvan el embrollo. Alex Mathis (Greg Grunberg), el exterminador, y José Ramos (Lomberto Boyar), un guardia de seguridad de la morgue de un hospital, se convierten en héroes inverosímiles. Pronto se les une el mayor Braxton Tanner (Ray Wise) y el teniente Karly Brant (Clare Kramer) del ejército, y Lucas (Patrick Bauchau), un científico que sabe que la criatura no dejará de crecer y que la situación se les puede ir de las manos.

“Big Ass Spider” (2013) del director Mike Mendez (“Real Killers”, “Profanadores de tumbas”) realiza un cariñoso homenaje a las películas clásicas de criaturas de los años cincuenta y sesenta, especialmente aquellas de serie B o R como “El monstruo alado” (1957), y al mismo tiempo se sitúa en la línea de los films de monstruos más recientes como “Arac Attack” (2002) o de la exquisitamente ridícula “Sharknado” (2013). También se aprecia algo del espíritu de cintas como “Piranha” de Joe Dante o de “Cocodrilo” de Lewis Teague.

Esta cinta es algo más ambiciosa y realiza un sincero esfuerzo para aparentar la calificación de serie B sin serlo del todo. Los efectos especiales que se emplean en la película son admirables y hay que admitir que el diseño de la criatura es bastante imaginativo. Teniendo en cuenta el bajo presupuesto que han invertido en el film (se podría clasificar en la categoría de cine indie) hay que reconocer que el nivel técnico es bastante bueno; son mejores de lo que uno podría esperar.

Como ya he dicho el diseño de la araña es bastante bueno sin tener que ser un trabajo de millones de dólares en efectos digitales, las escenas de comilona de dicha araña (se merienda a los ciudadanos que da gusto) están bastante logradas y su incursión por las calles y edificios (en plan King Kong) es muy amena y no desentona. Se nota un esfuerzo y entusiasmo sincero especialmente a la hora de mostrar al monstruo en todo su esplendor. Pese a ser bastante caro animar una criatura de estas características, los responsables del film demuestran que un gran presupuesto no va reñido a un gran talento.

Su atractivo comienza con su carismático electo de actores. Grunberg (visto en “El hombre sin sombra”, “Misión Imposible III” o “Heroes”) se pone en la piel del desafortunado exterminador que se ha pasado parte de su vida matando ratas y que se convierte en un héroe de la noche a la mañana. Su personaje es terriblemente simpático. Su obsesión con las arañas (fíjense en el tatuaje de su antebrazo) le sitúa como el mejor candidato para acabar con la criatura por encima del grupo de militares encabezados por Ray Wise. Grunberg llega a recordar a John Goodman en el film producido por Steven Spielberg “Aracnofobia” (1990). Su actuación es tan sólida que incluso los momentos más absurdos son creíbles. También Boyar (“The Bernie Mac Show”), cuyo personaje es mexicano, es muy natural y tiene un cierto encanto siendo intencionadamente torpe y divertido. Ambos protagonistas demuestran una gran química cómica.

Resulta curioso, por otra parte, volver a ver a Clare Kramer, que en el film es el interés amoroso de Grunberg. Más que nada porque ya hace mucho desde que la vimos en la popular serie “Buffy: Cazavampiros”. En último lugar, Ray Wise (“Dead End”) es simplemente incapaz de mantener la seriedad típica de la autoridad y forma un personaje también bastante divertido.

Con un título como el de “Big Ass Spider”, uno se espera una comedia tonta y la película de Méndez no defrauda en este sentido porque tiene situaciones bastante graciosas. Si te gusta el terror mezclado con la comedia tonta autoconsciente sin llegar a ser estúpida (y mira que la línea entre ambos conceptos es muy delgada) esta es tu película. “Big Ass Spider” cumple lo que promete. Alcanza la meta de aterrorizar divirtiendo y nos muestra una gran araña, grande de la hostia, que a medida que avanza la película cuadruplica su tamaño al estilo kaiju.

Por supuesto, el monstruo no es el único protagonista. La peli también es la histórica clásica del héroe, lo que ya hemos visto miles de veces en Hollywood. Dos perdedores, un insignificante exterminador y un guardia de seguridad mejicano del montón, se ven involucrados en una situación extraordinaria en la que emplearan sus habilidades y una gran dosis de coraje mezclado con estupidez para salvar a la ciudad y, de paso, quedarse con la chica.
 
El director Mike Mendez y su guionista, Gregory Gieras, construyen ingeniosas situaciones para que la cinta no se nos haga más predecible de lo que es, porque ya desde el principio sabemos que la araña se va a hacer enorme como Godzilla y que va a destrozar todo lo que se le ponga a su alcance. Mendez demuestra su instinto para entretener por medio de unas logradas escenas de acción y para sacarnos alguna que otra sonrisa a través de situaciones groseras y de divertidas salidas de tono de todo tipo. Mientras que la acción es abundante, creo que la película igualmente hubiera funcionado si la bromas de Grunberg y Boyar hubieran copado más secuencias, pues es en la comedia donde el film logra su mayor atractivo.

Si te gusta el cine de arañas o de monstruos al estilo de “Tarántula” (1955) o las ya mencionadas “Aracnofobia” (1990) y “Arac Attack” (2002), hazte un favor y dale una oportunidad a “Big Ass Spider” porque o te vas a reír o te vas a maravillar por su acción o te vas a entretener por toda la destrucción y gore que envuelve a la cinta.

LO MEJOR: La comedia de terror es un subgénero que tiende a funcionar o no según los actores principales y en este sentido la película es sólida. El elenco de actores y un buen guión son lo mejor de “Big Ass Spider”.

LO PEOR: La mayoría de los personajes son unidimensionales.

 

3 comentarios:

Romasanta Macias dijo...

Pienso darle una oportunidad…jajajajaja!!! Me parece tan demencial como entretenida…además Aracnofobia y Arac Attack las adoro, a diferencia de Arachnid de Jack Sholder que es una soberana decepción,jajaja!

Max Cady dijo...

Esta cinta debe ser un desmadre demencial. Después de leer tú critica Ted, creo que le voy a dar una oportunidad a esta bufonada que homenajea el cine de monstruos de la década de los 50. ¡Se me acumula el trabajo!

Saludos!!!!!!!!!!!!

P.D. Estoy con Romasanta, Arac Attack es una deliciosa serie b que mezcla muy bien la comedia, el suspense y la acción.

May Dove dijo...

Cada vez que decís la palabra desmadre yo pienso en desmadre a la española y bueno, no se... ya sabéis que soy yo y tampoco hay mucho más.
Me parece brutal la cinta, eso sí... y la quiero ver pero ya. Aunque las arañas pueden dar un asquete importante... también os lo digo.
Ahora que salga el de Héroes es un mega plus. Y veo el padre de Twin Peaks!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.