viernes, 6 de diciembre de 2013

Crítica: L´Étrange Couleur Des Larmes De Ton Corps

Una mujer desaparece. Su marido decide investigar las extrañas circunstancias de su desaparición. ¿Acaso le ha abandonado? ¿O es que está muerta? A medida que va indagando en las respuestas, el marido se verá gradualmente inmerso en una serie de situaciones violentas.

Un aluvión de colores, imágenes y estilos conforman la nueva película de Hélène Cattet y Bruno Forzani, “L'Étrange Couleur Des Larmes De Ton Corps” (2013). Su decoración, su montaje, el empleo del sonido (y la banda sonora) y el trabajo del director de fotografía Manu Dacosse merecen elogios y premios por su llamativa imaginaria, y aunque a menudo las secuencias son brutales, nunca dejan de ser de una inquietante belleza.

Los placeres de esta magnífica, inteligente y visceral película belga son sobretodo estéticos. Los diálogos son los sonidos, los colores, los planos detalles... Con su exuberante mezcla de giallo italiano y Kafka, “L'Étrange Couleur Des Larmes De Ton Corps” es película de culto desde ya. Su extrañeza psicodélica y fascinante la sitúa en la categoría de arte cinematográfico, de película de arte y ensayo, y su visionado debería ser en un museo.

En lugar de preocuparse demasiado por las respuestas, ya que la trama es demasiado barroca para seguirla, aquellos que la visionen deben apreciar que, desde el punto de vista estilístico, el giallo se diferencia del thriller policiaco tradicional por su tendencia a abusar de clichés psicoanalíticos y por dar mucha más importancia a lo puramente formal que a la coherencia de la trama, que en ocasiones parece una mera excusa para dar consistencia a la parte visual.

La obra se abre con un intenso y erótico primer plano en blanco y negro de un cuchillo que recorre el cuerpo desnudo de una mujer. De allí pasamos a Dan Kristensen (Klaus Tange) llegando a su apartamento, después de un viaje de negocios, donde no encuentra a su esposa, Edwige (Ursula Bedena). Al parecer ha desaparecido, a pesar de que la puerta está cerrada por dentro. Su búsqueda de respuestas le conducirá a conocer a una misteriosa mujer de edad avanzada, Dora (Birgit Yew), quien vive en su sombrío apartamento del segundo piso del edificio de estilo Art Nouveau, situado en la capital belga. La mujer le habla de la desaparición de su marido y de una extraña presencia que acecha tras las paredes. Dan tratará de desentrañar el misterio buscando pistas sobre el paradero de su esposa. La sangre derramada, el erotismo sádicamente gótico, el audaz surrealismo y los momentos desconcertantes componen la sensorial, sensual y malsana historia de Dan.

Al igual que en “Amer” (2009), abundan las referencias a las películas italianas de la década de 1970, no sólo en el aspecto visual, sino sobre todo en la banda sonora que está de nuevo llena de piezas pre-existentes de compositores italianos como Ennio Morricone y Bruno Nicolai. De hecho, “L'Étrange Couleur Des Larmes De Ton Corps” supone una amplificación de su antecesora en todos los sentidos, aunque con un cariz comedidamente más narrativo. Pero también hay ecos de Polanski (“El quimérico inquilino”), Lynch (“Carretera perdida”), Buñuel o incluso Hitchcock (“Vértigo”).

“L'Étrange Coleur Des Larmes De Ton Corps” contiene una historia hermosamente compleja que nos sumerge en la esquizoide perversión del deseo oculto, que va de lo virginal a lo siniestro. Difícil de digerir para las masas de espectadores, el amor y el odio chocan, pero a nadie deja indiferente. Algunos la considerarán una obra maestra (como un servidor), mientras que otros la encuentren pretenciosa e indescifrable.

Esta obra cinematográfica es Cine porque es intraducible a otras manifestaciones artísticas. Es inadaptable a la pintura, la literatura... pues no puede desprenderse de las imágenes y el sonido.

Tras presentar hace cuatro largos años “Amer” (premio Discovery en Sitges), Bruno Forzani ha vuelto en solitario con su nueva obra al Festival de Cine de Sitges 2013, donde ha sido inexplicablemente ignorada por el jurado internacional.
 
 

6 comentarios:

Missterror dijo...

Tiene una pinta maravillosa, ojalá pueda caer en mis manos pronto, creo que me puede parecer absolutamente deliciosa.

Muy agradecida por tu crítica Ted. Has hecho que modifique mi lista de most wanted :)

May Dove dijo...

Tiene pinta de que me encantará. Quiero hacerme con ella pero ya, pero no la encuentro.
La verdad es que me ha dejado un sabor de boca de necesidad imperiosa que no me aguanto!

TED BUNDY dijo...

Soy consciente que puede no gustar. Creo que es una peli especial.

A mi me gustó mucho. A mi acompañante nada. Además, se marchó de la sala porque el volumen del Auditori estaba en modo revienta tímpanos.

Espero que os guste. :)

El Rector dijo...

Curioso visionado. Incluso recomendable si eres amante del giallo, pues al igual que ocurriera en Amer, la película es todo un homenaje al susodicho género. Visualmente embriagadora y envuelta en una fabulosa banda sonora "giallera", esta continua oda al cine de Argento y en especial, a "Suspiria", es una experiencia que desde luego no dejará a nadie indiferente, ni para bien, ni para mal.

Yo, reconociéndole todas sus virtudes a nivel artístico, decir que me he perdido absolutamente en su cuasi indescifrable y psicodélica trama, dando como resultado una experiencia tan interesante como desconcertante, pues su nivel de complejidad con respecto a Amer, es muy exigente (quizás demasiado) con el espectador.

De todas formas, es una de esas películas que uno debe ver y analizar de forma introspectiva.

Saludos.

Missterror dijo...

Yo no entendí nada. Creo que hay trama, pero no se entiende ni cómo se inicia, ni cómo se desarrolla, sólo se entiende cómo se resuelve, y eso se hace extrañísimo, porque suele suceder al revés.
Las imágenes hipnóticas, los sonidos inquietantes, la cámara a su bola. Lo dicho, todo muy giallo, pero más allá de ese inmenso homenaje, este extraño color de las lágrimas de tu cuerpo no dice mucho y te mete en un laberinto del que ni sabes salir, ni estás cómodo buscando la salida.
Extrañas contradicciones cuando pienso en esta película una vez vista. Me pasó como con "Upstream Colour", que a toro pasado no sé si me ha gustado o me ha parecido que en el fondo estaba totalmente vacía.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.