jueves, 2 de enero de 2014

Crítica: Escape From Tomorrow

La polémica “Escape from Tomorrow” (2013), de Randy Moore, ha ganado el Premio Noves Visions Experimenta en la 46ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. Polémica porque ha sido rodada sin permiso en Disney World y no precisamente para documentar las entrañas de la “familia” del entretenimiento.

“Escape from Tomorrow” es un viaje posmoderno, un ejercicio de surrealismo de bajo presupuesto y una sátira anticorporativa. Una batalla épica comienza cuando un padre desempleado de mediana edad pierde su cordura durante un encuentro cercano con dos chicas adolescentes francesas en sus vacaciones familiares en el parque temático Disney World. Desde el principio el director y guionista Randy Moore elimina el encanto del Reino Mágico rodando en blanco y negro, dando una inequívoca apariencia de film de terror de serie B de los años 50 y 60.

La inocencia de la factoría Disney queda ultrajada con la historia de Jim White (Roy Abramsohn), un padre gordito y cachondo que acaba de perder su trabajo y que perderá la cordura. White pasea por el parque junto a su esposa (Elena Schuber), quien no quiere caricias delante de los niños, y sus hijos, Sara y Eliot (Katelynn Rodriguez, Jack Dalton), obsesionados con entrar en la atracción Buzz Lightyear.

Para White el Epcot Center se asemeja a un testículo gigante y es que no puede dejar de pensar en sexo. Necesita cariño y su mujer no parece querer dárselo en ese mágico lugar. Entonces es cuando aparecen dos adolescentes francesas (como no), interpretadas por Danielle Safady y Annet Mahendru. Las chicas comparten un plátano, pasean cogidas de la mano y van de atracción en atracción disfrutando del día. Mientras, White las sigue hipnotizado. Hay un momento en el que su hijo le pregunta: “¿Por qué seguimos a esas chicas?”. Hasta el niño se da cuenta de que su padre tienen algún tipo de problema.
 
El Sr. White comenzará a alucinar, viendo como amenazantes las caras de los muñecos de las atracciones y cosas por el estilo. Al principio, no se sabe bien si es por la insolación, por su obsesión sexual o es que ha pasado demasiado tiempo en el parque.

Con el fin de hacer avanzar la trama, aparece el personaje interpretado por Alison Lees-Taylor, una madurida sexy que seduce a Jim con la ayuda de su colgante y su busto. Su mujer no se entera de la aventura, pero sí se percata de la obsesión de su marido por las adolescentes. Toda esta parte de Jim persiguiendo a las chicas en el parque o en la piscina y cuando su mujer le descubre ojeando un diccionario de francés es divertida, pero la historia se vuelve descaradamente malsana e inquietante. Finalmente, el padre acabará secuestrado como parte de un experimento mental de la corporación Siemens y hasta aquí os cuento.

Visualmente hipnótica, la fotografía de Lucas Lee Graham logra poner al espectador en un trance y resulta admirable cómo han logrado mantener la cámara oculta en gran parte del film. Pero no todas las escenas han sido rodadas en el parque, algunas han sido en plato valiéndose del croma y los efectos digitales.
 
“Escape from Tomorrow” ofrece su visión de la cultura americana y arremete contra el lavado de cerebro de los niños y la clase media americana a través de las películas, la publicidad y los medios de comunicación. Lo que sí estoy seguro es que después de verla uno nunca volverá a percibir un parque de atracciones de la misma manera. El tiempo dirá si Disney la ve como una amenaza menor a la que dejar pasar o arremete contra los responsables de la película por la vía judicial.

Dicho esto, “Escape from Tomorrow” es tan extraña como vagamente interesante. Hay mucho material de relleno en la historia y se hace demasiado larga. Comienza bien evocando un estado de ánimo convincente de desorientación y temor. Su historia se basa en la noción freudiana del retorno de lo reprimido, mecanismo psíquico mediante el cual los contenidos reprimidos, tienden constantemente a reaparecer de alguna manera distorsionada o deformada, como fantasías oníricas diurnas. Pero una vez enseña sus cartas va perdiendo interés a medida que avanza. El suspense se disipa para dar paso al surrealismo terminando en un confuso y amateur film más.
 
 

9 comentarios:

Missterror dijo...

Me llama poderosamente la atención, y esta sí o sí, cae en breve!!!
Juntamos un viaje a la locura, la fantasía de un parque de atracciones de Disney (el de París, me dejó la cabeza volada), y el dramatismo del blanco y negro...en otra ocasión, me preguntaría ¿Qué puede salir mal?, pero esta vez iré con cautela, leer que "Scape from tomorrow" es tan extraña como vagamente interesante, me ha parado un poco los pies, que yo ya estaba corriendo...

Max Cady dijo...

Muy de acuerdo con tu estupenda crítica Ted. Lo cierto es que la idea, a priori, de mostrar la magia y “candidez” del mundo de Disney como un lugar paranoico y terrorífico es estupenda, pero el resultado final es bien distinto a lo que uno imagina o espera. Es indudable el mérito de sacar a delante un producto como este (con escasos medios y problemas logísticos de filmación), que además contiene un buen puñado de secuencias perturbadoras que se quedan en tu retina, pero la cinta tarda en entrar en materia, albergando momentos bastante aburridos con otros reiterativos, y para cuando por fin pisa el acelerador lo que ofrece es un viaje demasiado disperso, surrealista y extravagante como para atraparte y hacerte disfrutar. En gran medida es un buen producto de marketing con reminiscencias al inicial David Lynch que no será plato para todos los gustos. Interesante y olvidable a partes iguales.

Saludos!!!!!!!!!!

El Rector dijo...

La idea. Sin duda lo mejor de la película. Narrar una historia supuestamente morbosa como es esta (y digo "supuestamente" porque al final no lo resulta tanto, pese a su prometedor inicio) en un escenario tan cándido y virginal como Disneyland, era una fantástica premisa. Si a esto se le suma un apartado visual preciosista, el empaque no podía ser más prometedor.

Por desgracia, la cosa se va desinflando a medida que avanza la trama, pasando del interés inicial a todo un galimatías de situaciones absurdas que además, se quedan siempre a medias y no terminan de ofrecer en ningún momento la experiencia transgresora que personalmente esperaba.

Con lo fácil que habría sido darle carne a un relato sucio y enfermizo con semejantes ingredientes...

Así que tan solo eso, la idea. Lo demás, un fiasco absoluto.

Saludos.

May Dove dijo...

La idea parece cojonuda pero me da miedo que no se desarrolle como toca. Hay muchas tramas pululando por la cinta y siempre que tenemos muchos hilos argumentales, la mayoría acaban en un punto sin retorno.
Pero el detalle del blanco y negro y el escenario, me parece original que sea un parque de atracciones de Disney; son un punto positivo muy grande.

Missterror dijo...

Una vez vista, solo puedo decir que me ha parecido tremendamente aburrida. Ni el escenario, ni los protagonistas, ni la transgresión, ni la no- historia consiguen enganchar en ningún momento. A medida que avanzas en la peli, vas viendo por arte de magia (negra), como los minutos en vez de durar sesenta segundos, duran unos ciento ochenta y se hace pesada hasta la extenuación.
La verdad es que sí, para olvidar sin remordimientos...

saludos

P.D- lo de la fiebre felina, de chiste de Arévalo...

Bizenta Mogel dijo...

Tuve ocasión de ver ésta peli en la pantalla grande y la verdad es que coincido con la mayoría de las críticas;es un film con una fotografía muy guapa, con una premisa muy atractiva y con buenos actores,pero más allá el interés que suscita el que haya sido grabada sin permiso en Disneylandia (para mí esto es de quitarse la txapela) la película se queda en un intento vágamente Lynchiano que al final aburre un poco y confunde. Cabe destacar el cómo han conseguido disimular la cámara y cómo han sustituido con croma las escenas que no han podido grabar allí, que se nota mucho,pero eso la hace más divertida.
Eso sí Roy Abramsohn me parece el tío más atractivo del mundo, le amo y por su mirada sé que me corresponde...por eso y por la orden de alejamiento que ha pedido; es otra manera de demostrarme su amor.

Paco Nan dijo...

Mi nota: UNA PUTA MIERDA!!

El Rector dijo...

Paco Nan, y luego algunos se empeñan en buscar argumentos... grandiosa y explícita tu capacidad de síntesis :)

Saludos.

Blass López dijo...

En realidad, a mí me gustó mucho.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.