lunes, 26 de mayo de 2014

Crítica: Ovejas Asesinas

El mundo animal es un universo fascinante, tanto que, seguramente, haya miles de especies animales que ni siquiera conozcamos. Entre esas muchas nuevas especies animales, yo descubrí, hace relativamente poco, una que me trae por la calle de la amargura: la oveja.

No es que yo haya vivido en un mundo paralelo todos mis años de vida, es que las ovejas de las que os hablo, son una ovejas muy especiales, pues pertenecen al plano virtual y son unos seres tremendamente odiosos a los que, día a día, deseo una muerte lenta: son las ovejas de un juego de una red social (sí, la que es azul con letras blancas...), que maldigo cada día, desde que lo descubrí, ya que me tiene enganachada con sus melodía y sus frutitas sonrientes de una forma enfermiza. Pues bien, en un nivel ya muy avanzado ( ya soy pro de este juego), aparecen unas ovejas, a las que hay que dirigir al heno, para liberarlas (pero a mi me gusta pensar que es para acabar con ellas), y son estas ovejas las que me martirizan día a día con su beeeeeeeeeeeeee, un beeeeeeeeeeee que se me mete en la cabeza y que me impide incluso pensar.

Mi querido Rector, sabedor de mi malestar ovino, me dijo: "creo que tu mejor terapia será ver Ovejas Asesinas", y reconozco que sonreí como un perro pastor, ya que es una película que siempre había descartado, y que de repente, se convirtió en la luz de mi mañana. Así es como me hice con esa propuesta neozelandesa, y cómo esperé ansiosa a devorarla en la sobremesa del fin de semana, como debe ser, pues "Ovejas Asesinas" ("Black Sheep") está concebida para no hacerte pensar y ese momento del día es ideal para tal designio.

Tamaña obra magna se la debemos a Jonathan King, quien adelantándose a mi tiempo, decidió sacar a las ovejas del anonimato y echar por tierra el mito de que las ovejas son tontas. ¿Cómo se podía conseguir semejante empresa? Fácil, como viene siendo habitual en el subgénero de animales asesinos, a través de experimentos que mezclen ADN humano y animal, y así crear una nueva raza de ovejas: Las Oldfield (tiembla fauna, tiembla!!).

Los Oldfield también son los protagonistas de la historia: Henry Oldfield, un muchacho atormentado por su pasado, quien tras un trauma originado por su hermano con un corderito degollado de por medio, y después de la muerte de su padre, abandona la granja en la que se crió para vivir en la gran cuidad. El hermano en cuestión es Angus Oldfield, quien se ha encargado todo ese tiempo de la granja ovina con malas artes y una ambición desmedida, que le lleva a la experimentación animal sin ningún tipo de escrúpulo. Entre medias, un par de ecologistas, Experience y Grant, intentan sabotear las pruebas genéticas que se llevan a cabo en la parte oculta de la granja.

La historia no hay que tomársela en serio en ningún momento, ya que, desde el principio, queda claro que estamos ante una comedia gore. Lo que hay que ver en el transcurso del metraje, es si aguanta el tipo su hora y media escasa, o se viene abajo con el primer golpe.

Desde el punto de vista de una persona que, por regla general, no es amante del terror unido a la comedia, he de decir que me la esperaba peor. "Ovejas Asesinas" es una película delirante, pero es de ese tipo de historias que, de desquiciadas y malas, terminas cogiéndole cariño y engañosamente parecen mejor de lo que en realidad son. Precisamente , esa es la baza de su director, haberse empapado de los clásicos del gore y , salvando las distancias, haberlos traducido al mundo animal.

Desde la banda sonora festiva utilizada para potenciar las garruladas, los personajes extremadamente estereotipados, la cantidad de sangre vertida cada vez que una oveja muerde, las conversiones de humanos en propias ovejas, la zoofilia destapada en un momento de tensión entre hermanos y el guión en sí, todo nos hace retroceder a los momentos en los que el gore menos serio, el desfasado, aquel cuya única misión era entretener sin obligar a pensar absolutamente nada, era el rey de la fiesta ( efectivamente, estoy pensando en "Bad Taste" y "Braindead") y aunque esta película es de 2006, la nostalgia llevada a nuestros días, es un punto muy a su favor.

El problema de "Ovejas Asesinas" es que, una vez puestas todas las cartas sobre la mesa, y habiendo asumido lo ridículo y lo absurdo de la situación, poco más hay que ver, ya que las sorpresas (hablo de la oveja humanoide o el humano ovejoide) se destapan hacia la mitad de la película, y desde entonces, el único aliciente, ya no se encuentra en el guión disparatado, sino la cantidad de sangre, amputaciones, conversiones al más puro estilo "Un Hombre lobo americano en París", y bizarradas que estamos por ver, y eso no termina de poner la guinda sobre el pastel, ya que, pese a que "Ovejas Asesinas" tiene unos buenos efectos y un maquillaje mucho más que decente, a esas alturas de la película, ya estamos saciados de hemoglobina y simplemente nos dejamos llevar por la inercia del visionado.

No creo que una propuesta como esta intente hacer ningún tipo de reflexión, ni siquiera desde el punto de vista ecológico, como pudiera parecer, sino que es una excusa para desencadenar el caos ovejero y advertir que las ovejas no sólo nos dan lana, sino que nos pueden proporcionar también una dosis de entretenimiento que no esperábamos. Dejaos, por tanto, de contar ovejas si no podéis dormir, porque nunca se sabe si os podéis levantar con pezuñas en lugar de pies.Beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.


10 comentarios:

Rul T. dijo...

A mí me encantó esta película, me lo pasé genial y momentos como la carga a lo jinetes de Rohan desde la colina, la transformación y el momento Hitchcock me parecieron geniales!

Missterror dijo...

Rul T.- Y yo encantada de haberte recordado el buen rato que pasaste con esta película.
Los momentos que comentas, son brutales, de los que, o no das crédito a lo que estás viendo, o disfrutas a tope, sí señor!!!

Saludos

El Rector dijo...

Por lo general, no suelen atraerme las películas de animales asesinos (podrían contarse con los dedos de la mano, las que me han hecho tilín) y por eso no me había acercado a esta hasta ahora pese al hecho de que en su momento, parece ser que tuvo bastante aceptación (creo recordar que llegó a exhibirse en Sitges).

Una vez vista, decir que ha sido una grata sorpresa. Dentro de un género que despacha tantísimas mediocridades como es el de la comedia de terror, esta se sustenta bastante bien. Sin ser hilarante, si resulta simpática y muy amena, con algunos momentos brillantes incluso como comenta Rul T. (y le doy un +1 a ese descenso por la colina a lo Rohirrim). También va bastante bien servida de gore (si bien juega 20 o 30 ligas por debajo de sus compatriotas Bad Taste o Braindead, por supuesto) y a nivel técnico, también es muy vistosa, obviando los amorales fx digitales que tanto se estilan hoy en día, a favor de unos entrañables efectos de corte tradicional.

Una propuesta tan simplona como efectiva que casa perfectamente el terror con la comedia, muy al estilo de cintas como Dagon o The Undead, aunque puede que algo más orientada a lo segundo que éstas.

Saludos.

PD: Missterror, verte reseñar este tipo de películas, tiene un morbo añadido... y no estoy yo ahora mismo para estos trotes ;)

Romasanta Macias dijo...

ME ENCANTAAAA!! disfruté muchísmo viendo esta peli a pesar de acabar en lo que misterror llama lo acumulativo y derivativo,pero sus puntos cómicos ayudan aunque su tercia final flojeé demasiado y no me gusta para nada el clímax final donde el gas metano y un mechero propician el final de las ovejas. Pero la propuesta me pareció divertida y muy disfrutable...eso sí..no tiene desperdicio su MAKING OF..lo aconsejo para ver todos los trucajes tradicionales que usaron para este film.

Void dijo...

Llegó a exhibirse en cines, en una sesión doble junto con "Desmembrados".
Mítica.

May Dove dijo...

Auténtica bizarrada. FAN aunque sea mala del carajo!
Me encanta ver a MissTerror haciendo review de este tipo de películas!

Missterror dijo...

Romasanta- Me encanta que te encante!!! :) La verdad es que lo de la muerte por metano me pareció tan soez que me encajaba totalmente con el tono anterior que había visto,
El Making off no lo he visto, ¿es un curso de FX a la vieja usanza?

Void- desde luego a los cines qued yo tenía cerca nunca llegó...¿Hablas de cines convencionales o de maratones en festivales?

May-La verdad es que en esa doble vertiente que tienes tú (la seria-dramática y la desfasada por completo), encaja a la perfección, y no me extraña que seas FAN.
A decir verdad hay que agradecer a Farm Heroes y sus criaturillas que me animara a escribir esta crítica ;)

Saludos a todos!!!

Romasanta Macias dijo...

Missterror...si se ven efectos especiales a la vieja usanza....ver como la cabeza de la oveja se come la puerta y que es movida por un hombre y sus dos manoseo tiene precio. Y la sesión doble de cine de Black Sheep y Desmembrados también me llegó a mi ciudad, Mataró, y fue una delicia verlo en Cinesa,jajajajaj!!!

May Dove dijo...

No es para menos, hay que ser fan de sus ridículas acciones!

Void dijo...

Cines convencionales, MissTerror, al menos en BCN.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.