jueves, 15 de mayo de 2014

Crítica: The Penny Dreadful Picture Show

La oportunidad es aquel momento que se presenta propicio para algo. Detrás de la oportunidad, normalmente llega el éxito. La oportunidad viene de buena familia, pero como en todas ellas, siempre hay una oveja negra, un elemento discordante y fastidioso, en este caso es el oportunismo, que es el hijo bastardo de la oportunidad y que también se presenta cercano en el tiempo, aprovechando ese momento propicio, para interés propio. Obviamente con "The Penny Dreadful Picture show" nos encontramos ante un sangrante caso de oportunismo, pues aprovechando el interés generado desde antes de su estreno, de la serie para televisión "Penny Dreadful" de John Logan, los directores de esta antología de terror, corrieron a ponerle un título que despedazara tanto a "Penny Dreadful" como a "The Rocky horror picture show". Porque sí, una vez más, estamos ante una antología de terror para sacarse los ojos y dejarlos en la mesilla de noche. 

Como en toda "buena" antología, existe un hilo o personaje conductor, que nos invita a ser espectadores de las horripilantes historias que se nos van a mostrar. En este caso, tenemos a tres maestros de ceremonias: Penny, la muñequita con vida, empalagosa hasta la saciedad, y sus dos fieles amigos, Buddy, una especie de zombie con un maquillaje hecho con miga de pan mojada pegada a la cara, y Wolfboy, que debería ser un hombre lobo, pero que es un hombre bajito con una careta con nariz de cerdo y pelo en los pómulos (si nos fijamos bien, se puede ver hasta la goma de dicha careta...)Tras una música de cabecera que hace presagiar el desastre y que nos vuelve la memoria hacia engendros como "Creepshow 3", sin ningún sentido, estos tres individuos, que viven en un antiguo teatro, nos hacen soportar las tres historias de terror que, después de un viaje de LSD, han elegido para la ocasión. 

"Slash in the box"

La primera de la historias dura menos de cinco minutos, donde lo único que tenéis que sabes es que sale una pareja que abre una caja musical sorpresa, de esas en las que sale un payaso en un muelle, punto. En esta pieza no encontraréis nada nuevo, ya que el guión, que se limita al título, no se adentra en ningún terror desconocido, ni explora ninguna fórmula para crear shock, se limita a poner al límite al espectador, pues tras ver esta primera historia, las ganas de dejar de ver esta antología son monstruosas. 

De esta mini historia, no puedo destacar otra cosa que no sea la poca vergüenza que tienen algunos directores a la hora de contar historias, pues una vez más, insisto en que me parece insultante el poco esfuerzo que se pone en la creación, y no hablo de medios, hablo de creación pura y dura, de darle un poco a la cabeza para aportar tu granito de arena a este género que tanto amamos. Tras ver cosas como "Slash in the box", las fuerzas flaquean, la esperanza también. 

"The Morning after"

Pasamos de una mini historia al sopor más absoluto, en una historia de más de media hora, en la que la lentitud y la falta de gancho a la hora de contar lo que demonios quieran contar, es el súmmum de la paciencia. Os diré que esta historia va de vampiros, pero que no tienes ni idea de qué es lo que se te quiere contar jamás. Con un ritmo exasperadamente lento, una fotografía que no le pega a la historia ni con pegamento de contacto, un morbo inexistente (en una propuesta que basa toda su pegada en este factor), y una resolución cercana al suicidio, lo único que puede ofrecer "The morning after" es una solución al insomnio, pues mantenerse despierto durante toda la historia debería estar remunerado. 

Cuando terminé de ver este segundo atentado contra el buen criterio, creí que debería sacar a pasear de nuevo mi Furlongmetro, y poner sobre aviso a todos mis queridos lectores de Nido de Cuervos, para que se amputaran la mano antes de darle al play y ver semejante abominación, pero chicos y chicas, mi Furlongmétro no se merece semajente humillación, así que apelo a vuestro buen juicio. Como dato os diré que el director y guionista de este horror es Leigh Scott, quien también dirigió "Transmorfers" (no confundir con "Transformers"), quien sale mucho de juerga con el señor oportunismo y regresa a casa a las tantas... 

"The Slaughter House"

Llega la historia cebo, y la han querido dejar para el final, para que te tragues las dos historias anteriores, que saben igual que una cerveza que has dejado al sol, abierta, durante cinco días, pero que como eres de la generación de las tragaderas grandes, te has tragado. 

Hablo de historia cebo o gancho, porque es el reclamo para ver esta antología, pues Sid Haig y Jeffrey Combs actúan juntos en ella. ¿Quién se podría perder algo así, con un título tan sugestivo? Cierto que a mi me costó mucho creer que dos actores de esa categoría y posición dentro del cine de terror, se prestaran a aparecer en algo tan sumamente mierdoso como lo que había visto justo antes, pero sí, se han prestado y ambos aparecen en la que, sin dudas, es la mejor parte de las tres, y la que hace que la sensación de no saber administrar el poco tiempo que tienes, perdiéndolo en películas así, no sea tan carnívora como lo había sido en los primeros cuarenta y cinco minutos. 

"The Slaughter House" es un survival al que ya estamos muy acostumbrados, porque es un calco de "The House of 1000 corpses" de Rob Zombie (quien a su vez homenajeaba por todo lo alto a la todopoderosa "The Texas Chainsaw Massacre"). Fue muy curioso, y cruel a la vez, volver a ver a Sid Haig interpretando, OTRA VEZ, uno de los papeles que han marcado su carrera: el capitán Spaulding, pues a pesar de que aquí no está maquillado, ni se disfraza de payaso, su personaje es el mismo que ideó para él Mr. Zombie en el 2003. El asombro era máximo al ver que las escenas y los personajes estaban tan bochornosamente plagiados. El pavor al contemplar, desde la conmoción, el papel reservado para Jeffrey Combs fue colosal, pues en "The Slaughter House", quien diera vida a Herbert West, se convierte en la versión más exagerada, absurda, y vergonzosa de una persona con retraso mental ( sumadle a todo esto que el parecido con Carlos Areces en algunos de sus personajes es más que evidente), y esto es algo que sólo debería estar reservado para personas a las que les gusten las emociones fuertes, no para alguien como yo, que necesita tranquilidad...A favor de esta historia debo decir, que pese a todo lo mencionado arriba, el aire setentero estaba muy conseguido y eso, al menos, me daba fuerzas para continuar viendo lo que estaba viendo. 

Ya tenía los ojos casi bañados en lágrimas, cuando se obró el milagro y llegó el giro inesperado que captó toda mi atención, a partir de ese momento, la historia se viene arriba y consigue lo que parecía imposible, consigue incluso gustarte, pues comienza el caos, y con él viene la sangre y todo eso que nos gusta de este cine. "The Slaughter house" es un salvavidas en ese mar de desesperación en el que estábamos varados con esta antología, y con la visión de una muerte espectacular que se paladea a cámara lenta, termina la "velada" y volvemos a encontrarnos con los tres anfitriones que nos abrieron el teatro, para devolvernos la perspectiva, y hacernos entender, con una claridad meridiana, que la mayoría de las antologías de terror son de una mala calidad muy preocupente, pero que "The Penny Dreadful Picture show" sobresale punzantemente en la competición por ser la peor de todas ellas. De momento, y gracias a la última historia de la que os he hablado, el título a la antología más patética de cuentas se hayan hecho, lo sigue conservando "Creepshow 3"

Un consejo: no os dejéis engañar por las imágenes, creedme que son infinitamente superiores a todo lo que podéis encontrar en "The Penny Dreadful Picture Show".


12 comentarios:

andres pavone dijo...

Querida MISSTERROR ralmente me saco el sombrero a tu critica que es superior a esto, bueno a esta antologia. Cuando vi la primera (Slash in the box) me di cuenta a lo que estaba por enfrentar.5 MINUTOS DE EL MAL USO DEL CGI esto fue la primera historia, el resto horrible....bueno Slaugther house lo pasable.Lo del maquillaje totalmente de acuerdo con vos dios el hombre lobo parecia un peluche agarrdo por un perro a la hora de jugar!!!!. Un gran saludo!!!!!!!!!.

May Dove dijo...

Yo he leído el título y he pensado: pero no hay una serie que ha empezado o va a empezar en nada que se llama Penny Dreadful? Y al comenzar a leer tu crítica me he confirmado a mi misma.
Por qué hay tres historias? Las cuentan la muñeca y el zombi de plastilina? Aparecen las historias sin más en pantalla y luego este trío un `poco a lo ABBA nos comentan que les ha parecido? Un poco como los bloggeros que en cuatro nos dieron su opinión del último capítulo de Lost. Algo que algunos no queríamos saber...
Debo confesar que a mi, por las imágenes; ya me ha parecido que esta antología estaba abocada al fracaso; y que a veces, MissTerror eres tan inocente como yo (en el buen sentido) y tienes fe en cosas en que no deberíamos tener.

No le voy a dar al play a petición tuya!

Missterror dijo...

Andres Pavone- Mucho mérito no tiene la crítica, ya que cualquier cosa hubiera sido mejor que esto.
Efectivamente, en la primera historia ya eres consciente de que lo que tienes entre manos y cualquier mínima esperanza de ver algo digerible, simplemente se desvanece. Afortunadamente la última historia te saca un poco de ese mal gusto que te queda en la boca después de cada historia.
Confío en que "The ABCS of death 2" nos devuelva la confianza en las antologías de terror...

May- Sí, señorita, la serie "Penny Deadful" se acaba de estrenar. Aún no he visto su primer capítulo, pero la pinta es bastante buena.
Hay tres historias, porque el metraje ya no daba para más. Comenzamos con una de cinco minutos y las dos siguientes duran más de media hora cada una...no, no hay una medida lógica.
La muñeca y sus amigos del alma no cuentan las historias, ellos las ven en antiguo teatro pero no las comentan ni nada, sólo aplauden tras el visionado. Ellos tiene su propia historia, que aún es más terrorífica: Penny invita a chicos que ha conocido por internet a su teatro para que vean con ella, sus amigos y sus muñecas, una película y para que le den su primer beso de amor...

En realidad, querida mía, algo desde el principio me decía que "The Penny dreadful picture show" no iba a tener solución, pero ¿qué quieres? Crecí viendo el 1,2,3 y siempre quise ser sufridora en casa...(la gente de mi generación sabrá bien de qué hablo)

Qué curioso que menciones "Lost"!!!! Yo no vi esta serie en su momento, y ahora estoy viendo todas la temporadas del tirón. Estoy absolutamente enganchada a la maravillosa trama y a todos los personajes, aunque a mi Ben Linux me tiene hechizada...Lo de los bloggeros de cuatro dando su opinión,l lo desconocía, pero debió ser de traca :)

Abrazos a los dos!!!

El Rector dijo...

Lo de esperar a la primera "historia" para ver que la cosa no pinta nada bien, será para los más optimistas, pues viendo ya esa puesta en escena con las "caracterizaciones" (nuevamente entre comillas porque en Penny Dreadful picture show, TODO tiene que ir entre comillas) de esos dos personajillos, uno ya puede apagar el reproductor y marcharse a sufrir a otra parte, porque si hay que hacerlo, sufrir, al menos hacerlo bien, por ejemplo con esa final four de baloncesto...

Bueno, decir que coincido plenamente con lo expuesto por Missterror. Una primera historia insulsa, una segunda insoportable y una tercera que bueno, para los que le tengan simpatía a La Casa de los 1000 cadáveres (que desde luego, no es mi caso), pues igual les resulta simpático el homenaje... al menos en esta, hay un pequeño margen para la sorpresa (a diferencia de en la cinta de Zombie) y eso se agradece, pero a esas alturas, mis párpados pesaban tanto por culpa del tedio acumulado, que pocas cosas habrían conseguido erotizarme.

Una trilogía horrible que espero, poco o nada tenga que ver con la prometedora serie de título homónimo.

Saludos.

PD: En clave de antologías, si The ABCs of Death pinta la mar de bien, la tercera entrega de VHS no se queda atrás.

Missterror dijo...

Rector- Lo mío con "La Casa de los 1000 cadáveres" es mucho más que mera simpatía. A ti sé que no te gustó nada (me lo expliquen, por favorrrrrr), si a eso se suma, que a la altura de la tercera historia (yo juraría que antes, ejem ejem) estabas ya en coma profundo, pues poco poco poco poquísimo, puedes salvar tú de este bodrio :)

También soy optimista con la tercera de VHS...

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, ¿Qué te lo explique? bueno, me parece que no hay mucho que explicar... desde la primera vez que la sufrí en una sala de cine, a posteriores re-visionados, siempre me ha parecido una absoluta mediocridad. Nada raro, por otra parte, tratándose de un por aquel entonces debutante Rob Zombie, que de rodar videoclips sabría bastante, pero hacer cine, es otra historia... por suerte, la progresión de este señor detrás de las cámaras, fue bastante evidente en títulos posteriores.

Sobre ese coma que comentas... es tu palabra contra la mía ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Menuda rata de dos patas que eres, jajajaja

A mi es que ese debutante Rob Zombie, me pareció espectacular, porque, como dices, de hacer videoclips sabía bastante, y para mi el término videoclipero, lejos de ser peyorativo, es un aliciente en los visionados. Efectivamente "La Casa de los 1000 Cadáveres" era un videoclip larguísimo que homenajeaba al cine que más me gusta y que encima mostraba ya la personalidad de Zombie como director, algo muy difícil de conseguir en general, y en especial en un debut.
Siento debilidad absoluta por "La Casa de los 1000 Cadáveres". Esto ha sido así, es así y será así, por los siglos de los siglos. La defenderé a capa y espada!!!!

Saludozzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

El Rector dijo...

Missterror, precisamente, lo que menos me gusta de "La Casa...", dejando de lado lo soporífera que puede llegar a resultar en muchos pasajes, es que no hay personalidad alguna detrás de las cámaras, tan solo un refrito de viejas películas clásicas (básicamente "La Matanza de Texas") y un torpe ejercicio de pedantería del sr.Zombie, algo muy arriesgado cuando uno es un primerizo en la materia.

Por supuesto, entiendo que a ti te guste, como fanática tanto de la cinta de Hooper, como del sr.Zombie, pero como ya digo y afortunadamente, nada tienen que ver los trabajos posteriores del amigo, que sin duda, aprendió bastante rodando este ´refrito para dormir a ovejas.

Y conste que yo, como creo ya he comentado en alguna ocasión (porque hablando de Zombie, uno siempre termina hablando de lo mismo), no tengo nada en contra de la estética videoclipera, pero siempre que tenga algo detrás... incluso en ocasiones (pocas), sin ese contenido, se consiguen resultados graciosos por la fácil digestión de ese tipo formato audio visual, pero desde luego, "La Casa..." no sería el caso, pues a pesar de todas esa estética, resulta un coñazo insoportable.

Saludos.

May Dove dijo...

A mi también me hechizó el personaje de Ben, es que no siendo bueno, tampoco te parece malo de odiar. Es un personaje impresionante, a mi modo de ver.
Cuando la termines, hablamos. Que con Lost cualquier cosa puede ser un spoiler y mierda, mierda, mierda si te comes un spoiler de Lost!

Esta peli tiene pinta de que te han tomado el pelo otra vez, como me lo toman a mi más de una, de dos y de tres veces. A la serie le tengo muchas ganas, no te voy a engañar. Espero que no se parezca a la cinta!
Lo del primer beso de la muñeca me ha dejado rotísima. Es como de peli de Drew Barrymore más que de terror, no?

Ay, deu meu... ¿A dónde vamos a parar?

Damien Thorn dijo...

Como viene siendo habitual, cualquiera de tus críticas supera con creces a la peli criticada!
Este desde luego es el caso...
Yo le ví pinta buena, me llamaba su estética, pero puffff... Totalmente de acuerdo con tu crítica y felicidades por hacer que algún que otro incauto se evite bodrios como éste!
Un saludo!

Missterror dijo...

May- es que lo de Lost cada día me deja más perpleja. No sé cómo terminará, pero lo que tengo claro es que de mayor quiero ser una guionista así, y tener esa capacidad de creación y desarrollo, aisssssssssssss.

Por desgracia para mi, soy una persona a la que facilmente se le toma el pelo. soy demasiado confiada...
Tengo claro que la serie no tendrá nada que ver con esto que comentamos. No sé si será una gran serie o sólo pasable, pero por lo menos tendrá algún sentido.
Lo del primer beso , sí es más de comedia teen que de peli de terror...y si eso te ha dejado rota, deberías haber visto a los candidatos para ese primera beso. Para echarles de comer aparte.

Damien- Pues muchas gracias por tus siempre amables palabras.
Prevenir sobre este tipo de película creo que es nuestro deber para con el lector ;)

Saludos

May Dove dijo...

Ay, es que parece esto la Bella Durmiente de Tim Burton!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.