sábado, 7 de junio de 2014

Crítica: Cult

En mi pueblo hay un refrán que dice “Cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba y el tonto sigue.”. Esto es lo que parece que está sucediendo en nuestras carteleras después del exitazo de “Expediente Warren” y su exorcismo final. 

No hay director avispadillo y caradura que deje escapar la posibilidad de hacer caja metiendo uno en su peli. El problema es que el director en cuestión es Kôji Shiraishi , uno de los creadores de ese “J-HORROR” que llenaba nuestras pantallas de caras blancas/azules y larguísimas pelucas negras de metro y medio. Es el director de “La maldición”, “Dark Tales of Japan”, “Teketeke” y la infravalorada “Grotesque”, que a mí, personalmente me encanta. 

Bueno, a lo que vamos, Cult nos cuenta la historia de tres “estrellas televisivas” japonesas, a cual más lerda y bobalicona que son contratadas para hacer un reportaje de investigación a lo “Cuarto Milenio” investigando la posesión de una niña, la hija de los Kaneda. 

Cuando llegan a la casa les espera un experto exorcista, el Gran Unsui, y ahí empieza el disparate. Platos de sal que queman/hielan, espectros como modelados por mi sobrino de un año con plastilina, perros-araña y demás chatarra cinematográfica impropia de un director medianamente serio. 

Como el primer exorcista no funciona llaman a un segundo, el súper maestro, que realiza el segundo exorcismo (rollo todos sentados enfrente de un altarcillo mientras la plastilina flota viene y va), pero tampoco funciona, por lo cual se encargará del caso ¡un tercer exorcista!, éste aún más excéntrico, que destapa una red de sectas demoniacas, “Bombas fantasma” (como lo oyen/leen) y demás efectos surrealistas. 

Llegados a este punto uno ya no puede tomarse en serio nada de lo que sucede en pantalla. Hay momentos, incluso, en los que la carcajada malévola a lo bruja Disney está asegurada. Una pena, porque a pesar de la deficiencia de los recursos, de los espantosos efectos especiales, el director podría haber hecho una buena peli en la que se nos mostrase una vez más la diferencia cultural, y hacer de ese exotismo espiritual, una baza atractiva para el espectador medio. En lugar de eso, opta por el dislate, con una solución propia del ánime más alocado y claro, el resultado es francamente penoso. 

Lo mejor: Las diferencias que se encuentran entre cualquiera de los exorcismos serios y lo que estamos acostumbrados a ver desde que William Friedkin nos regaló aquel “El exorcista”. Los efectos de plastilina teletubbie acaban teniendo hasta un puntito. 

Lo peor: La película se le escapa de las manos. Sobre todo por recurrir a actores pésimos para sobreactuar unos personajes planos y patéticos, pero también por los giros innecesarios, facilones y aburridos de guión que terminan por hacer de la cinta un esperpento.

Afortunadamente la cinta dura 80 minutos y no aburre demasiado mientras permanecemos ojipláticos con cara de “¿Pero que .... es ésto?”


5 comentarios:

andres pavone dijo...

¿Pero que....es esto? fue lo mismo que dijo yo (en voz alta) cuando vi como venia la cosa. Se sabe que es terror japonés y alguna veces cosas que a ellos pueden llega a asustar, generara terror, al resto de los mortales no.Cuando comenzó esta ola de terror japonés munchas de las celebres películas dieron mucho miedo, terror, pero ya ver a los fantasmas femeninos con los pelos colgando termino hartando( aunque hubo algunas que no aparecían estos fantasmas y asustaban bastante) y a ellos todavía les genera miedo. Es decir tal vez a ellos esta película les genera sensaciones como El exorcista por asi decirlo, en mi caso me genero una que otra carcajada........ pero admito que me atrajo un poco. Podria decirte que mas de terror la vi como una película de genero fantástico. Los demonios parecían sacado de un video juego. Soy fanático de los fx, por ende muy muy pobres, muyyyyyyy, ni que hablar de las actuaciones, que esas si que deban terror por lo pésimas. . Felicitaciones por la critica. Saludos.

Damien Thorn dijo...

Andrés, gracias como siempre por tus amables palabras... La verdad es que la peli es decepcionante a todas luces!!!
Yo que soy un jugón, he jugado bastantes videojuegos con efectos muchísimo mejores!!!
La carcajada y el pique hasta el final es algo bueno en cierto modo que hay que atribuir sólo al talento del director (que lo tiene y mucho), porque las actuaciones son delirantes!!!
Un saludo, Andrés y gracias de nuevo!

May Dove dijo...

Lo mejor, tus palabras. Tiene pinta de ser un truño impresionante! Para los que no comemos mucho J-HORROR, mejor con un palo, no?
Damien, eres una máquina de ver pelis! ;)

May Dove dijo...

Nadie ve que la imagen de la chica con el palo por la boca es horrenda? Por qué no lo comentáis?

Damien Thorn dijo...

May, la escenita del palo en la boca no es que sea mala, es que es hasta de mal gusto... No es una peli como para recomendar dentro del J-Horror ni mucho menos, y más viniendo de quien viene.
Decepcionante, burda y muy cutre, tiene alguna que otra cosilla amable, pero las menos... Y con mi 3 creo que he sido generosísimo y el director ha dado una fiesta en su casa...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.