sábado, 14 de junio de 2014

Crítica: Interior. Leather Bar

Drama pseudo-documental dirigido por Travis Mathews y James Franco, con Val Lauren, James Franco y Travis Mathews es un mediometraje de 60 minutos. Sin entender muy bien por qué se encontraba en el programa de Sitges ya que de cine de terror o fantástico no tiene nada, más bien un alto contenido de sexo.

Interior. Leather Bar es el cubo de Rubik hecho película, un puzzle intrigante y con muchas capas que no es fácil de solucionar. Inspirado por la controvertida cinta de 1980, Cruising; los directores Travis Mathews y James Franco anuncian un experimento en el cuál van a recrear los cuarenta minutos del “metraje perdido” con alto contenido sexual explícito en el que Al Pacino era un oficial de policía en busca de un asesino en serie en el mundo neoyorquino de la piel y el sadomasoquismo. En su momento, estos minutos fueron censurados y extraídos de la cinta.

Mathews y Franco usan este ejercicio de pseudo-documental como un trampolín para explorar cuestiones como: ¿por qué los hombres heterosexuales; incluso los más cultivados y tolerantes, se sienten incómodos ante la idea del sexo gay? ¿Por qué el sexo explícito es relegado al status de porno cuando podría utilizarse como una herramienta poderosa de narración en el cine cotidiano? ¿La mayor aceptación de la comunidad gay, la homogeniza finalmente? ¿Y qué cojones pasa en la mente impredecible de James Franco? En serio, WTF…

El equipo para montar la película es acertado pero amenaza con colapsar bajo el peso de todas estas preguntas, aunque no se puede negar el hábil trabajo de cine o la inteligencia tras el proyecto. Hay muchas cosas sobre la mesa sobre las que pensar, aunque estén quizá todas tiradas sin orden ni control.

La mayor parte de esta cinta extraña (aunque se deja ver) se focaliza más en las ideas existenciales sobre hacer la película más que en el extraño metraje perdido – cuando digo perdido me refiero sustraído y guardado a buen recaudo. (Para que se sepa, las escenas re-imaginadas de Cruising están grabadas por mano experta aunque hay que decir que Franco permanece tras la cámara cuando la acción del club sube de temperatura - ¡qué casualidad!).

Mathews aparece como un intelectual calmado mientras le vemos dirigir actores y trabajar en el set preparando el escenario para grabar las escenas. Su competencia discreta es un contraste interesante a Franco, que es una mezcla de frivolidad, idealización, soltura y compromiso a la causa. Hubiera estado bien verles trabajar a dúo en alguna escena más. De hecho, más escenas hubieran ayudado a esta película rápida, que se cierra en algo menos de sesenta minutos. Quizá, dentro de unos años, alguien se siente en una mesa y re imagine cuarenta minutos del metraje perdido de Interior. Leather Bar. Otra vuelta de tuerca al cubo de Rubik.


10 comentarios:

El Rector dijo...

Desde luego que esto es carne de Sitges. Este tipo de propuestas "extrañas" siempre tienen su rinconcito en el festival y si caben es Sitges, caben en Nido ;)

Personalmente no me atrae mucho, ni como experimento cinematográfico, ni por temática, pero desde luego que debe de ser un visionado curioso. Si tengo que sacar un rato bien para Freaks, bien para esta, creo que me decantaré por la primera.

TWG, mira que te gustan esta cosas raras eehhhh... :)

Saludos.

Missterror dijo...

Yo también aluciné cuando me enteré que este documental se había exhibido en Sitges, porque la verdad no le encuadro allí muy bien, pero...los caminos de Sitges son insondables, eso está claro.

A mi podría picarme la curiosidad, pero me tira un poco para atrás el nombre de James Franco, quien me parece que se está convirtiendo en el más cool del lugar y que está encantado de conocerse. Me da la sensación de que esta propuesta no busca alcanzar ningún objetivo que no sea el de mostrar lo liberales y naturales que son los directores, innovando en el mundo del documental.

En cualquier caso, me tira mucho para atrás este sentimiento de pose moderna disfrazado de intelectualismo (lo digo por mr. Franco, of course)

Saludos

May Dove dijo...

Pues Rector y Missterror, os aseguro que hay una escena en la que Franco está fuera del set hablando con el actor que ha escogido para protagonizar el metraje (el metraje dentro del documental) en el que se le ve que está a punto de echar todo lo que ha comido por la mañana de ver tanto rabo junto.
Me pareció una escena bastante real en la que hablaba de que se sentía cohibido con lo que estaba haciendo. También podría ser otra pose suya, eso está claro. Franco y yo no hemos comido nunca juntos como para que yo pueda poner la mano en el fuego por él.

No tengo claro si os gustaría o no... la verdad, a mi me dejó un poco como: too many dicks on the dancefloor

Romasanta Macias dijo...

buenooo....pues yo sí que la veré!!!La verdad que me sorprende la propuesta y tengo ganas de visionaria. Además quiero ver como se plantean un mundo tan cliché como el GAY y sobre todo su devenir sexual. Buaaaa..ya veremos!!!jajajaja

Romasanta Macias dijo...

Ya la tengo en mi mano....y la he podido ver! Extraña a más no poder...y expone todo lo que es un bar de ambiente con toda su parafernalia. Eso si Franco me sobra bastante...aunque la escena comnetada May vale la pena...aunque cabe decir que las caras de Franco ante todo lo referido a sexo gay son impagables, mientras que Matthews muestra una actitud mucho más receptiva y relajada, que me gusta bastante. A pesar de todo...no soymuy amante de los experimentos, los documentales, pseudo-documentales etc..por lo que no me ha convencido tanto; pero lo reitero....hay que ver las caras de Franco!!!! jjajjajaja

May Dove dijo...

Si, es que se le nota, Romasanta, que está queriendo hacer algo experimental pero se siente bastante angustiado con lo que hace. Porque siendo heterosexual no está cómodo con tanto pene alrededor. Pene al aire, además, así fuera... alegría.

Yo quería verla porque quería ver de que se trataba este experimento y la verdad que me quedé un poco... WTF.
Yo creo que el bar gay que refleja el metraje es el típico bar gay americano de hace 30 años. Ahora, no son así o quiero creer que no son así, un poco lujuria sin sentido. Una cosa es ser gay y otra es que se empotren en la pista de baila randomly.

De todas formas, Matthews está muy bien. Yo creo que es más comedido porque se juega más en las escenas también. Para mi, están todos un poco en plan: por qué nos hemos metido en esto? Dónde está la puerta de salida?
Y realmente, la escena que comentamos tu y yo es la escena principal de la cinta, ya que el resto son sucesiones de planos que te dejan un poco KO.

Damien Thorn dijo...

Me la perdí en su momento, pero después de leerte necesito verla y ya!!!!
Yo, que soy de poco bar de ambiente, quiero ver como se desenvuelve el guapazo de Franco, a ver si aprendo...
Muchas gracias por recordarnos pelis que merecen su visionado y pasamos a veces por alto!
Y felicidades por tu crítica!
En cuanto la vea, te comento!
Saludetes, guapa!

May Dove dijo...

Muy bien, hay que abrirse a nuevos horizontes. Me refiero de películas, que si no eres de bar de ambiente tampoco hace falta que vayas a comprobarlo por ti mismo!
Es un experimento que yo creo que sale bien parado. De todas formas, es cortita, sólo dura una hora; y se aguanta bien!

Damien Thorn dijo...

A mí, ahora que por fín la he visto, gracias a tu crítica por completo, he de decirte que me ha sorprendido mucho, por extraña, por buena, por esos actorazos que demuestran de nuevo que no sólo están como quesos...
Extraña, escandalosa y a ratos estupenda, te agradezco enormemente el empujoncito...
Aunque la verdad, mi fobia por los bares de ambiente sigue bien presente!
Un saludo!!!!!

May Dove dijo...

Jajajajaja
Me alegra que te haya gustado o que al menos te haya sorprendido. A veces basta con que una película te remueva por dentro aunque no sea placer visual lo que te ofrezca.
Hay que cogerla con ganas, eso no se puede negar. Porque es perturbadora a morir si no eres homosexual. Explícita pero en el sentido... de acabar pensando: por qué estoy viendo esto?
Me gusta que coincidamos que Franco, en ocasiones; hace cosas no simplemente para lucirse si no porque busca experimentar con el cine.
OLE

Y ahora, Palo Alto <3 <3 <3
El libro me encantó en su momento, me lo leí dos veces seguidas. Estoy esperando la película con la fuerza de los mares.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.