domingo, 1 de junio de 2014

Crítica: Mischief Night

Nada como la seguridad del hogar. Puede que todo se venga abajo fuera, pero cuando uno llega a casa, a ese lugar donde cada rincón proporciona la tranquilidad de lo conocido, de lo personal, de lo elegido, se intenta relativizar, pues los problemas seguramente continúen, pero, al menos allí, nos sentimos seguros, por tanto más tranquilos, y somos capaces de pensar en mejores soluciones. Es por esto, porque en mi hogar me siento dentro de mi pequeña fortaleza, por lo que no imagino nada más perturbador que encontrar el peligro dentro de tu propia casa, de ahí que el género conocido como Home Invasion, me fascine. 

Como habréis imaginado, "Mischief Night" es un home invasion, aderezado con unas cuantas cosillas más, que intenta una mezcolanza de géneros para salir de la rutina. Ahora bien, una cosa es lo que se intenta, y otra muy diferente lo que se consigue, ya que "Mischief Night" bebe de tantas fuentes diferentes, que al final ya no sabe si lo que tiene es sed o sueño. Y digo esto porque esas ganas de intentar abarcar mucho para crear nuevos iconos del terror, raramente salen bien.

Personalmente, todo eso de la mischief night no es de mi agrado, me parece una "fiesta" que espero que nunca importemos, porque es una de las gilipolleces más grandes y con menos lógica que he oído nunca. Esa noche, que se celebra el treinta de Octubre, un día antes de la noche de Halloween, los adolescentes norteamericanos, británicos y canadienses (y seguramente los no tan adolescentes), se pasan la noche cometiendo pequeñas bromas, pequeños actos vandálicos, que deberían ser de pequeña importancia, en su vecindario, pero que muchas veces se van de las manos y terminan en incendios, rotura de mobiliario urbano, terror en las casas de las urbanizaciones, etc. Para que nos entendamos, si "la noche del Diablo" que podíamos ver en "The Crow" ocurre en la noche de la mischief night y casi todas la ciudad terminaba ardiendo, entenderéis que estas pequeñas bromas o "chiquilladas" parezcan el germen de una violencia más visible, que por una noche es permitida, para que nos entendamos, esto es como una pequeña mini purga.

Ya tenemos el encuadre de la película: todo ocurre en una lujosa casa a las afueras, durante la "Mischief night". Para ejercer de protagonista y dotar a la historia del punto dramático que todo home invasion necesita, se elige a una joven que sufre una ceguera psicosomática desde hace siete años, los mismos años desde que perdió a su madre en un accidente de circulación, en el que ella también fue protagonista. De esta manera se consiguen dos sensaciones que potencien el resultado, por una parte, ese dramatismo que acabo de comentar, y por otra, una doble dosis de tensión, pues si al hecho de tener que esconderse en un espacio cerrado de un asaltante armado, letal y sigiloso, le sumamos la indefensión de no ver por donde viene, de no poder ver si te vigila, de no poder ver si te escondes en el sitio adecuado, el pánico es infinitamente mayor, pues Emily (fantásticamente interpretada por Noell Cote), puede que no vea al asesino, pero presentirle, le presiente. Imaginad que algún desconocido se cuela en vuestra casa y se queda toda la noche al lado de vuestra cama, observando cómo dormís, realmente no eres consciente del peligro, pues no ves las intenciones, no ves los gestos, no ves los movimientos, pero si llegas a presentirlo, no se me ocurre nada más inquietante. 

La película comienza con aires de telefilme, con un inicio torpe y casi cómico que poco tiene que ver con el resto del guión, y que acaba de un solo golpe con cualquier esperanza de ver algo sorprendente. "Scream" está en el aire y el preludio de lo que vamos a ver es sonrojante, amén de estar tremendamente mal ideado. Por suerte, la cosa mejora tras los horribles créditos iniciales. La historia no se precipita y todo se fragua con calma. La presentación de los personajes se hace tranquilamente, se busca la atmósfera, se entremezcla el thriller, el tono cambia y la tensión está creada (recordad "Terror Ciego"...). 

Una vez que nos adentramos en la parte de la invasión en casa, todo vuelve al principio, el tono teen resurge y las malas ideas se hacen dueñas y señoras de la pantalla. Los personajes se convierten en clichés, y excepto Emily, que nunca deja de ser vulnerable, y que constantemente busca ayuda, el resto de personajes (novio que parece que tiene ocho años, padre sobreprotector que enlaza una mala decisión tras otra, tía que está en el lugar menos apropiado a la hora menos apropiada...) no ayudan a levantar una historia que precisamente comienza a hacer aguas justo en el momento en el que debería venirse arriba, que es en la entrada en casa por parte del invasor. 

El invasor es precisamente lo peor con diferencia. Una vez que el asesino se persona, eres consciente de que estás viendo un slasher, da igual si todo ocurre en una casa, ese asesino pertenece al mundo del slasher, y el director de esta película, Richard Schenkman ( director también de "Man from Earth" y "Abraham Lincoln vs zombies") debería haber sido consciente de que esa era su mejor baza, pero justamente, el efecto es el contrario, pues , pese a que es un asesino de manual, de los silenciosos, de los que llevan máscara, de los que andan rápido sin necesidad de correr, es el killer más impersonal que haya visto en mucho tiempo. Este señor, lejos de infundir terror, logra, con su payasismo mímico, que sintamos una vergüenza ajena increíble, ya que una vez más, la casa huele a "Scream" que apesta, y el asesino es aún más histriónico que aquellos jovenzuelos que perseguían a Sidney por todas partes. ¿No es ya algo notorio, que con este tipo de asesinos, y refiriéndonos a su lenguaje corporal, menos es más?

Si pienso en su factura técnica, tampoco se puede destacar nada, algún plano de cristal roto acertado y destacable, y poco más. La inversión en efectos especiales tampoco fue mucha, pues aquí se intuye más que se ve, y los silencios tampoco están utilizado de una manera brillante. La forma de rodar no pretende hacer ninguna innovación y todo termina siendo de lo más standard. 

¿Sirve "Mischief Night"" para pasar el rato? Para gustos los colores, claro está, y habrá quien encuentre en esta película una buena compañera para su pizza. Yo, que soy más de sushi, necesito propuestas más ágiles para amenizar las noches oscuras, y en ese aspecto, "Mischief night" se me hizo demasiado del montón. Esta noche, las "travesuras" no han sido suficientes, y aunque hubo algún momento en que apreté los puños, finalmente me relajé por completo, algo que no deja en muy buen lugar a una propuesta que se centra en la tensión del espectador.


12 comentarios:

El Rector dijo...

Missterror, menudo chasco te has llevado, con lo que te gustan a ti los home invasion y los slashers y resulta que Mischief Night hace aguas en ambos géneros... y eso que la cosa prometía con esos ecos a la estupenda Terror Ciego, pero cuando pones sobre el escenario a un asesino cómico, en lugar de terrorífico, toda la atmósfera previamente creada (y creo que aquí se consigue bastante bien el efecto), se marcha por el retrete... aquí es donde uno puede comprobar de primera mano, el arma de doble filo que supuso una payasada como Scream, pues me temo que ese es el espejo en el cual se ha mirado el director, para dar forma a su asesino enmascarado y alguien debería haberle dicho que igual en una comedia, el royo mimo puede resultar gracioso (aunque yo lo dudo a estas alturas), en una de terror, desde luego no.

Muy de acuerdo con todo lo que comentas, si bien , yo le habría dado esa media estrella más para llegar al aprobado, pues dentro de lo decepcionante que termina siendo (bochornosa a ratos), a mi (quitando el horrible prólogo), su primer tercio me ha gustado bastante por todo aquello de la atmósfera y tal... incluso el plano cristalero, me ha hecho apretar el culete y todo, por no decir que la muchacha protagonista, lo hace sorprendentemente bien, si tenemos en cuenta el conjunto.

Saludos.

PD: Y tranquila mujer, que tu en tu casita, estás muy segura ;)

Missterror dijo...

Rector- Pues sí, un buen chasco, porque la mezcla de esos dos subgéneros, bien realizada, hubiera sido mi perdición.
El problema queda claro: el asesino!!! Veo que a ti, su mímica desmedida, también te dio urticaria. Es que no era para menos.

La media estrella que le falta, a tu modo de ver, no se la doy porque entiendo que sólo podría aprobar en esa creación de atmósfera, y teniendo en cuenta que ese sólo es el primer plato, tengo que castigar esa dejadez en el segundo y el postre.

El plano cristalero, aunque manido, es muy efectivo.,sí señor.

Saludos

PD- claro que estoy segura en mi casita!!! Pues menudo guardián estás tú hecho!!!

May Dove dijo...

No sé porqué le tenéis tanta manía a Scream, a mi me encanta como saga. Imitar al asesino quizá no es buena idea, pero espero que no le falten puntos a la peli porque se parece a Scream.
Siempre que sale un personaje ciego en una película de terror se incrementa la tensión, es como poner a una embarazada. La sensación de peligro se acentúa porque se dispara nuestro sentido de la responsabilidad, proteger al más débil.
Tampoco digo que sea un recurso fácil pero ayuda un poquito a generar tensión.

Mischief night parece un slasher/home invasion bastante potable!

El Rector dijo...

Missterror, no deja de ser el curioso lo aprensivos que podemos llegar a mostrarnos con determinados terrores "domésticos", en comparación con las ficciones (o al menos, hechos digamos poco probables) más aterradoras. Vamos, que impacta más ver como la protagonista está a punto de pisar un cristal descalza, que como le persigue un encapuchado con un cuchillo jamonero para cortarle la garganta.

Destacar la secuencia de los cristales, como lo más perturbador de la película, me temo que no dice mucho en su favor :)

TWG, para mi el Slasher, es otra cosa. Entiendo la primera Scream, como un homenaje simpático en tono de comedia (incluso oportuno en su momento), pero que un producto así, cree tendencia dentro del subgénero, me parece demencial... un poco de seriedad, ghostface es el anti slasher.

Saludos.

Missterror dijo...

May- Yo siempre he dicho que "Scream", aparte de sobrevalorada, me parece la antítesis del slasher, por lo menos en cuanto a asesino se refiere, y me reafirmo. Como comenta el Rector, el slasher es otra cosa, al menos para mi. Pienso en asesinos que sean slasher puro y obviamente pienso en esos que imponen con su sola presencia, esos que nos gesticulan, que sólo se mueven para matar, que no necesitan hacer mil aspavientos para mostrar lo que van a hacer. El Slasher necesita asesinos con personalidad, y Ghostface me parece un chiste malo, ya no digamos el de "Mischief night"

No le he restado ninguna estrellita por su parecido a "Scream",las estrellas se leas resta que pierde totalmente el interés una vez que empieza el asalto en casa, con lo cual, poco más se puede salvar.

La ceguera de la prota ayuda, pero no es suficiente, y la atmósfera que prepararon para tal efecto, pintaba muy bien, pero...

De todas formas, pégale un mordisco, igual te gusta :)

Rector- es que pisar un cristal duele mucho ;)

Saludos

Damien Thorn dijo...

Felicidades lo primero, MissT por tu criticón, estupendo.
Debo reconocer que con esta peli me pasó algo extraño. Empecé a verla asistiendo a lo lerdo de sus personajes y a punto estuve tres veces de pararla. Llega el momento en el que todo cambia, y pasamos de Halloween a Romeo y Julieta y se me queda una cara de idiota que lo flipas...
Pero bueno, como bien dices tiene sus cosas buenas y malas y eso de que se te relaje el cuerpo con una peli pretendidamente de terror no debe ser muy bueno.
Yo soy también más de sushi, pero al menos me vale la reivindicación de que las mujeres en este subgénero, plagio de Scream en su primera parte, no son siempre retrasadas... Aunque bueno, acaba estando un poco loca, así que no sé si realmente la reivindicación es tal...
Saludetes y gracias por tu crítica!
(Si la llego a leer antes, me la hubiera ahorrado, sabes que me fío mucho de tus impresiones, pero bueno, al menos no es muy larga)

May Dove dijo...

No había una peli donde la chica era ciega también y estaba con una casa de cristal en el bosque? Tampoco hablo de una peli muy antigua, eh?

Damien Thorn dijo...

Ay, amigos... No os lo vais a creer... Pero mi peli, que se llama Mischief Night también, es la del tráiler, pero no la de la crítica!!!!
Aunque se puede trasladar y valer para las dos!!!
Ya me preguntaba yo qué le habíais visto al tema cristales....
De fliparlo!!!!
Echadle un ojo cuando podáis y me sacáis de dudasss!
Saludetes, amigos!

El Rector dijo...

Damien, toda la razón tienes y fallo mío por no visionarlo antes. Desde luego, Mr.Malcolm McDowell, no aparece en esta Mischief Night de 2013 (de ser así, igual otro gallo habría cantado).

Editado.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Bueno, no te creas, porque después de leer la crítica de MissT yo estaba convencido de que sí era la misma!
Jejejejeje!
McDowell, lo mejor de la cinta, está aún mejor en las tomas falsas del final, que son ESTUPENDAS

Missterror dijo...

Damien- pues si la misma crítica vale para dos películas diferentes, o bien no dice mucho de ninguna de las películas,o bien no dice mucho de la crítica :)
Si McDowell es lo mejor de la peli, apaga y vámonos!!!

Saludos

Damien Thorn dijo...

Lo de la crítica es indudable, MissT, pero he de decirte que desde luego le viene al pelo a ese otro bodrio!!!
Y lo de apaga y vámonos es lo que tenía que haber hecho, de no tener un hijo cansino y llorón que me dió hora y media de "tranquilidad"...
En definitiva, enhorabuena por tu crítica (ahora, a pesar de todo, se ha despertado mi curiosidad y pienso verla) ambivalente como las de los Grandes, jejeje!
Un saludete!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.