martes, 3 de junio de 2014

Crítica: The Quiet Ones

En 2008, los fans del terror británico de la Edad de Oro recibieron una noticia para celebrar. La productora Hammer, la legendaria factoría del horror que trajo a la vida historias de miedo góticas tan impresionantes como La maldición de Frankenstein (1957) o Drácula (1958) con Christopher Lee y Peter Cushing; anunciaba que le quitaba el polvo a sus telarañas, sacaba las estacas de la cripta y volvía al negocio con el hombre del saco. Por el momento, sin embargo, el estudio ha conseguido obtener resultados variopintos (Let me in, 2010; The woman in black, 2012). 

Desgraciadamente, el último refrito de la Hammer no mejora esta trayectoria irregular. Dirigido por John Pogue (Quarantine 2: Terminal), The Quiet Ones es una historia sobre posesiones retro que será recordada por su elegante escenario setentero (patillas a lo Curro Jiménez que te cogen toda la cara y canciones de T. Rex y Slade en la banda sonora) y una deliciosa y siniestra interpretación de Jared Harris; pero no por su historia. Harris, que es lo mejor de la película o lo único bueno de la misma; es Joseph Coupland, un ambicioso, espeluznante y algo repulsivo profesor de Oxford que enseña psicología anormal. Su último experimento es una jovencita poseída que se llama Jane Harper (Olivia Cooke en Bates Motel) quien hace de canal con su demonio interior a través de una muñeca a la que llama Evey (o Ivy o algo así). 

Cuarenta años atrás, Peter Cushing hubiera interpretado este papel de científico loco mientras dormía – y haber provocado pesadillas en los que le vieran. Pero Harris demuestra que él quiere superar el reto y le da al personaje de Coupland un filo seductor de amenaza juguetona. Ningún otro actor en el mundo moderno exhala el humo de un cigarrillo con el mismo gozo diabólico que Harris. El profesor enrola a dos de sus más prometedores estudiantes (Erin Richards, la chica un poco ligera de cascos – Krissi y Rory Fleck-Byrne, que va más caliente que el palo de un churrero – Harry) para asistirle en el experimento junto a un cámara local llamado Brian (Sam Claflin en Los Juegos del Hambre) cuyo trabajo es grabar los sucesos extraños que ocurran y no hacer preguntas. 

Así de primeras, Brian se caga por la patilla con la habilidad de Jane de hacer explotar bombillas telequinéticamente, vomitar guarrerías sobrenaturales y actuar como si fuera Carrie el día de su graduación. No me malinterpretéis, ¿quién no? Pero poco a poco le va cogiendo apego, se vuelve compasivo; porque parece que es el único que no aprendió la lección que todos conocemos desde hace eones: normalmente, las chicas pálidas y siniestras en camisones blancos con pelo largo y lacio, que además llevan muñecas en sus brazos no son las chicas con las que meterse. Harris sabe que los sentimientos de Jane y Brian podrían contaminar el experimento y no está contento. ¿O sí…? 

Tras ser expulsado del campus por sus métodos no ortodoxos, Coupland y su cuadrilla del exorcismo se dirigen a una remota finca vieja como el hambre donde la posesión de Jane escalará a otras cotas, la conexión con Brian se hará más y más profunda y Harris podrá retorcerse el bigote haciendo lo mejor que puede para mantener el show de terror resonando. 

The Quiet Ones tiene al menos una excusa para la sobreutilización de planos inestables y trémulos: Brian está grabando los eventos para la posteridad. Aun así, no es un found-footage ni mucho menos, los tipos de planos se van sucediendo el uno al otro; para dar un respiro (al menos a mí). La técnica ésta de estar grabando y que todo salga movido se ha convertido en todo un cliché estilístico del género que necesita jubilarse ya. Así que a pesar de algún que otro susto y saltito barato (aunque un poquito efectivo), no hay nada para los fans del género que no hayan visto cien, mil o un millón de veces en películas de las que ya hemos hablado en el blog, y mejor. The Conjuring, Insidious son dos ejemplos que le dan mil patadas. O por mencionarlo también, cualquier película de la Hammer de los 50 y los 60.


11 comentarios:

El Rector dijo...

Pues me acabas de pinchar un poco el globo, porque a esta le tengo echado el ojo desde que se anunció pese a lo decepcionante de casi todo lo que ha salido de la nueva Hammer hasta ahora.

Acabo de hacerme con ella así que te cuento pronto que me ha parecido, aunque miedo me da si la has puntuado por debajo de Oculus, la cual pese a mis esfuerzos, aun no he sido capaz de terminarla ;)

Saludos.

andres pavone dijo...

Ante todo felicitaciones por la critica. Pese a que no aporta nada nuevo (salvo su estética),al cliché, que tiene su semejanza con El conjuro, Insidious(pero un poco inferior) es una película correcta y que se deja ver. A mi personalmente este tipo de películas me encantan, las disfruto y realmente me asustan. Crean un ambiente en el cual me dejo llevar y las vivo a flor de piel( en el caso de The woman in black-estamos ablando de hammer- estuve al borde del infarto). Asi que debo decir que es de mi agrado.Saludos.

Damien Thorn dijo...

Bueno, no está tan mal... A mí ese clon de Cristina Ricci en plan paranormal me moló bastante... Y el temazo de Slade me trajo taaan buenos recuerdos...
No es lo que prometía, desde luego, y todo lo que dices en tu crítica es ni más ni menos lo que cualquier espectador exigente pensará al verla, pero le damos el aprobado (yo también, jjeje) y miedo, tiene algún momento en el que da, ¿eh?.
Felicidades por tu crítica!
PD: ¿Estás segura de que quieres ver Miss Violence?... Como compañero te recomiendo que si puedes, te la evites. Es una obra maestra, pero duele muchísimo...
Saludetes!

May Dove dijo...

Señor Rector, te vas a desinflar mogollón. Esta cinta prometía mucho más de lo que ofrece. Yo creo que está ahí, ahí con Occulus, pero es que occulus al menos tenía lo del espejo y eso. Me parecía más original. En cuanto a sustos, quizá si que me asusté más con The quiet ones. Pero es que son esas escenas ultra preparadas para que des saltito.

Los personajes están muy manidos, son los mismos de siempre. Sólo me gusta el profesor, porque va de malo malísimo que tiene corazón y bueno, igual es el bigote, que me chifla.

Andres, muchas gracias por el comentario. Si que es cierto que es más de lo mismo peor inferior. The Conjuring, Insidous, le vamos dando la vuelta a lo mismo todo el rato, parece que han saco dos (tres si contamos la segunda parte) chollos que les gusta a todo el mundo y quieren ir repitiendo; pero así no vamos a ningún sitio!
A mi estas pelis también me incitan a envolverme en su atmósfera pero esta creó poquito ambiente.

Damien, ya me habías avisado que era flojita, pero que se dejaba ver. En verdad hemos coincidido en todo. Miss Violence no es que quiera verla, es que necesito verla. Y creo, sé; que lo voy a pasar fatal pero lo necesito.
Tengo ganas de verla y hacer la crítica a ver si coincidimos también aquí

Damien Thorn dijo...

Yo, que ya sabes lo contenido que soy(ejem), le he cascado un diez en filmaffinity, pero como experiencia, la verdad, me parece demasiado dura... Yo, hubiera agradecido, muuuucho, que me la evitaran!!!

Max Cady dijo...

Estupenda crítica TWG, a pesar de haberme cortado el rollo, porque le tenía esperanzas a esta cinta que pintaba bien por el tráiler. Una vez más (es la enésima) engañados vilmente por la maldita publicidad. No obstante, si me encuentro con ánimos y tiempo igual le doy una oportunidad.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!

El Rector dijo...

Muy de acuerdo con todo lo expuesto por la srta. Wrong Girl. The quiet Ones es otra sonada decepción y el enésimo gatillazo de la nueva Hammer.

Todo tópico, todo manido y todo previsible. Además hay que esperar hasta sus últimos 10 minutos para poder tocar algo de chicha, muy al estilo del mockumentary omnipresente de hoy en día (con el cual flirtea la cinta en más de una ocasión para sumarse al carro de lo que vende). Tampoco el giro final es para tirar cohetes, ni los artificios nada que quite el sentido (horrible la secuencia final).

Lo mejor su opresiva puesta en escena y conseguida ambientación, que recuerda mucho a la atmósfera de las viejas cintas de la Hammer, por lo demás, para dormir a las ovejas a no ser que a uno le vaya mucho el melodrama.

Saludos.

Missterror dijo...

Pues creo que a mi me ha gustado más que al resto, ya que, sin ser para tirar cohetes, me ha mantenido pendiente de la pantalla todo el rato, y teniendo en cuenta lo que viene haciendo últimamente la Hammer, pues ya tiene su mérito.

Como comentáis, la atmósfera inquietante y opresiva, es de lejos lo mejor, y con ello tienen media peli ganada, ya que algo como "The Quiet ones" es atmósfera y sugestión.
El dibujo de los personajes también me ha parecido acertado, y para nada soso, y las interpretaciones me han perecido contundentes, con lo cual, "The quiet ones" se gana, con su aroma añejo y su regusto rancio, el aprobado holgadamente. Simple, pero efectiva.

Saludos

May Dove dijo...

En eso estábamos, Missterror; yo le he dado el aprobado por la atmósfera y ambientación; que también creo que es lo mejor de la cinta. Sin embargo, para mi los personajes flaquean muchísimo. Son de manual, terror para dummies, sería el manual xD
Niña con camisón blanco y muñeca es mal desde lejos, vamos, se la ve venir y tampoco la lía tan parda como debiera.

Rector, influye quizá que ibas avisado que no te iba a gustar! Que quieras que no, coges la peli con menos ganas, aunque para un notable no daba! Eso está claro.

La Hammer tiene que re-inventarse o morir, pero no más subproductos de segunda división, porfi, please!

Max, me temo que la tendrás que coger un día con ganas porque si no, es posible que te duermas como una ostra! Y si, desde luego; engañados por la publicidad una vez más. Preveo que no será la última!

Shivers dijo...

Es básicamente tan mediocre como las pelis de Wan. Topicazos y efectismo como vimos en The conjuring. Pero bueno, tuvo éxito la formula así que supongo va haber que seguir fumandosela.

May Dove dijo...

Efectivamente, estamos en un rasca y gana; Shivers. Y a ver lo qué queda.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.