jueves, 17 de julio de 2014

Crítica: Torment

A este Heredero del mismísimo diablo le cuesta horrores valorar negativamente una película cuya protagonista es una de las mujeres que con diferencia más le atraen, llegando a la mitomanía más pura y dura, como es Katharine Isabelle, esa gran actriz, generosa y valiente, que declaró que todas y cada una de las oportunidades que había tenido pensaba devolverlas trabajando en proyectos noveles, fundamentalmente canadienses-ella lo es- y preferentemente de terror-que es el género en el que se ha desenvuelto con total frescura en los últimos tiempos. 

Quizás el error es mío, porque esperaba mucho, pero mucho, mucho, de una peli de baja factura, realizada por un directorzucho, Jordan Baker ( The Marsh, El pantano) con un guión flojo de Michael Foster y Thomas Poundy que cojea demasiado. Pero sí, esperaba mucho, no sólo por la participación de una de mis musas del terror (la otra es sin duda Melissa George), sino por la imaginería visual que nos anticipaba el tráiler, con esos asesinos zumbados enmascarados con cabezas de peluche casi cosidas al rostro. Y es que la estética, como bien sabemos tiene mucho que ver con el terror. Identificamos a la primera una garra como la de Freddy o Lobezno, una máscara como la de Jason, los asesinos de Woodsboro en Scream o Leatherface, las caretas de Los extraños entraron de lleno en el ránking de golpe, y esas cabezas de peluche se me antojaban más que deliciosas. 

Sin embargo, Torment es un thriller de terror bastante genérico y deficiente en muchos de sus aspectos. Roza mi adorado subgénero del Home Invasion y lo hace bastante decentemente, pero acto seguido los actores empiezan a correr delante del asesino a zancadas que ni las de la duquesa octogenaria de Alba, mientras el villano de turno, cabeza de peluche no obstante, también va dando pasitos a lo muñeca de Famosa que se dirige al portal. Y no, no estamos en tiempo bala, ni en ralentizado momentaco a lo X Men, es que las habilidades nulas del director para según qué cosas es más que evidente. Pero el mayor problema de la cinta reside en la inclusión de un niño. Hitchcok decía que era horrible trabajar con animales y niños, y aquí las habría pasado canutas el pobre, porque el nene repelente se convierte en el más molesto de los personajes centrales de los últimos años. Uno de esos críos que justifican vasectomías y ligaduras de trompas en masa, y en este caso, hasta el cruel abandono en gasolinera prevacaciones. Un niño cabrón, mal actor, estúpido y que pide un bofetón paterno a gritos. Pero son otros tiempos. Y seguramente el merecido capón con anillo de acero en el anular acabaría en un juzgado de menores y el padre en cuestíón en prisión, así que dejémoslo ahí, de momento. Para redondear el tufo bazofia, el resto de los villanos es a la par que incompetentes, inverosímiles y la solución buscada por el autor con una ridícula vuelta de tuerca final, canta bastante, no sorprende en absoluto y no tiene ningún tipo de impacto en la historia, sorpresa o relevancia, salvo abrir la posibilidad de... Una secuela. ¡Adoro la ingenuidad de estos directorcillos!. 

La movida comienza con una cinta de Nietzsche, filósofo recurrente de pajilleros, perturbados y emos que ven la oscuridad en todo cuanto les rodea, en plan: “Miren, el tipo que les presenta este piniculón sabe quién es Nietzsche”, con una sentencia pretenciosa e innecesaria. Luego vemos a un matrimonio con menos química que Falete y sus ex novios, formado por Robin Dunne (recientemente viudo y con un niño, el “engendro” de la interpretación) y Katharine Isabelle, que en plan de viaje megaromántico se piran a la casa campestre de la difunta mujer con el repelente niño que actúa exactamente igual que mi secadora en el programa cuatro. Allí descubren que alguien ha entrado en casa y que falta un peluche tamaño XXL de un ratón, cómo no, el favorito del niño secadora. 

Previamente hemos visto una intro bastante decente en la que un desconocido masacra a unos vecinos, usando un gore ligerito, como el del resto de la cinta, y ya nos vamos oliendo lo peor. Uno tras uno el director va recitando visualmente todos los clichés habidos y por haber en este tipo de cine, llegando a convertirse en algo propio del Guiness, como las gachas para 1000 personas de mi pueblo en octubre. A saber: Familia con paleto desquiciado asesino nada más empezar; Yuppies de ciudad incautos que se ven atrapados en una zona rural, muy rural, sin cobertura para el móvil; Un guión terrible y unos personajes poco o nada desarrollados; Niño cansino, molesto, odiable; Escenitas de largas tortura con gore ligerito con víctimas mal atadas o amordazadas; Sonido que salta y sube decibelios para asustar al personal con la simple aparición de una sombra o la caída de una hoja; Heroína inmovilizada por el villano, logra soltarse y casualmente encuentra un arma situada convenientemente cerca para defenderse; A pesar de que nuestra chica ha pasado lo peor por una dura prueba física a través del barro, sangrando y mugrienta de barro y suciedad, el pelo y su maquillaje permanecen casi intactos, waterproof, fangoproof, sangreproof, tortureproof, son sus secretos de belleza; Padre que se inmola en beneficio de la familia de la forma más tonta; Las víctimas disparan, golpean, acuchillan a los villanos pero pasan de comprobar si están muertos, en plan “estoy agotada, fijo que la palma con este golpe que le he dado con el cartón del papel higiénico”... Una pena, vamos.... 

Es cierto, todos nosotros hemos visto cosas peores, demasiadas en estos últimos tiempos, pero es que en Torment no hay nada nuevo en absoluto, salvando las ingeniosas máscaras y toda la película es una mezcla remix baratillo de diferentes elementos de otras tantas películas de terror que hemos visto antes. 

Pero volvamos a la máscara ratón. Era sólo era cuestión de tiempo antes de que Disney se lanzase definitivamente al juego de terror y convirtiera a su ratoncito Mickey en icono no sólo de niños sino también de los fans del terror... Vale, es mentira, pero no me dirán que no hacía a la peli más interesante... Creo que lo único interesante en realidad son esas máscaras de los villanos, obtenidas mediante la decapitación algodonera de muñecos high size. ¿Pero, por qué las llevan?... Vale, querían mantener su identidad en secreto, pero casi graparse esas máscaras es un poco ída de olla, sofocante, de la que no se nos da la mínima explicación, y muy difícilmente llevable a la práctica para realizar fechorías a través de los extirpados ojos de cristal de Dumbo, el ratón, el Pato Loco, Mi pequeño gran poney, etc... Una pena, porque la idea mola y se hubieran podido sacar mil justificaciones que nos hicieran la cosa más interesante. 

Torment es una película de la productora Filmax Internacional. La empresa española lanzó y desarrolló esta mezcla de slasher y home invasion en 2013, filmada en Canadá. Logra ser bastante oscura con algunas de sus escenas, que pronto se disipan en errores y meteduras de pata tremendas, lo que hace a la peli cansina y hasta aburrida. 

Pero la familia en vez descubre un oscuro secreto de espera en la cabaña. Niños - parece que no habrá tiempo para que el descanso y la relajación después de todo. la familia Morgan, Liam, de 7 años (Peter DaCunha), que todavía está luchando por aceptar a Sarah (Katharine Isabelle) como nueva madre, recién casada con su padre, Corey( Robin Dunne), así que deciden pasar unos días con el hijo de él, en una agradable casa en el bosque llena de objetos de la primera mujer, recientemente muerta. Cuando llegan allí, los vecinos están desaparecidos, muertos, según hemos visto en el prólogo y la casa ha sido asaltada, está plagada de comida podrida y manchas de sangre en las sábanas usadas, así que llaman a un oficial de la policía local (Stephen McHattie) que resta importancia al asunto y lo ve como una chiquillada, asegurando a la familia Morgan que estarán seguros allí. Pero esas palabras de consuelo sólo permanecen fieles durante las primeras horas, después Liam desaparece la primera noche y el caos desciende sobre los angustiados padres en la forma de cuatro asaltantes sádicos y siniestros con la cara cubierta por las ya remencionadas máscaras de peluche que comienzan a golpear la puerta y acosarles de forma inexplicable o al menos inexplicada y las cosas se ponen muy, pero que muy feas... 

Tras un par de bochornosos intentos, Barker, el director, trata de recuperarse, rodando un film más clásico que mezcle dos subgéneros e introduciendo los elementos familiares para lograr un tono original y al menos diferente, pero en su ingenuidad vuelve a meterse por derroteros de los que no sabe salir y está más perdido que yo en un reactor nuclear. Tomas corrientitas, a destacar las exteriores y nocturnas en las que logramos ver algo, porque en otras, muchas, y ese es otro gran error, ni eso, la fotografía de Boris Mojsovski, si no ayuda demasiado, tampoco perjudica, como  la banda sonora de Trevor Yuile, justita pero correcta.

En cuanto a los protagonistas de la película, bueno, Katharine Isabelle está como siempre impecable, tratando de mover montañas con el equipo equivocado, al final ahondaremos un poco en su filmografía, y Robin Dunne es bastante soso, discutible y mal realizado. Pero la palma se la lleva mi niño secadora, que parece sacado de un colegio especial para niños insoportables esforzados en ser lo peor actor posible, cosa que desgraciadamente logra, hasta el punto de echar de menos a Joselito, nuestro niño ruiseñor en su rol. Los antagonistas, los malvados, están subdesarrollados, no tienen historia de fondo y sólo una o dos líneas de diálogo, que trata de aclarar en un minuto y medio lo más interesante y la única baza de guión medianamente buena que podía haber tenido la historia. La escena-bastante estándar- de asesinatos del prólogo bien podría haber sido cambiada por introducción que aclarase la motivación de estos asesinos, torpes, pero asesinos al fín y al cabo, y de seguro con una dura y violenta historia detrás. 

La peli resulta demasiado similar a muchos otros títulos de terror del pasado, entre ellos la fabulosa “Los extraños” y “Tú eres el siguiente”, que también ofrecen asesinos enmascarados, en el caso de la última como animales, y en este caso de peluche, y algunas escenas y elementos de violencia y torture porn del flojo. Desgraciadamente, Tormento no ofrece ni de lejos la tensión, la convincente acción y resolución de las otras, saltándose de un plumazo todas las posibles dinámicas de creación interesantes. 

El director, tratando más de desconcertar que de sorprender lo suficiente, agrega la adición de una dinámica típicamente familiar para inyectar un poco más de drama en la sobresaturada mezcla de gore, slasher, home invasion, torture... Una madre y padre con algo por qué luchar justificaría a nivel narración temas como el sacrificio, pero eso sólo cuando los actores pueden crear una química familiar convincente. Los Morgan, desafortunadamente, fracasan estrepitosamente por culpa del niño secadora que parece sólo preocupado por fastidiar a la madrastra, a la que considera la única invasora de su hogar. Honestamente, incluso en el caso de tratarse de un niño deprimido por la muerte de su madre, confundido por la existencia de una madrastra, y lo que me quieran decir,Liam es una especie de gilipollas supremo con una actitud sarcástica, y malcriada al que uno, con la conmovida sensibilidad que habitúa, no hace sino desear que caiga de una vez por todas en manos de los peluches sangrientos e incluso en convertirse en un rato en cualquiera de ellos con un hacha gigantesca. 

Estoy decepcionado básicamente porque el guión no explore un poco más las mentes de los asesinos, posiblemente, revelando un evento retorcido que ha causado sus ansias de tener una "familia", y de cómo iniciaron su reclutamiento de miembros, pero la falta de esa explicación y de algunos detalles vívidos no crea más que asesinos sin rostro. Barker no ayuda con su estilo personal de rodar sótanos oscuros, bosques oscuros, y el más oscuro de los rincones oscuros. Podríamos decir que parte de un valiente esfuerzo, pero que es demasiado rápida, fácil, y es comprensiblemente digna de no ser odiada pero sí olvidada al minuto de su visionado. En definitiva, la mayoría de los fans del terror indie pueden saltarse este título sin culpa alguna. La película, no obstante, se proyectó el 1 de marzo de 2014 para su estreno en el Reino Unido, en el Glasgow susto Fest y tuvo reacciones positivas. Jordan Barker recorrió varios festivales más de cine en el 2013 y este año la peli ya está lista para su lanzamiento en DVD y formatos de vídeo a la carta, a través de la Fase 4 Films. 

Lo mejor: Katharine Isabelle, estupenda, preciosa, inconmensurable, que nos trae otra actuación fuerte y convincente de terror. Las máscaras de peluche, sobre todo el ratón. Tiene un buen ritmo en su primera parte. 

Lo peor: Lo demás. El final, cutre salchichero. El niño. “¿Quién puede matar a un niño?”, de Ibáñez Serrador, cambiaría de nombre radicalmente, porque la respuesta, teniendo a este mocoso como objeto sería bien distinta. 

Y como lo prometido es deuda aquí les traigo parte de la (terrorífica) filmografía de mi chica: -88 (2015) [Estados Unidos] April Mullen -See No Evil 2 (2014) [Estados Unidos]Jen Soska, Sylvia Soska -Primary (2014) [Canadá]Ross Ferguson -Hannibal (Serie de TV) (2013) Bryan Fuller. Cómo mejora la segunda temporada con ella... -Cinemanovels (2013) [Canadá]Terry Miles -13 Eerie (2013) [Canadá]Lowell Dean -Torment (2013) [Canadá] -American Mary (2012) [Canadá]Jen Soska, Sylvia Soska -Casi Humanos (Serie de TV) (2011) [Estados Unidos] -30 días de oscuridad 2: Tinieblas (2010) [Estados Unidos] -Hard Ride to Hell (2010) [Estados Unidos] -Rampage.(2009) [Canadá]Uwe Boll -Compromiso para matar (AKA Novio mortal) (TV) (2006) [Canadá] -Everything's Gone Green (2006) [Canadá] -Ginger Snaps III: El origen -Ginger Snaps II - Los malditos -Ginger Snaps II - Los malditos (2004) [Canadá] -Freddy contra Jason (2003) [Estados Unidos]Ronny Yu -Ginger Snaps (2001) [Canadá] -Comportamiento perturbado (1999) [Estados Unidos] -Un toque de infidelidad (1989) [Estados Unidos]Joel Schumacher


14 comentarios:

Missterror dijo...

Bravo!!! Lo que me he reído con tu crítica a la vez que asentía con la cabeza una y otra vez, Damien!!!!
Yo también soy una apasionada del home invasion. Del Survival también, que es otro de los palos que aquí se intentan tocar., así que imagina las ganas que le tenía a "Torment".
Los problemas se ven venir desde el principio, cuando le director que debía impresionarnos para dejar nuestro culito pegado en el sofá, no muestra ni una sola muerte, todo se hace fuera de cámara y eso empieza a oler a rata muerta.
Seguimos con una pareja protagonista,que como bien mencionas no tiene química en absoluto y encima cargan con un niño repelente a más no poder.
La parte del asalto a la casa tiene un pase, el resto es de principiante imitador que no sabe ni por dónde le viene el aire.
Una vez más, el guión es terrible. Sin orden ni concierto, sin motivaciones de peso, sin sentido de las escenas, con mil clichés...horror en estado puro y unido a que no hay nada de gore (ligerito de gore me parece muy benévolo...).

No me ha gustado nada la película. Montonera como ella sola, y para mi, ni Katherine Isabelle la salva.

Saludos

May Dove dijo...

Los niños repelentes joden películas que da gusto! No hay nada peor que ver una peli y estar pensando: ojala se carguen al mierdas este!!
Justita, justita!

Damien Thorn dijo...

Gracias, Missterror, yo a K. es que la aprobaría hasta en un remake musical de Casablanca... ES con diferencia mi debilidad más absoluta, pero si, la peli es francamente mierder....
Gracias, saludetesss!!!!!

Damien Thorn dijo...

May, el nene pide a gritos un destierro de esto del cine pero ya... Contadas excepciones como el Osmen y la Fanning q en todo lo que han hecho como infantes han estado estupendos.... La verdad es q no es lo único malo de Torment pero si lo peorrrrr.
Mil gracias y un saludete!!!!

Anónimo dijo...

Msravillosa critica!yo vi la pelicula y senti lo mismo..ojala la hubiera leido antes de vrera,un puntazo damian thorn!

Damien Thorn dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras, Anónimo!!!
La verdad es q no hay por dónde cogerla...
Saludetessss

El Rector dijo...

Pues debo secundar también su sabio análisis Sr.Thorn. Torment es eso, un pequeño tormento para el espectador, que vuelve a recurrir nuevamente a los clichés (en este caso los del home invasión), para ofrecer un producto aburrido y sin personalidad alguna.

De todas formas, buscar el secreto de su fracaso en eso, en los clichés o en factores como el guión o las motivaciones de los asesinos, me parece un poco surrealista cuando precisamente, este subgénero, el home invasión, no suele brillar que digamos en ese tipo de menesteres, donde el guión suele ser un calco de filmes anteriores y las motivaciones de los asaltantes o bien se omiten, o bien se justifican con el mismo surrealismo al que hacía referencia antes.

Torment, como "buen" home invasión al uso, adolece de las mismas virtudes y defectos que otros tantos congéneres, solo que en esta ocasión, su falta de visceralidad por un lado y de carisma por parte de los protagonistas, por otro, sumado a la incapacidad por parte de sus responsables de añadir a la misma fórmula de siempre, ALGO que la diferencie entre otras cientos de propuestas similares, decantan la balanza hacia el lado oscuro y hacia el aburrimiento extremo del espectador.

Y la simple comparación entre las srtas. Katherine y George, me parece hiriente ;)

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Absolutamente d acuerdo en que el home invasion y mira que me gusta el subgénero parece estar pasando horas bajas ahora, y si, esta peli es un tormentazo....
Y hombre, para debilidades y filias, cada uno....
A mi esta chica me encanta, con delirio... Vi una entrevista suya en la que su generosidad para con el cine nuevo de terror me enamoró... Y luego ya, peliculones como AMERICAN Mary q es un diez para mi, y su intervención en hannibal temporada 2, me reenamoran....
Melissa George, aunque sólo fuera por su Triangle merece estar en el altar de las más, más,más grandes...
Saludos y gracias Rector!!!!

Andrés dijo...

GENIAL CRÍTICA
Mucho mas entretenida y divertida que la pelicula. Gracias por estos buenisimos ratos,mr. Torn

Damien Thorn dijo...

Andrés, gracias a ti por tus palabras, que me dan aun más ganas de seguir escribiendo!!!!
UN SALUDO

DP Diego dijo...

Creo que lo mejor de esta producción es tu tremendamente divertida crítica! Así da gusto leer sobre mi amado CINE...

Damien Thorn dijo...

DPDiego, muchísimas gracias por tus amabilisimas palabras!!!
Me alegro mucho que te haya divertido mi crítica,
Saludetesss

Sergio dijo...

Magistral y divrrtidisima critica,como suele pasar con las de Demian,es de agradecer que cuando una peli es mala lo dejes claro aunque expliques lo que te gusta. La vi y senti cada una de las cosas que dices.
Felicidades,me encanta tu forma de hacer divertido lo intragable.

Damien Thorn dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras, Sergio, y perdona el retraso!!!
Feliz me hace leer que te gustan mis críticas, en el fondo eso es lo que más nos llena a todos. Un saludo enorme y gracias por seguirnos en el nido.
Un saludo!!!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.