martes, 19 de agosto de 2014

Crítica: At The Devil´s Door

Descubrí el número de la bestia gracias a cierta intro, de cierto tema, de cierto disco, de cierta banda de heavy metal venida de tierras inglesas que terminaría forjándose en leyenda. Pues de la misma forma que aquel glorioso “The Number of the Beast” de la doncella de hierro de 1982, se abre esta “At The Devil´s Door” del amigo Nicholas McCarthy, quien ya nos trajese hace un par de años otra experiencia fantasmagórica: “The Pact” y una vez catada, digerida y ya prácticamente excretada, decir que mr.McCarthy, lejos de no volver a andar por los pantanosos terrenos de aquella, se ha hundido hasta las trancas. 

Dicen que el hombre es el único animal que vuelve a tropezar en la misma piedra. Pues nada más cierto si nos ceñimos al caso que nos ocupa y es que “At the Devil´s Door”, vuelve a repetir cual calco, las miserias que hicieron de “The Pact” (esperemos que la secuela que preparan para este mismo año el tándem Dallas Richard Hallam y Patrick Horvath, sea algo más acertada que su predecesora), una de las sonadas decepciones de su temporada, convirtiendo lo que prometía como una aterradora cinta de terror sobrenatural independiente, en una experiencia poco menos que letárgica a ojos del espectador, siempre en el supuesto, que éste consiguiera mantenerlos abiertos el tiempo suficiente. 

En esencia, lo que ofrece “At the Devil´s Door”, es el mismo perro con el mismo collar que “The Pact”, en aquella ocasión, referente al mundo de los espíritus, en esta, al de las posesiones demoníacas. Queda muy claro pues, después de analizar ambas obras, cuales son las señas de identidad cinematográficas de su director. La principal, en mi opinión, dar una visión introspectiva del género de terror, a base de mescolanza con el melodrama, lo cual, queda bastante patente tras dos asaltos, que no termina de conjugarse de la forma esperada, pues en ese intento cuasi enfermizo por dotar de dramatismo a la función y de crear un interminable abismo de sentimientos dentro de cada uno de los personajes, cual dibujante que repasa una y otra vez con el lápiz, los contornos de su obra hasta llegar a rasgar el papel, se desatiende lo más importe en el proceso: la historia. 

La nueva cinta de McCarthy, vuelve una vez más a hacer hincapié en las herramientas, en sacrificio de la pieza a construir. Cuesta horrores avanzar cuando el lodo te llega a las rodillas y eso es lo que transmite el cine de este señor, una absoluta incapacidad de indagar en el relato y de hacer que la historia se desarrolle de forma natural y fluida, con el consiguiente efecto en el espectador, quien asiste de forma anodina al lento desoje de una margarita que, cual mito griego, vuelve a sentir el picotazo en sus entrañas una y otra vez, cuando el último de sus pétalos se precipita hacia el abismo. Una sensación de bucle, que te agarra por la garganta y no te suelta hasta el último minuto de metraje. 

Dicho estreñimiento del esófago, combinado con una alarmante incapacidad por manejar algo tan fundamental en una película como es el ritmo, consiguen sumergir al espectador en formol dentro de un tarro de cristal, a través del cual, intentar vislumbrar donde termina el camino y si finalmente, nos lleva a alguna parte, en este caso (mismo destino hayamos en “The Pact”), a un abrupto e incoherente giro argumental de claras reminiscencias al clásico de Richard Donner que poco o nada tiene que ver con todo lo leído en páginas anteriores, por mucho que estemos hablando de los minutos más digeribles del filme. 

Cierto es que en medio de este viaje en slow motion hacia ninguna parte, hay algunas cosas a rescatar, sobre todo en lo que hace referencia al apartado técnico, pues es cierto que la cinta hace gala de cierta elegancia en su cinematografía, con algunos planos realmente acertados si los contextualizamos con la naturaleza introspectiva e intimista de la obra, de la misma forma que no es menos cierto que el trío femenino protagonista, pese a las miserias de un destino que, disfrazado bajo los ropajes de críptico guión les depara la peor de las suertes, rayan, a nivel interpretativo, a muy buen nivel. 

En definitiva, una nueva experiencia soporífera de manos de este Morféo moderno que es Nicholas McCarthy que volverá a exasperar a todos aquellos que ya quisieron en su momento, con “The Pact”, atarse una pesada losa al cuello y saltar al río para finiquitar la lenta agonía de una historia incapaz de florecer por más que clavasen sus miradas fijas en el capullo cual ojo de Sauron. Carente de punch a la hora de generar tensión pese al buen uso de la cámara en determinados pasajes y más pendiente de flirtear con lo dramático, que con lo terrorífico, algo imperdonable, tratándose de un filme que versa sobre lo que versa, “At the Devil´s Door” se pierde en los divagantes recovecos de su oscuro metraje, en lo que termina siendo un fallido intento por mostrar el cine de posesiones desde una óptica diferente. 

Lo mejor: El loable intento por darle una vuelta de tuerca al cine de posesiones y su buena factura técnica.

Lo peor: La falta de ritmo y lo mal desarrollada que está la trama, excesivamente condicionada por su vertiente dramática.


11 comentarios:

Damien Thorn dijo...

Vaya... Era una de mis pelis para esta semana...
No recuerdo bien "The Pact", lo cual es muestra de que no me gustó demasiado, pero viendo que las similitudes son varias y que te ha parecido de ritmo lenta, y que le cascas un 3 a pesar de tener buenas interpretaciones, como que va a pasar a la cola de "pendientes"... Joder, otro tráiler que parecía decente!!!!
Yo ya a estas alturas casi prefiero menos factura técnica y florituras y un guión decentillo...
Felicidades por tu criticón, amigo!
Un saludete!

Missterror dijo...

Muy de acuerdo con esta crítica, que de lejos, es infinitamente más entretenida que el sopor de "At the Devil´s door".
Los diez primeros minutos,me hicieron presagiar algo visible, y aunque no había mucho de original, al menos tenía atmósfera y una mínima tensión. Luego todas esas historias de las protagonistas, dando saltos en el tiempo de una forma muy mal estructurada, ya hizo que perdiera el hilo totalmente. Para colmo, llega un punto donde se introduce un "bombo-azo", no sé con qué propósito que no pega ni con cola, y hay que tragárselo para ver si la película se viene un poco arriba, pero ni por esas.
Guión flojo, drama fácil y terror en busca y captura.

"The pact" era justita, "At the devil´s door" es un tostón. Nicholas McCarthy ya se puede poner las pilas...

Coincido en la buena labor interpretativa del trío protagonista, y eso que ver a la zorrona de Glee en el reparto, sí que me tenía aterrorizada.

Saludos

andres pavone dijo...

Sin duda el aspecto técnico es impecable(fotografía, ambientación, música) y las actuaciones bastante solidas. Como bien sabes querido rector son no solo un consumidor de terror absoluto, si no tambien un asustadizo de aquellos al vivir a flor de piel estos films..... dicho esto me genero momentos de cagazo, por ende me gusto y cumplio su objetivo. Ahora lo que para mi le impide crecer como corresponde a esta película es el desarrollo de la historia llegando a su mitad. Cuando nos acercamos al desenlace las ideas del director quedaron ahi. Eso le quita peso.
Como siempre un VERDADERO PLACER LEERTE QUERIDO RECTOR. Saludos.

El Rector dijo...

Damien, mala señal cuando uno no recuerda una película, como siempre digo, lo peor que le puede pasar a cualquier representación artística, es la indiferencia. Y ya te digo que esta At the Devils Door, está cortada por el mismo patrón, si bien, su interesante apartado técnico, le sube bastantes enteros. Eso si, si lo que buscas es guión... ahí anda justita justita. Ya nos contarás.

Missterror, es cierto que el inicio es prometedor. La primera secuencia del armario, pese a lo tópico, tiene su gracia. Siempre que veo algo sobre armarios, me viene a la cabeza un grandioso corto, creo que mexicano, sobre un demonio que salía del armario para llevarse el alma de un tipo drogadicto. Lo vi en Sitges previo al pase de Hellraiser: Bloodline y me gustó más que la propia película. Si alguien sabe de que coto hablo y tiene a bien decirme su título, lo agradecería eternamente :)

Muy de acuerdo en todas tus impresiones, sin que sirva de precedente, jeje.

Por cierto, mucho más terrorífica Glee, que esta At the Devils Door...

Andres, el buen hacer de este señor a nivel técnico es innegable (The Pact ya destacaba por ello), pero se necesita algo más para realizar una buena cinta de terror y en esta ocasión, pesan más los defectos que las virtudes. De todas formas, para alguien tan asustadizo como tu, estoy seguro que la experiencia habrá sido algo más sobrecogedora :)

Coincido contigo en que una de sus peores lacras, es lo pesimamente mal que está desarrollada su simplista trama, supongo que de ahí el intento de dotarla de profundidad dándole una visión coral a la misma. Evidentemente, lejos de funcionar dicho recurso, lo único que se consigue es aburrir aun más al espectador. Torpe, muy torpe el amigo McCarthy en este aspecto.

El verdadero places es que me leas, viejo amigo.

Gracias por vuestros comentarios.

Saludos.

Romasanta Macias dijo...

QUE GRANDE ES USTED SR.RECTOR!! La crítica fabulosa y estoy de acuerdo con Damien, me ha quitado un film que tenía en mente y que me esperaba que fuera algo más!! que lastima!!

Saludosss

El Rector dijo...

Romasanta,muchas gracias por sus amables palabras,pero no se crea,estatura media :)

La pelicula pues eso,muy justita. Bien rodada a nivel visual,pero muy mal narrada y en definitiva,bastante aburrida. Si tiene usted otras propuestas en cola de espera,no le de prioridad a esta.

Saludos.

Spupydo dijo...

Pues a mi me gusto The Pact,no es que fuera una maravilla pero algun sustito te dabas y no me parecio aburrida aunque si su ritmo no era vertiginoso precisamente.El final eso si,a pesar del giro quedo medio raro y no me termino de convencer pero en definitiva era una digna pelicula de terror.
Con respecto a ésta pues aunque las criticas no sean las mejores le dare una oportunidad y sacare mis propias conclusiones como se debe.
Nunca voy a entender(lo digo por algunos comentarios de arriba)a los que se dejan condicionar por las criticas,buenas o malas,a la hora de mirar una pelicula.Si por el motivo que sea(director,historia,actores y demas)una pelicula me interesa nunca voy a dejar de verla porque la critica la ponga a parir.Lo mismo en el caso contrario,si las criticas son excelentes pero a mi la pelicula no me interesa no la voy a mirar nunca.O es que acaso todos coinciden con las criticas y les gusta todo lo que a los criticos??? Yo casi nunca suelo coincidir con las criticas buenas o malas y eso me parece lo lindo,los diferentes puntos de vista y poder mirar y juzgar una pelicula por uno mismo sin dejarse influenciar por nadie

El Rector dijo...

Spupydo, no se trata de dejarse condicionar o no. Dudo mucho que el objetivo de una crítica sea el de conseguir tal efecto, más bien el de orientar. Ahora mismo, la escena del terror está saturada, la eclosión del cine independiente, hace que no haya día en el que no nos llegue uno o varios títulos nuevos, por lo que las opiniones ajenas, pueden ser y son, una útil herramienta a la hora no se si de filtrar (pues quien tiene realmente interés en una película concreta, como bien comentas, dudo mucho que desista de ello por una crítica negativa... otro cantar se puede dar en el supuesto contrario), pero si de priorizar los distintos títulos en cola de espera.

Si te sirve, decir que yo tampoco suelo coincidir con la corriente general, pero quien más y quien menos que lee mis análisis, sabe más o menos que tipo de cosas me gustan de una película y a partir de ahí, puede sacar sus propias conclusiones a la hora de tomarme más o menos "en serio".

Por otro lado, si disfrutaste con The Pact (buen ejemplo de película que gustó mucho y que a mi, me pareció un tostonazo de cuidado), estoy seguro que encontrarás bastantes cosas positivas en esta At the Devils Door.

Saludos.

May Dove dijo...

Hala, pues a otra cosa mariposa. Porque con la parte positiva que comentas y aun así corregida con un 3, tiene muy pero que MUY mala pinta esto!
La verdad es que vi el trailer y pensé que sería chula :(

El Rector dijo...

TWG, no se si te gustó The Pact, pero los tiros van por ahí. De ser afirmativa tu respuesta, deberías pegarle un ojo a ésta, en caso contrario, te aburrirás tanto con At the Devils Door como con The Pact.

Saludos.

Blanch dijo...

Con un inicio prometedor ya había puesto pausa para hacerme una palomitas y pasar un buen rato... Pero las palomitas se marchitaron y yo me quedé sobado. Menuda decepción.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.