sábado, 23 de agosto de 2014

Crítica: Lucy

Después de los muchos comentarios mordaces, incluso dañinos sobre la cinta, me armé de valor y me enfrenté a ella con sentimientos muy encontrados. Desde luego, no esperaba una cinta seria y canónica de Sci-Fi – y más tras haber visto los trailers que realmente no hacen justicia a la peli - pero no estaba en absoluto seguro de qué me iba a esperar y encontrar (realmente lo único que me empujaba a verla era el talento de un director brillante como Luc Besson) y quizás por haber partido de esos prejuicios inevitables que vaticinaban una gran cagada decepcionante, la película me ha sorprendido mucho y muy gratamente. Luc Besson logra un nivel de perfección cinematográfica, pocas veces visto, con ésta, su última oferta, una cinta compleja a pesar de su sencillez, salvaje, irresistible y absolutamente disfrutable. 

El cineasta francés Luc Besson, quien estuvo a cargo de "Le Femme Nikita", "Angel-A" y otras tantas películas de mujeres duras, lleva el thriller de acción de corte feminista al siguiente nivel. Esta extravagante pero entretenida crónica de la mutación de una joven en apuros en una mujer de armas tomar invencible gracias al desarrollo hasta ahora inaudito del 100% de los poderes mentales del cerebro humano. Nuestra protagonista desafiará así, con su mega cerebro a las mismas reglas de la biología, al abordar directamente la premisa de que "sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro". En un mundo completamente objetivo, esta idea absolutamente desmentida y rebatida por gran parte de la Ciencia de hoy día, puede llevarnos a enfrentarnos a “Lucy”-que comparte nombre con el esqueleto del simio hallado en los 70 y que supuso una revolución del concepto evolutivo- con un montón de prejuicios de partida, así que dejen sus batas de analistas, físicos, médicos y demás científicos en el perchero de casa y déjense arrastrar a la irrealidad de Besson para poder disfrutar plenamente la peli. Entiendo por qué muchas críticas profesionales son tibias. La ciencia en la cinta está en algún lugar entre lo inverosímil y lo ridículo con un uso inmaduro de la filosofía. Pero también Matrix partía de criterios filosóficos básicos como la caverna de Platón y no deja de ser un espectáculo revolucionario. 

"Lucy" por momentos, parte de unas leves reminiscencias a la película del 2004 "María llena eres de gracia." en la que unos cabrones narcotraficantes colombianos introducen cocaína en el estómago de una adolescente y la utilizan como mula para el contrabando de sus narcóticos a los Estados Unidos. Del mismo modo, nuestra prota en "Lucy", una irresistible, deliciosa y extremadamente sensual Scarlett Johansson da vida a una de esas mulas, en un mundo mucho menos sórdido pero igual de transtornado, que debe transportar en su barriga una bolsa de extraños cristales azules llamados CPH4, drogas sintéticas que parten del equivalente de nutrientes especiales que las madres embarazadas producen hormonalmente para criar a sus fetos, (Alguien pronuncia ominosamente en el film lo suficiente acerca de la sustancia: " Para un bebé, que contiene la potencia de una bomba atómica. "), con un billete de avión para Estados Unidos. Sin embargo, la bolsa se rompe, y la última cosa que sus desalmados trileros salvajes esperan de ella es la poco probable represalia tras el dichoso accidente. 

Lucy da la vuelta a la tortilla de forma que ni siquiera ella podría haber imaginado y conforme la droga va haciendo efecto en su cuerpo y mente (inteligentemente marcados los tiempos por el porcentaje de desarrollo mental), se va convirtiendo en una súper mujer, nunca en una “súper heroína”, como bien se empeña Besson en señalar en toda entrevista. Curiosamente, antes de "Lucy", Scarlett Johansson hizo "Under the Skin", un thriller de ciencia ficción sobre un extraterrestre que se hace pasar por humano y se alimenta de hombres solitarios en Escocia, un papel muy alejado del que nos tiene acostumbrado como chica ingénua, o mujer sensual, incluso vampiresa sexy. Para el papel, aunque ahora Besson se apresura a tratar de desmentirlo, le había echado el ojo a Angelina Jolie como protagonista, pero al tener la Jolie que abandonar el proyecto, y puesto que la relación Besson-Jovovich no acabó muy diplomáticamente, aunque uno ve en cada una de sus pelis posteriores a la ruptura papeles creados pensando en la belleza poco expresiva de la misma, Johansson se quedó con el presonaje, que todo hay que decirlo, le viene como anillo al dedo. 

De hecho, la actriz Scarlett Johansson sería por sí sola toda la peli si no apareciese por allí, como de tapadillo, Morgan Freeman dando una conferencia como prestigioso médico, el profesor Samuel Norman, el mayor experto del mundo en la materia gris. 

Besson trata de iluminarnos a lo National Geographic en sus fragmentos documentales de animales de la selva que van jalonando la batalla interna y no tan interna que Lucy tiene con los traficantes de drogas asiáticos fuertemente armados. Lo que hace del film de Besson una delicia absoluta es su sutil inclusión de esas imágenes de animales para contrastar similitudes,( de la misma manera que Sam Pekinpah atado en la escena del escorpión rodeado de hormigas como destellos de los bajos instintos de la naturaleza afectando a las acciones de algunos niveles de la existencia humana) así como la maravillosa obra de símiles pictóricos, que no es sino un indicativo de su brillante estilo “avant garde” como director. 

El actor coreano Choi Min-shik, que protagonizó la magnífica y siempre reivindicable primera versión del director Chan-wook Park del thriller de venganza "Oldboy" (2003), recientemente (mal) remakeado, compone un villano memorable llamado Sr. Jang, odioso y odiable como pocos. Por otra parte, los secuaces impecablemente interpretados del Sr. Jang son salvajemente exagerados, un poco “a lo Tarantino”, homicidas sin escrúpulos manipulados por el malo de la peli. 

La primera vez que vemos a Lucy (un poco como la Scarlett Johansson de "The Avengers"), está discutiendo, con un sombrero de paja con su novio vaquero Richard (Pilou Asbæk de "The Whistleblower"), enfrente de un moderno y altísimo hotel en Taiwán. Richard trata de convencer a Lucy para que entregue un elegante maletín a un cliente de hotel, el mismísimo Sr. Jang. Richard insiste en que no puede entregarlo personalmente él y la candorosa Lucy se niega a hacerlo ella. En esta secuencia uno puede recordar los debatires sobre el misterioso maletín de Pulp Fiction, una nueva y evidente muestra de la influencia de los personajes de Quentin Tarantino en esta “Lucy”. El caso es que el novio cabrón se empeña aferrando el maletín con unas esposas a Lucy, a la que no le queda más remedio, cede y entra en el hotel mientras Richard la observa. A partir de aquí, basta decir que las cosas van cuesta abajo, sin freno alguno, como una avalancha, tanto para Richard como nuestra heroína. 

Las secuencias de acción en "Lucy" son impresionantes, especialmente la que retrata una persecución de coches, predecible pero muy, muy emocionante, a través de París.

Los gráficos que usa Besson en la acción informando el porcentaje de la capacidad intelectual que nuestra protagonista va siendo capaz de aprovechar hasta el fundido de salida cuando concluye su increíble metamorfosis son, como ya dije, un recurso simplón pero altamente efectivo. 

En pocas palabras, "Lucy" se desarrolla como un, bastante estándar y oscuro, thriller de venganza también con ramalazos a mi admirado maestro del terror Eli Roth. Esta ágil versión de Universal Pictures se centra sobre todo en la transformación de nuestra protagonista de prácticamente una colegiala a una súper chica que ya no va a necesitar nunca más un hombre a su lado para vigilarle las espaldas. Ella se convierte en el equivalente a Liam Neeson en "Taken" y secuela, superándolo incluso, como mujer extremadamente desarrollada sin acabar de ser una heroína, pues todo lo mueve la venganza. Nuestra ingeniosa heroína logra escapar de las garras de los malos, y alerta a las autoridades acerca de sí misma y de los demás chavales usados como mulas. Por desgracia, y como era de esperar, la policía no está preparada para resolver la situación y se desata la debacle, las balas de los villanos comienzan a volar, los cuerpos se van apilando en montones en las calles y Lucy tiene que intervenir. Sin embargo, el thriller de Besson se transforma en una ciencia ficción de acción alucinante también con reminiscencias del Stanley Kubrick de "2001: Una odisea del espacio." Literalmente, la heroína llega a convertirse en el equivalente del monolito en la película de Kubrick. Y es que, de hecho, es muy posible que ustedes se sientan engañados por un final bastante extraño y muy poco al uso. 

Sin embargo, Lucy acabará por convertirse en algo que no se parece en nada a lo que hayamos visto este verano en nuestras carteleras. "Lucy" merece ser vista en la gran pantalla, aunque probablemente sea poco más que una peli "de verano", (torpemente) categorizado como un thriller de acción, aunque para el que esto escribe es más un intento de abrir nuevos caminos cinematográficos, y que a pesar de tener fabulosos elementos de ciencia ficción, puede resultar decepcionante como cine de tal categoría. Es una cinta mucho más reflexiva que la mayoría de "thrillers de acción", sin llegar a convertirse en menú sólo degustable por intelectuales. 

“Lucy”, en el uso de sus referentes se convierte en una reminiscencia contínua de muchas otras películas. A bote pronto, junto a los ya citados films de Kubric y Tarantino, me vienen a la mente “Metropolis", "Fantastic Voyage", "Tron", "Chunking Express", "Koyaanisqatsi”, “Blade Runner”, "Baraka", "The Matrix", “Sin Límites”, "El árbol de la vida”..." 

Pero realmente la originalidad no consiste en no aprovechar buenas ideas sino potenciarlas hacia algo nuevo y distinto una vez aprovechadas, y eso en “Lucy” es innegable.

'Lucy' ofrece un ritmo furiosamente rápido, convirtiéndose en un divertido viaje de principio a fin, y francamente no entiendo del todo la cantidad de críticas duras y negativas que va cosechando allá donde se estrena... 

'Lucy' no se basa en un cómic. No es Capitán América, Superman, Thor, Hulk, Iron Man, Spider-Man o los X-Men, que siendo honestos, desde un punto de vista científico,no son ni remotamente realista - porque nunca se ha pretendido que lo sean, y es por eso que hablamos de "super-héroes". No entiendo entonces que la gente se tome tan en serio el criterio científico de Lucy... Quiero decir, esto es Luc Besson: es un poco de "El quinto elemento" que tantísimo disfrutamos en su momento. Es espectáculo, filosófico, es cierto, pero espectáculo al fin y al cabo. Algo así como un caso Bourne mezclado juguetonamente y sin límites con Kill Bill. Es una cinta imperfecta, sin duda, pero como thriller de acción y ciencia ficción brillantemente filmado con una oscura temática, la postulación de la noción discutible de que sólo los seres humanos utilizan su capacidad cerebral del 10%, la cinta funciona y cumple más que prefectamente su cometido. 

El final de la cinta, en el que nuestra prota ha evolucionado en un cambio emocional, divertido y relativamente creíble y ya es algo así como la versión femenina del Dr. Manhattan, porque sus capacidades no son sólo la facilidad de resolver grandes problemas de matemáticas y lectura rápida, la telequinesis, cambiar de forma y demás. Es una fascinante premisa demasiado ambiciosa que Besson juega con paso rápido y buen ritmo, puede resultar poco satisfactorio, incluso abrupto y aunque la lógica que pone en marcha todo el engranaje de la peli puede antojarse difícil de seguir en el primer visionado y resultar poco más que mediocre. Sin embargo, las interpretaciones, en especial la de la Johansson son realmente de primera clase. No es sólo una cara y un cuerpo preciosos, los personajes son fascinantes por completo, en especial el de Lucy, en su viaje de lo emocional del principio a lo mentalmente perfecto y plano en el otro extremo. 

Técnicamente, con un CGI currado, un montaje sublime y una cámara prodigiosa, la película roza la perfección. Como la magnífica partitura de Eric Serra que llegado un punto, te hace respirar al ritmo de la música y la imagen. Pero donde la película realmente brilla es como espectáculo visual (muestra de un personalísimo ejercicio de estilo). Contiene algunas de las imágenes naturales más hermosas que he visto nunca, mezcladas con la violencia que el director domina a la perfección y escenas de acción de quitar el hipo (la persecución de coches es la más salvaje que he visto sin excepción).

La compleja fotografía de Thierry Arbogast es todo un entramado de posibilidades que van desde la simulación de micro-fotografía (células que se dividen) hasta la macro-fotografía (nebulosas interplanetarias) pasando por auténticos retratos impresionistas, vistas panorámicas preciosistas, una épica batalla en plena Sorbona de París, aviones que se desintegran, imágenes oníricas a lo Magritte (como la de una mujer con un vestido negro, sentada en una silla de oficina, sobre la superficie de un pantano), el Tiempo se acelera, se ralentiza, se extiende y se contrae en una edición absolutamente merecedora de alabanzas y que nos hacen plantearnos por momentos si no fue el propio Besson quién probó la droga y no Lucy. Pero es que la “Lucy” de Besson se encuadra dentro de ese subgénero dentro de la ciencia ficción en el que si bien el argumento es simplista, ahónda en cuestiones profundas, filosóficas, no como mera pose gafapasta sino como reflexión pura y dura, y con “Lucy” se abre un nuevo debate sobre lo más básico, sobre el planteamiento presocrático de “qué somos”. “Prometheus”, por ejemplo, desarrollaba a la perfección el debate y la idea del origen. Pero “Lucy” es diferente, y quizás, excesivamente pretenciosa una vez se toma en serio y no como puro entretenimiento. 

Con la adopción de algunas notas de muchas de las religiones que han guiado al pueblo y lo que se ha escrito en los libros sagrados, desafiando desde desde Asimov a Zelazny, trata de que seamos capaces no de comprender, sino de sentir nuestro origen, la fuente de la creación, como si de un experimento New Age se tratara, que trata de hacernos replantearnos las cosas hasta su esencia. La película está llena de símbolos, como el momento de Lucy con el hombre de Neandertal, o declaraciones como "el dolor es el resultado de nuestros límites" o "el tiempo es la única unidad" , que más tarde se contradicen a sí mismas mostrando el viaje en el tiempo. La cinta puede resultar incluso intimidante, en su obsesión por el origen de las creaciones, la unidad y la Inmortalidad, o incluso la idea de un “dios” desconocido, llegando a la conclusión de que la razón por la que no estamos evolucionando es porque estamos demasiado atrapados en los placeres externos, como la riqueza y el poder y no necesariamente queremos superarnos o crecer mental o intelectualmente, sino fundamentalmente en lo financiero. 

Afortunadamente, Besson alcanza el 100% de su potencial como director y vuelve a regalarnos una película original, diferente y deliciosa. 

Lo mejor: Su grandísima capacidad narrativa como ejercicio depurado y estilizado muy refrescante. La Johansson, magistral. La edición y un montaje radical y perfecto. 

Lo peor: Algunos efectos especiales chuscos. Algunas situaciones un poco cantosas (la conversación con la madre, momento clonación, USB... 

Aún así es absolutamente recomendable a todo fan de la sci-fi sin pretensiones gafapastiles ni en la “edad del ¿por qué?”. 

Una vez más, Besson se luce con un personaje femenino duro, fuerte y extravagante, como ya lo fueron Isabelle Adjani (Subway), Rosanna Arquette (El gran azul), Anne Parillaud (Nikita), Mila Jovovich (El quinto elemento, Juana de Arco), Rie Rasmussen (Ángel-A), Michelle Yeoh (The Lady) o Michelle Pfeiffer (Malavita). 

No se la pierdan. No la juzguen. Disfrútenla.


21 comentarios:

May Dove dijo...

Yo no sé si la película me gustará tanto como a ti pero la pedazo de crítica que te has marcado me ha dejado sin habla. Maravillosa de principio a fin, con unas referencias espectaculares. Si la cinta es la mitad de buena que tu crítica, ya me habrá valido la pena verla.
Yo a Lucy le tengo muchas ganas pero siendo sincera, le tengo ganas sin estar esperando una gran maravilla porque tengo bastante claro qué tipo de película es (o debe ser). Creo también que si con esto, la cinta es mucho más de lo que aparenta, agradecida me hallaré y si no, pues no estaba esperando una nueva Matrix que nos abriera los ojos a todos. Aunque todo el mundo sabe que Matrix y yo tampoco somos vecinos.
La Johansson es una actriz como la copa de un pino y todo lo que toca, se convierte en oro. Es un todoterreno de Hollywood, se atreve con cualquier cosa y además, siempre genial.
Ahora me puede la curiosidad más!

Damien Thorn dijo...

Muchisisísimas gracias May.
Espero que sí, que te guste, porque como divertimento le ha salido redonda!
Es cierto, yo creo que es más de lo que aparenta aunque menos de lo que Besson hubiera querido. Yo tampoco soy demasiado Matrixero, entiéndeme, la valoro en su justa medida y hasta la tuve en mi programación! Y sí, me rindo. La Johansson es una muy buena actriz, aunque me cueste reconocerlo un poco, porque sólo la consideraba preciosa, pero es verdad que todo parece hacerlo bien!!!!!
Ya me contarás!
Mil gracias y un saludaco!!!

Arian dijo...

Me ha encantado tu crítica, Damien.

Tenía la idea, por el trailer y el tipo de películas a las que nos tiene últimamente acostumbrados Besson, que iba a ser otra más del montón de películas de acción de fácil digestión pero de fácil olvido también que tanto abundan. No obstante, tu reseña me ha abierto el apetito, sobre todo las múltiples referencias que has dado a varias películas entre ellas "Metropolis" y "Blade Runner" que para mí son dos joyitas del género.

Nunca he considerado a la Johansson tan buena actriz como opináis vosotros, quizás no haya visto suficientes películas suyas, aunque me parece una chica adorable, eso si.

No sé qué tiene Choi Min-sik pero logra componer personajes odiosos como pocos actores. En "Encontré al diablo" le cogí una tirria...

Lo dicho, en cuanto pueda la veo y comento.

Un saludo.

ariel dijo...

Genial crítica, Damien.... Da gusto leerte

Damien Thorn dijo...

Arian, muchísimas gracias por tus palabras!!!
Espero que mi crítica no te genere demasiadas expectativas, porque es mucho mejor disfrutar la peli partiendo de cero...
Los referentes que cito son evidentes, pero claro, muy, muy difíciles de alcanzar!!!
A mí, la Johansson tampoco me parecía un actrizón, pero últimamente está demostrando sus dotes y dejando de lado su handycap de chica preciosa (que lo es, y mucho) y haciendo las cosas estupendamente.
Los coreanos, tienen un método actoral intachable. No hay una sola peli en la que no brillen sus estrellazas, de ahí que sus "Goya" sean los más reñidos del planeta, alejados, eso sí, del glamour hortera hollywoodiense. Yo, como fan del cine coreano en general, y del terror/thriller aún más, no me pierdo ni una!!!!
I saw the Devil es definitivamente una obra maestra....
Muchas gracias por tus palabras!Ya nos contarás qué te parece el viaje lisérgico de Besson, director dotado donde los haya pero que sí, a veces abarca más de lo que debería. A mí, definitivamente, con Lucy, acaba de reconquistarme.
Ariel, gusto dá que nos leáis! Que para eso estamos!
Un saludo grande!!!!

Arian dijo...

Y como fan del cine coreano en general, ahí va una pregunta:
¿Park Chan-wook o Kim Ki-duk?

Un saludo.

Dieguito 71 dijo...

Fabulosa tu crítica, Demian, no me apetecía demasiado verla, pero seguiré tu recomendación, que me ha dejado con ganas!!!!yA OS CONTARÉ!
Muchas gracias por estas críticas estupendas!

Damien Thorn dijo...

Arian, lo tengo absolutamente claro.... PARK CHAN-WOOK es, con diferencia uno de mis directores favoritos de todos los tiempos...Su Lady Vengeance sigue la número uno en mi lista de preferidas de FA., pero pelis como I´M a Cyborg o esta Thirst me siguen provocando cosas, reacciones, emociones, que otro cine no logra. Kim Ki-duk me gusta, su esteticismo barroco simplificado, su retorcida mente enfermiza, pero sus películas me parecen demasiado densas y no acaban de gustarme en general. Es un poco lo que me pasa con la Coixet, a la que no puedo ni oler. Me parece tooooodo tan grande, tan profundo, tan elevado, que me acabo sintiendo nuevamente un poco paleto que no acabo de pillar el hilo...
Así que sí, Chan-wook Park DEFINITIVAMENTE!!!!

Damien Thorn dijo...

Dieguito, gracias a tí por leernos, espero que te guste y nos lo digas, a mí, desde luego lo ha hecho y mucho más de lo que esperaba!!!!
Un saludete!

Arian dijo...

Damien, imaginaba que ibas a decir Park Chan-wook, sin duda es mejor director (para mi gusto, claro) que Kim Ki-duk pero a mí me sucede con el último que sus imágenes me cautivan. Me quedo embelesada y no me importa lo que me está contando sólo cómo lo hace, porque es cierto lo que tú dices, que sus películas son o, al menos, se creen más profundas de lo que resultan en realidad.

Me apunto Lady Vengeance para un futuro muy próximo porque de su trilogía de la venganza sólo he visto Old Boy.

Las películas de Coixet no las aguanto, solamente conseguí terminar de ver "Mi vida sin mí " y fue un esfuerzo.

Entre todos los redactores de Nido de cuervos estáis consiguiendo que mi lista de pendientes sea interminable.
Seguid así.

Un saludo.

Damien Thorn dijo...

Arian, el talento como fotógrafo de Kim Ki-duk es innegable, como su valentía a la hora de afrontar según qué temitas... Pero es que Park Chan-wook es ÚNICO... Te recomiendo ENCARECIDAMENTE "I'm a cyborg but it's ok", la película más absolutamente romántica que he visto en mi vida, la pura definición del AMOR verdadero, el difícil, el imposible... Es un director arriesgado que además compone junto a su hermana algunas de sus bso, de las más bonitas que he oído nunca, sobre variaciones de música profana clásica, vamos, un hombre del Renacimiento, pero mejorado. Sus ediciones para coleccionista además son auténticas joyas, con postales, camisetas, ost...
Bueno, en definitiva, que me gusta TODO lo que hace este hombre, y sí, de la trilogía de la venganza "Sympathy for lady Vengeance" es con diferencia la más redonda, un film ya de culto y con la mejor interpretación femenina de los últimos años en mi opinión. Una obra maestra.
No sabes cuantísimo nos gusta que nos sigas y te guste la página. ese es el mejor de los regalos!!!!
Un saludete y como siempre, gracias por tus atentas y amables palabras!!!!
Espero que te guste!!!!

Arian dijo...

Gracias, Damien.

Por supuesto me apunto tus recomendaciones. Tanto "Thirst" como "Stoker" me gustaron pero no me fascinaron en la medida que sí lo hizo "Old Boy", por lo que pensé que tal vez el resto de sus obras no estarían a la altura de ésta última. Pero teniendo en cuenta lo bien que hablas de "I´m a cyborg" y "lady vengeance" me ha entrado el gusanillo y no tardaré en hincarles el diente.

Un placer leeros, como siempre.

Un saludo.

Damien Thorn dijo...

Haces bien, Arian, es un cine que muy, muy difícilmente decepciona, y creo que te encantará!
Ya me contarás!
Y el placer es siempre nuestro!!!!
Saludetes!

Anónimo dijo...

Me esperaba algo mas espectacular pero no esta mal jjjjjjj nj jkn kn kimn k j j h h h

Damien Thorn dijo...

Errr...Pues vaya, Anónimo, a mí sí me ha parecido muy, muy espectacular!!!
Gracias por tu "¿encriptado?" comentario!
Un saludete

Anónimo dijo...

jjjjj knj de nada.

Salud

luismi dijo...

Pues a mi me ha dejado un poco frió....a besson se le va la olla y mucho y ella,bueno,del montón, ni tan guapa ni tan actriz...
Aun así,una gran critica

Damien Thorn dijo...

Muchas gracias Luismi!
A mí me ha gustado muchísimo, yta lo has visto... Y ella... ni tan guapa?????
Madre de Diosssss, si está preciosa!!!!!!
Muchas gracias!

Anónimo dijo...

Los que hablan bien de la película revelan su poca inteligencia ante la sorpresa de alguien que es más inteligente. Que triste que hayan gastado millones de dólares en esta porquería. Un país que tiene el poder de informar y generar un impacto a nivel mundial y hacen este tipo de tonterías, burlándose de la inteligencia de la gente. He visto a humanos que aún con el 10% de su 10% hacen cosas más inteligentes.

Anónimo dijo...

PÉSIMA

Anónimo dijo...

Es un insulto para la ciencia ficción llamar a esto una buena película

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.