sábado, 25 de octubre de 2014

Crítica: Perdida

Encuentro que existe un tipo de narcisismo particular en los hijos únicos. Son el centro confidente de su propio universo. Suelen ir más allá del término independiente – protegen su autosuficiencia de una manera casi primitiva. ¿Por qué no deberían poder controlar también su alrededor? ¿Por qué no deberían tener todo lo que quieren? Es su derecho de nacimiento.

Y no hablo desde la experiencia, pero el personaje de Rosamund Pike en Gone Girl (Perdida), la brillante y cautivadora Amy Dunne, hija única; lo es también en la vida real. Es el prisma a través del cual la actriz ha encontrado su personaje elusivo, esta rubia Hitchcoquiana, precisa y quinta esencialmente fría que sirve como centro inalcanzable de la constantemente cambiante narrativa. 

De hecho, Perdida es la película Alfred Hitchcock de David Fincher. Es sexy y elegante, un misterio retorcido que es a la vez oscuro y divertido, aunque de humor negro – sorprendentemente a pesar de la trama en sí misma. Me reí más de lo que esperaba reírme – a veces con alguna línea de diálogo sardónica o alguna ocurrencia hiriente, pero también como una liberación durante los momentos en que la historia se vuelve tan intrigante o macabra que es difícil de soportar. 

Parte thriller, parte meditativa sobre el matrimonio moderno, Perdida se mueve tan elegantemente y parece tan espontánea, que da la sensación que se desliza. Fincher siempre ha disfrutado explorando los elementos más inquietantes de la naturaleza humana, desde Se7en hasta El Club de la Lucha o el remake de Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres, pero en esta ocasión parece que baile con ello mientras lo rueda. Grabada con una belleza sin igual por su director de fotografía habitaual, Jeff Cronenweth, editada fluidamente por el dos veces oscarizado Kirk Baxter y con una banda sonora hipnótica de Trent Reznor y Atticus Ross, le queda una película exquisita y endiablada. 

Podríamos tomarnos la película más en serio, incluso. Basada en la novela de Gillian Flynn (quién ha escrito también el guion), Perdida es de temática densa y realmente ofrece mucho que masticar: matrimonio, identidad, confianza, verdad. A pesar de no decir nada nuevo sobre la noción de que nunca puedes conocer 100% a alguien – incluido tu pareja – lo hace de una manera inteligente y con gran humor y verborrea. Pero Perdida también es increíblemente entretenida, tiene estilo y es sensacionalista, un camino hacia un lugar al que posiblemente nunca querrías llegar tú mismo. 

Todo es adorable en la superficie, aunque – sólo al principio. Perdida abre con un enclave suburbano adinerado en la mañana del quinto aniversario de una pareja preciosa. Pero el marido, Nick Dunne (Ben Affleck), descubre que su mujer, Amy (Pike), ha desaparecido. A medida que la investigación progresa sobre el paradero de Amy, el guion de Flynn se tambalea en el tiempo y la perspectiva.

Vuelve a la noche en que Nick y Amy se conocieron, de una manera tierna a través de una conversación excepcional en una fiesta en Manhattan; ambos escritores, son rápidos verbalmente de manera natural. Sigue el cortejo coqueto y juguetón. Revisita la manera más que pública con la que Nick se declara a Amy y le pide matrimonio. Y de manera eventual captura algunos de los momentos más bajos de su relación: la complacencia que Nick siente una vez pierde su trabajo, y la desilusión de Amy. Cuando la madre de Nick es diagnosticada con cáncer, la pareja se muda sin dilación al pueblo natal en Missouri, y parece que el destino está sellado. 

De nuevo en el presente, los días pasan sin rastro de Amy. Pero la típica maquinaria histérica que crece durante la desaparición de una chica rubia (blanca) y guapa empieza a aumentar: buscadores voluntarios, una hotline y una página web, viejos amigos, padres ricachones, obsesivos frikis y el escrutinio constante de los medios. (Missi Pyle es maravillosa como estridente figura que grita casi en vez de hablar.) Perdida lo clava en la manera casi predatoria con la que las noticias de televisión cubren este tipo de historias, a la vez que muestra cuan fácil es manipular a los medios, entre esta película y la próxima Nightcrawler con Jake Gyllenhaal como cámara freelance que recorre las calles de Los Ángeles, es un recordatorio de como de manera bizarra, A Face in the Crowd de hace casi 60 años sigue siendo tan relevante hoy en día. 

No hay mucho más que pueda decir sin contar ni un solo spoiler, que creo que es básico para ver esta cinta; algo que nunca jamás osaría hacer. Es vital ir a ver Perdida sabiendo lo menos posible sobre la trama. Pero no puedo dejar de comentar la labor de los actores. Affleck siempre ha sido un actor un tanto subestimado – incluso cuando ganó el óscar por Argo – pero él y la extraordinaria Pike se elevan con el desafío de interpretar unos personajes que están en constante evolución ante nuestros ojos a medida que vamos aprendiendo nuevos detalles sobre ellos, y sobre su supuesto idílico matrimonio. Nosotros, en contraste, estamos en una posición deliciosamente incómoda al tener que reevaluar como nos sentimos hacia estas personas, sin tregua: a quién creemos, del lado de quién estamos e, incluso; quién nos gusta y a quién vamos a odiar. 

Affleck disfruta momentáneamente jugando con su persona fuera de pantalla, y la percepción de que es un engreído o un superficial. Pike, sin embargo; encuentra su camino para ser seductora y escalofriante al mismo tiempo; y tras años como actriz secundario en películas tan diversas como Una educación, Made in Dagenham, Jack Reacher o Bienvenidos al fin del mundo; es una maravilla verla finalmente sacar juego de un jugoso papel protagonista con excelente maestría. 

También rompiendo expectativas: Tyler Perry como el abogado poderoso de Nick, quien pasará de víctima compadecida a sospechoso potencial. Perry es escandalosamente bueno en lo suyo, y debería estar en millones de películas más. Carrie Coon, The Leftovers; mágica como hermana gemela/melliza de Nick y voz de la razón; y Kim Dickens quien se come la pantalla y es una roba-escenas cada vez que aparece como detective a cargo del caso. Si hay algún detalle algo más débil, es el personaje de Neil Patrick Harris, un antiguo novio de Amy, arrogantemente hilarante que volverá a escena, no para nada el actor sino su personaje, que deja algunos cabos sueltos. Aunque quién es no es tan importante como lo que representa. Es el mundo de Amy y nosotros, simplemente vivimos en él.


11 comentarios:

Missterror dijo...

Se nota que has disfrutado tanto viendo "Perdida", como escribiendo sobre ella, porque tu crítica es fascinante, delicada y elegante, vamos un reflejo absoluto de tu personalidad.

David Fincher tiene películas que me fascinan, como "Seven", " Millenium" (2011), "El club de la lucha" o "The game", pero también tiene otras que me han dejado un poco fría (supongo que por lo mucho que esperaba de ellas), como "La red social", "Zodiac" o "La habitación del pánico". Sinceramente, creí que "Perdida" se iba a encontrar en este segundo grupo y por eso no la tenía demasiado interés, pero leyéndote es obvio que estoy equivocada, y que sí o sí, es una película que no debo perderme.

Fantástica tu reflexión sobre hijos único, yo no lo soy, de hecho, soy la del medio, pero lo que comentas, es algo que yo también me he planteado muchas veces.

Saludos

P.D- Vivan Trent Reznor y Atticus Ross!!!!

El Rector dijo...

No me seducía demasiado, no por Fincher, que al igual que Missterror, me despierta sensaciones opuestas más veces de las que desearía, sino por este tipo de thrillers tan "populares" o "populistas" (ahora que está tan de moda el término), que por lo habitual, suelen ofrecer siempre lo mismo (a día de hoy sigo sin encontrarle la menor gracia a algo tan reconocido como fie "Prisioneros" de Denis Villeneuve). Pero ante semejante entusiasmo de la srta.TWG, será difícil resistirse.

No tengo nada en contra de Affleck, pero tampoco es un actor que me llame demasiado (solo diré que aun no he visto "Argo" y tampoco tengo trazos) y a esta chica, la recuerdo de hace ya unos cuantos años en "Stargate Atlantis"... bueno, veremos a ver que tal.

Saludos.

Romasanta Macias dijo...

Que voy a decirte Wrong Girl!!! Pues que eres fabulosa!! Sabes que en nuestra conversación privada by Facebook, disfruté de los comentarios y del intercambio de perspectivas que teníamos, y la verdad que coincidimos en muchas cosas!! Personalmente disfruté como nunca, Fincher sabe ser un genio y el guión está trufado de subtramas que se complementan a la perfección, girando al rededor de un McGuffin que no estalla hasta una media parte del film. Es interesante hasta decir basta, el especial interés en reflexionar de una forma tan original sobre la identidad humana, la convivencia y el matrimonio - y mucho más- es ejemplar y único.
Cierto es que hay algunas lagunas o errores en el guión pero es un mal menor, para un film que lo tiene todo: Ben Affleck es un cara acelga pero aquí sabe sacar lo mejor de sí mientras que Rosamund Pike es una tremenda mujer hitchcock combinada con un cierto toque de femme fatale de "Instinto Básico". La verdad que fue un placer ver este film y no dudo en apoyar todo lo dicho por TWG, porque me ha encantado tu crítica y nuestra pequeña conversación.

Abrazos ;)

Unknown dijo...

Pues a mí me parece que empieza muy bien,pero que luego se les vá la olla de una manera,que todo se hace poco creíble( si pudiera soltaba spoilers para explicarlo),asique una DECECPCIÓN,así en mayúsculas..Una pena..esta noche voy a ver Zodiac para reconciliarme con Mr Fincher.

Damien Thorn dijo...

Querida May, sabes que valoro tu opinión como pocas, pero desde que supe que esta peli te tocaba sabía que este momento iba a llegar... No sólo me parece lo peor de Fincher (lo único malo en realidad), sino que me aburrió como una ostra... Un tostonazo que no disfruté, aunque he de reconocer que ahora me has obligado a volver a verla con tu apasionada y fabulosa crítica que ya te digo que no comparto en absolutoooo!
Yo la ví una especie de culebrón de Antena3 en bajas horas, mal interpretado, fatal guionizado (por la autora del fabuloso y potente bestseller!!!!).
Nada, que no me gustó lo que se dice mucho, jejejeje!
Enhoraenda reflexión, en mi opinión, mucho más apasionada y viva que la peliculilla...
Un besote!

May Dove dijo...

Chicos!
A mi también me pasa un poco lo mismo con Fincher, pelis que sí y pelis que no. Por ejemplo, a mi Zodiac me fascina, La Red Social me parece una mierda. Se7en está bien pero vaya, película de culto, se nos va de las manos.
Sin embargo, Perdida me parece otra cosa. Es muy entretenida, me dejó seca durante todo el metraje y la verdad es que para las dos horas y media que dura, no se me hizo nada pesada. Hay mil giros de guión y vueltas de tuercas y a mi modo de ver, nunca se hacen inverosímiles dentro de la historia. Está claro que la historia en sí es de espacio estelar, pero es la gracia.
Yo creo que Ben Affleck y Rosemund lo hacen espectacular. Me encanta que Romasanta le llame cara acelga, me hace reír mucho esa expresión!

Rec, ve Argo ya, porque es un peliculón. Yo ya traje The Town al blog intentando calzarte al amigo Ben xD

Romasanta Macias dijo...

Que sepas TWG que la expresion hacia Ben Affleck proviene de una amiga mia que le llamaba en catalan "menja bledes" y como quien no quiere le llame cara acelga em castellano, jijij

Missterror dijo...

Vista. Para mi no es lo mejor de Fincher ni de lejos, pero tampoco lo peor. Está en esa linea reflexiva que a veces peca de masticar esa densidad que roza el cansancio en el tramo final de la película, pero logra captar toda la atención del espectador.
Desde mi punto de vista, "Perdida" es sólo Amy, el resto de personajes, de intrigas y situaciones, me dan igual, es Amy quien consigue llevar la manipulación, el control y el poder a otro nivel.
Fantástico el juego de intentar ser lo que los demás desean y desear que los demás sean lo que tú quieres. Gran labor de fotografía para recrear la frialdad de todos los personajes y maravillosa la banda sonora. Por lo demás, creo que un recorte en el metraje le hubiera venido muy bien, a mi se me hizo larga, y cuando todo el pescado ya está vendido, es mejor echar el cierre, antes de que el hielo termine por convertirse en agua.

Saludos

TheLax dijo...

Estuvo interesante la crítica, acabo de ver la peli y la verdad es un fiasco jajaja todo es tan exageradamente complicado que a mi parecer el giro del guión más que ser un giro de guión me parece un mindfuck forzado. El mensaje más resaltante de la película es nunca jamás JAMÁS te enamores de una loca jajajaja XD por cierto no le habría salido mejor no sé, ¿divorciarse y ya? ¿realmente tenía que hacer todo esto? ¿por qué Nick se queda al final a pesar de saber que vive al lado de una psicópata? Hay tantas cosas que no tienen sentido que no se si o soy yo o es que los críticos le tratan de buscar significados secretos donde no los hay :p

May Dove dijo...

Ella no quiere divorciarse porque eso supondría demostrar que estaba equivocada. En su cabeza, todo funciona de manera diferente; no es que tenga que hacer todo lo que hace para salir de la situación, le gusta ponerle a prueba y llevarle al límite. Nick se queda al final porque ella tiene cosas en su contra, porque ella tiene dinero y le ayudará a salir de la situación en la que está y porque tiene miedo, sabe que ella ya ha matado antes y le podría matar en todo momento. Porque ella está embarazada de su hij@, y no quiere dejarl@ sol@ con ella, que está tarada.
El libro es algo más revelador, quizá leerlo te ayudaría a procesar la película
:)

Jesús Haro dijo...

Su fotografía y la interpretación de la protagonista son los puntos positivos de una película de suspense artificial y predecible. Perdida presenta una historia típica, aburrida y absurda. Su banda sonora molesta; te saca de la historia.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.