sábado, 29 de noviembre de 2014

Crítica: Extraterrestrial

En el 2011 un film conseguía sorprendernos –al menos a mí- recurriendo a esa técnica tan ya denostada como el “found footage” al introducirnos en uno de esos hospitales malditos tan recurrentes en el género. Ahora bien, a alguno esto le puede parecer una falacia dado que actualmente existen una veintena de títulos ambientados en este escenario rodados con el mismo estilo; sin embargo, cabe recordar que este fue el primer título –si mi memoria funciona como debe- que mezclaba ambos conceptos. Este era “Grave encounters”, y sus responsables, unos hermanos viciosos…. ejem… The vicious brothers.

El film nos llevaba de la mano como testigos de excepción a través de un hospital sufriendo por el devenir de los protagonistas. Un servidor, por curtido que esté en el género y por muy “echao’pa’lante” que se considere, no pudo aplacar más de un escalofrío viéndola. 

En todo caso, como toda película de género también tuvo sus detractores, aunque la partida la terminaron ganando sus partidarios ya que tras convertirse en un film de culto ganando algún que otro premio, vio hasta una secuela. 

Contrariamente, esta, bajo mi modesto punto de vista, fue una caricatura de aquella. La pareja de “broders degenerados” que encima no son hermanos ni ná, intentaron sorprender dándole un giro de tuerca a la historia, terminando por perder los papeles. De las peores continuaciones que he visto, y eso que he… Vale, mejor me callo que sino quedo como un cochino petulante. 

La cuestión es que toda la atención por parte del aficionado que habían logrado captar, la habían echado a perder de golpe, ya que en este caso las opiniones fueron unánimes. Así que cuando se anunció el proyecto de esta “Extraterrestrial”, algunos albergamos esperanzas de que la cosa volviese a ir por el buen camino, sensación apuntalada cuando vio la luz su tráiler, un tráiler “cómo Dios manda”: intenso y de género. 

Pues bien, esto no es “Grave encounters 2”, pero tampoco “Grave encounters 1”, como mucho… “encounters en la thrid fase”. 

La película empieza y uno se relame. En serio. Sí, sale un grupo de jóvenes en un todoterreno como cientos de veces en las últimas décadas, pero el tono es taaaaan distendido, que uno cree que sus responsables lo que buscan es sorprendernos. Y la primera sorpresa nos la llevamos de inmediato, con una escena típica de toda una señora comedia romántica. En ese momento tendremos ya la baba resbalando por el mentón. 

Encima la huella “found footage” no es tan patente como parecía con la consecuente alegría por parte de los aficionados. En ese momento uno se frota las manos cuando el primer OVNI hace acto de aparición. ¡Oh, pero si hay hasta un diseño de producción considerable! Adelante, adelante, ¡qué empiece la fiesta! 

Y vaya si empieza, pero no como nosotros esperamos.

¿Te ha pasado alguna vez buscar un clip en una página de porno gratuito y que de repente te aparezca una agüelaca que te tumba la lívido cual Foreman contra la gallina Caponata? Pues eso. 

A partir de ahí asistimos a una especie de aventuras de amigos en plan ochentero sin más objetivo que sobrevivir. Pero que quede claro, lo de “sobrevivir” no es escapar de los aliens al estilo de aquellos protagonistas de “Grave encounters” huyendo de los fantasmas; aquí, repito, el desarrollo se acerca a aquellos correcalles ochenteros de adolescentes que los más maduros recordaremos. 

Olvídate de toda tensión, siempre interrumpida por personajes secundarios que no vienen mucho al caso como un policía con pasado –interpretado por toda una convenientemente estrella del “remember” como Gil Bellows-, y olvídate del terror, con ramalazos de humor que convierten al conjunto en otro tipo de producto de género, pero no de terror. 

Solo hay que ver a otro “espectro del pasado” como Michael Ironside. ¿Soy yo el único que cree que su personaje fue ideado al estilo del de Dick Miller en “Gremlins”? No lo digo por esos matices patrióticos, sino por lo irreverente, por lo políticamente incorrecto. 

Y ya no es ese despunte desenfadado, es que la componente romántica continúa, eso sí, mutado ya en melodrama. 

¿Y esto es malo?, se preguntará alguno. Sí, si uno sigue pensando en un film de terror, pero no, si logra hacerse a la idea de estar ante un producto puro y duro de sci-fi. 

Dejando de lado todos esos matices que estoy extrayendo, “Extraterrestrial” contiene todos esos elementos de un film típico de extraterrestres. Obvio por otra parte dirá alguno. Sí, pero os vuelvo a remitir al principio y a sus premisas. 

Tendremos abducciones, experimentos en la nave y bla, bla, bla… pero si quieres ver algo de terror con los mismos elementos mejor recuperar “Fuego en el cielo/Fire in the sky”. Aquí tienes tópicos y todo lo anterior ya comentado, un cocktail que no aburre, pero que resulta inocente y algo soso para los tiempos que corren. 

En el lado más positivo, me gusta como mueven las cámaras, como integran alguna cámara lenta haciendo más patente que tratan con otro género, como manejan la tensión en alguna secuencia cuando esperas un susto, los efectos especiales y sobre todo, el travelling final, pero como se ve, detalles técnicos que no logran evolucionar un desarrollo poco convincente. 

Resumiendo, si crees que vas a ver un film de terror vas a terminar frustrado o peor, cabreado, y si lo acoges como un producto de sci-fi no te va ofrecer nada nuevo; se deja ver, pero como además no sintonices con la pareja de tórtolos de protagonistas…


7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo fui a verla sabiendo que era un producto que no se toma en serio a sí mismo, y por eso la disfruté bastante. También me encantó lo estereotipado que es todo, desde el OVNI hostiado hasta los Aliens, y es un detalle que me gusta por la simple razón de que se nota que está hecho adrede.

Por cierto, el plano secuencia final con el tema Spirits in the sky de fondo es una pasada.

Damien Thorn dijo...

Chanpoo, sólo puedo quitarme el sombrero ante tu crítica y hacerle la ola... Sencillamente GENIAL, aunque, y fíjate como son las cosas y las subjetividades, a mí Extraterrestrial me ha encantado. Pero es que también me flipa el cine de sus dires, así que no me cabían sorpresas. Empatizo con los tórtolos (jejejeje), aunque a ella le habría dado un buen par de mecos en tres ocasiones... Y el momento "sonda anal" se me antojó hasta morboso... Estoy enfermo, sin duda!
Lo dicho, bravo por tu inteligente crítica!!!
Qué gran incorporación la tuya, cuervo!
Saludetes

Chanpoo dijo...

Gracias Damien. No sabes lo que significa para mí esas palabras tuyas, aunque espero que sean sinceras y no la clásica adulación entre colegas/compañeros. Comprendo que te guste la película porque tiene cosas muy buenas, pero también malas. Perfecto en esta vida, lamentablemente, solo Belén Esteban... Cuando analizo... bueno, disecciono una película, tengo en cuenta dos cosas: a mi mujer y qué le parecerían a mis padres. Yo soy muy friki -como se ve por mis reseñas- y muchas veces me dejo llevar. Con esas impresiones/sensaciones equilibro un poco la balanza y sopeso un poco ese "otro lado" que muchas veces olvidamos. Está claro que no todos los que vienen aquí son como mis padres, por poner un ejemplo, pero sí que puede como mi mujer, amante del género pero no tan "extrema" como un servidor o cualquier friki, jejjejejejejej...

Missterror dijo...

A mi también me ha gustado mucho, y es curioso porque no soy nada amante del género extraterrestre, pero precisamente eso que comenta Dr. Gonzo, el hecho de que se note que los estereotipo están tan hechos adrede para dejar claro que en este aspecto no se pretende innovar, me ha seducido por completo.
A mi sí que me tuvo en tensión y creo que tiene escenas gloriosas. Desde luego las fotografía está cuidadísima, y si bien es cierto que la historia no es nada original, creo que no lo pretende, creo que sólo busca ilustrar la abdución a la manera Vicious Brothers, y desde mi punto de vista lo consiguen con creces. Yo cada vez que escuchaba la música que precedía a los aliens me tensaba por completo y la parte en la nave me fascinó.
Supongo que, como dices, es necesario empatizar con los protagonistas y yo lo hice y mucho, pues las todas las actuaciones me parecieron muy creíbles.

Si en "Grave Encounters", estos señores consiguieron que me hiciera caquita (y fíjate que la fórmula tampoco descubría el fuego, pero era taaaaan efectiva que consiguió su cometido con creces), con "Extraterrestrial" han conseguido que mire al cielo con recelo.

Esa "colonoscopia" extraterrestre es brutal!!!!

Saludos!!!

El Rector dijo...

Yo también me cuento entre los admiradores de la cinta, más viendo el pésimo trato que se le está dando al género alienígena en los últimos tiempos, por ello, una película tan sumamente divertida como ésta, tiene doble valor.

Técnicamente impecable, con una cinematografía poderosa, buenas interpretaciones, una absoluta falta de decoro a la hora de jugar con todos los tópicos del género y hacerlo además, bien. Estupendos FX, no menos estupenda banda sonora, humor negro, sangre, un tramo final alucinante y un Michael Ironside... bueno, como casi siempre, glorioso.

Para mi, junto con "Alterado", una de las mejores propuestas alienígenas de los últimos años.

Saludos.

P.D: Chanpoo, los integrantes del blog, tenemos terminantemente prohibias las clásicas adulaciones entre compañeros. De hecho, las elimino en cuanto las detecto cual censura franquista, así que no sufras por ello, que las buenas palabras, siempre son de corazón ;)

P.D 2: Que las elimino es broma, NO hay censura en Nido de Cuervos :)

May Dove dijo...

El tema de la colonoscopia me está dejando muy loca y ahora quiero ver la peli sólo para llegar a esta escena.

Damien Thorn dijo...

Chanpoo, al cesar lo que es del cesar (odio mi tableta quita acentos y mayusculas) y tu crítica me ha encantado!!!!
May, la colonoscopia es el momentazoooooo
Jjjjj

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).