martes, 11 de noviembre de 2014

Crítica: Miss Violence

Miss Violence es la última película del director griego Alexandros Avranas y es más fácil hablar de ella que visionarla, y no es una fiesta hablar de ella tampoco. Abre una puerta que quizá debería permanecer cerrada: la película de Avranas es malhumorada, es un relato desagradable de todas esas cosas que ocurren dentro de una casa y desde luego no queremos ver.

La puerta nos lleva a un apartamento grisáceo-amarillento en pleno Atenas, donde dos generaciones de la misma familia – ¿o son tres? – celebran el onceavo cumpleaños de una niña. Los gorros de fiesta pululan alrededor, y vemos las porciones de tartas. Una canción de Leonard Cohen suena en el estéreo –y cautiva mi corazón – mientras Angeliki, la cumpleañera, baila sobre los zapatos de su abuelo. Entonces, sin previo aviso, sin palabra primera, camina hacia el balcón, se sube a la barandilla, sonríe a nadie en particular y se lanza al vacío. La cámara se inclina hacia ese abismo y entonces la vemos, tumbada quieta, estática, muerta; sobre el asfalto. Rodeada de un charco de sangre. Y esta imagen de seguro vale más que mil palabras. 

El resto de la película se preocupa en decodificar la muy extraña reacción de la familia ante la tragedia, que parece más movida en un primer momento por el asombro que por la tristeza. El abuelo de Angeliki (Themis Panou), a quién veremos pronto como el cabecilla que controla al resto de la familia como marionetas de su casa de muñecas; está decidido a no permitir que este incidente perturbe la rutina frágil y apretada del día a día. La madre de la niña, Eleni (Eleni Roussinou), no parece estar tan conmocionada como el vecino que con lágrimas en los ojos la consuela sobre un vaso de licor de crema. Pronto, tras la muerte de la hija; Eleni anuncia que está embarazada, aunque la identidad de dicho padre nunca se aclara. 

Es fácil adivinar a qué terrible negocio le estamos echando el diente, en especial para los fans del nuevo cine griego, donde familias rotas, aisladas y plagadas de abusos son la afectación regular y tópica. (En estas películas, por ‘familia’, podemos leer entre líneas Grecia, más bien). Hay explosiones de bajeza y maldad en el tercer acto, y la cámara de Avranas escoge el punto de vista del abusador, quién protagoniza algunas escenas enfermizas de mirar – aunque incluso entonces, las depravaciones de la misma parecen ocurrir en una brumosa y lejana distancia. 

Miss Violence sirve tanto como cinta de terror doméstico que como fábula política, porque ambas historias comparten el mismo tipo de villano: una figura paterna extremadamente poderosa que engaña a sus víctimas haciéndoles creer que las explotaciones y manipulaciones más horribles son parte de la rutina diaria. 

 “Parece que nada hubiera ocurrido”, dice un trabajador social, que entrevista a la familia en el velatorio del suicidio. “Gracias”, responde el abuelo. “Hemos trabajado mucho para que así lo parezca.” 

Y con estas palabras, me dejaba sin aliento una cinta, que es terrible de visionar porque esconde una verdad que muchos de nosotros quizá, preferiríamos desconocer. Eso sí, magnífica en todo momento.


12 comentarios:

El Rector dijo...

Película dura donde las haya, capaz de incomodar desde una naturalidad aterradora sin necesidad de efectismo alguno. Luego algunos ponen el grito en el cielo cuando se viola a un muñeco de plástico o bizarradas semejantes, pero lo que se esconde detrás de esta salvajada griega, deja en paños menores a la controvertida cinta servia.

Un drama desgarrador, que no dejará indiferente a nadie y que se "disfruta" mucho más, cuanto menos se sepa de él. una de las propuestas más impactantes del año, sin duda.

Saludos.

Missterror dijo...

Esta película no es dura, es durísima, de las que perduran en la memoria sólo para hacer daño.
Precisamente esa normalidad bajo la que toda esa mierda está escondida es lo escalofriante.
A mi me gustó todo, cómo contaba la historia, el descubrimiento gradual de todos los personajes, lo que la puerta maldita escondía, la crueldad de la pasividad, la forma de interpretar, la musiquita que se te mete en la cabeza, y el descubrimiento de uno de los mayores hijos de puta en la ficción.

Una película para irse triste a la cama, porque siempre siempre, la realidad es peor que la ficción.


Saludos

Damien Thorn dijo...

Cuanto más te leo, más me gusta lo que leo.
Recuerdo que te recomendé que no vieras esta peli justo cuando la pediste, quizás por lo mismo que no dejo a mis amigos ver Martyrs, porque a veces creo que mis propias debilidades, con todo lo grande y cazurro que soy, son mayores en los demás, y a mi este dramón me las hizo pasar putas como muy pocas...
Me encanta lo mucho que te ha gustado.
Me encanta lo bien que la has analizado.
Y me encanta que este cine nos siga sorprendiendo, amargando incluso y al fin, entusiasmados...
Grande, May Dove!!!!

Damien Thorn dijo...

Y coincido con el Rector en que aquella extradimensionada peli se quede en agua de borrajas al lado de la griega.
Y con Missterror en que el hijo de puta es de los más hijosdeputa del cine.
Mola diverger y debatir, pero de cuando en cuando hay que ver lo mucho que mola coincidir!!!!!
Saludetes, mozos.

May Dove dijo...

Es que hay malos malísimos que no te los esperas y después te dejan seco por dentro. La peli es de pasarlo mal, pero como decía no sé si el ejercicio de escribir sobre ella es casi peor, porque ponerse a analizar lo que esconde, es terrible.
Sin grandes sustos, para mi, lo que cuenta y lo que deja adivinar; son terror puro. Este drama griego es perfecto en su esencia pura, aunque esa esencia esté corrompida.
Muchas gracias, Damien!!! Me vas a poner colorada! Me acuerdo que me dijiste que fuera con mucho ojo para verla, no es apta para almas sensibles! A mi también me suele ocurrir que a veces digo: no la veas, no te gustará. No la veas, que te vas a sentir fatal. En verdad luego rectifico porque creo que cada uno debe sentirlo en sus propias carnes, aunque luego vengan y te digan: joder, tenías razón. No tenía que haberla visto xD

Missterror, me alegra que menciones la puerta y la musiquita, porque siguen en mi cabeza todavía :S

Rector, yo aun no he visto la película serbia, te lo puedes creer? He leído mil sobre ella, he visto cachitos, pero así, sentarme a verla... no. Se ha pasado el hype ya?

El Rector dijo...

TGW, ambos filmes relatan las miserias más miserables del ser humano y ambos filmes, son de esos que a uno le dejan mal cuerpo después del visionado. Pero por el tipo de narración, más cercana y alejada del género, Miss Violence me pareció mucho más perturbadora que A Serbian Film, la cual aboga mucho más por los efectismos visuales para escandalizar al personal.

Dos estupendas películas, de difícil recomendación.

Saludos.

Damien Thorn dijo...

Como bien dice nuestro sabio Rectorcete ambas se centran en la perversión violenta y oscura... Pero A serbian film es un poco cacafuti... Vamos, que no te va a dar pesadillas ni marcar... O a mi al menos no lo hizo!!! Como pervertido confesó he de reconocer que me lo pasé pipa con las burradas e idas de olla de una peli más escandalosa que buena...
A mi este año, marcarme, marcarme, la excelente recomendación de Missterror de la joven putrefacta y esta Miss violencia... El trozo en el que lleva a la nieta a casa del pedofilo me traumatizo bstante, de hecho....
Y es q el cine griego cuando se pone retorcido es tela marinera.... Entre canino y aquella en la que actores se hacen pasar por seres queridos fallecidos...uffff
Y para peli sesuda y bastante angustiosa, apartandome de mi terror os recomiendo peli francesa que vi ayer, le religieuse...
Como un loro casco hoy, no????
Saludetessss

Missterror dijo...

Pues a mi "A Serbian Film" sí que me dejó marcada, la verdad. Dudo muchoque pueda volverla a ver, el final me parece de lo más duro que he podido ver, tremendo.

"Miss Violence" es otra de las de nudo en el estómago, pero insisto, SPOILER- más que al "abuelo", yo odié a la "abuela" por consentirlo y verlo desde la distancia y esa puta seguridad de su puta habitación en sus hijas y nietas. Qué arcada de mujer, por dios, y ni lo que hace al final la salva...Me llevan los demonios!!!!

May Dove dijo...

SPOILER - Yo también considero que la gente que lo permite hace tanta maldad como aquel que la inflige, al fin y al cabo somos seres humanos. TODOS, los buenos y los malos, no hay superheroes... estaba en su mano poder hacer algo, siempre está en la mano de alguien hacer algo. Pero a veces es más fácil callar, eso no te salva de la quema, en mi humilde opinión!

Damien Thorn dijo...

Spoileraco: pues a mi esa matanza del gorrino me hizo respirar tranquilo.... No puedo odiar tanto al personaje porque veo taaaaan grande a la actriz y al final acaba haciendo lo debido(hombre, más cívico denunciarle y meterle en alhaurin) que el bicharraco del marido me da el mayor de los ascos...
Y Missterror, es cierto que si te metes en a serbian film te deja marcado, pero desde ese momento porno en la moto lo vi todo cómico,pero repito, porque yo soy un poco cabestro...

Bieitols dijo...

Papá estado vende al mejor postor a su pueblo con la excusa de la crisis. Y así es que toda la Europa con Cash saca provecho de los individuos más débiles de los países del sur. Mientras sus estamentos oficiales y sus poderes facticos consienten y la oposición mira para otro lado por miedo a llevarse un capón.
Y en Grecia parece que han decidido morir matando y puestos a sufrir sin anestesia han decidido aguantar el tirón repartiendo su dolor a palo seco a golpe de película.
Estás avisado. La película es muy buena. Más seca y más fuerte que Canino. Pero hace daño.
Mucho se habló del plano fijo de Irreversible. Pues el de ésta no tiene nada que envidiar. Cada vez que oyes pasos subiendo por aquella escalera de caracol se te revuelve el estómago.
Toda la película es un gran silencio opaco y una inacción demoledora. Y ya hace daño mientras no cuenta nada. Pero cuando decide contar, no te ahorra ni un solo gramo de dolor. Y así debe ser. Ésto es lo que hay. Y hay que mostrarlo para que nadie pueda decir que es que no sabía nada!
Peliculón!

Bieitols dijo...

Alemania volverá a someternos, pero al menos esta vez que nadie diga 50 años después que es que no se había enterado que al lado de su casa estaban practicando un genocidio.
Aunque claro, éste es muy sutil. Y nos lo cuentan a través del arte. Vamos, que al final tampoco nadie se enterará de nada. Como siempre. Como si la ignorancia conveniente fuese justificación para nuestras miserias.
El mundo es un lugar podrido. La raza humana una especie maldita. La Tierra un lugar precioso y el Universo un milagro, del que jamás podremos disfrutar porque estamos demasiado ocupados fingiendo que no sabemos nada para que no se enfaden los dioses. Ya se sabe que la gente de bien tiene fe. Preguntar es de impíos. Y al que traiga luz le llamarán Lucifer!

Perdón por el Offtopic (no tan Offtopic). Es que hoy me pesa el mundo.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.