viernes, 19 de diciembre de 2014

Artículo: The Strain, vampzombinfection

Queridos cuervos catódicos, en el 2009, SUMA de Letras nos traía a España NOCTURNA, una de esas novelas devorables, que no buenas, pero bastante interesante en muchos de sus conceptos, escrita a cuatro manos por Chuck Hogan, ganador de un premio Hammet por “El príncipe de los ladrones” y Guillermo del Toro, uno de esos directores visionarios que deja su impronta en todo lo que toca y que es la primera entrega de la Trilogía de la Oscuridad. El universo retorcido, plástico y oscuro que del Toro ya ha utilizado en alguno de sus estupendos filmes, desde Mimic hasta El laberinto del Fauno, la magnífica Hellboy o Blade II, donde ya tocaba el tema vampírico desde una óptica videoclipera y adrenalítica muy a tener en cuenta, se torna en grises y tonos muy oscuros en la novela, desde el momento en que los infectados, protovampiros atacan en primer lugar a sus seres queridos y lleva el horror gótico a la realidad de manera sorprendente y como metáfora de otras realidades contemporáneas. La novela tiene un pase y la serie, desde luego, y sin lugar a dudas, otro.

No es una serie de vampiros al uso. Los colmillos se mutan por parásitos devoradores que transforma a las víctimas en una mezcla entre zombis, vampiros y cuerpos parasitados. La trama es tal que así:

Un avión procedente de Berlín aterriza en NY con todas las luces apagadas y sin señales de vida en su interior, como si todo el pasaje estuviera muerto. Al principio los protocolos de virus letal se disparan, pero pronto descubrimos que esa epidemia de infectados, los cuatro supervivientes y los no muertos, son insaciables, tienen sed y quieren la sangre de sus seres más cercanos. La epidemia se extiende a ritmo acelerado, en pocos días Manhattan ya está invadida, pero aún hay algo más siniestro en los planes de quienes dirigen el cotarro: hacerse con el control del mundo entero. Y es que como bien reza la novela “Tienes algo bajo la piel que los vuelve locos”.

The Strain, la serie de televisión de este 2014 está basada en la primera novela de la Trilogía, y cuenta con una primera temporada que constará de 13 episodios y será retransmitida por la cadena de televisión FX.

El 6 de agosto de 2014, FX renovó The Strain para una segunda temporada de 13 episodios que adaptarán “OSCURA”, la segunda novela de la trilogía.

El episodio piloto, dirigido por Del Toro, nos introduce en la trama cuando un Boeing 777 llega al aeropuerto neoyorquino JFK y, tras tomar tierra, para en seco en mitad de la pista de aterrizaje. No hay ninguna luz y todos los canales de comunicación no funcionan, como si no hubiese vida dentro del avión. Lo que al principio parece ser causado por un virus mortal, pronto se desvela como algo mucho más aterrador.

La serie está recibiendo críticas para todos los gustos, pero lo más criticado son las sobreactuaciones de un reparto que a mí no me parece malo en absoluto. Entre el reparto destacan: El guapísimo Corey Stoll como el Dr. Ephraim Goodweather, jefe del equipo del CDC en Nueva York, David Bradley es el Profesor Abraham Setrakian, sobreviviente del Holocausto ( la subrtrama más apasionante de esta temporada) propietario de una tienda de empeños en Nueva York y el único preparado para la llegada del “Maestro”, Mía Maestro es la Dra. Nora Martinez, bioquímica del equipo que trabaja con el Dr. Goodweather, el mazacote Kevin Durand como Vasiliy Fet, un exterminador de ratas de origen ucraniano, que lo mismo sirve para una plaga de cucarachas que para una de no muertos, Jonathan Hyde es Eldritch Palmer, un anciano multimillonario y desahuciado en su lecho de muerte que busca la inmortalidad y se vende al Mal, Richard Sammel es Thomas Eichorst, una misteriosa figura del pasado de Setrakian, miembro de las SS en el campo de concentración donde estuvo preso.

También destacan Natalie Brown como Kelly Goodweather, ex esposa de Ephraim, Miguel Gomez es "Gus", un pandillero recién salido de la cárcel de menores, la bellísima Ruta Gedmintas es Dutch Velders, una hacker que trabaja para Palmer pero que pronto cambia de bando, Sean Astin es Jim Kent, administrador del equipo de Goodweather que se vende a los vampiros para transportar un ataúd lleno de tierra en el avión a cambio de un tratamiento para el cáncer incurable de su esposa y que pronto se arrepiente.

Hay también otros secundarios de lujo, como Robert Maillet, the Master, un antiguo vampiro, Jack Kesy como Gabriel Bolivar, estrella de punk rock salvaje, guarruno y follador y uno de los supervivientes del avión, Adriana Barraza, Daniel Kash, Nikolai Witschl y ¡Sorpresa!: Javier Botet, mi paisano y tocayo, un actor que ya ha trabajado anteriormente con Guillermo del Toro en la película Mamá y que seguirá siendo La niña Medeiros durante décadas en nuestra pervertida mente imaginera.

John Hurt, Roy Dotrice y Ron Perlman fueron tres de los actores que se cayeron del proyecto... Una verdadera lástima...

Los trece capis son los siguientes y han sido dirigidos por los directores adjuntos: 

1 Night Zero Guillermo del Toro
2 The Box David Seme
3 Gone Smooth David Seme
4 It's Not for Everyone Keith Gordon
5 Runaways Peter Weller
6 Occultation Peter Weller
7 For Services Rendered Charlotte Sieling
8 Creatures of the Night Guy Ferland
9 The Disappeared Charlotte Sieling
10 Loved Ones John Dah
11 The Third Rail Deran Sarafian
12 Last Rites Peter Weller
13 The Master Phil Abraham

La música juega un papel importante en la serie, acerca el mito gótico vampírico a la actualidad, una actualidad bilingüe, multirracial y está compuesta por Ramin Djawadi, que ya hizo la música de Pacific Rim.

En la banda sonora del episodio Night Zero, el piloto, se incluyen temazos como When You and I Were Young, Gimme Tha Power de Molotov y Sweet Caroline de Neil Diamond.

En el resto de la serie aparecen temas latinos mezclados con otros anglosajones y la base tétrica y gótica está asegurada en su partitura, siniestra, sencilla, oscura y bastante potente.

Checco Varese, director de fotografía de la serie, filma en un buen formato dígital utilizando cámaras RED Epic que potencian la representación del color, la saturación y la flexibilidad en términos de diferentes velocidades de tiro. Vamos, que tiene una buena factura a nivel imagen, si bien el CGI de algunos planos roza lo patético y resta puntos.

Las críticas, en su mayoría positivas no han conseguido que la audiencia deje de rondar sólo los dos millones, vamos, como cualquier tarde de Sálvame en Tele5.

Como curiosidad, el fabuloso cartel original de la serie es un gusano del virus vampírico en el ojo de una persona y el ejercicio desorbitado de márketing colocó inmensos ejemplares por doquier. A raíz de las quejas del público, por provocar pesadillas, terrores nocturnos e incluso un intento de suicidio de menores aterrorizados, así como varios accidentes de tráfico, la cadena FX anunció que iban a reemplazar el cartel en varias de sus carteleras, por uno muchísimo más ñoño y convencional... Ay, estos yankis... No les da miedo una escopeta en casa y un gusano saliendo de un ojo revoluciona las calles... Vivir para ver, que diría mi abuela, la difunta señora Thorn desde mi sótano.


9 comentarios:

El Rector dijo...

Con todo lo fan que soy de Guillermo del Toro, adoro su filmografía en casi su totalidad ("Pacific Rim" sería la excepción), esta primera temporada de "The Strain" no ha conseguido engancharme, al menos en sus tres primeros capítulos. Viniendo del mexicano, uno espera ese punto de originalidad y personalidad que contienen todas sus obras y aquí, no lo he visto por ninguna parte más allá del diseño vistoso de alguna criatura. Me parece hasta el momento, una serie plagada de tópicos y carente de interés. pero me guardo el juicio definitivo hasta después de visionar la temporada al completo que ya se sabe que a esto de las series, hay que darle tiempo antes de hacer cualquier valoración con fundamento.

Saludos.

Missterror dijo...

Coincido con El Rector. Supongo que necesitamos ver más de tres episodios para tener una visión de verdad, pero no es buena señal cuando a los tres episodios te aburres y dejas la serie "para otro momento", momento que no parece llegar nunca...
En mi caso, el problema fue que la historia no me generó ninguna tensión. Si a esto le añado que no parece haber nada nuevo bajo el sol, pues la opción de seguir buscando una serie más atractiva estaba puesta en bandeja. Afortunadamente esto llegó con Penny Dreadful :)

Saludos

May Dove dijo...

Aun no me he puesto con la serie, yo leí el primer libro en su momento y me fascinó. No porque fuera buenísimo si no por el toque original que le daba al mundo vampírico, que eran más unos infectados que vampiros per se. Me pareció que aportaba un enfoque bizarro pero nuevo al género y el libro, lejos de ser una maravilla a nivel de escritura; engancha como una mala cosa.
Espero que la serie me guste tanto como Nocturna. Y bueno, tengo que hacerme con Oscura y el tercero para terminar la trilogía!
Ole, Damien!
Genial la aportación sobre el cartel, esos pequeños detalles que siempre nos cuentas me vuelven loca!

Damien Thorn dijo...

Rec y MissTerror, la cosa mejora, y mucho, en capítulos sucesivos, si bien es cierto que se les va la cosa un poco de las manos...
Yo creía que Penny Dreadful no me iba a gustar y lo estoy flipando!!!!
May, gracias por tus amables palabras!!!
A mí, los dos primeros libros me han gustado mucho, más quizás Oscura, así que espero ansioso la segunda temporada de The Strain...
Saludetes y mil gracias a todos por vuestros comentarios.
Ya he vuelto y para quedarme!

Anónimo dijo...

Por la hora en que transmitían la serie ya no había nada interesante que ver en el cable, así que sin darme cuenta vi toda la primera temporada. Lo resumiré: está en la clasificación de esas series (al igual que unas películas) que ves porque causan al inicio curiosidad, pero solo sigues viéndola para saber qué tan ridícula puede ser. La mayor parte del tiempo da risa, cuando quieren transmitir miedo, angustia, nostalgia, tristeza... etcétera, etcétera y eso que los vampizombiengusanados atacan a sus seres queridos como primer instinto al ser infectados. Me extraña que resalten la subtrama de la "era nazi" porque es tan "compleja" como la pudo elaborar un novato haciendo su propia serie con los amigos del colegio. En fin, la serie da curiosidad y luego... risa. andrepanting22@gmail.com

Damien Thorn dijo...

Anónimo, estoy de acuertdo en que la serie podía haber sido muchísimo mejor con un poco más de Guillermo del Toro al frente, pero desgraciadamente, y aunque sigo pensando que mejora con el tiempo, simplemente se queda en anécdota y curiosidad... Una pena.
A ver qué nos depara la segunda, que ya viene...
Un saludo y muchas gracias por dejarnos tu comentario, amiguete.

May Dove dijo...

Hola, ya la he terminado! La verdad que ha estado bien pero tiene algunos efectos que son un poco... acandemor.
Pero bueno, espero ansiosa la segunda. Aunque creo que debería leerme el libro antes!

Damien Thorn dijo...

Si, el rollo vampiro reducido a cenizas sólo lo ha seriado bien bien la saga Stackhouse, pero bueno, no está nada mal. Del Toro cumple cuando quiere y muy bien!
Saludetes, guapa!

May Dove dijo...

Si alguien tiene el libro en epub/pdf/gramenauer, que no dude en compartirlo. Ya sabéis que lo digo siempre, compartir es amar.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.