sábado, 27 de diciembre de 2014

Crítica: The Mirror

Siguiendo mi filosofía de ser irreverente y a la vez espero que mordaz, voy a analizar esta película de una manera muy especial. ¿La razón? Pues además de esos motivos que me llevan a ser poco convencional, que la película parte de tantos tópicos y horrores (!!), que me resistía a soltar frases aún más anodinas que su contenido.

Así es que dicho esto vayamos con mí… receta:

“THE MIRROR”: Found footage de presunto terror para seis personas (o las que quieras…aunque ya te aviso que cuántas menos, mejor).

INGREDIENTES: 

-Tres tipos idiotas que se creen la monda, lo más cool y lo más trending. Uno parece un mariposón, pero tiene una novia que es un pibón. (¡Ole qué rima!) Otro se ha puesto un estropajo en el flequillo y es el típico graciosillo de todo grupo que se precie de ser tópico. Y por último, “el pibón”, una frígida que se vanagloria de haber crecido viendo “Bananas en Pijama”. 

-Un gran espejo maldito.

-3 cámaras. Una fija colocada frente al dichoso espejo grabándolo las 24h. del día. Otra “cámara al hombro” que siga y persiga a los tres “boniatos”, y una tercera en miniatura y de acción –tipo GoPro- atada al pecho de uno de los incautos que sufre de un “ocasional” sonambulismo. 

-Una Ouija.

PASOS A SEGUIR: 

1º.- Reúnes a los tres protagonistas y les das una excusa para afrontar la tontería de turno. Puestos a elegir, escoges un reto en el que si pasas X días con un espejo maldito te llevas 1 millón de dólares que ofrece una fundación. Eso sí, tienes que registrarlo todo con una cámara. Remueves todo ello y les permites fantasear 10 minutos pensando que harían ellos con ese dinero. 

2º.- Dejas a los protagonistas durante 10 minutos más a fuego lento esperando que pase algo. Lo único que pasa es que uno de ellos se da una vuelta por la casa sonámbulo. 

3º.- Ante la falta de actividad tanto del espejo como, sobre todo, de la película, añadimos a la cocción una Ouija y salpimentamos al gusto con retos chulescos para incitar a que los espíritus –o lo que sea- hagan su aparición. Vamos a ver capullitos de alhelí… si el reto es aguantar un tiempo con el espejo… ¡¡qué mejor que no ocurra nada para llevarte el premio!! Claro, entonces no habría película, pero seguro que llegamos a la conclusión de que tenemos entre manos una nueva estupidez, ¿no? 

4º.- Tras 25 minutos de insustancial cocción subiremos el fuego para que rompa a hervir dando como resultado que nos encontremos con el piso revuelto y el sonámbulo con un cuchillo en la mano visitando a sus compañeros de piso mientras duermen. Con ello harás un escorzo dando la impresión de qué sucede algo, pero ATENCIÓN, correrás el riesgo de que empiecen a pegársete en el fondo de la olla las neuronas de los espectadores más exigentes –y no tanto- que se den cuenta de que les estás tomando el pelo. 

5º.- Bajas el fuego y comienzas a darle vueltas y vueltas. Vueltas y vueltas durante 20 minutos más sin dejar de remover la mezcla alrededor de la cuestión de porqué el sonámbulo lleva un cuchillo por las noches. No conseguirás nada, pero de tanto marear el tema al menos lograrás que los espectadores no se rían de ti y a lo mejor alguno se te queda dormido por el camino con lo que te ahorrarás los insu… ejem… sigamos. 

6º.- Cuando estés cerca de la hora de cocción, adereza el conjunto con una salida al exterior; sorprenderás a los incautos haciéndoles creer que la cosa comienza a cambiar para bien. Y lo harás añadiendo –literalmente- una gran dosis de pimienta. Miedo no darás, pero… ¿¿¿¡¡¡ Y las risas que provocarás !!!??? 

7º.- Con la textura adecuada de execrable y turbio engrudo, llega el momento –la hora de metraje- de dar el golpe definitivo. Es ahora o nunca.: el momento del Gore. ¡¡¡¡ Síiiiiiiii… alabado sea Azathoth y su profeta Nyarlathotep !!!! Añade sangre y casquería, y al menos no se te quejarán de que no hay chicha. Eso sí, para rendir honores a los malos “found footage” has de hacer un poco el subnormal –los disminuidos mentales son mejores que tú- y en lugar de sacarle provecho te haces el “fisno” y te refrenas rematando el plato con otros 10 minutos de sopor. 

8º.- Emplatar la mezcla de mal gusto con una guinda previsible y tirar directamente al WC.

Resumiendo, cada vez que se hace una película de estas muere un gatete. “The mirror” es la enésima tomadura de pelo de un estilo que ya cansa y que a lo único a lo que nos está conduciendo es que aplaudamos productos mediocres. Ni interpretación, ni guión, ni detalles técnicos, ni ná de ná. Aburrimiento y hasta indignación por la pérdida de tiempo. A la hoguera.


8 comentarios:

El Rector dijo...

Se agradece la inventiva a la hora de abordar este tipo de películas sobre las que por desgracia, parece estar ya casi todo dicho. Yo, pese a ser un confeso amante de la gastronomía. creo que ya no tengo estómago para semejantes platos y desde luego, no pienso ni acercarme a oler el guiso. ¿Cuándo dejarán de atormentarnos y de jugar con nuestra paciencia y algún lumbreras se dará cuenta de que esto del mockumentary ya está pasado de rosca?

Saludos.

Federico Arias dijo...

Muy acertado lo que dices, creo que a mi tampoco me apetece esa cena...saludos argentinos!

Missterror dijo...

Cómo se nota que eres un buen cocinero Chanpoo!! A mi también me apasiona la cocina y como tal parece bastante claro que los ingredientes para esta receta no son de calidad, por lo que el plato va a salir mal.

Por Satán!! Que dejen de hacer ya este tipo de películas y sigan viviendo los gatetes.

Saludos

sr burton dijo...

enhorabuena por tu original critica,tengo que decir que en su dia fui un gran seguidor de los found footage,y aunque tengo que decir que en su gran mayoria son todos horribles,siempre veo uno tras otro a ver si si consiguen que alguna secuencia sea minimamente interesante...... sobre esta peli le echare un vistazo por lo que he comentado pero ya veo que es otra chusta de las gordas.por cierto me han hablado de una peli de este estilo llamada "taken of deborah logan" que dicen que se salva bastante de la quema, si la habeis visto me gustaria saber vuestra opinion asi la pillo con mas ganas.lo dicho estupenda critica y seguir asi...

Chanpoo dijo...

Gracias Sr. Buton. La de Deborah Logan está bastante bien. A ver si esta semana subo la reseña a mi blog. Ya avisaré por si te interesa...

May Dove dijo...

Socorro la película. Tiene pinta de producir ardor de estómago ;)

Damien Thorn dijo...

Chanpoo, sin duda tu crítica mucho mejor que la peli, que es un truño!!!!
The taking of Deborah Logan es de lo mejorcito en found footage que he visto en mucho tiempo y esta semana está ya en nido.
Felicidades por la crítica y mi más sentido pésame por haber tenido que tragártela y valorarla!jejejeje

Chanpoo dijo...

Sobre la de Deborah Logan... a expensas de la reseña pendiente de Damien, me permito el atrevimiento de poner el enlace a mi reseña. Ni de lejos llegaré al nivel de Damien, pero es a lo que alcanza mi cerebro poseso...:
https://jameshoblog.wordpress.com/?s=deborah+logan

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).