martes, 10 de marzo de 2015

Crítica: The Pyramid

En esa vorágine que se ha convertido el género del terror con tantos “Found Footage” y “Mockumentarys” es tan difícil encontrarse con una buena película como, siendo francos… (¡¡¡Españoles…!!! Siempre he querido hacer el chiste este, sorry), una propuesta original sin que por ello ambos conceptos sean convergentes, es decir, a veces nos encontramos ideas originales, pero la película es indigna de hasta el peor de los espectadores, o al revés, es potable pero está mas trillada que un chiste sobre Belén Esteban.
Un ejemplo lo tenemos en esta “The Pyramid”. Hace unos meses un cineasta como John Erick Dowdle, alguien que ya había debutado en el terreno comercial con un par de películas al menos decentes, sucumbió a la moda de la cámara al hombro con “Así en la tierra como en el infierno”. El film, como casi siempre pasa en el género, fue recibido por los aficionados –me importa un cuerno las críticas de los profesionales- con buenas y malas palabras, pero fueron las positivas las que finalmente inclinaron la balanza a su favor. 

El principal motivo de que la película recibiese el mayoritario respaldo del público fue precisamente esa originalidad de la que hablábamos ya que se introducía en un tema todavía virgen y por explorar –nunca mejor dicho- como el de las expediciones arqueológicas. Salvando las distancias, “Así en la tierra como en el infierno” venía a ser como si a Indiana Jones lo situásemos en un “found footage” moderno. 

Pues bien, no tardaron en… en… ¿puedo decir ‘copiar la idea’? y qué mejor que acogiendo a una de las referencias míticas en el mundo de la arqueología, vinculada a su vez tradicionalmente al género del horror como es la egiptología. 

El estilo del “found footage” se ajustaba a esa mezcla de documentalismo y aventura como un guante, y sus protagonistas indirectas, como digo, ya no solo son un reclamo para los aficionados más clásicos que crecieron a la sombra de Lon Chaney Jr., Karloff, Lee, el patrio Naschy, Bram Stoker con su “La joya de las siete estrellas” y sus adaptaciones o la recordada “La esfinge”, sino también para aquel tipo de espectador menos experimentado y a merced de los tiempos; y es que, ¿acaso las momias no son otro tipo de muertos vivientes, esos zombies que llenan las estanterías de librerías y los discos duros de los seguidores del género? 

En todo caso, y aun poniendo en cuarentena los parecidos razonables de este film respecto al de John Erick Dowdle, cabe recordar que hace unos años -incluso anterior a esa-, concretamente en el 2010, ya se habló de un proyecto parecido nacido de las fuentes del Nilo… digo, del “found footage” que iba a llevar por nombre “The mummy archives” y que iba a dirigir el español Gonzalo López-Gallego, pero del que nunca se supo nada más. ¿Era en realidad este que ahora tenemos entre manos o tan solo se le ha adelantado? 

Tras toda esta parrafada más propia de un abuelo Cebolleta –y eso que (TRUE STORY) no he contado la maldición que recae sobre un servidor que me ha impedido hasta en tres ocasiones visitar Egipto…- vayamos ya con la película. 

La primera imagen de la misma es ese conocido plano alrededor del logotipo de la “20th Century Fox”, y me diréis, ¡vaya chorrada!; pues sí y no, ya que esto lleva implícitas más consideraciones que las de una distribución a gran escala o medios más generosos como esos que nos permiten ver a bastantes extras en la recreación de la excavación o unos efectos especiales de garantías. Por ejemplo, evitar esos hándicaps habituales en este tipo de producciones en demasiadas ocasiones vinculadas al “amateurismo”. 

El primero de ellos es el que hace referencia a su propio estilo y puesta en escena. Uno piensa en un “found footage” y ya está recreando en su cabeza a un adolescente con una cámara casera torturando al espectador con una hora y media de temblores, movimientos bruscos y carreras. Pues bien, por mor de esa naturaleza de producción de primera fila, “The pyramid” pronto se descubrirá como un falso “found footage”, es decir, tendremos imágenes del cameraman de turno, pero no tardaremos mucho en darnos cuenta que en el interior de la pirámide las cámaras se multiplican, ofreciéndonos distintos puntos de vista, y con ello una realización más formal sin tantos meneos ni mareos. Habrá algunos movimientos de cámara toscos para respetar esa subjetividad que busca una imitación de la realidad para resultar creíble, pero nada reprochable al respecto. 

El segundo hándicap es el que hace mención a esa abusiva ‘tardanza’ a la hora de entrar en acción. A un mequetrefe le dará lo mismo que su película no empiece hasta la media hora, pero las ‘majors’ para bien o para mal tienen que cubrirse las espaldas. Así, aquí a los 11 minutos ya ha pasado “algo”, a los 15 ya tenemos imágenes del interior de la pirámide y a los 20 tendremos a los protagonistas perdidos en ella. Y si todavía esto os parece mucho –no lo creo si estáis habituados a este tipo de producciones- deciros que esos minutos de presentación encima estarán adornados con detalles tecnológicos –y hasta algún que otro guiño a los ochenta- con los que no sufrir innecesariamente de anodinas presentaciones. 

Con estas bases, la película se desarrolla intentando igualmente desvincularse de los que para mí son malos “found footage” o “mockumentarys”. ¿O es que nadie tiene como un servidor esa sensación de que en este tipo de producciones se ha instaurado ese dogma o norma no escrita que he bautizado como el de “Los 10 minutos”, es decir, situar cada 10 minutos un susto o hecho destacado pero entre ellos rellenarlo con diálogos insulsos y/o disposiciones irrelevantes? 

Pues bien, en “The pyramid” la cadencia entre sobresaltos o al menos, situaciones destacables, se reduce a la mitad; y claro, que cada cinco minutos pase algo es algo a aplaudir. Pero más allá de un contenido con más o menos ritmo, el film propone más cosas que un correcalles escapando de una momia, precisamente porque… Me callo, que tampoco es cuestión de reventar la sorpresa. 

Sin embargo si por una parte la película destaca apoyándose en esa mitología tan típica de estos temas, también sucumbe al no saber darle una conclusión satisfactoria. Algo no tan extraño si se examina su ficha técnica. 

La primera noticia que tuvimos de esta producción, así, de ‘repronto’, fue un tráiler en el que se nos vendía como la nueva película de Alexandre Aja. Con trampa, claro, ya que el francesito tan solo ejerce de productor. Tras las cámaras nos encontramos realmente a un tal Grégory Levasseur, más conocido en el patio de su casa por ser amigo de la niñez de Aja y guionista de este en títulos como “Alta tensión”, “Las colinas tienen ojos”, “Reflejos” y la también producción “Maniac”. Este sería un curriculum notable para cualquiera, pero no para un servidor y su natural idiotincrasia, con T, de idioTa. Y es que, sin quitarle mérito, que tres de estas sean remakes pues… dice muy poco de tu originalidad, justo -¡qué casualidad!-, de lo que nos quejábamos al principio, ¿no? No obstante, no solo pierdes un guionista regalándole la silla de director sino que los guionistas de esta, un tal Nick Simon y Daniel Meersand, la experiencia que tienen en el género es más bien exigua, por no decir nula. De tal guisa nos encontramos con uno de esos clásicos desenlaces tan decepcionantes que el mal sabor de boca que a uno le queda, amarga hasta los méritos conseguidos. 

Para ir acabando, de terror nada de nada. Un par de sustos y basta. Quien acuda a ella buscando pasar un rato de miedo, terminará hartamente decepcionado. Ni siquiera claustrofobia. Los efectos especiales, por su parte, bien, aunque sin pasarse. En este caso la ambientación le gana la partida al espectáculo. Cualquier serie del canal Sy-Fy puede ofrecerte efectos similares. Los actores, de también andar por casa; algún rostro televisivo reconocible, pero ni como reclamo sirven.

Resumiendo, “The pyramid” es una película entretenida, con ritmo y algunas sorpresas, pero no deja de ser un producto intrascendente y olvidable por no haber sabido darle un remate adecuado. Eso pasa cuando no te tomas en serio lo que tienes entre manos.


13 comentarios:

May Dove dijo...

Me parecía al principio de la crítica que te había gustado y hacia el final de la review, veo que sacas las armas y no te ha gustado tanto.
Es más entretenida que un found footage normal? Se ven cosas bonitas (dado que es Egipto)?

El Rector dijo...

Infinita generosidad la de nuestro estimado Chanpoo, porque el concepto "vergüenza ajena" alcanza un nuevo significado con The Pyramid", un intento ridículo de intentar seguir la estela de la entretenida "Así en la Tierra...", desde luego, el parecido, como un huevo y una patata.

A ver, la cosa transcurre más o menos por los cauces típicos del mockumentary, además, el temita este egipcio siempre tiene su punto, así que pasados los primeros compases del filme, uno alberga esperanzas al menos, de no pasar un rato demasiado tedioso, PERO, una cosa es no tomarse demasiado en serio todo el tinglado y otra muy distinta, que de repente la película cambie de tercio para abandonar el terror y convertirse en la secuela bastarda de "¿Quien Engañó a Roger Rabbit?", pues viendo los efectos especiales que se gasta el filme, eran más creíbles y serias, las hienas que perseguían a Bob Hoskins en aquella epopeya conejil, que la pegatina de phoskitos hecha a base de photoshop por un adolescente primerizo en dichos menesteres. Chanpoo, si que son buenos efectos especiales, pero para un Spectrum Sinclair :)

Horrible. Espantosa. De lo peor de lo que va de año, que ya es decir.

Saludos.

P.D: Lo de esa maldición verídica si que me ha dejado en ascuas...

Chanpoo dijo...

A mí hay veces que cuando decís que tal o cual película es lo peor del año se me abren las carnes. Ya me pasó con "Annabelle". Está claro que no son películas buenas, pero de ahí a que son lo peor del año... En todo caso, de lo peor del cine comercial, porque si estas son de los peor del año... ¿qué son producciones de serie C -ya no B- tipo "The Last House on Cemetery Lane", "Valley of the witch", "Gingerclown", etc.? Eso sí que son producciones sin ambición, ni un mínimo de calidad, que por no tener no tienen ni FX.
Esta, como he dicho, no es buena, pero se deja ver, y para mí, que no me aburra es un aprobado. Si eso es ser generoso, pues lo soy, pero creo que más que generoso es ser consecuente o justo. Ello no quiere decir que yo tenga razón y tú no, al revés, conociéndome seré yo el equivocado, pero dejando de lado el discurso habitual sobre los gustos, cada uno tiene un rasero.
Con todo esto no quiero que me malinterpretes. No es un ataque, solo quiero abrir una puerta a la reflexión. Si has visto esas películas que he puesto, me dices si son mejores...

Damien Thorn dijo...

Chanpoo, coincido con el Rector en que has sido nuevamente muy generoso con el truñaco que definitivamente es Pirámide (un Dios mal digitalizado asesinado??? por cuatro gatetes sin pelo es por lo menos para partirse el ojayo). Es cierto que no es la peor de las peores, pero nos debería joder, y mucho, que bodrios como este se estrene en nuestras carteleras (o la misma Annabel) mientras que el cine independiente ni lo olemos.
Por no hablar ya de una pasión que comparto contigo y que es el magnífico cine coreano... O el francés, o el australiano... Que Martyrs o Triangle no se hayan estrenado en España es para plantearse real y seriamente la situación en la que se encuentra el cine de terror que tantísimo queremos y que a base de maltratos se convierte en algo residual y bastante triste en la mayoría de los cines de España.
Por otra parte, vuelvo a felicitarte por tu crítica, que me parece mucho más interesante que la peli, que como el Rector, es de lo peor (vale, no lo peor) que llevo tragado en estos tres meses.
Es cierto, tragamos muuuuucha mierda, pero eso no debería sino reforzarnos en nuestras exigencias cabronas y bastardassss.

Un saludaco!

El Rector dijo...

Chanpoo, mi comentario iba justamente en la línea de lo que comenta Damien. De las tres películas que comentas, solo he tenido el "placer" de ver "Gingerclown" y si, es un bodrio espectacular, pero no esperaba otra cosa de ella y de las otras dos que citas, pues está claro que son producciones menores carne de videoclub (en el mejor de los casos), por ello, el rasero a la hora de valorar, no puede ser el mismo con este tipo de cine, que con una película que se estrena en salas de cine españolas y que viene producida por uno de los abanderados del género actual.

Aun y así, te diré que "Gingerclown" me dio al menos para unas risas... cosa que no puedo decir de "The Pyramid", sobre la cual me reafirmo y sigo pensando, que pese a las mediocridades y producciones menores (llámalas independientes, serie B o serie Z) vistas (al menos por mi) en estos primeros meses del año, este engendro producido por Aja, es lo peor que he visto y con mucha diferencia.

Sobre "Annabelle", no se si fue de lo mejor del año (ya que tampoco se podía hablar de "decepción", pues estaba cantado el fiasco), pero desde luego, LO PEOR que servidor vio en Sitges y vio mucho.

Saludos.

P.D: La pregunta que debemos hacernos, es que hace el bueno de Aja, enrolado en este tipo de historias. Ver para creer.

Chanpoo dijo...

Si yo os entiendo. Y coincido con ambos. Pero esa justificación es para un debate. O un programa de radio -en ello estoy por si os interesa-, pero por mucho que una película sea de serie C, si a esas les pongo un 1, 2 o 3, a esta, por ser más comercial o vaya a ser estrenada en salas, no puedo ponerle lo mismo más que nada porque tiene más trabajo detrás. Una cosa es que nos guste más o menos, y otra su configuración general como película.

El Rector dijo...

Chanpoo, yo discrepo enérgicamente en que "The Pyramid" tenga más trabajo detrás que por ejemplo "Gingerclown". La película del sr. Hatvani, con todo lo mala que pueda ser, al menos, hace gala de unos efectos especiales artesanales que ríete tu de la pegatina animada de "The Pyramid" y eso, que no tiene a ningún cineasta de relumbrón lubricando el orificio con pasta gansa. Pasta que por otro lado, visto lo visto (y hay que verlo para entender la magnitud del asunto) no se en que diablos habrán empleado. Como el equipo de rodaje no tenga tarjetas black de esas...

Saludos.

Chanpoo dijo...

Es que por mucho que te haya gustado a ti "Gingerclown" yo no puedo comparar un mecano con una manta encima a una digitalización, por mucho que te haya parecido una pegatina. Lo de "Gingerclown" lo puedo hacer yo, la digitalización no. La suerte que tiene "Gingerclown" es ese refugio al que últimamente se amparan los malos cineasta de apelar a los 80. Una cosa es hacer un homenaje, y otra una cutrada. En todo caso, no estamos aquí para analizar la película húngara, sino esta. Aquí por ejemplo hay actores. Hay extras. Hay dirección artística. Hay banda sonora. Que no son buenos, de acuerdo. Pero hay. En otras no.

El Rector dijo...

Chanpoo, no no, si a mi "Gingerclown" me parece mala de cojones, la típica serie Z cutrona para echarse unas risas con los colegas, por más morboso que fuera ver la primera película Hungara en 3d, jeje... pero vamos, los efectos a mi me parecen cojonudos (será porque es muy de mi royo) y como digo, no tienen nada que envidiar a otras producciones similares. Y en la línea de lo que comentas, te diré que muchas de las grandes películas que ha dado este género, se han gestado con "un mecano con una manta encima" como tu dices.

A mi lo de "The Pyramid", e insisto una vez más, me parece de juzgado de guardia, además de una falta de respeto total a todo aquel espectador que paga una entrada de cine para ver, supuestamente, una película seria.

De todas formas, en ningún momento cuestiono tu puntuación y valoración sobre el filme, es solo que no la comparto, como dices, cada uno tiene su rasero y su punto de vista. Y el mío, está en otra galaxia de lo que propone "The Pyramid".

Saludos.

Chanpoo dijo...

Claro. Y yo tampoco intento convencerte. El debate es sano, y gracias a Dios -o a Carpenter- no se han malinterpretado mis/nuestros palabras. Yo tampoco defiendo esta a muerte, pero sí que le veo cosas buenas, no demasiadas.
Hala, a ver si hay alguien que está del lado de esta película, que haberlas las hay; de hecho, bastantes por lo que he podido ver en grupos de Facebook y paginas de descargas...

Missterror dijo...

Yo me posiciono del lado de los detractores. Yo tampoco entiendo cómo se ha podido involucrar Aja en esto, pues dista mucho de tener la calidad suficiente para ser estrenada en salas de cine, y pensar en la pasta que cuesta el cine, y que el simple nombre de Aja siente en la butaca a espectadores a los que debe una mínima calidad, me parece de vergüenza. Como dice Damien, causa mucha pupa ver cómo en España se estrenan productos como estos y pasan de largo todos los que realmente merecen la pena.
Por todos esto, ¿se les debe exigir más que a la película rodada con ocho mil dólares? Por supuesto!!! Al menos que se esmeren y que no se rían de los espectadores con efectos propios de Asylum y ua dejadez absoluta en el guión (Cuando escuchas argumentos como:
- "Debían ser caníbales"
- "Claro, eso explicaría la toxicidad del aire", sí que se abren las carnes y se sale todo lo que hay dentro...)
Yo les exijo que se lo tomen en serio, y "The Pyramid" aparte de subirse a la burra de la moda, no es seria.

Obviamente hay películas de bajo presupuesto que se merecen un 1, 2 ó 3, pero también las grandes producciones. Ahora, la vara d medir no puede ser la misma, simplemente juegan en ligas diferentes y hay que evaluar cada una en la suya.

"The Pyramid" no me pareció entretenida en ningún momento, y sí bochornosa en ocasiones. Para mi, también es de lo peor que he visto en lo que va de año.

Seguro que hay defensores de esta película, no me cabe duda, porque para eso están los gustos, y esa es la magia, que nadie tiene razón, sólo su propia razón.

Saludos

Donnie Darko dijo...

Me la esperaba tan pero tan mala que hasta me resultó entrañable... Puede que el horroroso recuerdo de "Así en la tierra como en el infierno" haya jugado a favor de esta cinta...

Damien Thorn dijo...

Fíjate, Donnie, que a mí la de "Así en la tierra como en el infierno" me dio puntito y todo...

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).