miércoles, 15 de abril de 2015

Crítica: Let Us Prey

Alguien debió pensar: ¿Y si cogemos y hacemos una especie de spin off de “Martyrs”? ¿Y si jugamos con la idea de darle otro final a la historia de Lucie? ¿Si hacemos ver que cuando se escapó de sus captores esta no decidió dedicar su vida a dar con ellos y vengarse si no que decidió hacerse policía? ¿Y si damos respuestas a todas las preguntas que se quedaron sin responder? ¿Y si hacemos todo esto llevándolo al extremo? Pero no como en la cinta de Pascal Laugier donde este nos dejó una de las películas más brutales y salvajes de los últimos años. No… hagámoslo presentando a unos personajes del todo excesivos, casi caricaturescos…

Todo esto debieron pensar David Cairns y Fiona Watson a la hora de escribir el guión de “Let us Prey” cinta que supone el debut en el largometraje de Brian O’Malley y que cuenta la historia de Rachel Heggie en la que es su primera noche destinada en el muy, demasiado tranquilo pueblo de Inveree. Tranquilo al menos en apariencia porque la cantidad de psicópatas que hay en el pueblo hacen de este un lugar nada acogedor para vivir y harán que la noche se vuelva una autentica pesadilla. 

“Let us prey” no deja de ser la versión oscura y excesiva de “La trampa del mal”. Aquí O’Malley no encierra a sus personajes en un ascensor como hizo John Erick Dowdle en la cinta producida por M. Night Shyamalan si no que lo hace en la comisaría de policía del pueblo, lugar donde se encontraran todas las personas que de alguna manera tienen mucho que esconder. Es claro el paralelismo entre ambas historias ya que estas parecen sacadas de una de las muchas historias que formaban parte de “Dossier Negro” o “Creepshow” pero si algo llama la atención es la forma que tienen las cintas de O’Malley y Dowdle a la hora de construir a sus personajes principales y donde ciertas ideas relacionadas con estos resultan demasiado similares. 

Tanto en “Let us prey” como en “La trampa del mal” los directores nos presentan a sus dos protagonistas, ambos policías y ambos que por un motivo u otro han experimentado lo que significa vivir el infierno en la tierra. Esta idea podría resultar meramente anecdótica pero las similitudes entre ambas películas son demasiado evidentes llegando incluso al hecho de coger un accidente de tráfico como elemento vital a la hora de encajar a los personajes dentro de la trama. El componente religioso sigue siendo común a las cintas de O’Malley y Dowdle, la mas clara viene representada por el número del ascensor que se queda colgado en el rascacielos o el número de la celda donde se encierra a ese enigmático personaje que ha sufrido un accidente sin aparentemente grandes secuelas, en ambos casos dicho número es el 6, el número del hombre, de la imperfección (Entre otras interpretaciones…). 

Pero si Erick Dowdle rodeaba a sus protagonistas de mas personajes con la idea de evitar que el espectador no cayera en el aburrimiento, en “Let us Prey” O’Malley nos presenta a un número muy limitado de personajes recalcando una y otra vez que en el pueblo donde transcurre la acción, en ese pueblo sacado de una pesadilla parece que no vive nadie mas. El tono onírico y oscuro con el que el director nos muestra las calles de Inveree hace que si todavía hubiera algún espectador despistado que no supiera ante que tipo de película está, este se centre de manera clara y directa ante todo aquello que el director nos quiere contar (Además de reforzar la idea de la metáfora religiosa de la cinta).

O’Malley llena su cinta de personajes raros y excesivos, alguno de ellos tan llevado al límite que raya lo parodico y nos hace pensar que en algún momento a Cairns y Watson la historia se les ha ido de las manos. Parece que estos han querido alejarse tanto de sus referentes, evitar que el espectador tuviera la sensación de que una historia mil veces vista no puede aportar nada nuevo y dejar de lado del tono comercial de la cinta de Dowdle para irse por caminos tan oscuros que han acabado mostrando el exceso por el exceso mismo sacrificando la composición de los personajes para situarlos justo donde a ellos les interesa. No todos los personajes están desarrollados de la misma manera, alguno de ellos de manera excesivamente superficial como el de Ralph Beswick interpretado por Jonathan Watson, otros como los de los policías Mundie y Warnock que aunque apuntan maneras acaban resultando demasiado simples mientras que el personaje interpretado por Douglas Russell resume perfectamente para bien y para mal el exceso en el que parece sumirse esta película. 

A pesar de su gran ambientación, de esos muy conseguidos y terroríficos flashbacks que sirven para conocer a algunos de los personajes, O’Malley cae en el uso de típicos y tópicos elementos del cine de terror que debido a su falta de originalidad aunque efectivos acaban por cansarnos. No hace falta que cada vez que cambia la hora del reloj suene una terrorífica música (Siempre que veo una escena así me acuerdo del comienzo de “El amanecer de los muertos” de Zack Snyder), tampoco es necesario seguir explotando la estética “Seven” y tampoco el uso de cierta iluminación que aunque llama la atención no esta justificada como por ejemplo en el caso de la escena que sirve para presentarnos a los personajes de Mundie y Warnock. Hay algo que el espectador tiene que tener claro al ver esta película y es que bajo su atmósfera opresiva no hay nada nuevo, no hay nada que no nos hayan contando mi veces antes pero a favor del director hay que decir que esta “Let us Prey” es una cinta con un ajustado metraje que se ve muy bien y se disfruta enormemente. 

No solo “Martyrs” o “La trampa del mal” nos vienen a la cabeza al ver “Let us prey”. El uso de ciertas sombras por parte de O’Malley hace que el “Drácula de Bram Stoker” de Francis Ford Coppola o el “Nosferatu” de Murnau estén presentes en esta película. Pero sobre todo y muy especialmente si hay alguien cuyo recuerdo esta presente durante gran parte del metraje ese no es otro que John Carpenter. No solo ciertos temas de la banda sonora de la película de O’Malley recuerdan a la música que Carpenter ha usado sus cintas si no que además ese extraño personaje interpretado por Douglas Russell se llama MacReady como el protagonista de “La cosa” al que dio vida Kurt Russell (Resulta llamativo que incluso los actores se apelliden igual). 

Si bien es cierto que se podría establecer una cierta comparación entre “La cosa” y “Let us prey” por la idea de encontrarnos ante un grupo de personas encerradas en un edificio amenazadas por una extraña presencia (Aunque aquí no hay ninguna base noruega que visitar si que hay casas a las que acudir.) es “Asalto a la comisaría del distrito 13” por motivos mas que obvios la cinta de Carpenter que nos viene a la cabeza durante el visionado de la cinta de O’Malley, aunque la sombra de “La cosa” sigue presente durante gran parte de la cinta . Si algo tiene “Let us prey” a su favor son esos guiños al cine de Carpenter que no parece vivir su mejor momento en lo que a sus películas como director se refiere (Ahí esta su última cinta “The Ward” una muy decepcionante película mas cercana a un mal remake de una cinta asiática de terror que de una película de la misma persona que dirigió “Halloween” o “En la boca del miedo”) pero que producciones recientes no dejan de ser homenajes mas o menos encubiertos (Por si esta “Let us prey” nos parece poco, la sorprendente “It follows” sigue la línea marcada por Carpenter). 

“Let us prey” es una cinta que resulta excesiva y entretenida a partes iguales, que se ve muy bien y se disfruta bastante. A pesar de lo descompensados que resultan los personajes, lo desigual que resultan las interpretaciones (Lo siento pero poner en la misma película a alguien como Liam Cunningham con Hanna Stanbridge solo hace que las limitaciones de la segunda sean todavía mas visibles) y de algún efecto digital que canta demasiado (Especialmente en lo que a cuervos se refiere) la cinta de O’Malley es una película muy recomendable para todos los amantes del cine de terror.


16 comentarios:

May Dove dijo...

No sale tan mal parada como creía, me gusta que hables de sus similitudes con Martyrs. Película que me dejó tan mal cuerpo que aun la recuerdo como algo terrorífico. Yo no vi gente salir de la sala de Sitges llorando o con vómitos; pero si recuerdo unas caras larguísimas que no sabían como tragarse todo lo que habían visto.
Entiendo que Martyrs es otro nivel, pero si tiene similitudes reales con ella, ya vale la pena verla si o si.
Además, Liam que bueno, no está de mal ver!

Tengo las hormonas disparadas estos últimos meses, perdonadme!

Gracias por tu crítica, tengo más ganas de verla si cabe!

Donnie Darko dijo...

La verdad es que tanto "Martyrs" como en general el cine de Carpenter juegan en otra liga muy superior. Lo que hizo Laugier es tremendo y una película de cabecera para todos los que nos gusta el cine de terror extremo y brutal.. a ver que hacen con el remake americano del que tras ver alguna foto no espero mucho.. Cualquier película que se compare con esta o con el cine de Carpenter por lo general puede salir bastante mal parada..

Liam Cunningham es uno de esos actores que podran estar mejor o peor pero su sola presencia ya es un motivo mas para ver una película..

A ver que te parece "Let us prey" cuando la veas..

Un saludo

El Rector dijo...

Que ganas tenía de leer tus opiniones sobre esta película Donnie... más que nada porque me cuesta horrores entender como ha recibido tan malas críticas (en general) por parte de los aficionados que la pudieron ver en Sitges (yo no tuve el placer).

Vista ahora, a posteriori, decir que he disfrutado como un gorrino. Yo no le veo mucho parecido con "Martyrs", si con el cine de Carpenter (al que parece estar de moda "homenajear" y que así siga siendo por mucho tiempo, por supuesto). Las similitudes con el cine del neoyorkino son muchas: puesta en escena, construcción de personajes, guión, banda sonora, fotografía, etc... es cierto que la cinta en si misma, es una exageración, pero pienso que es precisamente en esta exageración, donde reside todo su encanto. Es cierto que no es una forma de hacer terror "actual", es decir, no es una película trepidante, sino un cuento oscuro que se toma su tiempo y se recrea en sus atmósferas para evolucionar a su manera, pero desde mi óptica, que suelo disfrutar mucho con este tipo de terror que se aleja de la acción como concepto, para mostrarla con anarquía caprichosa dentro de una narrativa densa, me ha parecido un disfrute exquisito.

Lo que más destaco, son justamente las secuencias de acción, nada que ver con lo que se hace ahora, donde la cámara juega un papel importante en sacrificio de las coreografías artesanales. En este sentido, "Let Us Prey" nos recuerda al Carpenter de películas como "They Live" o "Fantasmas de Marte", donde las peleas son poco menos que danza contemporánea.

Estéticamente, es una auténtica belleza. Los flashbacks son alucinantes y los niveles de hemogoblina y violencia de lo más aceptables.

La banda sonora, como has comentado, también brilla con luz propia y suena... bueno, ya sabemos a quien suena :)

Es cierto que el guión puede resultar algo confuso (o sin sentido si lo miramos con lupa, algo que no debería hacerse con la serie B, en mi opinión) , que en ocasiones, se abusa en exceso del recurso del videoclip y de ciertos efectos digitales cantones, pero vamos.... cojonuda.

Saludos.

El Rector dijo...

Se me olvidó comentar el tema "actoral". No deja de ser curioso el fuerte contraste entre la interpretación de Cunningham, un actor caracterizado por su sobriedad y que le viene como anillo al dedo su papel en la película, con los excesos e hipérboles del resto del reparto (a excepción de la srta.McIntosh, que aquí ofrece un registro también comedido que nada tiene que ver con lo que le vimos en la estupenda "The Woman"). Supongo que es algo premeditado por parte del director.

Yo de todas formas, y con lo mucho que me gusta el caballero de la cebolla, en esta ocasión me quedo con la sátira desmedida del amigo Douglas Russell, la mejor definición de la obra y para mi, desde ya, personaje de culto :)

Saludos.

Missterror dijo...

A mi esa excesiva caricatura del villano, toda esa exageración que se vive en ese pueblo, así como ese tema diabólico tan hiperbólico no me ha gustado demasiado. No fui capaz de pasar un buen rato, pese a la mala baba de las imágenes y no tener remilgos para mostrar la maldad más salvaje. Insisto, todo estaba tan exagerado, todos esos personajes tan excesivos, que no me tragué nada, ni con embudo. Supongo que el hecho de que me diera una vergüenza ajena de muerte la aparición estelar del adorado personaje del Rector, el sargento Macready, no ayudó en absoluto. Eso unido a que me diera la sensación de que el tiempo se detenía en aquel pueblo, me hizo decantarme por la decepción. No me terminó de gustar, no, aunque alabo los efectos especiales.

Saludos

Donnie Darko dijo...

Hola a todos!

Rector: Al ver "Let us prey" no pude dejar de acordarme de "Martyrs" en lo que al personaje principal se refiere..Obviamente la película de O'Malley esta a años luz de la de Laugier pero si que tengo la sensación de que se ha querido coger al personaje de Lucie y darle un final diferente. Nadie ha de ver "Let us prey" pensando que se va a encontrar otro "Martyrs" ni nada de eso, pero tengo la sensación de que la cinta de O'Malley podría funcionar perfectamente como un spin off de aquella... Hasta hay una escena de una niña corriendo por la calle bastante parecida...

En otro orden de cosas, si te gusta “The live” de Carpenter (Que creo, espero y deseo que si) te recomiendo ver el fragmento en el que Zizek habla de ella en The Pervert’s Guide to Ideology (Y el resto de la cinta también porque es muy interesante).

Missterror: La aparición estelar de McReady es tan excesiva que para muchos cae en lo ridículo. Después de ver "Let us prey" he hablado con varias personas y consideran esa escena como clave a la hora de tener claro que esta no era la película que ellos esperaban... Jugar con el exceso de la manera que la hace el director y los guionistas es realmente arriesgado ya que pueden pasar de hacer algo sublime a caer en el más espantoso de los ridículos… Y bueno ya que la historia en si no es nada nuevo de alguna manera, acertada o no, nos tenían que intentar sorprender…

Un Saludo!

donnie

El Rector dijo...

Donnie, pues si te digo que la película que Laugier me aburrió bastante (de la mitad en adelante) y que de largo me quedo con esta "Let Us Prey", ¿Cómo se te queda el cuerpo? :)

Adoro casi toda la filmografía de Carpenter y "They Live" es una de mis favoritas. No conocía la película que comentas, me lo miraré a ver. Así entre nosotros, te diré que por momentos, incluso llegué a disfrutar con "The Ward"... aunque mi segunda vez con ella, resultó bastante menos idílica que la primera. ¿Volveremos a ver algo potente del maestro? Yo me conformaría simplemente con ver algo... al menos su impronta, está por todas partes en el terror actual.

Saludos.

Missterror dijo...

Entre lo que acabas de decir, Rector y lo que comentó el otro día May de que no le gustaba "Mad Max" se me abren las carnes...

Max Cady dijo...

Estupenda tú critica Donnie Darko. Reconozco que Let Us Prey, que ha pasado sin pena ni gloria por algunos festivales (como por ejemplo Sitges) y no ha cosechado muy buena reseñas, ha conseguido cautivarme. Su mezcla de thriller, horror y cuento fantasmagórico pasado de rosca con un humor muy negro y bastardo y cuya atmósfera repleta de influencias y guiños Carpenterianos, así como algún que otro toque Lovecraftiano (yo al igual que el Rector no le veo similitudes o parecidos con la estupenda Martyrs), me ha resultado la mar de entretenida y disfrutable.

Sin necesidad de un gran presupuesto ni un guión que inventa nada, pero con una puesta en escena bastante solvente, una fotografía y banda sonora sensacionales, y un reparto muy cómo en sus respectivos papeles (tremendamente adictivo Douglas Russell en el papel del psycho-lisérgico Sgt. MacReady) la cinta consigue llevarme a los rincones más oscuros y malditos de la psique humana y disfrutar con la venganza de un cuervo justiciero del infierno.

En mi opinión, un divertimento, made in serie b de la vieja escuela, sangriento y pasado de rosca para disfrutar sin complejos.

Saludos!!!!!!!!!!!

P.D. Sin que sirva de precedentes muy de acuerdo con el señor Rector en esta ocasión (salvo en lo de Martyrs).

El Rector dijo...

Missterror, soy consciente de lo poco popular que suena mi afirmación. Pero si dijese otra cosa, estaría faltando a la verdad. Pero vamos, nada sorepndente viniendo de mi, que como sabes, aborrezco el torture-porn y sin duda "Martyrs", es uno de sus "mejores" exponentes.

Max, sin que sirva de precedente... pero amén a todo lo que comentas. Lo suscribo palabra a palabra (salvo en lo de "Martyrs", claro). Una joya deliciosa para cualquier amante de la serie B ochentera.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Rector el hecho de que comentes que “Let us prey” te gusta mas que “Martyrs” es digno de una tortura de la película de Laugier :-D

La verdad es que a mi también el torture porn ya me cansa bastante (Como por lo general el found footage y el mockumentary) Como siempre una idea es utilizada de forma compulsiva y en el caso del torture porn lo mas llamativo es como llevar esa idea al extremo, al exceso por el exceso mismo y rodar la película mas macabra de todas. Aún así considero que “Martyrs” es una obra maestra del género, una cinta que ha marcado el género para bien y para mal.

Espero que algún día Carpenter vuelva por sus fueros, a rodar ese tipo de películas que tanto añoramos. Hasta entonces seguiré llevando en el mp3 su disco “Lost Themes” que me encanta…

Max Cady. En serio. Lo de hablar de “Martyrs” no se gratuito ni nada de eso. Realmente al ver “Let us prey” lo primero que me vino a la cabeza fue que el personaje principal podía funcionar perfectamente como una forma de dar respuesta a ciertas preguntas que se quedaban en el aire al ver la cinta de Laugier. Tanto la protagonistas de “Martyrs” como la de “Let us prey” han vivido el infierno en la Tierra y ambas han “visto” algo que los demás no podemos ver.. (Y en serio cuando vi “Le tus prey” estaba sobrio…)

Probablemente el cine de serie b que se hace ahora tiene un grave problema y ese no es otro que nosotros. Me refiero a nosotros, los espectadores en general (Me incluyo porque aunque me encanta este tipo de cine reconozco que muchas veces soy demasiado exigente). Y es que muchos hemos perdido o estamos perdiendo la capacidad de disfrutar de la serie b. Intentamos ver mas allá, pedimos que los guiones estén elaboradísimos, las interpretaciones (todas) sean de nivel, espectaculares efectos especiales... y es probable que este sea el motivo de que no seamos capaces de disfrutar de esta y de otras películas como realmente sería aconsejable. Y es una lastima porque dejamos que muchas y grandes pelis se nos escapen sin ser justos con ellas...

Un Saludo!!!!

El Rector dijo...

Donnie, en relación a tu último párrafo. Diré que, afortunadamente para mi, no soy un espectador demasiado exigente y al cine le exijo, lo mismo que le exigía en mi adolescencia. Por eso sigo disfrutando tanto de la serie B y de películas como la que nos ocupa.

Con la de bodrios que nos llegamos a meter por vena con películas que ni siquiera merecen una letra para etiquetarlas, me parece de risa buscarle pegas a un título como "Let Us Prey" que ofrece lo que ofrece y lo ofrece bien. Lo digo muchas veces. Esta película se hace 20 años atrás y a día de hoy, muchos de los que ahora la ponen a parir, la tienen como clásico del género.

Pero insisto, lo popular es decir lo mucho que a uno le gusta "Martyrs" o la película de moda de turno, porque lo fácil, es nadar a favor de la corriente ;)

Y ojo, que no me parece una mala película en absoluto, es solo que a mi ese tipo de terror que ofrece el torture porn, me aburre sobremanera.

Saludos.

May Dove dijo...

Jajajajaja
Pobre missterror, que no le damos más que disgustos

Damien Thorn dijo...

Guaaau, Donnie, pedazo de crítica!Me la apunto pero ya mismo!
Si entretiene aún siendo pelín excesiva, a mí que soy barroco fijo que me encanta...Ya te comentaré!
Saludetes!

Gerardo Medina Pérez dijo...

Un mojón enorme de peli. Sí, podrían encontrarse reminiscencias de todos los títulos mencionados, incluso de Los pájaros o El resplandor, pero solo son eso, homenajes claros y obvios. Por lo demás una historia floja, un guión aún más flojo, actores mediocres (sólo se salvan la chica protagonista y Cunningham), mala dirección (en algunas escenas se ve la cámara)... Un horror. Un 2 le doy y mucho es

Donnie Darko dijo...

"Let us prey" es una cinta bastante irregular y cuyos excesos pueden jugar en su contra. No va a pasar a la historia del cine pero de ahí a decir que es un mojón enorme creo que hay bastante distancia. La historia de la película parece estar sacada de "Creepshow" o de "Dossier Negro" con las que disfrutábamos bastante a pesar de sus fallos (que los tenían)

Es un fallo muy grande que en una escena se vea una cámara o o que curran este tipo de cosas pero nadie crítica la calidad de "La última casa a la izquierda" porque en un momento se vea la mano del cámara apartando al protagonista (En este caso se justificaba con la falta de medios de la producción algo que también podría servir para esta cinta) o porque en "Gladiator" se vea el sistema de propulsión de las cuadrigas, ni nadie duda de la pericia de Craven o Scott por dejar esas escenas en sus cintas. Creo que si consideramos que "Let us prey" tiene una mala dirección por ese motivo lo mismo podríamos decir de "Gladiator" o "La última casa a la izquierda". Todos los directores deberían ser juzgados con el mismo rasero.

En los comentarios se ha comentado por varias personas que no ven que "Let us prey" me pudiera recordad "Martyrs". En este caso a mi me pasa lo mismo, no veo las reminiscencias de "El resplandor"...

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.