martes, 5 de mayo de 2015

Crítica: El Dragón Rojo

El doctor Hannibal Lecter es sin lugar a dudas uno de los asesinos más icónicos y transcendentes de la historia del cine. Para poder entender esta cinta debemos remontarnos a 1991 año en el que una cinta de terror logró romper todos los esquemas de la industria ganando 5 premios Oscar. Esa película fue “El Silencio De Los Corderos”, la adaptación de la novela homónima del por aquel entonces desconocido Tomas Harris, que contaba con una actuación de Anthony Hopkins antológica. Fue diez años más tarde cuando el maestro Ridley Scott nos ofreció una irregular secuela que dividió tanto a crítica como a público, yo me incluyo en el grupo de los que les gusto, y lo que si nos dejó fue una banda sonora para el recuerdo.

Después de estos dos notables productos parecía que la industria se había quedado sin más formas de continuar explotando la historia del doctor Lector. Sin embargo fue durante la huelga de guionistas de 2001 cuando la escasez de ideas originales propicio que se decidiera echar la vista atrás y se retomara la historia de la primera novela del señor Harris serviría a modo de precuela de “El Silencio De Los Corderos”. Y así es como llegamos a “El Dragón Rojo”, la película que nos ocupa en esta ocasión.

“El Dragón Rojo” se centra en la historia de Will Graham un afamado agente del FBI retirado del servicio activo tras atrapar al peligroso doctor Hannibal Lecter. La cinta comienza con una secuencia inicial impresionante donde se nos muestra a la vez la estrecha relación que mantienen Hannibal y Will (que posteriormente veríamos de forma detallada en la absolutamente maravillosa serie “Hannibal”) y que también nos muestra la forma en la que termina el peligroso caníbal entre rejas. Tras introducirnos en la vorágine de locura y crímenes el guion se toma su tiempo mientras nos presenta poco a poco a los distintos personajes que conformaran esta introspección en la mente del asesino. Y es que uno de los grandes aciertos de esta cinta es la profundidad psicológica que la historia le confiere a los dos némesis de nuestra historia. 

La película se aleja de lo visto en las anteriores entregas y se centra en el enfrentamiento entre el bien y el mal, la locura y la cordura. Por un lado tenemos a Will Graham un atormentado agente del FBI que intenta apoyarse en su familia para superar su “don” gracias al cual puede ponerse en la piel del asesino. Como su antagonista encontramos a Francis Dolarhyde un hombre atormentado por su aspecto y que bajo una aparente normalidad esconde un secreto mucho mayor. Es complicado definir a los personajes de esta cinta sin entrar en grandes revelaciones ya que sin duda uno de los grandes fuertes de la historia es descubrir todo lo que rodea tanto al agente Graham como al misterioso Dragón Rojo. En esta ocasión el doctor Lecter se convierte en un mero secundario cuya única función es la de catalizar la historia central de la cinta aunque es inevitable que en todas y cada una de las apariciones del doctor este se coma por completo la pantalla.  

En cuanto al reparto destaca sobre todos los demás Ralph Fiennes con una actuación que pone los pelos de punta y con la que pone de manifiesto una vez más su enorme talento. Edward Norton cumple bien cargando con el peso de la historia y sin hacer nada memorable consigue que no echemos de menos a la agente Starling. Anthony Hopkins se pone por última vez en la piel de Hannibal y de nuevo nos brinda una interpretación sobresaliente aunque como he dicho en esta ocasión su incidencia en la historia es prácticamente anecdótica. Entre el resto de actores que desfilan por la pantalla también encontramos a Emily Watson, con un papel complicado y del que logra salir airosa, y a Harvey Keitel. 

Tras las cámaras en esta ocasión encontramos a Brett Ratner (“Hora Punta”) que actúa de director mercenario y hace lo que debe hacer y como debe hacerlo. Sin demasiadas florituras ni demasiada personalidad firma un buen trabajo tras las cámaras aunque muy inferior al realizado por Scott y por Jonathan Demme. La banda sonora es sutil pero convincente y eso es algo que se agradece en una cinta de estas características. 

En resumen nos encontramos ante una buena precuela de “El Silencio De Los Corderos” pero que funciona muchísimo mejor si la entendemos como una película totalmente independiente. Un buen thriller con una historia muy interesante y con una interpretación de Fiennes sencillamente maravillosa.


6 comentarios:

Damien Thorn dijo...

Es que El silencio marcó a toda una generación, la mía, y claro, a veces las comparaciones... Pero no soy yo muy purista ni exigente al respecto, de hecho la Clarice Starling de Julianne Moore en Hannibal no sólo me gusta, sino que me encantaaaaaaa!
Pero es que soy de los pocos que ven en Hannibal un ejercicio de continuidad que prácticamente iguala la perfección, cambiando el simplismo, la pureza sobria y elegante por el barroquismo más extremo.
Hannibal, la peli, es una de mis debilidades absolutas, como lo es la segunda temporada de la serie, donde los Berger cobran protagonismo.
Fabulosa disección la suya, señor Cane, cuando quieras la debatimos con un buen chianti.....

Rul T. dijo...

Sin duda, una de las sagas mejor realizadas de los últimos años.

Sutter Cane dijo...

Damien Thorn: Comparto tu opinión sobre "Hannibal" y sobre Julianne Moore al 100%, para mí una secuela notable que fue destrozada por el público debido a las odiosas comparaciones con su predecesora.

Y sobre la serie de "Hannibal" todos los halagos que se puedan decir sobre ella son pocos, uno de los mejores ejercicios narrativos de la prolífica televisión actual Muchas ganas de ver cómo van a adaptar la historia de El Dragón Rojo en la tercera temporada.

Rul T.: Comparto tu opinión. Cada de una de las entregas es diferente a sus predecesoras y aporta algo nuevo a la mitología de la saga.

Damien Thorn dijo...

Pues un placerazo compartir opinión Sutter!!!
Es cierto que el público a veces es más papista que el papa, pero a mí, como devorador de Harris, me han gustado, y mucho, todas sus adaptaciones, hasta la que hizo el Grissom del Dragón (Hunter), cosa que no se puede decir de casi ningún escritor!!!
Un saludo

May Dove dijo...

A mi de esta película me gusta todo, incluso que sea un remake de otra película donde salía Grissom de CSI.
Me apasiona sobremanera la historia, como está desarrollada y los actorazos que salen.

Una peli de 10!

Sutter Cane dijo...

Damien Thron: Como bien dices todas las adaptaciones de Harris, que ciñen al personaje de Hannibal que es lo único sobre lo que ha escrito, me parecen que con sus más y sus menos son realmente notables cosas de la que muy pocos escritores pueden presumir.

May Dove: Muy recomendable también "Manhunter" la primera adaptación de esta historia dirigida por el bueno de "Michael Mann". La forma en la que se narra la historia me parece fantástica y el reparto es sobresaliente.

Un saludo.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.