miércoles, 24 de junio de 2015

Crítica: Killer Legends

Buscar dentro de los miedos que a todos nos han atacado alguna vez para hacer un compendio de terrores colectivos es el fondo de lo que el director y guionista Joshua Zeman, aquí también actor, un Juan Palomo en condiciones, pretende con Killer Legends, y bucea en cuatro leyendas urbanas, un término que huele muy a americano en plan encefalograma semiplano pero que es universal ya como los huevos fritos. Así, acompañado de Rachel Mills se recorre la geografía americana en busca de crímenes verdaderos que sobrepasan la leyenda y siguen aterrorizando al común de los yankis.

Y en realidad el documental que se montan cumple sobradamente con algunos de sus planteamientos, si bien el resultado se queda un pelín necesitado de brío y garra. La cinta nos acerca a una leyenda que a mí me encanta en su otro aspecto: Candyman. Candyman es una saga (tres pelis ya es saga, no?) de terror fantástico que me enganchó en plena pubertad. Pero aquí el infame “Hombre de los caramelos” es otro, el que cada Halloween cuando decenas de muchachos se plantaba en su puerta con el famosos “truco o trato” o “caramelo o huevazo en tu fachada”, daba caramelos envenenados a los visitantes cansinos. (En mi pueblo eran agujas las que se daban dentro de las empanadas de la feria). La cinta nos lleva a Houston, Texas, donde la leyenda de los dulces contaminados tiene su origen y protagonistas, el pequeño Timmy O`Brian envenenado mientras la canguro le cuidaba. Y esta leyenda urbana le sirve para desgranarnos otras tantas, como el asesino con un gancho por mano marcando desde el interior de la casa y atemorizando a la canguro hasta la saciedad, cual teleoperador de Vodafone. 

Así, una vez entendido el concepto, Killer Legends se va convirtiendo en un entretenido y hasta fascinante “documental” en el que Zeman trata de ir más allá de las viejas historias sobreexplotadas para buscar el origen real, el inicio último de esas leyendas extendidas, analizando los hechos y argumentos que contribuyeron a propagar y difundir estos cuentos locales a lo largo de todo el mundo y a través de los años haciéndolos algo universal que se cuenta a modo de parábola terrorífica y como bien claro deja el docu, tratando de ser una lección de vida que generalmente ataca una conducta determinada. 

Y es que hay algo fascinante, mórbido y retorcido que nos atrae, curiosos a analizar y olisquear esos actos depravados y malignos que han conectado las diferentes sociedades humanas desde mucho antes de la existencia de internet e incluso hacerlas propias, añadiendo generalmente un toque aún más depravado cuando la contamos, el típico grano de arena que en dos horas es duna. Así, un grano de arroz, generalmente inexistente, se convierte en paella valenciana o en montaña, pero en montaña ubicada en toda localidad y aunque nunca se ha vivido en primera persona sino que “le pasó a un tipo que conoce un amigo mío”, todos damos por sentado como verdaderas, atractivas a más no poder y terroríficas. 

El ambiente que el estilo de Zeman crea y configura en este documental es a ratos convincente y hasta adecuado, misterioso, pero en otros momentos es realmente fallido, malhumorante, absurdo y bobo. Es el mismo estilo ya usado en su anterior Cropsey que es un documental a ratos tan bueno y a otros, regulero, regulero, sobre la leyenda del americano boogeyman, personaje en teoría real, que vivió en Staten Island en las décadas de los 70 y 80, un secuestrador convicto llamado Andre Rand al que se culpó de las desapariciones de cinco niños dando lugar a toda una leyenda urbana en regla. Pero "Cropsey" fue mucho más allá y supuso un puñetazo en plena tripa como documental que inició un examen de una leyenda urbana y acabó convirtiéndose en una exposición a gran escala de algo aún mucho peor que muchos prefieren que ignoremos, el interior de un hospital para enfermos mentales en el que no se estaba haciendo mucho por sus pacientes, y eso, siendo prudentes... 

Killer Legends es ágil y no demasiado aburrida, sigue limpiamente las líneas trazadas de antemano en la historia, y soltando la información a cuentagotas, justo en lo suficiente para satisfacer sin llegar a intimidar o sobresaturar al espectador, que queda con ganas de más incluso, y es que como dicen en mi pueblo, “más valen ganas que palanganas”. 

Killer Legends podría haberse convertido en un documental/peli bastante terrorífica, jugando con escalofriantes narraciones propias del campamento de Crystal Lake en plena fogata nocturna, y tocando temas como el hombre gancho, el payaso asesino, el psycho killer intruso con la niñera en casa y demás, si el director hubiera puesto un poco más de “alma” en su proyecto en lugar de buscar los detalles necesarios para narrarlos con un toque racional, Como docu, es sorprendentemente eficaz e incluso por momentos psicológicamente terrorífico, pero en su frialdad se encuentra lastrado y nos deja un pelín fríos. 

Lo que está claro es que el tema de la leyenda urbana sigue provocando una inmensa inspiración creativa que casi parece interminable. 

Y es que muchas de nuestras películas de terror favoritas tienen su base argumental en alguna de estas leyendas urbanas. A mi, sin ir más lejos, la franquicia Urban Legend me parece bastante decente en su puntito canalla y sin pretensiones. 

Este nuevo documental de Joshua Zeman intenta llegar al fondo de esas leyendas analizando cuatro de las más conocidas, pero desgraciadamente se queda a medio camino. 

Una buena manera de disfrutar la peli es viéndola conjunta con su predecesora, si bien hay una clara diferencia en formato y enfoque, tratando el mismo tema. Ambas películas comienzan exponiendo una leyenda urbana y la conectan a sucesos reales con una clara moraleja final para los padres de todo el mundo, lo que no deja de ser reaccionario, facilón y hasta cutre, porque todos los pueblos de todo el mundo tienen alguna leyenda urbana en su historia nunca narradas por testigos de primera mano, a pesar de que aquí, en Killer Legends, todos esos protagonistas parecen haberse puesto de acuerdo para salir del armario y contar su experiencia... Un poco raro, raro, raro... 

Pero Joshua Zeman, cuan Javier Cárdenas reportero dicharachero en sus entrevistas a las hermanas del Baptisterio (por favor, si no las conocéis, buscad en Youtube, porque son un “must”) viaja a cuatro ciudades diferentes en los USA, en busca de esas personas con ganas de hablar y fíjese usted, las encuentra. En su viaje reporteril lleva consigo a una investigadora llamada Rachel Mills, a la que si buscamos en IMDb encontramos en producciones de televisión reales!!!. Así, a diferencia de lo que sucedía en el documental Cropsey, Zeman se pone a sí mismo y a Mills justo frente a la cámara, en el medio de Killer Legends, y no nos limitamos a escuchar sus voces en off, lo que, en serio, refuerza y mucho la veracidad pretendida y es digno de loa y aplauso. A mí desde luego no me verán vagando por Texas, Missouri e Illinois en busca de la verdad, no... 

Dos de las leyendas urbanas que el documental analiza han sido llevadas tal cual al cine. La primera, el film de culto de 1976 remakeado el año pasado por el equipo de “AHS”, “The town that dreaded sundown”, una plasmación del hombre del gancho realmente intensa sobre un asesino que anda suelto a sus anchas en Texercana, una ciudad pequeña. Tengamos en cuenta que esta peli es dos años anterior a Halloween y que el asesino se divierte con una mirada similar a la del mismísimo Jason Voorhees en el original viernes 13, tras su máscara de hockey. Y es que las raíces de esta leyenda urbana han marcado las pautas para que dos sagas innegablemente punteras y revolucionarias en esto del terror vieran la luz. 

La otra leyenda adaptada y requeteadaptada es la de la niñera que ya se convirtió en un corto titulado “The Sitter” del director Fred Walton y en 1979, se convirtió en el largometraje “Cuando llama un extraño” y secuelas... Sin las que mi amado tito Wes Craven no habría tenido la misma repercusión en su reinvención del slasher, “Scream”. Pero es que, rebuscando en la historia encontramos que en Columbia, Missouri se produjo la violación y asesinato de una joven, Janett Christman en 1950, que fue agredida sexualmente y estrangulada mientras hacía de niñera para una familia local, lo que sin duda fue el germen de esta leyenda urbana globalizada. 

En el segmento del payaso asesino Zemen intenta, desatinadamente en mi opinión, conectarlo con el asesino en serie John Wayne Gacy, con el que guarda pocas similitudes y que también se ha adaptado al menos en dos ocasiones de manera fiable.Pero al menos en esta ocasión, si uno se pone a reflexionar, vemos que la realidad puede superar con creces a la leyenda urbana, y que la maldad siempre será mayor en la vida diaria que en el cine, a Dios gracias... 

Y llegamos a la leyenda de los dulces de Halloween envenenados, que aquí en España apenas ha tenido calado pero que en los USA ha traumatizado a generaciones varias, convencidas de la maldad de sus vecinos más cercanos y alimentada la paranoia por los carroñeros medios de comunicación de Pasadena en su momento. 

Así, Joshua Zeman (Cropsey 2009) y Rachel Mills (American Pickers 2012) son más que eficaces adentrándose en nuestras pesadillas y temores originales y comunes, al llevarnos en su viaje hacia la dura realidad en la que las leyendas se inspiran y desarrollan. Pero sin duda, si la cosa fuera de hace unos veinte años sería inevitablemente más inspirador, aterrador y efectivo que a día de hoy, cuando todos tenemos la posibilidad de comprobar las fuentes de estos mitos con sólo pulsar unos cuantos botones del teclado. 

Y eso es precisamente lo que me parece más fascinante del documental: asistir a cómo todas estas leyendas se extendieron sin el uso de internet, a través del boca a boca y los medios de comunicación que lograban que estas historias creciesen. 

Lo mejor: Su interesantísimo concepto.

Lo peor: Pretende ir de súper informado cuando mi sobrino podría documentar esas cuatro leyendas en dos horas con internet. 

Killer Legends tiene previsto lanzamiento en DVD el 1 de julio, así que pronto estará disponible multiplataformerrrrr.... En los USA ya está disponible para su descarga a través de iTunes desde Gulp Pictures y Storyville Entertainment y disponible en DVD, para la Región 1 a través de Breaking Glass Imágenes. (Para que luego digáis que no os informo).


8 comentarios:

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

Muy buena crítica Damien Thorn . He por las leyendas urbanas que mucho hay sin resolver Y me presto por la tarde míral Killer Legends.

Saludos.

damien thorn dijo...

Muchas gracias, Agus, el planteamiento es realmente FASCINANTE, y tiene tres golpes de efecto que merecen tres puntos más de lo dado, pero el fantasma de Cropsey (Tremenda, GENIAL) planea sobre su cabeza y el uso/abuso de Iker Jiménez de lo que el cine de terror nos está trayendo últimamente le resta originalidad como sigas el programa de tele o radio, porque destripan cualquier cosa que huela a misterio de toooooda peli estrenada online como algo original y documentado por los milenios (y créeme, sé de qué hablo).
Pero sí, es un documental imprescindible para cualquier fan del género, su director un talento a seguir, y su autora, a la que tuve el HONOR de conocer comiendo, una superviviente del viejo cine y una rebelde con causa que nos dará alguna sorpresita en lo venidero.
Aquí en España merecería un Killer Legends especial basado en leyendas urbanas el hermafroditismo de una presentadora, la explosión de silicona de otra en pleno vuelo, el area 51 manchego y la posible IA integrada en un robot presentando saberyganar durante cien años seguidos...sería Fa fa fascinante
Saludetes y mil gracias por seguirnos!!!!

baruk dijo...

La busco y no la encuentro y la verdad despues de leertela me apetece horrores,podrias poner un enlace,gracias

baruk dijo...

Ah,y felicidades por tu critica,fenomenal

Anónimo dijo...

Baruk, te puedo decir donde esta pero no creo que sea la politica del nido, si se te ocurre otro medio con gusto te lo paso.
Saludos. Adrian Bentos.

El Rector dijo...

Baruk, como bien comenta Adrian, no publicamos enlaces de descarga. De todas formas, esta en particular creo que puede encontrarse sin mucha dificultad. Yo la he visto por varias webs...

Si no la encuentras, escríbenos al correo y lo miramos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Gran critica Damien estoy de acuerdo en todo.En un orden parecido; tienen en su lista de pendientes el documental The nightmare? Es de Rodney Ascher, el director de Room 237, es acerca de la parálisis del sueño y los terrores nocturnos, interesa mas que asustar pero me entretuvo lo suficiente.
Saludos.Gracias al Rector por estar pendiente.
Adrian Bentos

damien thorn dijo...

Amiguetes, muchas gracias por dejaros caer por aquí.
Baruk, a día de hoy la tienes en casi todas las posibilidades online subtitulada.
Adrián, vi The nightmare y me convenció bastante, sobre todo porque el tema es acojonante y está bastante bien planteada entre docu y FF. Pendiente queda.
Saludos y gracias a todos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.