lunes, 7 de septiembre de 2015

Crítica: Contracted Phase 2

Continuar. Continuar significa "seguir haciendo lo que se había empezado". Se puede continuar de dos maneras: Avanzar sin mirar atrás, buscando nuevos caminos porque el viejo camino no llevaba a ninguna parte, o avanzar parando constantemente para mirar atrás, ver lo que has conseguido hasta entonces, y seguir el camino marcado. Las continuaciones atienden siempre a decisiones, a la valentía o al realismo, al inconformismo o al sentido común, al futuro o a la nostalgia. En cualquier caso, siempre hay que continuar, así que continuemos.
Siguiendo estas palabras, determinamos que en "Contracted", se podía haber continuado de dos maneras: 

- Avanzando hacia nuevos caminos, en cuyo caso, descubriríamos qué hay detrás de la infección, cómo afecta esa infección desatada al orden, y los posibles caminos para parar una pandemia. Acción. 

- Mirando hacia atrás con "el más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer" por bandera, en cuyo caso, descubriríamos un nuevo caso de contagio idéntico al de Samantha donde no avanzaríamos en el origen de la infección y veríamos lo que ya vimos en la primera parte con algún que otro aderezo. Parada. 

¿Os podéis imaginar cuál ha sido la opción elegida por el director de "Contracted II", Josh Forbes, para continuar con la segunda fase de la historia? Hagan apuestas!!! 

Efectivamente, la elección para "Contracted Phase II", ha sido el continuismo más puro. Seguimos donde los dejamos, vivimos el cuarto día, una vez superados los primeros tres días que se nos mostraban en la primera parte. Deducimos entonces, desde los primeros minutos de la película, que en la mente de este director, lo importante en la primera parte no era la protagonista en sí y los efectos de la infección en ella, sino cómo resultaban los primeros días de infección. 

Esta vez le toca a un hombre pasar por el mal trago de la descomposición, y el afortunado es: Riley !!!, quien os recuerdo que en la primera parte o fase, tenía relaciones sexuales sin protección con la super infectada Samantha. Fruto de este encuentro, Riley descubrirá que también está infectado de putrefacción y que es cuestión de tiempo que los gusanitos que campan a sus anchas debajo de su piel, vayan haciendo su trabajo descomponedor y todo llegue a su fin.

Principal problema de "Contracted Phase II": que todo eso ya lo hemos visto en la película original. Todo el proceso por el que pasa Riley es exactamente el mismo por el que pasaba Sam, y cuando digo exacto, no exagero, pues hasta el maquillaje de todos los pasos del avance de la infección es totalmente igual. ¿Por qué me cuentan algo que ya me han contado? Esta pregunta me ronda por la cabeza durante todo el metraje y es cuando pienso en las diferentes maneras de continuar y en lo poco que nos gusta arriesgarnos en esta vida. Mezclemos dulce con salado de una vez!!! Vivamos la vida a lo loco!!! 

Para rellenar mejor los setenta y ocho escasos minutos de duración, y supongo que también por la satisfacción de pensar en que él ha puesto algo de cosecha propia en esta película, Josh Forbes escoge como compañero de viaje la figura de Abbadon, que si no sabéis quien es, yo os lo digo, porque, sin que sirva de precedente, me he informado: Es el demonio destructor que reinará sobre las plagas que asolarán la humanidad. Él es el demonio del abismo. Y vosotros pensaréis ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Habéis acertado de nuevo: nada!!, pero el sr. Forbes intenta un complicado paso de break dance y se hace un lío. 

Añadimos Abbadon a la ecuación, culpándole de la plaga y sacando de la manga a una detective que debe tener poderes de clarividencia, y a un malo malísimo que quiere infectar al mundo de muerte porque él es la plaga, él es la infección y él es el fin. Está bien, podría funcionar como avance, como paso hacia adelante en este mundo de descomposición, si el guión nos explicara minimamente algo de lo que estamos viendo y que no encaja en la película para nada. Estaríamos así en el primer significado de la palabra continuar y "Contracted Phase II" sería un éxito y no un fracaso. Pero chicos y chicas, perded toda esperanza, porque no todas estas cositas quedan sin desarrollar como se debe. 

Volvemos al mundo de los guiones chapuceros que intentan abarcar mucho y terminan apretando poco. Hay que centrarse, centrarse es lo principal en este proceso artístico, y es por eso por lo que no todos podemos escribir guiones. Si esto no lo tenemos claro, seguiremos asistiendo a espectáculos desaprovechados y películas que pudieron ser y que terminan triunfando con la fórmula que funcionó previamente y fracasando en los intentos de innovar, lo que para mi, significa fallar. 

No cabe duda de que el efectismo siempre que asistimos "en vivo" a la descomposición humana, existe, y que se pueden conseguir escenas realmente desagradables si hay un buen maquillaje y unos buenos efectos especiales de por medio. En ese aspecto, nada que objetar a "Contracted Phase II", algunos puntos, incluso, por encima de la primera parte. La película cuenta con escenas de apartar la vista, porque el pus nunca es bienvenido después de cenar y lo sabéis. 

Es así como las situaciones que no tienen una explicación lógica sólo sirven para despistar de lo que realmente es "Contracted II", que es un más de lo mismo cambiando de género sexual, una película que ya hemos visto, pero con otra cara y con otro nombre y una puerta abierta a la posibilidad de nuevas entregas, si resulta que al final esta segunda fase funciona bien en taquilla. 

Decepción por mi parte, pues esperaba que esta segunda parte rellenara los huecos que yo encontré en la primera película. Esta vez la advertencia sobre las buenas prácticas para evitar enfermedades de transmisión sexual, que Eric England, director de "Contracted" pretendió hacernos en su película, se la pasan por el forro, queriendo contagiar la muerte y expandirla por el mundo, que es lo que creo que realmente hubiera funcionado desde el principio. En resumen, no aporta nada y no indaga en el apartado bactería-infección-muerte-Abbadon-el mundo es una mierda. 

Ahora, continuemos con nuestras vidas. Si queréis mirar o no hacia atrás, eso ya solo depende de vosotros.


7 comentarios:

El Rector dijo...

Absoluta decepción esta secuela. Si bien la primera parte no es que fuera para tirar cohetes, si es cierto que manejaba ideas interesantes. Esta segunda parte, lejos de dar continuidad al relato, en lo que podría haber sido un divertido nuevo apocalipsis zombie, se queda en un pseudo-remake de la primera, con un desarrollo idéntico donde tan solo cambia el protagonista. De nuevo asistimos al proceso de descomposición del sujeto y poco más. Encima se mete con calzador y escasa credibilidad en la historia, a la figura del psicópata que quiere destruir el mundo por valla usted a saber que delirio religioso... ¿Abbadon? venga ya... al menos la primera entrega tenía mensaje. Ésta ni eso.

Habría sido interesante también, hacer una precuela donde se nos enseñara el origen del virus. Toda la parte previa al desafortunado encuentro sexual de la tipa de la primera. Una cinta de terror necrófilo que hubiera dado para mucho.

Lo único rescatable, los efectos especiales, que superan lo visto en la primera parte y alguna secuencia escatológica bastante vistosa.

Si la hipotética tercera fase va a ser más lo mismo, espero que nos hagan un favor a todos y se (nos) la ahorren.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Me encanta estar de acuerdo con que estés de acuerdo conmigo ;) La verdad es que a mi, más que explotar la idea del apocalipsis zombie, que también habría que haberlo contemplado mucho mejor en esta secuela, lo que molesta y en lo que fracasa, en en dar luz a todo el tema de esa bacteria de la muerte, y en por qué el iluminado que quiere provocar el fin, se describe a sí mismo como la misma muerte...Incógnitas que era necesario desvelar y cuentos necrófilos por escribir...
Más de lo mismo, y para ver más de lo mismo, uno se la puede ahorrar.La nuevas ideas se venden muy caras y no olvidemos que el avance es empieza por la idea de innovación.
Yo creo que la tercera parte, si la hay, sí que explotará el mundo infectado, pero nunca se sabe con los guionistas...

Saludos

Chanpoo dijo...

Me da rabia, y si fuese cobarde me callaría, pero a mí me ha hecho gracia. Pero no por ello contradigo a lo dicho... no... a lo tan bien dicho por Miss Terror; solo que hay situaciones que a mí sí que han conseguido atraparme lo suficiente como para perdonarle esos errores que, insisto, ha remarcado mi compañera de nido. Y no es peloteo ya que es imposible rebatir lo que ha comentado sobre la sub-trama policíaca, pero será que soy un poco indulgente cuando me hacen sonreír con casquería y las desgracias ajenas. Morboso que es uno. Pido perdón.

Missterror dijo...

Chanpoo- Pues que no te de rabia alguna, que para eso están las opiniones y estos comentarios, de hecho, a mi lo que me gusta es ver los diferentes puntos de vista. Si a ti te atrapó hasta el punto de perdonar lo que tú también considerabas que eran errores, es porque esos errores no te parecieron graves, y disfrutaste de la peli, pasando un buen rato.
No cabe duda que la casquería estaba muy bien, pero para mi escasa si sólo ese es el punto fuerte.
Aquí todos somos un rato morbosos, por lo cual, no hay que pedir perdón, todo lo contrario, lo suyo es opinar y dejar claro la posición.

Saludos

damien thorn dijo...

Missterror,qué gustazo tu crítica!
es verdad que es un poco decepcionante,pero a mí también me ha hecho gracia.....errrr.....
El momento zombie descolgada me ha hecho partirme como desde hace años no me pasaba,y cuantos más gusanos vaginales,mayores carcajadas ....
A mí,la primera parte me parece estupenda,ya sabes que desde que me descubriste esa delicia de la descomposición en vida,es un subgénero que me flipa!!!!
Lo dicho,gustazo tu crítica y gustazo debate!
saludacos

Donnie Darko dijo...

La verdad es que todo el rollo del psicópata sobra, sobre todo porque como comenta El rector en la primera parte la infección de la protagonista ocurre por un fortuito encuentro sexual (La obsesión del cine por criminalizar actitudes 'pecaminosas') con un pervertido (Alguien le dijo a Simon Barrett por Twitter que esta era una película para advertir a las mujeres que no debían tener relaciones sexuales con el, algo que el guionista metido a actor se tomó con mucho humor)

Creo que el problema de esta película es justamente el que decís, no dejamos de estar ante un pseudo remake donde el guionista ha metido el tema del psicópata para diferenciar en algo a esta segunda parte de la primera pero de tan forzado resulta ridículo. 'Desperado' no dejaba de ser otro pseudo remake de 'El Mariachi' pero en este caso, Robert Rodriguez hizo una peli simpatica y entretenida cosa que no ocurre en 'Contracted phase II'

Personalmente me sorprendió bastante el momento 'Braindead' ya que en esta película Forbes vuelve a usar una salsa de la misma manera que Jackson utilizaba las natillas, momento que hizo que me fuera imposible no acordarme de esta película..

Una decepción de película y una cinta totalmente prescindible.

Un abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, no te digo que no, pero en este caso, más que "pecaminosas", yo hablaría de "irresponsables", que no es ni parecido.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).