martes, 22 de septiembre de 2015

Crítica: The Curse of Downers Grove

Sí, lo siento, soy uno de esos bichos raros que han disfrutado de esa especie de telefilme de fin de semana escrito y producido nada más y nada menos que por Bret Easton Ellis. Puede que haber visto esta película a las ocho y media de la mañana en el Festival de Cine Fantástico de Sitges nublara mi juicio, puede que como el día anterior vi a la misma hora y en el mismo cine la notable aunque tirando a edulcorada (Al menos en su parte final) ‘Wetlands’ fuera predispuesto a disfrutar de cualquier película, pero reconozco que ‘The Curse of Downers Grove’ a pesar de sus múltiples errores (que creo que son muchos) se ganó mi simpatía (Y por ahora no la ha perdido…aunque en las siguientes líneas no de esa impresión).
No hay mucho que decir acerca de la historia que Derick Martíni se encarga de poner en imágenes salvo la sorpresa que produce en el espectador ver que detrás de una historia tan vista y poco original basada en una novela de Michael Hornburg se encuentra el escritor Brett Easton Ellis que junto con el propio director se encarga de escribir el guión de la película. Es normal que el nombre de Derick Martíni no nos diga gran cosa a nadie, su carrera como director se limita por ahora a tres títulos: Este ‘The curse of Downers Grove’, ‘Lymelife’ con Rory Culking y Alec Baldwin y ‘Hick’ otra vez con Rory Culking y Chloë Grace Moretz (Ambas con distribución limitada o nula en España). También es normal que a muchos de nosotros el escritor Michael Hornburg no nos suene, sus novelas ‘Downers Grove’ y ‘BongWater’ no han tenido mucha repercusión en nuestro país, a pesar de que ambas han sido llevadas al cine, la segunda de ellas protagonizada por Luke Wilson, Alicia Witt, Brittany Murphy y Jack Black entre otros, pero no lo es tanto que Brett Easton Ellis pase desapercibido para el público (Y mas si una película como esta se proyecta en un festival de cine fantástico y de terror como es Sitges). 

El escritor, autor de novelas de culto como ‘American Psycho’ (Tras sonar el nombre de David Cronenberg como director, la película fue dirigida por Mary Harron con Christian Bale como Patrick Bateman), ‘Menos que cero’ (Llevada al cine por Marek Kanievska con Andrew McCarthy y Robert Downey Jr.) o ‘Las leyes de la atracción’ (Adaptada por Roger Avary, coguionista de ‘Pulp Fiction’, con James Van Der Beek, Shannyn Sossamon e Ian Somerhalder) entre otras, es una figura clave dentro de la literatura contemporanea, amado y odiado a partes iguales y muchas veces venerado en exceso (Conozco a poca gente que se haya leído entero, y digo entero sin saltarse ninguna página ni ningún párrafo su mítico ‘American Psycho’ aunque he escuchado a muchos hablar maravillas de este libro. Lo reconozco, a mi la novela de Easton Ellis me pudo).

‘The curse of Downers Grove’ cuenta la historia de Chrissie Swanson estudiante a punto de graduarse que vive en un pequeño pueblo sobre el que parece que pesa una terrible maldición: Todos los años cuando se acerca la fiesta de graduación un joven que esta en el último año de instituto fallece en extrañas y trágicas circunstancias. Después de sufrir un intento de violación en una fiesta, la vida de esta se convertirá en una autentica pesadilla haciendo que la maldición de Downers Grove sobrevuelve no solo su cabeza si no la de todos sus seres queridos. 

Es difícil hacer que una historia tan trillada encuentre un sitio propio en medio de tantas producciones tan parecidas, es por eso que ‘La maldición de Downers Grove’ posee ciertos elementos violentos que pueden hacer que un espectador muy sensible tenga que apartar la mirada de la pantalla. Por desgracia cuando la historia no tiene la fuerza suficiente para incomodar al espectador hay que tirar por el efectismo y eso es lo que el director parece intentar por momentos. La cinta de Martín falla a la hora de mostrar a esa estereotipada juventud americana (La guapa protagonista, buena hermana y mejor hija, ese pobre mecánico sin estudios pero con un gran corazón y supuestamente muy atractivo, la joven promesa del deporte, zoquete y creído donde los haya que se ha jugado todo su futuro a una sola carta: Llegar a un equipo profesional y tener una carrera de éxito, pero cuyos sueños son suyos si no los de su padre) pero tampoco se muestra mucho mas acertado a la hora de establecer un paralelismo entre la maldición que parece afectar al pueblo de Downers Grove y todo Estados Unidos. 

Martíni y Easton Ellis parecen querer jugar con la idea de que el pueblo donde vive la protagonista ha sido construido sobre territorio expoliado a los indios y que por eso hay una terrible maldición que afecta a sus habitantes haciéndola extensible a todo el país ya que recordemos que Estados Unidos fue fundado después de masacrar y echar a miles de indios de sus tierras por lo que dice Chrissie Swanson en un momento de la película: ‘Todo el país esta maldito’ refuerza esta hecho. Esta idea que podía hacer que explotada de la manera correcta diera cierto peso a la cinta dirigida por Martín se queda simplemente en una mera anécdota, en una simple reflexión de nuestra protagonista que parece más dicha al azar (Igual que Joel Barish decía eso de: “Reflexiones al azar sobre el día de San Valentin”, ahora podríamos adaptar esa frase a esta película y decir eso de: “Reflexiones al azar sobre una maldición india”) que por que el director sepa que hacer con ella (Y eso que por desgracia Martíni parece que tenía elementos suficientes para profundizar en ella gracias a esas familias disfuncionales y personajes traumatizados que muestra el director en su película –El padre ausente de la protagonista que abandonó a su familia por tema de drogas, el padre de la promesa del deporte al que obliga a hacer realidad sus propios sueños, ese vecino con serios problemas para relacionarse con la gente de manera normal- ya que sobre varios de los personajes principales de una manera u otra parece que pesa algún tipo de maldición), lo que sumado a una torpe realización acaba por hundir a esta película. 

Esos momentos en los que los personajes se ven en otro color con la imagen semidistorsionada no solo hace que pensemos que vamos a estar ante otro tipo de película si no que por momentos vayamos a encontrarnos ante una película hermanada de alguna manera con las cintas de la saga de ‘Destino final’ y similares. Esas imágenes de saldo mostrando a un indio en las pesadillas de la protagonista nos lleva a pensar que Martíni no deja de ser una especie de Ed Wood y que este se encontró con descartes de otras películas y decidió meterlos en su cinta de alguna manera. Tampoco debemos dejar de lado la torpeza que muestra este a la hora de dirigir a sus actores. Es claro que Martíni y Easton Ellis han querido construir un personaje principal formal y culto pero la forma en la que esta está leyendo ‘El guardián entre el centeno’ en el porche de su casa como si fuera poco menos que un ejemplar de la ‘Vogue’ resulta llamativo. Aunque este hecho no deja de ser meramente anecdótico otros no lo son tanto como la manera tan forzada y antinatural que tienen Bella Heathcote y Lucas Till de desplazarse por el porche de casa de la primera mientras ambos, especialmente ella, muestra su preocupación ante la situación que está viviendo. 

Tampoco debemos dejar de lado la poca coherencia que tiene la historia y las reacciones de muchos de sus personajes: Empezando por la forma que tiene Martíni de mostrar al hermano de la protagonista y su mejor amiga, y acabando por que después de se sufrir un intento de violación y ser acosada estos consideran que lo mejor que pueden hacer es montar una fiesta y publicitarlo por facebook, twitter y demás para que vaya todo el mundo…Desconozco si en la obra original de Hornburg se encontraba esta idea tan forzada pero en manos de Martíni todo parece demasiado antinatural, demasiado prefabricado para llevar a su cinta a donde el quiere llevarla, a ese supuesto gran clímax final y si para eso ha de sacrificar la lógica o hacer que los protagonistas tomen decisiones del todo antinaturales pues se hace. 

Resulta sorprendente que en el pasado Festival de Cine de Sitges dos películas como son ‘It Follows’ y ‘The Curse of Downers Grove’ coincidieran. Es claro que la cinta de David Robert Mitchell se aleja mucho de la película de Martíni tanto en el tono como en pretensiones. Mientras la primera es una sobria cinta de terror que resulta un sano homenaje a las cintas de terror de los años setenta y ochenta muy especialmente en lo que al cine de John Carpenter se refiere, la de Martíni como ya hemos dicho no deja de ser un telefilme avalado por los nombres que están involucrados en el proyecto. Pero es llamativo ciertas ideas que parecen compartir ambas películas, no solo el hecho de que la vida de las protagonistas dará un brutal giro debido al sexo (Si bien Chrissie Swanson sufre una agresión sexual, la protagonista de ‘It follows’, Jay Height sufre una maldición tras acostarse con su novio en un acto absolutamente deplorable por parte de este ya que solo lo hace por quitarse el la maldición de en medio lo que no deja de ser una agresión sexual) si no que además tanto en la cinta de Martíni como en la de Robert Mitchell los amigos de los protagonistas se quedarán a dormir en casa de las protagonistas para intentar defenderlas de aquello que las acosa. 

En ambos casos las chicas contaran con la ayuda del guapo de turno (El vecino o el mecánico) que despertará algún tipo de sentimiento en ellas y los celos de sus amigos con serios problemas para comportarse de forma natural (Bien sea Paul el amigo pagafantas de Height o el personaje interpretado por Mark L. Young en el caso de ‘The curse of Downers Grove’), pero como ya se ha dicho aunque ambas cintas tengan ciertas ideas en común estas transcurren por caminos muy distintos. 

Con todo la cinta de Martíni es una película demasiado deudora de los clásicos telefilmes de sobremesa con los que nos saturan los fines de semana y donde el director se muestra torpe a la hora de desarrollar la historia y a sus personajes, lo que sumado a la falta de habilidad que demuestra a la hora de dirigir a sus actores hace que al conjunto le falte fuerza e interés. Con todos sus fallos y la moralina a la que nos tienen acostumbrados los americanos (La frase que hace referencia a que no hay ninguna maldición sino malas decisiones acabar por saturar al espectador) a un servidor esta película le entretuvo y le pareció una leve película que se puede ver y olvidar. 

Lo mejor: Ver a la Heathcote escopeta en mano.

Lo peor: La sensación de estar ante un telefilme.


8 comentarios:

El Cabrero dijo...

¿La co-escribe Ellis? Entonces ya está todo dicho. Salvo que alguna actriz me diera morbo no creo que la vea. Me puedo tragar el remake de Carrie porque sale Liana Liberato...pero en esta no veo a la Liberatopor ningún lado...

El Cabrero dijo...

Por cierto, por más que busco no encuentro dirección de correo ni forma de contactar con vosotros. Tengo que comentar algo importante con El Rector o con quien esté al mando de este blog...

El Rector dijo...

El Cabrero, tienes el email de contacto tanto en un lateral debajo del staff, como en el pie del blog. La dirección es nidodecuervosweb@yahoo.es

Saludos.

Missterror dijo...

Yo también estuve en esa proyección a las 8 y algo de la mañana el festival de Sitges pasado y lo hice, con un sueño del carajo, por un sólo motivo: Brett Easton Ellis. Yo soy de las adoradoras de Ellis, y te diré que me he leído "American Psycho" palabrita a palabrita más de una vez y que es una novela que aunque tengo grabada a fuego, me volveré e leer seguramente más de una vez antes de morir (de hecho , "American Pyscho" iba a ser mi proyecto de fin de carrera, porque soy de las que tuvieron la brillante idea de estudiar literatura creyendo que algún día serviría para algo...ejem ejem). Soy muy fan de Ellis y de su universo y de lo que encuentras al rascar un poco en la superficie, de verdad de la buena (de hecho conseguí que él mismo me firmara mi ejemplar super trillado de "American pysho", y yo le sonreía como una pánfila mientras escribía mi nombre...)
Sólo mencionar Ellis, hubiera hecho que me desplazara a donde fuera, pero lo que me encontré en "The curse of Downers Grove" fue una decepción total. Es una película muy insulsa, con un guión muy insulso y un planteamiento muy insulso, ¿cómo puede ser que Ellis haya estado involucrado en eso? No me lo explico...
Es un Telefilme sin adornos, una película que ni siquiera debió haber estado en el festival y nada que no se haya visto en antena 3 cualquier sábado o domingo.
No puedo encontrar cualidades, y si bien no pertenece a la categoría de películas para arrancarse los ojos, lo hace a la categorías de soserías sin límites, que no sé muy bien qué es peor, porque son de las películas que no te acuerdas a los diez minutos de haberlas visto, de hecho he tenido que hacer un ingente ejercicio de memoria.

Saludos

Anónimo dijo...

Sr. El Cabrero ( Carlos Serrano) he pasado por sus blogs y me asusta mucho la inclinación pedófila que tiene.

El Cabrero dijo...

Gracias, Rector, no sé si será mi wifi pero no había forma de ver el email de contacto. En cuanto pueda envio un email.

Donnie Darko dijo...

Si..si.. sorprende pero el guión de esta historia esta escrito por Easton-Ellis.

La verdad es que ver una película donde esta el escritor metido de por medio llama la atención y despierta la curiosidad del espectador. Ya digo que soy bicho raro, que puede que fuera predispuesto a disfrutar y aunque por lo que he escrito pueda parecer lo contrario o simplemente porque la peli es tan floja esta se ha ganado mis simpatías..

Missterror, ¿De verdad te has leído 'American Psycho'? Como digo yo lo intenté (hace ya años y me pudo). Entiendo perfectamente la emoción que sentiste cuando Easton-Ellis te firmó el libro, a mi me pasó parecido cuando Nick Cave me firmó 'The death of Bunny Munro' que parece que iba a adaptarse al cine con Ray Winstone y John Hillcoat de director y parece que se quedó en nada.. Y sobre todo imagino la decepción que sentiste al ver que la misma persona que te firmó el libro, firmara también el guión de esta película.. Espero que este fuera uno de esos trabajos alimenticios, un buen cheque y poco mas.. realmente es la única justificación que se puede encontrar para que el escritor este metido en una peli como esta..

Un Abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

A mi madre le habría encantado esta película... y creo que eso no es compatible ni conmigo, ni con lo que debería ser una película de terror que además, viene firmada por este señor escritor que tanta buena fama tiene. Yo no he sabido encontrarle virtud alguna a aun producto que si bien no me parece horrendo, si completamente olvidable a los cinco minutos de verlo. Un thriller ligerito (tonto por momentos) demasiado orientado al mercado teenager que desde luego, nadie recordará en unos pocos años.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.