martes, 10 de noviembre de 2015

Crítica: The Legend of Barney Thompson

Desangelado debut en la pantalla grande de Robert Carlyle conocido por muchos por haber interpretado a Begbie en la adaptación de la novela de Irvin Welsh ‘Trainspoting’ que catapultó a la fama a Danny Boyle y que es un rostro habitual del cine inglés donde ha trabajado con destacados directores y en muchos casos realizando grandes y comprometidas interpretaciones como puede ser el caso de ‘Go now’ de Michael Winterbottom, ‘Riff-Raff’ de Ken Loach o ‘Priest’ de Antonia Bird junto con otras que no dejan de ser meros divertimentos como el caso de ‘Full Monty’ de Peter Cattaneo o en grandes producciones internacionales como en ‘El mundo nunca es suficiente’ de Michael Apted.
 
Carlyle que es perro viejo toma para su debut una historia plagada de humor negro y por momentos del todo excesiva (En el periódico que reparte el festival de cine de Sitges se habla de esta película como ‘una joya macabra que recuerda al Irving Welsh mas pasado de vueltas’ una comparación a mi modo de ver tremendamente exagerada pero claro hay que vender y nada mejor que comparar la opera prima del director con una novela del escritor que le dio al actor ahora metido a director uno de sus papeles mas recordados) y se rodea de un increíble reparto (Aunque se reserva para él el papel protagonista, Carlyle cuenta para su película con actores de la talla de Emma Thompson, Ray Winstone o Martin Compston, cuyo primer e impactante trabajo fue de la mano de Ken Loach en la notable ‘Felices Dieciséis’) al que por desgracia no sabe sacar provecho. 

Es inevitable comparar el trabajo de Carlyle con el de Joel Edgerton ya que ambos presentaron su primera película en el pasado festival de cine fantástico de Sitges. A pesar de que el tono y las pretensiones de ambas cintas dista mucho, Edgerton se muestra conciso y exprime al máximo a sus actores obteniendo lo mejor de ellos (En especial en el caso de un sorprendente Jason Bateman) mientras que Carlyle hace del esperpento y el exceso un sello de identidad de su película algo que hay que saber controlar muy bien y que por desgracia hace que a este se le escape la película de las manos. 

‘La leyenda de Barney Thompson’ narra la historia de un peluquero incapaz de hacer algo tan básico en su trabajo como es dar conversación a sus clientes (Sorprende que en su por ahora ultima novela publicada en España, ‘Revival’, Stephen King al igual que hace Douglas Lindsey en la obra en la que se basa la cinta de Carlyle vuelve aunque de manera breve a mostrarnos a un personaje cuyo trabajo es el de barbero y tiene la misma incapacidad para comunicarse que Barney Thompson). Debido a ello ningún cliente de la peluquería donde trabaja quiere pasar por las manos de Thompson lo que derivará en que su jefe se vea obligado a despedirle. Pero todo se complicará cuando el pobre peluquero en un fatal golpe del destino mate accidentalmente a este y cuando además la policía busque a un asesino en serie que manda parte de los cuerpos de sus víctimas a sus familiares. 

Carlyle nos deja una genial escena inicial que destila todo ese humor negro y sarcástico que nos suele llegar desde Inglaterra y que tanto disfrutamos lo que hace que el espectador empiece a ver esta película con una sonrisa en la cara y con las expectativas muy altas. Por desgracia Carlyle se muestra incapaz de mantener el nivel mostrado en el comienzo de su película y el resto de la cinta resulta demasiado desigual donde se mezclan grandes momentos (Especialmente todos aquellos en los que Emma Thompson esta en pantalla. El excesivo y sobreactuado papel de la Thompson que interpreta a la madre del protagonista es de lo mejor que le hemos visto hacer en mucho tiempo y sobre todo lo mejor de esta película que se resiente y mucho cuando esta queda relegada a un segundo plano. 

Es una lastima que el juego entre los carácteres tan distintos que tienen la madre y el hijo no este plasmado como seria necesario y aunque nos deja algún buen momento tenemos la sensación de que este hecho no deja de ser un claro ejemplo de lo que es esta película: Un quiero y no puedo) junto con otros de dudosa calidad cómica y donde el exceso por el exceso mismo parece ser el arma elegida por Carlyle para arrancarle una carcajada el espectador (Sirvan dos escenas de ejemplo: Una la escena de la barca hinchable, la otra aquella en la que madre e hijo discuten en una especie de vertedero.. dos momentos llevados al extremo donde la sutileza que muchas veces exigimos al humor de calidad se tira por la borda dando la sensación de que Carlyle quiere utilizar todos los recursos a su alcance para hacer que de alguna manera su película se gane las simpatías del público).

Pero el problema de ‘The legend of Barney Thompson’ no se queda simplemente en lo desigual que resulta el conjunto, en el tremendo bajón de ritmo e interés que sufre la película tras su comienzo y tras la presentación de los personajes principales, si no que también se percibe al ver el poco provecho que Carlyle saca del reparto que tiene: A excepción de la ya mencionada Emma Thompson, el resto de los actores pasan con mas pena que gloria por esta película especialmente en el caso de Ray Winstone y Ashley Jensen (Si la disparidad de caracteres entre Barney y su madre no esta explotada como sería necesario, el conflicto existente entre los personajes interpretados por Winstone y Jensen no solo acaba por no interesar al espectador si no y lo que es mas preocupante consiguen que este acabe saturado). Pero resulta mas sorprendente lo que ocurre con el actor Brian Pettifer que interpreta a Charlie, uno de esos personajes que parece que van a tener peso en la película, uno de esos personajes que podrían dar mucho juego pero que Carlyle abandona relegándolo a un segundo plano de una manera un tanto injusta ya que este desperdicia toda una muy interesante línea argumental que en su película solo queda dibujada de una forma excesivamente esquemática. 

A pesar de todo ‘The legend of Barney Thompson’ se puede ver, su ajustado metraje hace que esta se pase rápido, Carlyle consigue que al espectador se el escapen algunas carcajadas aunque el conjunto resulta demasiado deslavazado, demasiado irregular para ser esta otra de esas comedias inglesas que llegan al público y marcan un antes y un después. La torpeza que muestra el actor reconvertido en director se hace visible en una escena final donde aunque su previsibilidad juega en su contra no esta dirigida con el acierto y la fuerza que serian necesarias dando la sensación de que Carlyle ha llegado muy cansado a la parte final de su película y que ha rodado con el piloto automático. ‘The legend of Barney Thompson’ va de mas a menos algo que el espectador nota poco a poco y va desconectado de la cinta de Carlyle, una película que prometía mucho pero que se queda en poco, muy poquito. Una lastima. 

Lo mejor: Lo prometedor que resulta el inicio de la película. Emma Thompson. 

Lo peor: La forma en la que la película se va desinflando para acabar con el piloto automático puesto.


4 comentarios:

Diavola dijo...

No estoy nada de acuerdo con esta citica.

Vi esta pelicula hace ya bastante tiempo, cuando se estreno precisamente aqui en Glasgow. Y es que algo en lo que creo que la critica falla (lo digo desde el respeto, no se me malinterprete) es en tildar de ingles lo que es britanico, y el no hacer hincapie en el caracter ultraescoces de la cinta (y mas concretamente, de Glasgow). Hay que estar conocer esta ciudad para entender el humor negro que destila, y sobretodo el dialecto (genial, maravillosa Emma Thompson que no se como ha logrado imitar un acento tan jodidisimo). Por ejemplo, las localizaciones: rodada en el este de la ciudad, ojo al dato, con una esperanza de vida peor que la de Iraq, ahi es nada. Y me parece que tal localizacion no ha sido escogida al azar: los habitos nada saludables de una vieja, hortera, aficionada a la bebida y ludopata Emma Thompson y los problemas para socializar de Carlyle, quienes en la pelicula viven en unos edificios que fueron de proteccion oficial (y emblematicos en su momento) y que han terminado derruidos despues de ser durante decadas un foco de vandalismo, trafico de drogas y demas.

No recuerdo la pelicula al dedillo porque aqui se estreno hace ya unos meses. Recuerdo que es cierto que la parte policiaca no era muy alla, sobraba de hecho (aunque entiendo que entraba dentro de lo absurdo de la historia, pero con Thompson y Carlyle no hacia falta mas) y al final se hacia algo pesada, por su reiteracion sobre lo mismo y porque parecia que, desde determinada muerte de la que no dare detalles, la pelicula perdia un poco el rumbo.

No obstante los aciertos son muchos, su humor negro esta muy bien hilvanado, interpretaciones geniales y como digo mucha presencia escocesa. Quiza lo que a mi mas me gusto fue esa capacidad para reirse de Glasgow, con uno de los investigadores (ingles) teniendo algunos de los dialogos con mas mala baba (y mas certeros) de toda la pelicula en este aspecto. Uno de ellos, cuando coge el telefono y no acierta a entender una sola palabra. Otra de las escenas, cuando tiene una conversacion absurda con una senora y hay cierta confusion sobre la palabra "dead". Este tipo de cosas solo las puede entender quien haya vivido en Inglaterra y Glasgow despues. Hay dialectos y dialectos, y despues esta el de Glasgow, aye.

En definitiva, como debut no ha sido tan redondo como el Egerton ("The Gift" es mas redonda aunque se me hace dificil compararlas porque son como la noche y el dia), pero es una pelicula muy entretenida aunque parece que demasiado local. Yo si que la recomiendo.

Gracias por la critica, de todas formas.

Donnie Darko dijo...

Hola Diavola!

Según lo que dices: 'Hay que conocer esta ciudad para entender el humor que esta cinta destila' y 'cinta local', veo que esta película no tiene ninguna vida comercial fuera de Glasgow. Vamos que es una clara advertencia para que todos aquellos que no hayamos vivido allí no veamos esta película ya que no la vamos a entender..pero.. ¿Porque es necesario conocer la situacion de Glasgow para disfrutar del humor negro de esta película y no hace falta saber nada para que una cinta como 'The angel's share' nos llegue? ¿Era necesario que conocer la vida en los suburbios de Edimburgo para entender el humor de 'Trainspotting'? No,porque basicamente 'the legend of barney thompson' no es una buena película, no esta bien dirigida. A Carlyle se le va de las manos y recurre al histrionismo para intentar arrancar una carcajada al espectador (Lo de la barca hinchable es de juzgado de guardia)

Las interpretaciones.. lo siento pero no me puedes decir que el trabajo de Ray Winstone y Ashley Jensen es extraordinario..

La comparación con el debut de Egerton es desde mi punto de vista bastante claro. Mientras Egerton saca el máximo provecho a un actor como Jason Bateman, Carlyle desperdicia a Winstone..

Un Saludo!

Donnie

Diavola dijo...

Hola Donnie,

Mis comentarios vienen al hilo de la critica (y mas aun teniendo en cuenta que la tuya es de las pocas criticas en espanol que he leido). Vamos, que la conclusion de que es demasiado local la saco al ver que desgraciadamente se pierdan ciertos detalles que tienen mucho peso dentro de la cinta (y dentro de su humor, como he comentado con el tema del dialecto) que, antes de leer tu resena, no tuve en cuenta que probablemente fueran cosas que solo la gente del pais, y mas aun la gente local, iban a poder entender. Aqui por ejemplo si que tuvo buena acogida, tanto en Glasgow como en el resto del pais, y recogio bastantes buenas criticas en periodicos y webs especializadas. Lo cual no quiere decir que tenga que gustar a todo el mundo, ni la convierte en una buena pelicula. Pero me llama la atencion el contraste.

No me parece que para que una pelicula sea catalogada como buena tenga que representar y ser entendidas por gente de diferentes culturas y etnias aka que deba ser universalmente entendida. La pelicula es de Glasgow, los actores son de Glasgow, Carlyle es de Glasgow y el queria hacer una pelicula muy glasgowegian. No me parece que deba ser comparada con otras peliculas porque...

- Trainspotting, argumentalmente, no tiene absolutamente nada que ver. De hecho trata un tema que fue una lacra en su momento a nivel europeo, de forma comica y original, pero que poco tiene que ver con la pelicula sin pretensiones que firma Carlyle. Y encima fue rodada en Edimburgo, los de Glasgow no se van a sentir muy contentos con esta comparacion :) (es conia, o bueno, quiza no tanto). Y por cierto, matadme, pero a mi no me gusta.

- Como me gusta mucho, pero mucho, ir a contracorriente... Pues Ken Loach tampoco me gusta. No me gusto su anodina "Just a Kiss" y deje de seguirle desde entonces. Se ve que ha seguido explorando Glasgow desde entonces, pero sin haber visto la que me recomiendas, dudo mucho que tenga algo que ver con la que nos ocupa. Conociendo el estilo de Loach, que quien sabe, quiza me equivoque.

- "The Gift" es un thriller serio (y superior) donde absolutamente todo el peso de la trama recae sobre tres personajes, tres. Esta basa su guion en una idea mucho mas sencilla y ridicula (es una comedia negra, ni siquiera la calificaria como thriller), con algun personaje histrionico o torpe hasta decir basta. Es menor como pelicula, si, pero como debut me ha parecido correcta y entretenida.

- El personaje de Bateman en "The Gift" es rico en matices, mientras que el de Winstone en esta es un secundario (muy secundario) que tiene una trama que es una mierda (ahi patina Carlyle) y cuyo fin es simplemente comico: por su torpeza, su guerra con su companera... Y por su caracter y acento ingles, que aqui si, me hizo muchisima gracia.


Y ya por ultimo, y ya puedes rematarme, lo de la barca no me debio de parecer tan importante porque no lo recuerdo :). Recuerdo otras escenas que me parecieron pasadas de rosca, pero no esa haha.

Por cierto, espero que no te gustase "Under the Skin" porque a mi me ha parecido, de todas las peliculas rodadas en Glasgow, la peor con diferencia. Ojala y al menos coincidamos en eso haha.

Un saludo :).

Donnie Darko dijo...

Hola Diavola!

No..no..he visto todavía 'under the skin' tengo una especie de sensación rara con esa cinta.. he odio hablar (por lo general) maravillas de ella y eso es algo que me frena un poco..pero si dices que es la peor de todas las que se han rodado en Glasgow le voy a dar un vistazo. Lo digo en serio. Creo que es bueno que alguien diga que no es buena película, así se deja el fenómeno fan de lado.. (La veo y te comento)

El problema que veo yo es el siguiente. yo veo una cinta de Apichatpong Weerasethakul como 'Cementery of splendour' en la que hay miles de matices que se me escapan ya que no conozco ni ese país ni esa cultura pero la película de algún modo me llega, cosa que con la de Carlyle no me pasó.

El hecho de que un actor sea secundario o no, no implica que el personaje no pueda tener matices incluso dentro de lo exagerado que resulta su personaje. como dices en esa subtrama, carlyle patina completamente y es una pena..

Me alegro que no recuerdes la escena de la barca.. yo todavía sueño con ella..

Una pregunta, a la vista de mi opinión sobre la película. ¿Recomiendas leer las novelas? siempre que veo una peli me gusta leer la novela o novelas en las que se basa pero en este caso no lo hice.. las estoy buscando y quiero saber si merece la pena o no..

Un Saludo

Donnie

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).