miércoles, 4 de noviembre de 2015

Crítica: Tag

En el pasado festival de cine fantástico de Sitges se proyectaron nada mas y nada menos que tres películas del japonés Sion Sono aunque solo una de ellas, este ‘Tag’ en la sección oficial a concurso (Las otras dos cintas fueron ‘Love and Peace’ en la sección Noves Visions One y ‘The Virgin Psychics’ en la Midnight X-treme).

Parece que la buena, la que reconcilió a gran parte del público con el cine del director nipón fue ‘Love and Peace’, por desgracia este ‘Tag’ solo hizo que la distancia existente con ciertas propuestas cinematográficas de Sono aumentara a niveles prácticamente inimaginables y situándonos a algunos en una posición casi irreconciliable. (Sería aconsejable que alguien indicara a Sono que tiene que bajar un poco el ritmo. El prolífico autor deja en poco menos que en un aficionado de Woody Allen y su manía de rodar una película al año. Sono cuya capacidad para dirigir cintas solo puede ser comparada a la de Takashi Miike, ha rodado este año y según la página imdb cinco películas. La cantidad no es sinónimo de calidad y por mucho que Sono y Miike levanten pasiones hay que reconocer que en muchos casos junto a grandes cintas nos han dejado películas como mínimo prescindibles). 

El que fuera autor de películas tan interesantes y excesivas como ‘Love Exposure’ (Magistral locura de nada mas y nada menos que 237 minutos de duración) o ‘Why don’t you play in hell?’ (Que tras ciertos bajones de ritmo y de interés consigue ganarse al espectador gracias a una espectacular y divertida parte final) entre otras, demuestra como un director es capaz de desarrollar toda una historia alrededor de una magistral escena inicial para acabar desperdiciándola.(La idea de que Sono no tenía mucho que contar se refuerza al ver la escasa duración de esta película, solo 82 minutos, algo que como mínimo llama la atención sobre todo viniendo de un director cuyas cintas se suelen ir por lo general hasta casi las dos horas de metraje). 

Puede que usar la palabra ‘desperdiciar’ no sea la más correcta ya que en muchos momentos de ‘Tag’ el espectador tiene la sensación de que Sono no sabe que hacer con la historia que tiene entre manos, como desarrollarla correctamente y hacer que las aventuras de las protagonistas interesen al espectador. Para ello el director japonés hace del exceso marca de la casa el sello de esta película y llena su cinta de violencia gratuita y sin sentido porque si algo tiene ‘Tag’ es un exceso de cuerpos mutilados y muertes a cada cual mas salvaje que la anterior (Sin ningún sentido y lógica). El envoltorio de la cinta de Sono no puede llamar más la atención, el problema radica cuando debajo de toda esa sangre y cuerpos cercenados el director nos quiere hacer creer que su historia intenta plantearse la posición de la mujer en la sociedad japonesa (O puede que simplemente esta idea haya quedado eclipsada por una dirección mas interesada en la sangre que en el mensaje. 

Es cierto que esta cinta esta protagonizada casi íntegramente por mujeres, que la boda tiene un componente más cercano a un funeral que a una celebración –donde podríamos ver que una unión de este tipo puede acarrear la alineación de la mujer- o por la presentación de un mundo masculino donde las mujeres son usadas como objetos, como juegos. Pero la forma elegida por Sono para rodar esta película hace que el espectador no sienta ninguna empatía por ninguno de los personajes, lo que deriva en que a este no le interese lo mas mínimo nada de lo que esta pasando en pantalla y por supuesto no le interese el posible mensaje que pueda tener esta película).

Mitsuko y sus compañeras de instituto van de excursión. Nada puede ser más idílico, un día perfecto, muchas risas, bromas y hasta almohadas con las que pelear pero todo acabará de forma abrupta cuando el viento corte el autobús por la mitad y mate a todas sus compañeras. A partir de este momento, Mitsuko comenzará un extraño viaje para intentar sobrevivir a todas y cada una de las amenazas que la acechan. Sono juega con su personaje principal cambiándole de rostro y por lo tanto de actriz situando a cada una de ellas en un lugar y en una situación distinta (De Mitsuko la estudiante pasamos a Keiko la novia para luego encontrarnos con Izumi la corredora). El director japonés repite como un mantra una frase con la que parece intentar justificar el sin sentido de su historia: “La realidad es surrealista, no dejes que te atrape’. 

Es en este momento, cuando Sono empieza a saturar al espectador con esta idea usando a ese grupo de colegialas que se escapan de clase, el instante en el que este puede llegar desconectar definitivamente de la propuesta que Sono le esta planeando (Ese fue por desgracia mi caso) o creer que algo de lo que le esta contando el director japonés va a tener algún tipo de sentido, cuando el espectador puede pensar que Sono tiene algo realmente interesante que contar y donde para ello el director nipón juega con las distintas realidades y universos paralelos algo que parece hermanar (al menos momentáneamente) a esta cinta con películas como ‘Las posibles vidas de Mr. Nobdoy’ de Jaco Van Dormael o incluso con ‘Endorphine’ de André Turpin, cinta esta última que también fue proyectada en el pasado festival de cine fantástico de Sitges. 

Debido a ciertas comparaciones existentes el próximo párrafo puede llevar implícitos ciertos spoilers. Resulta ciertamente sorprendente el gran paralelismo existente entre las ideas plasmadas por Sion Sono en ‘Tag’ y la primera novela de la trilogía de ‘La doctrina de la mortalidad’ de James Dashner. Y es que si algo tiene la cinta de Sono es que bien podría ser una salvaje y cruel adaptación de la novela de Dashner (A pesar de que en ciertos momentos la obra del escritor norteamericano muestra ciertas escenas de gran violencia como aquellas donde los protagonistas entran en un juego que plantea un brutal combate sin reglas para todo aquel que decide participar en el. Algo que suponemos que si esta historia es llevada a la pantalla grande o bien se omitirá o bien se suavizara). Dashner autor de la trilogía de ‘El corredor del laberinto’ estructura sus novelas en base a una idea, a una anécdota y a partir de ese momento construye toda una historia donde los protagonistas han de correr en busca de algo o huir de alguien. Esta misma estructura es la que parece compartir Sion Sono con Dashner: Situar a sus protagonistas en un entorno extraño, ajeno y violento para hacerlos correr (Tanto que Sono llega a considerar a una de sus protagonistas como una corredora) y luchar por encontrar respuestas que les ayuden a sobrevivir. 

Si la obra de Dashner llegaba a un tópico final carente de sorpresas pero que increíblemente conseguía dejar al lector con ganas de mas, Sono cierra su película de una manera absolutamente vergonzosa, dejándonos una parte final tremendamente ridícula que lleva al espectador a pensar si la verdadera intención del director japonés no era otra que tomarle el pelo y si esta cinta realmente va en serio. (La realidad es surrealista, eso mismo puedo decir yo en este momento. Jamás pensé que al ver una cinta de Sion Sono la primera persona en la que iba a pensar es en James Dashner. Por desgracia así ha sido…)

‘Tag’ es una obra prescindible que puede que guste a los mas fans del cine de Sono o para todos aquellos que solo quieran ver violencia en pantalla (Lo único que consigue que el espectador no se eche una cabezada en el cine). Todos aquellos que busquen una película entretenida y que tenga algo que contar mejor abstenerse… 

Lo mejor: El brutal y sorprendente punto de partida de la película.

Lo peor: El resto.


11 comentarios:

Chanpoo dijo...

Jooooooo... con lo que me gusta Sono... De todas formas la veré y opinaré. Gracias Donnie.

Donnie Darko dijo...

Hola Chanpoo!

cuando la veas, porfa dime tu opinión (ya sabes que mi máxima es.. para gustos los colores). Cuando la vi yo se fue bastante gente del cine.. Puede que como 'Tag' tiene un inicio tan brutal las expectativas están muy altas y Sono no consigue mantener ni el ritmo ni el interés.. yo creo que la hubiera llevado por otro camino, muy diferente al del japones..pero bueno..

Un Abrazo!!!

donnie

Chanpoo dijo...

Tranquilo que te dejaré aquí mi opinión. Con Sono ya se sabe... o gusta o no, jejejejejejej...

Jesús Haro Aguilera dijo...

Primero, felicitar al Rector y al resto del equipo por las cantidad de pelis que habéis cubierto. Una cobertura fantástica.

Con respecto a la peli, Tag es un peñazo de peli japo. Empieza bien pero el resto es puro aburrimiento surrealista.

Saludos.

El Rector dijo...

Jesús, muchas gracias, valor doble viniendo de ti, que tantas grandes coberturas del festival nos has regalado en estas mismas páginas. Ésta, también es un poco tuya, no lo dudes.

Aun nos queda alguna más en la recámara, pero nos faltan horas del día :)

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Hola Jesús!

En una frase resumes todo perfectamente: La peli es un peñazo que empieza bien y el resto es puro aburrimiento.

Ya se han filtrado tanto escenas como la propia película a la red.. para mi 'Tag' es la gran decepción del año.. aguanté todo el metraje por respeto (casi nunca por no decir nunca he abandonado una sala antes del final de la peli) pero tengo que reconocer que en este caso no me faltaron ganas..

un abrazo

Chanpoo dijo...

Hay un detalle que se nos ha pasado a todos y que tras verla he descubierto después de una pequeña investigación. Muchas cosas de la peli no se entienden porque forma parte de una franquicia no solo de libros sino de películas y algunas situaciones tienen relación con esta saga. Dicho esto, ahora veo la película de otra manera.

Donnie Darko dijo...

Hola Chanpoo!

con lo que dices (que lo desconocía completamente y que me sorprende porque el artículo que publicó el festival de cine fantástico de Sitges sobre esta peli -diario número 3 de la pasada edición- no se hace referencia a este hecho y creo que es mas importante eso que comparar la peli con 'Destino final') tengo un conflicto parecido a lo que me ocurre con 'the legend of Barney Thompson'. si para poder disfrutar de 'Tag' tengo que ver otras películas o leer libros que pertenecen a la franquicia ya que ciertas situaciones tienen relación con la saga, algo falla..

Puedes hacer una película que pueda estar destinada a los seguidores de la franquicia pero sin dejar de lado a los demás y en este caso Sono a los que desconocemos la franquicia nos ha dado la espalda...

..pero aún así con todo.. 'Tag' me sigue aburriendo sobremanera!!!

Un Abrazo!!!

Donnie

Chanpoo dijo...

Pues sí, Destino Final, jajajajaja... En fin, tienes parte de razón respecto a una secuela como parte de un todo, pero es un detalle importante que hay que tener en cuenta.

Unknown dijo...

La película está basada en la novela "The Chasin World" de Yusuke Yamada, ya que tú seas fan del laberinto y sea la referencia que te viene a la mente no es culpa de Sono. Es como pensar que la escena de la maestra con la ametralladora está basada en los juegos del hambre, cuando está evidentemente inspirada en Battle Royale. Hay que investigar un poquito antes de hacer semejantes comparaciones, bueno, yop digo....

Donnie Darko dijo...

Hola desconocido.

No ni mucho menos soy fan del laberinto pero el libro cayó en mis manos y lo leí. Cualquier persona que lea 'la doctrina de la inmortalidad' encontrará paralelismos entre la película de Sono y la de Dashner por mucho que la película este basada en 'The chasin world' de Yusuke yamada.. Otra cosa es que guste comparar al cuasi intocable sono con un escritor que se dedica a escribir betsellers para adolescentes...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.