domingo, 17 de enero de 2016

Crítica: The Abandoned

De la misma manera que todos soñamos con nuestro trabajo ideal, todos hemos pensado en el trabajo que más nos costaría realizar, ¿verdad?. En mi caso, mi trabajo soñado sería poder dedicarme al terror y recorrer el mundo asistiendo a festivales y opinando sobre ellos, y mi trabajo más temido sería convertirme en guarda de seguridad nocturno en un edificio solitario. Son varias las películas a mi espalda que me han advertido sobre los peligros de lo que a mi se me antoja un trabajo aburrido como pocos, donde las horas se tienen que hacer eternas. Supongo que me ha acostumbrado al ritmo frenético en el trabajo, en el que nunca me da tiempo a hacer todo lo que quiero y a un horario de oficina de dibujos animados. Supongo también que soy demasiado miedosa y que no soporto tener que estar sola en ninguna circunstancia.

Este es uno de los motivos por lo que el visionado de "The Abandoned" se me hacía jugoso, otro es que en los diecisiete días que llevamos de 2016, no he visto más que popos y caquitas inclasificables, y que el cuerpo me pedía una película con cara y ojos desesperadamente, así que al inicio de esta película dirigida por Eytan Rockaway, mi mente caprichosa y soñadora, me guiñó el ojo, confundiéndome y rescatando de mi memoria la atmósfera y ciertas escenas de "Last Shift", aunque vamos a dejar claro que la distancia entre ambas es insalvable.

"The Abandoned" nos traslada a un opulento edificio vacío, construido para aquellos inquilinos que buscaban un micro mundo lleno de lujos que cubriera todas sus necesidades para no tener que salir al mundo exterior nunca (Hola, "High Rise"!!!) . Este edificio, que en la actualidad es un complejo de apartamentos vacíos, que muestra la decadencia del lujo cuando nadie lo aprecia, tiene que ser vigilado por dos personas cada noche: Uno de ellos, Dennis Cooper ( reconozco que sonreí cuando escuché este nombre, porque es el de uno de mis escritores favoritos), es el veterano en estas lides y la segunda, Julia Streak, es la novata con problemas, que se enfrenta a su primer día. Quedáis todos presentados.

Lo que ocurre a partir de aquí entra dentro de la normalidad de este tipo de propuestas sobrenaturales, a saber: ruidos y voces que no se sabe de donde vienen, descubrimiento de pasillos y habitaciones secretas que esconden historias truculentas, riesgos necesarios e innecesarios, confusión y vueltas de tuerca fozadísimas e inútiles, que dan al traste con un final horrendo, que termina por tirar por tierra lo poco que se había conseguido en el inicio, que es lo único que yo puedo rescatar.

Si lo que queréis es ir sobre seguro a la hora de escoger si la veis o no, vuestro deseo es una orden para mi e intentaré poner un poco más de luz en vuestra oscuridad. Atención entonces, amigos míos: Hay dos cosas necesarias en este subgénero paranormal, una es la atmósfera y la otra, la tensión. Sin ellas, ya puedes hacer malabarismos sobre una fina cuerda entre dos montañas, que no vas a salir airoso de la situación jamás. "The Abandoned" consigue crear atmósfera los primeros veinte minutos y , una vez que te acostumbras a ella, pierde el gancho, por lo que este mandamiento se cumple a medias. El pecado llega con la falta al segundo mandamiento, pues hay una falta absoluta de tensión durante toda la trama, que predice un final desastroso. Parte de esta falta de tensión es el poco interés que despierta el guión, la anodina actuación de los protagonistas (y eso que se rescata a Jason Patrick, nuestro mítico joven oculto) y lo absolutamete predecibles que son casi todos los pasos que se van dando.

Si en "Last Shift" nos encontrábamos con una historia que no inventaba la pólvora, pero que era tremendamente efectiva y notable, en "The Abandoned", nos encontramos con los odiosos lugares comunes, los sonrojantes tópicos del cine de niños fantasmas y centros psiquiátricos muy cuestionables, que no pintan nada en el lugar donde están ubicados, y acciones-reacciones tan tontas como equivocadas. Queda claro que no vamos a asustarnos, que no vamos a estar en tensión y que la historia llega un punto donde, al querer enrevesarse para darle un punch a la trama, se pierde entre paredes sucias y aguas envenenadas y termina por sonrojar hasta al sr. Patrick, quien seguramente piense en qué demonios hace allí.

Las escenas sobrenaturales no aportan nada y se fuerzan para intentar parecer lo que no son y aliviar así el peso que lleva el edificio abandonado sobre su lomo, ya que es el edificio lo único que llega a generar algo de incomodidad. Y si sumamos a esto el poco partido que se saca de uno de los personajes (Jim), de la situación física de Cooper y de la mental de Streak, nos encontramos con una película con poca chicha y menos interés que desperdicia tres elementos que bien cuadrados y cuidados, podrían haber hecho algo totalmente diferente de "The Abandoned".

Claramente asistimos ante un quiero y no puedo, que tiene la fuerza arquitectónica y extraña que tenía el hotel de "El Resplandor", y que se conforma con repetir una y mil veces las mismas localizaciones, para no aportar nada y ni siquiera intentar conseguir el típico susto, o generar una curiosidad ante la incógnita inicial que plantean. Falta de sustos + falta de efectos + falta de contundencia= suspensooooo.

Nos encontramos solos custodiando la oscuridad de un gran edificio vacío y ahí, en la oscuridad es donde nos quedamos, en silencio y con ganas de que se termine nuestro turno para irnos a dormir. Hemos tenido mala suerte, chicos. Queda claro que "The Abandoned" no es la abominación de "Wax", en la que deseábamos cada segundo la muerte del vigilante del museo, pero tampoco da como para llegar a las cinco estrellas de rigor mínimas para animaros a verla, así que advertidos quedáis y que Satán reparta suerte para la próxima vez.


5 comentarios:

El Rector dijo...

Me temo que "Last Shift" dejó el listón bastante alto en esto de generar tensión jugando con la soledad y el escenario. "The Abandoned" lo intenta, pero vamos, ni por asomo se acerca a aquella en ninguna de las facetas en la cuales destacó la película de Anthony DiBlasi.

Cero tensión, cero sangre, cero mala leche. Todo demasiado pensado para gustar a todos los públicos y no tanto al fan del terror clásico. Al final, lo único que nos queda si quitamos la presencia de Jason Patrick (siempre es un gusto reencontrarse con los mitos de la adolescencia), es la típica historia tontona de fantasmas que, perfectamente, podría haberse rodado en España por algún director patrio de "campanillas" para cosechar premios onanistas en el circuito nacional... aparecer incluso a diario en las noticias de haber sido producida por determinada productora... pero dicen que la realidad, suele superar a la ficción, y el caso, es que ya se rodó algo similar por aquí... y aunque me prometí que no volvería a nombrarla en voz alta, es imposible no acordarse de esa broma de muy mal gusto que fue "Wax", en ese intento de sacar jugo de un tétrico escenario. Por supuesto, "The Abandoned" no llega a los límites de ridiculez de la cinta de Matellano, pero a mi juicio, sigue quedando lejos del aprobado.

Missterror, mucho me temo que sigues teniendo un cuenta pendiente con este recién entrado 2016... paciencia querida, paciencia :)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Y puede que ese listón tan alto en mi memoria perjudicase mucho a "The Abandoned", pero es que realmente se queda en un película muy menor y sin ningún gancho e interés.
Esos ceros en terror, en gore, en tensión y sobre todo en originalidad son falta de talento, no creo tanto que se esfuerce en llegar a determinado tipo de público en detrimento de otro, sino en una incapacidad de hacer algo mejor, algo más vivo y con más pasión. Da la impresión de que está orquestado con desgana.
Lo de "Wax", por mucho que se intente ver alguna cualidad con la ceguera del homenaje, es simplemente imposible, pero ya no haré más sangre, que Matellano ya se ha llevado lo suyo. Sólo espero que se aprenda de los errores.

Paciencia tengo, que llevamos poco del 2016, pero es que mira que hay que arañar para encontrar algo decente, eh!!!

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, si quieres hacer una película de fantasmas para el fan del terror, haces cosas como "We Are Still Here" o la propia "Last Shift", por poner un par de ejemplos recientes. Ahora, si quieres hacer una peli de fantasmas para el público en general, haces cosas como "El Orfanato", por poner otro ídem clarinete. "The Abandoned" está claramente en el segundo saco. Cuando todo se resuelve por la vía del sentimentalismo, en lugar de por el de la sangre, no existe mucha duda al respecto.

Es que "Wax" se presta tanto a la mofa, que cuesta morderse la lengua :)

Saludos.

Chanpoo dijo...

Pues a mí me gustó algo más. De hecho los 47 primeros minutos me parecieron bastante buenos. Débil que es uno... Eso sí los 45 minutos restantes... Pero sí que la aprobaría, sí.

Missterror dijo...

Rector- es que "The Abandoned" tampoco da mucho para el segundo grupo...a no ser un domingo a las 16:00. Lástima porque su factura no es de telefilm, pero su fondo lo es totalmente.

Chanpoo- 47 minutos!! Qué precisión!!! A mi, como a ti, el inicio me pareció lo mejor, de largo y aunque no lo contabilicé, me da la impresión de que para mi la emoción inicial duró bastante menos. Desde ahí todo fue de mal en peor hasta llegar a un horroroso desenlace que reafirma la poca consistencia de la película. Yo, haciendo balance de todo, no la puedo aprobar, pero en tu caso, ganas por unos minutos que son los que inclinan tu balanza ;)

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).