lunes, 25 de enero de 2016

Crítica: The Forsaken

No quisiera parecerles un antisistema contrario al cine español de género repitiendo crítica chunga a peli nacional, Dios me libre, de hecho, al contrario, dedico mi crítica de la MAGNÍFICA Summer Camp a mi amiguete Romasanta al que tantísimo extrañamos en el nido, pero es que vaya truñadas que han pasado por este Sitges en plan españolada mala, algunas, y regulero y mejorable rollo catalanista pro anglicista, otra, la presente The Forsaken.

La peli, guionizada por Joan Álvarez y dirigida por Yolanda Torres (se hecha de menos un pulso autoral que reivindicase la visión femenina en el cine de género), es otra producción en plan elegante de postín a que nos acostumbra Afilm International Film Workshop, productora patria, aunque quepan dudas, que ha estrenado también algunos cortos en la sección Phonetastic del festival de este año.

Sí, les tengo muuuucha manía, es cierto, pero esa tirria no nubla mis ojos y mis sentidos, y les prometo que mi-breve-crítica nace de la objetividad pura y dura (bueno, o casi...).

Una pandilla Scooby, cada uno de su padre y su madre, formada por tres maromos y una moza, desconocidos entre sí, son contratados en plan Landrú, para secuestrar Sara, la hija de un forrado millonario, hasta que la cosa se tuerce y se quedan atrapados toda la noche como ratones en una casa abandonada, en la que los gatos, los mónstruos pueden ser ellos mismos.

Este punto de partida más que requetevisto, no está nada mal contado, al revés, engancha y promete lo que luego no cumple, con una dosis de desconcertante suspense más que aceptable.

El problema es que enseguida la cosa desciende en calidad, intriga, trabajo de guión y demás, y lo que podía haber sido una peli medianamente interesante se torna en burdo aburrimiento pretencioso e insatisfactorio a todas luces con el abuso de elementos ya recurrentes, elementos recurrentes pretendiendo desconcertar con un ritmo lentorro y cansino, a golpe de efectos y giros torpes que acaban evidenciendo las carencias de guión, presupuesto y trabajo actoral.

Porque en el reducido reparto hay dos interpretaciones bastante dignas, destacando la de Sarah Tyler Shaw como Mrs. Peel (la moza del grupete gañán).

Los demás, en especial el resto de la banda, apenas cumplen y traban el desarrollo de la trama con unos retratos de personajes grises y estereotipados, de nombres muy tarantinianos, o cluedescos, Número 2, Mr. Bodie, Mr. Quatermass y Mr. Blake, pero como salidos de un capítulo atigualla de Se ha escrito un crimen.

Claudia Trujillo y Sarah Tyler Shaw ya trabajaron con la directora y el guionista en la peli dirigida por ambos en 2014, The Afterglow, que pocos vimos y menos disfrutamos.

El resultado final cae en errores evidentes y se queda en intriguilla de segunda de una manera boba y para nada original, y sus pretensiones psicológicas (no se pierdan que la peli empieza citando a Carl Jung y su versión anti freudiana de la venganza pesimista de la razón y el alma), salvo por algunos detalles que hacen que le dé el aprobadillo y que a continuación les destaco, en cursillo pre PAU del CCC.

A pesar de utilizar medios para nada innovadores, y ya tocados por ejemplo en la peli de la productora del año pasado, The Afterglow (que era como un capítulo apañado de Entre Fantasmas), la reflexión torpecilla sobre las consecuencias morales, espirituales y materiales del mal y las obras propias y ajenas, el uso del espejo como metáfora bastante inteligente en la trama y algunos planos y tomas fascinantes y desconcertantes, son recursos más que aceptables e interesantes que deberían haber tenido contrapunto y ajuste en otros bastantes más paletos y estiradillos.

Aún así hay momentos en los que parece que la dualidad al mando de la gestión es más que eso, porque son totalmente distintos y superiores al resto, son capaces de transmitir angustia y claustrofobia y hacen sumar enteros a una cinta que de no ser por ellos caería en el suspenso más que merecido.

The Forsaken ha sido seleccionada para participar en la Sección Oficial del festival de cine de Los Angeles, Cinefest, lo cual, y lo siento, no le da un punto más interesante a la peli, pero desde luego es una buena noticia para la productora, que este año está de enhorabuena-o de potraza- (The Afterglow también participa en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Buenos Aires, Sangre Roja).

Con un pelín de sutileza y desparpajo que no hiciese tan rígida y pretenciosa a la peli, que si bien no es en absoluto, y lo sé, me repito pero es cierto, novedosa u original, aprueba raspada, la cosa seguiría siendo predecible pero en absoluto ofensiva ni cansina en ese intento de explorar el subconsciente humano y el mal mismo cuando ya no cabe redención alguna.

Lo mejor: Sus actrices. La fotografía, pedante pero muy interesante.

Lo peor: Enseguida sabemos demasiado, y la transparencia evidencia todos y cada uno de los agujeros del queso gruyére que es el guión. Su estirado y repelente espíritu catalenglish. La actitud sobrada de algún miembro del equipo, pffff.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.