domingo, 7 de febrero de 2016

Crítica: Circle

Anoche, intentando encontrar la regla que resolviera la cuadratura del círculo, encendí la televisión y me encontré con la gala de los Premios Goya 2016, que cada vez resulta más soporífera, enlatada y predecible en los discursos (que casualmente se cortan cuando algo huele a reivindicación). La Gala de los Goya, con sus dramas sociales, con su necesidad de emular a los Oscar y con el halo de caspa que, sintiéndolo mucho, desprende, no me iba a resolver el problema: a mitad de gala, el cuadro seguía siendo cuadrado y el círculo seguía siendo redondo, por lo que activé el famoso canal online con cientos de títulos que te permite probar un mes gratis y que luego te engancha como la heroína, y te pica hasta los dientes, y ahí parecía estar la solución a mi dilema: "Circle" (Aaron Hann, Mario Miscione).

La idea de ver un círculo durante una hora y media, no es que seduzca mucho a priori, pero teniendo en cuenta que el cuadrado de "Cube" (1997) me resultó una experiencia interensantísima, tenía que probar con el círculo. Os hago un resumen: Un amplio grupo de personas, desconocidas entre sí, se despiertan en una habitación circular que aleatoriamente les va matando mediante unos rayos fulminadores, que salen disparados del centro del habitáculo. Se repite un patrón, cada minuto un rayo mata a alguien y unas luces rojas en el suelo indican la posición de los elegidos. La idea es simple; rayo= muerte, pero la trama se hace más compleja, cuando varios de los integrantes del círculo descubren que las muertes no son tan aleatorias como parece y que se puede escoger tanto a las víctimas, como el orden en el que morirán.

¿Idea original? Pues claramente no. Tenemos antecedentes que son muy parecidos, aunque con diferente disfraz, que también ahondan en la idea de la supervivencia frente a la empatía, la mediocridad del ser humano, los clichés como as en la manga, y cómo el miedo o la amenaza saca nuestros peores instintos. Esto lo vimos en la anteriormente mencionada "Cube" (aunque os aseguro que el nivel intelectual del guión entre una y otra está a años luz), en "Exam" (2009), en "El método" ( 2005) o en "Mentes en blanco" (2006), por mencionar algunas. En todas ellas, el o los protagonistas se tienen que enfrentar a una serie de desconocidos, cada uno con una casuística y motivaciones diferentes, y tienen que sobrevivir a ellos.

Está claro que todo esto parece simple: esto se trata de la idea de matar o morir, el tú o yo, el sobrevivir por encima de cualquier cosa... Está claro también que parece mas llevadero cuando no conoces a la otra persona, cuando no la has visto nunca y no la volverás a ver. Los remordimientos se suavizan cuando la mezquindad de los actos que atentan contra otras personas, se realizan sobre personas que no conoces. Lo que también está claro es que no hay que subestimar al contrario, porque el efecto sorpresa (no conoces a tu contrincante, para bien, ni para mal), es lo que no se puede perder de vista, porque es donde radica el peligro. Este es el centro argumental de "Circle", esto y que el círculo no va a parar de matar hasta que solo quede uno, por tanto, sus integrantes tienen que buscarse la vida para sobrevivir, con dos normas: no salirse del círculo rojo dentro del círculo y no tocar a ninguna otra persona.

Yo os digo una cosa, a mi me cuentan esto y yo, que me lo creo todo, pensaría que estamos ante una más que interesante propuesta que va a hacer del guión su mejor aliado, con lo que parecería que "Circle" tiene probabilidades de resultar una hermana menor de "Cube" y solo por eso ya merecería mi atención. Lo que aún no os he contado (y que yo no sabía), es que el guión está plagado de incoherencias, que tanta verborrea junta dando vueltas sobre los mismos temas aburre hasta a las ovejas mas curtidas y que todos los personajes se hacen odiosos porque están tan absoluta e intencionadamente estereotipados para enfatizar la basura en la que puede convertirse el ser humano, que resultan forzadísimos y no te tragas nada. Tampoco os he contado que es muy complicado entender el sistema de elecciones que se utiliza, porque claramente se lo han sacado de la manga y unas veces funciona y otras no. Es complicado tragar esta película porque si pretende poner sobre la mesa argumentos psicológicos que nos hagan reflexionar sobre la naturaleza humana, falla estrepitosamente porque no se puede deducir nada que no hayamos pensado ya mil veces, y si no pretende invitar a la reflexión y lo que pretende es generar tensión sobre la naturaleza del círculo y el cómo, cuándo, dónde y por qué estos desconocidos están allí, falla aún más, pues el interés es nulo.

Técnicamente tampoco destaca en casi nada, poca chicha en esta parrillada en la que un único escenario, cuatro luces y un par de rayos digitales no aportan gran cosa, unas actuaciones planas, pese a tener entre los integrantes del círculo a una operadísma Julie Benz no provocan ninguna reacción en el espectador, y una banda sonora escasa y repetitiva que tampoco ayuda a la hora de invitar a la tensión. ¿Qué pasa entonces cuando una película que se basa en el 100% en su guión no resulta interesante en este aspecto? Que se hace pesadillesca, y lo digo en el sentido en el que es una pesadilla autentica aguantar hasta el final cuando el interés es nulo y cuando lo único que quieres es la completa destrucción humana para acelerar el final.

Final que por cierto, es la guinda del pastel, pues, chicos, el final es muy mediocre, de la misma manera que el inicio (a excepción de los primeros diez minutos en los que al menos hay algo de expectación) y el desarrollo también lo fueron. Intento buscar algo reseñable y sólo me encuentro una pequeña lucecita, precisamente al final, que me hizo mover alguno de mis muertos músculos en la noche y que es lo que le ha otorgado las tres estrellitas (obviamente no mencionaré nada de lo que es, pues es el único recurso que me queda para invitaros a ver esta película), pero por lo demás, este círculo que no tiene ni principio ni fin no funciona, este círculo que no arriesga, no funciona y este círculo que no aporta nada de originalidad, no funciona.

Me quedo sin poder resolver la cuadratura del círculo, pero os confieso que para completar mi círculo de anoche, llegué a tiempo para ver los premios gordos de los Goya, ¿eso vale de algo?


4 comentarios:

El Rector dijo...

Desconociendo si Julie Benz ha pasado o no por el quirófano (no me lo pareció), muy de acuerdo con tu análisis sobre esta curiosa, pero decepcionante película.

A mi la idea si me gusta y me parece muy interesante (no la veo tan manida como tu, pese a que tenga paralelismos con los títulos que citas) a priori y aunque en el fondo, tan solo sea una representación muy gráfica de la lucha de clases y de la mezquindad del ser humano. Pero claro, a esto hay que darle dinamismo, pues todos sabemos que estas propuestas que se desarrollan en un único escenario, o bien cuentan con un excelente guion, o el riesgo de fracaso es muy alto. "Circle" no destaca en este aspecto y la premisa le queda excesivamente grande.

Un desarrollo confuso, donde las reglas del juego no terminan de quedar claras, repetitivo y sin muchos elementos de interés a los que agarrarse. Al menos, podrían haber optado por el gore a la hora de ilustrar las muertes (como en el caso de "Cube", que si bien tampoco destacaba precisamente por su guion -y ahí discrepo contigo-, al menos lo tapaba con buenas dosis de escabechina) o bien tirar de flashbacks, para darle algo de variedad al asunto.

Buena idea, y mala ejecución para una película, que termina pidiendo la hora antes de tiempo.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- La verdad es que mi comentario sobre las operaciones de Julie Benz ha sido totalmente gratuito, pero es la sensación que me dio a juzgar por la inexpresividad de su rostro y la incapacidad para sonreír, llorar o hacer algún gesto facial. Me da a mi que el botox campa a sus anchas.
La idea en sí no es que esté mal, pero para mi la originalidad la lleva a medias, porque utiliza demasiados elementos comunes a las películas que mencioné y eso me resultó decepcionante. Sobre la falta de dinamismo, un error garrafal, si además, como bien mencionas, le añadimos que no hay ninguna escena impactante por su gore o su mala leche (de hecho el gore, o cualquier tipo de efecto, es totalmente inexistente).

A mi "Cube" sí me parece que tenga un buen guión. Me tuvo enganchada con mil y una teorías desde el inicio hasta el final, y la verdad es que hace mucho que no la revisiono, pero el guión, junto con el gore, y la tensión, me pareció uno de sus puntos fuertes.

"Circle" va a al cubo de las pelis que nos quitan minutos de vida en este 2016...

Saludos

JuanCar dijo...

Netflix no te va a solucionar, ni mucho menos, la cuadratura del círculo. Y mucho menos aquí en España, cuyo catálogo es patético.
Sólo si se es muuuuuy aficionado a las series (yo no), puede llegar a salvar alguna tarde para no tener que 'disfrutar' una fantástica actuación de los "Supersingles"...

Missterror dijo...

Juancar- Cierto que el catálogo de películas en Netflix en España es más que mejorable. Títulos familiares para esas tardes tontas en las que es preferible ver cómo da vueltas la lavadora, antes que ver a las Campos y sus criaturas. Tiene que mejorar muy mucho en este aspecto porque comparada con el catálogo americano, es de risa floja.
Nosotros en casa somos muy aficionados a las series, por lo que imaginarás que Netflix se convierte en una fuente inagotable de títulos y capítulos a descubrir que termina enganchando y mucho. Desde mi punto de vista, Netflix está concebido para seriefilos. Y es que realmente en las series es donde parece uno encontrar guiones con buena presencia.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.