martes, 22 de marzo de 2016

Crítica: Meteletsa: Winter of the Dead

‘Meteletsa. Winter of the dead’ es conocida por muchos como la primera película rusa de zombis. Rodada en el año 2012 y presentada en el festival nocturna en su edición del año 2013 en su sección oficial, la cinta dirigida por Nikolai Pigarev llega ahora al mercado domestico español.

A pesar de que en los últimos años nos han llegado desde ese país cintas de género fantástico tan entretenidas como irregulares como puede ser el caso de ‘Guardianes de la noche’ y ‘Guardianes del día’ dirigidas ambas por Timur Bekmambetov (Para todo aquel que disfrutara de las cintas de Bekmambetov como para los que no consiguieron entrar en la propuesta del director ruso acerca de la lucha entre los luminosos y los oscuros, le recomiendo leer las novelas en la que se basó este para sus películas escritas por Sergey Lukyanenko), una excesivamente infantil pero fácilmente disfrutable ‘Black Ligthing’ de  Dmitriy Kiselev y Aleksandr Voytinskiy o ‘Viy’ de Oleg Stepchenko que adaptaba una historia de Nikolai Gogol, este acercamiento al mundo zombi no puede resultar mas desastroso y lo que es peor, tremendamente aburrido.

Si la muy decepcionante ‘Zone of the dead’ de Milan Konjevic y Milan Todorovic situó su historia en Serbia lo que hizo que junto con la presencia del mítico Ken Foree (‘Dawn of the dead’) hacia que esta película llamara poderosamente la atención del espectador por lo exótico que resultaba la propuesta, ‘Meteletsa. Winter of the dead’ hace lo propio en la tierra natal de su director siendo este su único argumento para captar la atención del espectador, ya que este nuevo acercamiento al fenómeno zombi no posee fuerza ni garra ni absolutamente nada que impida que el espectador no dé alguna cabezada durante el metraje de esta película. A pesar de su corta duración, poco menos de hora y media, esta se hace larga, muy larga, debido sobre todo a que lo que Pigarev nos cuenta no acaba por interesarnos en ningún momento y donde este se muestra incapaz de crear personajes que caigan simpáticos al espectador y lo que es peor, este es incapaz de dejarnos alguna escena memorable, algo que haga que el espectador guarde algún tipo de buen recuerdo de esta película y que justifique su visionado mas allá de lo exótico que pueda resultarnos la propuesta. ‘Meteletsa. Winter of the Dead’ no funciona ni como cinta apocalíptica que narra la lucha de un grupo de supervivientes en Moscú, ni como película de acción, ni como película cómica (Algunas de las escenas de esta película harán que el espectador se plantee si realmente está ante una comedia o un chiste sin gracia).

Desde el principio todo resulta demasiado chapucero de esta película lo que hará que mas de un espectador desconecte de la película o directamente deje de verla. No, Sir August de Wynter no está detrás de esa extraña nevada que cae en Moscú en pleno verano, algo que hace que el espectador se plantee aquello de porqué el título lleva eso de ‘Winter of the dead’. No solo porque la acción suceda en verano si no porque además la idea de esa nevada que cae de forma incesante en Moscú esta tan mal planteada que resulta vergonzosa. Cualquier espectador podrá observar que esos copos de nieve que caen tienen una textura digital que por momentos hacen daño a la vista, pero es que además, Pigarev no cuida los detalles (Algo extensible a toda su película) ya que aunque este pone un poco de nieve en algunos coches para que parezca que realmente esta nevando esta no moja las calles (Si la nieve no cuaja, por lo menos la calle tendría que estar mojada, .aunque fuera un poco… Si el espectador mira un poco mas allá de donde el director sitúa a sus personajes se dará cuenta de este detalle.

Y en muchos momentos incluso donde están estos), pero es que la nieve tampoco se queda en el pelo de los protagonistas ni en su ropa ni en los árboles ni en los jardines, sumado al hecho de ver a los protagonistas en camiseta, camiseta interior o llevando una chaquetilla y sin hacer casi ningún tipo de gesto quejándose del frío que hace (Hay un momento en el que su protagonista Mikhail Borzenkov parece acordarse del frío y este al salir de un coche se ajusta un poco la chaquetilla indicando que hace frío. Obviamente la acción esta situada en verano por lo que el espectador no ha de exigir que los protagonistas lleven abrigos ni botas, pero si la idea de la película es que llega el frío de repente, estos tendrían que sentir el frío y quejarse ).

Esta idea, por si no nos habíamos percatado antes, deja claro que ‘Meteletsa. Winter of the dead’ es una cinta de tono excesivamente cutre pero sincera, ya que si el espectador a partir de ese momento sigue viendo esta película, podrá aburrirse, podrá pensar que esta es una muy mala película pero nunca podrá sentirse decepcionado ya que desde los primeros fotogramas de esta cinta su director muestra sus cartas y deja claro ante que tipo de película estamos y que es lo que nos vamos a encontrar: Un espectáculo rodado con poco medios, con un guión muy flojo que tiene que tirar de unas forzadas relaciones familiares para intentar crear algo parecido a una historia y donde aunque nos deja alguna escena un poco gore que resulta un tanto simpática no acaba (Como la nieve) de cuajar.

‘Meteletsa. Winter of the dead’ narra la historia de un reportero y su cámara que se han de encontrar en Moscú para cubrir una manifestación (Tranquilos, el posible mensaje que pudiera tener esta película o que pudiéramos pensar que tiene, o bien no existe o no nos interesa lo mas mínimo por mucho que podamos ver a algunos zombis llevando pancartas o que como parece que no podía ser menos, Pigarev muestre a un mafioso con ansias de poder). El reportero, de nombre Konstantin, se topará con una joven llamada Iskra con la que intentará sobrevivir a la plaga de zombis que asolan la ciudad. El cámara por su parte se unirá a un mafioso y sus lamentables compinches que hacen buenos a los stormtroopers en lo que a puntería se refiere (¿Cuántas veces hay que repetir eso de que hay que disparar a la cabeza?) y que van cayendo como moscas de las maneras más ridículas posibles (Si alguna escena resulta vergonzosa esa no es otra que la del momento en el que el conductor que va con el cámara es atrapado por los zombis. Escena que parece rodada por Ed Wood ya que el actor parece tener que esperar para que los muertos vivientes le pillen).

Pigarev acaba convirtiendo su película en una especie gincana por la ciudad, donde unos buscan a los otros y donde estos otros llegan tarde donde estaban los unos. Y no hay más. Eso es todo lo que hay en ‘Metelestsa. Winter of the dead’. Por mucho que el director nos deje escenas que nos hagan pensar en cintas como ‘La horda’ (Ese momento donde uno de los protagonistas dispara desde lo alto de un coche a los zombis), que introduzca en la historia a uno de esos personajes que podía sacar a la película de ese sopor general pero que el director desaprovecha de una manera increíble (Ese sacerdote que tiene una ‘extraña’ habilidad para manejar las hachas y que parece que abre las puertas como si fuera Aragorn en ‘El señor de los anillos’), por muchos disparos que haya, por muchas cabezas cercenadas que vuelen por los aires, la cinta acaba aburriendo a propios y extraños.

Pigarev nos deja una cinta muy decepcionante que toma elementos prestados del found footage y de la narración ‘clasica’ de las películas de zombis. A pesar de que algún encuadre y algún efecto digital que parece que vaya a hacer que Pigarev siga la estela de Bekmambetov y nos saque del tedio, esto no deja de ser un espejismo. Igual es que como espectador no conecté con el sentido del humor de esta cinta (Que una película rusa este producida por una productora con el nombre de red spy que también se encarga de los efectos visuales tiene su aquél, ¿no?) el caso es que esta primera película de zombis rusa me aburrió profundamente y me costó y mucho llegar al final. Una gran decepción.


2 comentarios:

El Rector dijo...

Que horror... Donnie, hay que tener valor para acercarse a un producto como este :)

A falta de ver "Viy", que hace tiempo que la tengo pendiente y sobre la cual he leído opiniones bastante positivas, el cine fantástico ruso es para echarse a temblar. Las dos entregas de "Guardianes..." me parecen bochornosas. Esta gente eleva el significado del término "hortera" a niveles insospechados. Por nada del mundo me voy a jugar la salud con este apocalipsis zombie, por más que me guste el subgénero (quizás precisamente por eso).

"La Horde"... su sola mención, me eriza el pelo del cuerpo, una maravilla de película que nunca me cansaré de reivindicar. Que ganas de volver a disfrutar del tándem Yannick Dahan y Benjamin Rocher, por mucho que la última andadura en solitario del segundo, "Goal of the Dead", fuera bastante decepcionante.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Hola Rector!

como digo, hay un par de escenas que me recuerdan a 'La horde', son aquellas en la que los protas están encima de los coches disparando. Pero ahí se acaban las similitudes. La cinta francesa me gustó mucho, cosa que no puedo decir de esta..

He de reconocer que estoy enganchado con las novelas en las que se basaron para rodar 'Guardianes del día' y 'Guardianes de la noche'. En poco tiempo han caído en mis manos y la verdad es que están muy muy bien. La estética cutre que bekmambetov le da a al peli (No en cuanto a los efectos especiales se refiere) me frenó bastante en su momento la verdad pero aún así le tengo cierto cariño a esas películas..

La verdad es que este 'Meteletsa' pasa al cajón de los despropósitos.. una de esas cintas aburridas hasta decir basta y para que te hagas una idea, a su lado 'goal of the dead' es una absoluta obra maestra...

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).